Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Jue Sep 28, 2017 5:18 pm por Anael Mercy

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Miér Jul 26, 2017 1:26 am por Kakita Harusame

» Un día largo (+18)
Lun Jul 24, 2017 4:45 pm por Risty Keikodi

» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

Un juego peligroso [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un juego peligroso [Libre]

Mensaje por Invitado el Miér Sep 17, 2014 11:34 pm





El viaje había resultado ser mucho más largo y tedioso de lo que había esperado. Aun cuando le advirtieron que la zona no era el lugar más cómodo del mundo, no había imaginado que fue tan exagerado. Pero si sus investigaciones eran ciertas, todo el sufrimiento habría valido la pena.

Descendiendo de su montura, la mirada de la fémina se perdía examinando la entrada de aquel impresionante templo. Aun cuando habían pasado tantos años, su estado resultaba inmejorable…aunque aquello era algo que juzgaba a simple vista, pues lo importante no era el exterior, si no lo que se ocultaba entre los numerosos recovecos de aquel inmenso templo. Comenzaba a pensar que le llevaría semanas el lograr su objetivo. Pero no tenía semanas, como mucho un par de días antes de disponerse a abandonar su búsqueda y centrarse en otra menos complicada. Al fin y al cabo apreciaba demasiado su tiempo como para perderlo con algo que no tenía asegurado.

La mirada de la fémina dejaba de centrarse en la edificación, para comenzar a examinar el terreno y a posibles “molestias” que podrían encontrarse en el. No parecía haber nadie cerca, es más, parecía que hacía mucho tiempo desde que alguien visitaba aquellas ruinas, si es que se le podían llamar de ese modo. Aquello eran buenas noticias, suponía ahorrarse posible problemas, algo que ya tenía de sobra, por lo que no añoraría unos nuevos.

Dejando a un lado su montura, permitiendo que tomara un descanso más que merecido, Cersei tomaba sus cosas disponiéndose a explorar aquel lugar sin perder más tiempo, preguntándose las maravillas que escondían aquellas paredes…o por lo contrario, esperando no encontrarse con lo peor…la nada. Aún era pronto para saberlo.

Con pasos lentos y seguros descendía por la escalinata de piedra sosteniendo con cuidado una antorcha, sin la cual, apenas sería capaz de ver algo mas allá de su nariz.  Según iba avanzando por el estrecho pasillo en el que desembocaron las escaleras, iba prendiendo algunas viejas antorchas, iluminando de ese modo el camino a su paso. Sabía que debía tener cuidado por donde pisaba, pero estando de ese modo era algo complicado, por lo que sencillamente rezaba para no caer en alguna trampa, de la que suponía había varias por todo el lugar.

Al fin aquel pasillo parecía terminar, mostrando algo que dejó sin aliento a la fémina por unos segundos. Frente a ella se encontraba una inmensa estatua, la cual parecía estar a sin terminar, pues le faltaba la cabeza. La habitación en la que se encontraba era extraña, de forma circular y llena de puertas, que a saber donde la llevarían. Las paredes se encontraban repletas de incontables grabados, el techo tomaba forma de bóveda y al igual que las paredes, este mostraba diversos grabados, aunque de mayor tamaño. Pareciera que contaran una vieja historia…una historia que le resultaba imposible comprender a la fémina, aunque se hacía una idea.  

Por pura curiosidad, más que necesidad, se acercó un poco más a aquella estatua, pensando que tal vez encontraría en ella algo de valor o útil, pues nunca se sabía. En uno de esos pasos, sintió como la piedra bajo sus pies se desplazaba y antes de poder reaccionar, la tierra a sus pies se abría tragándola, exclamando en ese momento un gran chillido, haciéndose escuchar por todo el templo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un juego peligroso [Libre]

Mensaje por Elladan Tasartir el Jue Sep 18, 2014 11:02 am

Una criatura encapuchada camina por el desierto con ropajes de cuero duro de tonos oscuros, ropas de exploradores. Chaqueta y capa, botas y cinturón, un arma sobre la espalda y posiblemente lleve más armas escondidas bajo la capa amplia y negra que cubre la gran parte de su escondido y fornido cuerpo. La noche se extiende por cielos oscuros llenos de estrellas, un mar de sombras infinito puede verse en lo alto, y en ese mar el elfo de la noche puede guiarse a la perfección, como si fuera un pez en el agua, como si fuera lo que es, un ser que reza y adora a la luna y las estrellas. Viajando y conociendo lugares de esa gran región llego a un punto al cual él deseaba llegar desde un comienzo, ese lugar es nada más ni nada menos que uno de los famosos templos de la región del Desierto, uno de muchos con los que cuenta esa desértica región. Observa esa criatura nocturna la entrada al templo, los muros, las estatuas, la vegetación cercana y la arena bajo sus pies, hermoso, un hermoso sitio a pesar de lo duro que es sobrevivir en un sitio como lo es el desierto. Cuenta una vieja y antigua leyenda que el desierto no siempre fue desierto, que alguna vez fue una tierra de verdes hierbas, montañas y ríos, pero que algo paso e increíblemente todo desapareció convirtiéndose en el desierto que todos conocen, donde los dragones vuelan y tienen sus profundas moradas.

-¿Un caballo?.–No fue difícil hallar la montura fuera del templo, ni tampoco seguir las huellas del equino para saber la dirección de donde vino.Tampoco fue difícil ver las huellas de un ser humanoide ingresando al templo, sitio místico que se dice posee increíbles objetos mágicos y milagrosos, por lo que de seguro lo que ha ingresado allí dentro sea un cazador de tesoros. No busca problemas el elfo, pero no ha hecho semejante viaje como para volverse así como así sin nada para llevarse de recuerdo, así que espera que el templo sea lo suficientemente grande como para no toparse con nadie que no quiera ser encontrado. Momentos después esa criatura de la noche ingresa en esa magnifica construcción de Eras pasadas, maravillándose con lo que ven sus ojos.

Camina el elfo con cuidado, observo dibujos y estatuas, mira bien el suelo y el techo, las paredes de los pasillos, nota las antorchas encendidas, algo innecesario para una criatura con una increíble vista como la suya. Explora el sitio con cuidado, muchos no vuelven de esos lugares y el no quiere ser uno más del montón que perece en su intento de aventura, por lo que es su andar lento pero seguro. No entiende esa criatura encapuchada el idioma que se habla en el desierto, ese idioma oriundo que nadie sabe donde nació, pero de todas formas lo hablan, pero si es muy bueno para descifrar los acertijos que se muestran en los dibujos, y eso le va revelando gran parte de la información necesaria como para continuar sin problema alguno. El ruido de mecanismo puesto en marcha y luego el grito de lo que parece ser una mujer alertaron al elfo de la noche y lo sobresaltaron, eso no fue nada de lo que esperaba, y a pesar de no querer cruzarse con nadie allí sus pies antes de que el pudiese pensarlo ya se dirigían a toda prisa en dirección de donde vino dicho grito.

-¡¿Hay alguien aquí?! ¡¿Necesita ayuda?!.–Grito esa criatura encapuchada, sin saber bien que se puede encontrar allí, aunque no paso desapercibido el hecho de que varias baldosas del lugar no están en el lugar donde debe estar, y es posible que más de uno pudiese haberse caído por allí.

_________________
avatar
Elladan Tasartir

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 11/12/2013
Localización : Vagando por el mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un juego peligroso [Libre]

Mensaje por Invitado el Vie Sep 19, 2014 8:49 pm

La pelirroja caía sin remedio sobre la fría y dura piedra, golpeándose con bastante fuerza, quedando confusa por unos segundos ante semejante caída. Muy lentamente, comenzaba a reaccionar- Maldita sea…- Farfullaba incorporándose con cuidado. Sentía como si hubiesen golpeado todo su cuerpo con un mazo, en ese momento no había una sola parte de su cuerpo en la que no sintiese dolor. Aunque podría haber sido mucho peor. No se había roto nada, algo milagroso al juzgar del modo y la distancia de la que había caído.

A pocos metros de ella se encontraba la antorcha, la cual parecía estar a punto de apagarse. Con pequeños y cautelosos pasos se acerco a recogerla, cortando un poco mas de tela de sus ropajes, humedeciendo estos con un líquido altamente inflamable que guardaba, dando gracias a su buena suerte al no perderlo, envolviendo de nuevo el extremo de la antorcha, dejando una parte de la tela sin humedecer para que de ese modo le diese tiempo apartar las manos antes de ser alcanzadas por el fuego. Llevándose un verdadero susto al estar aquella habitación mejor iluminada.

A su alrededor se podían apreciar varios cadáveres de los que solo quedaban los huesos, algo no demasiado alentador para ella, pues supuso que corrieron aquel fatal destino al caer por la misma trampa que la pelirroja. Reponiéndose de la primera impresión, lo siguiente que rápidamente captó su atención fueron los pequeños saquitos que algunos llevaban. Tal vez aquella caída resultaría ser un golpe de suerte y daría con algo interesante... si es que conseguía salir.

Con cierta desconfianza se dispuso a acercarse a uno de los esqueletos, cuando una voz le sorprendía, quedando paralizada por unos segundos. Era un hombre ofreciendo ayuda. Bien, aquello era bueno, mas suerte para la pelirroja, comenzando a pensar que algo muy malo pasaría para compensar aquella racha. Por un momento permaneció en silencio, pensando rápidamente lo que podía hacer. Estaba claro que no podría salir de allí sola…pero tampoco sabía si podía fiarse de aquel hombre…Aun así… ¿Qué más opciones tenía? Era aceptar la ayuda de aquel desconocido o quedarse ahí para siempre…Si lo pensaba de ese modo, la primera opción no resultaba tan mala.

-¡Sí! –Se acercaba al agujero por el que había caído, dejándose ver por completo, mostrando en ese momento su mejor expresión de mujer desvalida y en apuros- Me he caído y no puedo salir de aquí – Su mirada brillaba como la de una persona que estuviese a punto de romper a llorar y su rostro expresaba un pánico tan real, que era imposible pensar que se trataba de una actuación- ¡Ayúdeme a salir por favor! –Las lágrimas no tardaron en bajar por sus mejillas, mostrándose cada vez más ansiosa y nerviosa-  No creo que sea capaz de hacerlo sola y no quiero morir en este lugar como esos hombres – Dramatizaba señalando los cuerpos.
Parecía que su plan de tomar las posesiones de aquellos muertos que poco le importaban o impresionaban tendría que esperar, en ese momento lo más importante era salir y seguir con su principal búsqueda…Y quién sabe, tal vez había encontrado alguien que le hiciese el trabajo sucio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un juego peligroso [Libre]

Mensaje por Enea el Sáb Sep 20, 2014 7:02 am

Al cielo oscuro mostraba su mejor cara, pero apenas nadie se fijaria en mi como un dragon, menos en aquel cielo y en medio de aquel desierto. Quizás un cometa pensarían unos, otros una estrella, pero cuando estuviera en el desierto, lejos de miradas extrañas me acercaría mas al suelo, andando por el con mis  grandes patas. Añoraba aquel lugar, un desierto vacío y sin gente, sin lluvia y sin molestias por ser espada. allí nadie me encontraría en muchos días. Por suerte para mi y mi gran apetito logré encontrar un caballo perdido en medio de aquel desierto. No llevaba jinete y parecía estar perdido y desorientado,o esperando algo, posiblemente moriría en medio de aquel desierto deshidratado o por no encontrar comida. Seria perfecto para mitigar mi hambre aquel día.
Entonces plegué las alas para caer sobre el caballo y aquella arena mullida. El caballo intentó huir, pero desgarrado y dañado apenas pudo moverse ni defenderse. No tardo mucho en ser devorado. Después de aquello vi unas huellas minúsculas y me convertí en humana.

-Asi que venias de aquel lugar...posiblemente donde esté tu dueño muriéndose o mas caballos en  un campamento...

Dije al aire, donde posiblemente nadie escucharía y busque en las pertenencias del caballo. Tenía muchas cosas, pero solo cogi el poco oro que llevaba encima y avance hacia aquellas huellas.

Tarde poco en comprobar que unas huellas se unían a las del caballo, posiblemente las de una mujer y avanzaban rectas hacia mas adelante, hacia un templo. Mire con curiosidad aquel lugar y las huellas del suelo, mas adelante estaban casi tapadas por la arena. Así que al parecer una persona había entrado en el templo. A mi modo de vista no era recomendable entrar en templos ya que en algunos casos daban inmortalidad o obligaban a que alguien los protegiera, no hablar de las trampas que solían tener. Pero igual que la primera y otras tantas veces, siempre había un halo de misterio que era imprescindible descubrir. Mas aun cuando se escucha un grito en su interior.

Decidida y con ganas comencé a entrar en el templo. Toque las paredes como si estuviera en casa, pero este lugar no me pedía ayuda ni protección, mas bien intentaba expulsar con sus estatuas implacables.  chasqueé los dedos y una pequeña llama salió de ellos iluminando levemente todo el lugar. Paredes, suelo y todo decorado. Me pareció interesante quedarme a estudiarlo, contrastar información con mi ciudad subterránea, descubrir si serian de mismas edades, si era mas antigua, que tipo de gente poblaba aquel lugar y si había mas edificaciones alrededor de aquella enterradas por la arena.

Pero varias voces me alertaron, por ello avancé siguiendo aquellas voces para ver a un hombre vestido con ropas negras que parecía hablarle al suelo, de donde provenía la voz de una mujer. Con mi "chispa" me acerqué al hombre y  me situe a un lado para observarlo mejor para ver lo que estaba totalmente encapuchado.
-Hola.

Dije sin mucho mas y me incline para iluminar el agujero y ver a una mujer  aparentemente bastante desesperada y pidiendo ayuda.

-¡¡¡Señorita. La sacaremos de ahi, no se preocupe!!!

Dije con esa mentalidad algo anticuada y educada. Esta vez había sido dragón mucho tiempo y no había hablado con nadie en varios días.  Entonces miré al elfo ya mas habituada a hablar.

-¿sabes si hay una cuerda por aquí cerca?¿ o tienes alguna idea de como sacarla sin cuerda?

Pregunte con curiosidad y volviendo a mirar a Cersei. Tenia algo, algo extraño que no me acababa de convencer en su desesperacion pero tampoco me importaba. Estaba claro que ellos investigarían aquel lugar y podíamos colaborar para ello. Mientras miraba a varios lados buscando algun movimiento. No era habitual que esos sitios estuvieran con monstruos u otros seres, pero tantas voces posiblemente habrian alertado a todo lo que se encontrase cerca de aquel lugar.
avatar
Enea

Mensajes : 199
HP : 30
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un juego peligroso [Libre]

Mensaje por Elladan Tasartir el Sáb Sep 20, 2014 12:37 pm

No fue muy difícil para esa criatura de la noche el observar a esa mujer que porta una antorcha en una de sus manos, tampoco ver a sus alrededores, aunque tampoco puede ver demasiado, o al menos no hasta que meta la cabeza y mitad del cuerpo dentro del agujero que se formo en el suelo, entonces sí, cuando lo hizo pudo ver bastante bien el lugar, notando los esqueletos de años pasados y la gran profundidad de esa clara trampa. No le gusto nada al elfo de la noche ver llorar a la mujer, pues tiene un corazón bastante blando en ese sentido.

-¡No se preocupe! No desespere, conserve la calma, confió en sacarla de allí en breve.–Le da fuerzas a la joven mujer y piensa rápidamente en que puede hacer para sacarla de allí. La profundidad de esa trampa es el problema, el tiene obviamente cuerdas, varios metros, pero no tantos metros como para llegar al fondo del pozo y sacar a la mujer de allí. Podría trepar, de momento parece la acción más conveniente, más costosa y riesgosa sí, pero la única que puede ser llevada por medios mundanos. La última opción es usar magia, aunque no es una criatura que muestre demasiado sus poderes mágicos, prefiere hacer las cosas por sus propias manos, con su cuerpo antes de recurrir a la magia.- No tema, mantenga la calma, no morirá hoy, es demasiado joven y bella para ello, aun le quedan por lo menos 40 años mas de vida.–Supone el elfo de la noche que es una humana, de ser así apenas debe andar en sus veinte primaveras. Se puso de pie rápidamente desapareciendo de la vista de la joven, retrocediendo unos pasos del agujero y llevando sus manos a la espalda, preparado para desenfundar el arco si fuese eso necesario. Una mujer pelirroja muy bella y de cuerpo atlético ingreso en su rango de visión, y como si nada se acerco hasta el agujero tras saludar y se agacho allí para hablar con la mujer. Elladan sinceramente no lo podía creer, y aunque ella no lo supiera su mirada en ese momento fue de enojo hacia ella.

-¿Siempre eres así? ¿Te acercas a extraños armados en circunstancias extrañas bajando la guardia? Podría haber sido yo quien arrojase a esa mujer al pozo y en estos momentos estas en la mira e indefensa contra mi arco, básicamente si lo deseo en este momento eres una mujer muerta.–Sus palabras muestran un claro enojo, y esa es una lección que esa mujer debe aprender si no quiere morir demasiado pronto.  Luego de un momento se tranquilizo, respiro profundo y volvió a pensar en la mujer que necesita ayuda.

-Ninguna cuerda llegara tan profundo, por lo que la mejor idea que se me ocurre es bajar allí mismo y sacarla con mis propias manos.–Su voz sonó menos enfadada esta vez, y muestra una clara determinación al respeto. Se saco la capucha y dejo ver su bello rostro, y también se pudo contemplar el excelente estado físico que posee. El arma en su espalda luce espectacular, un arco de metal, jamás en la historia hasta el momento se ha visto u oído de un arco de metal, lo cual lo hace una rareza única en su especie. Lleva dos espadas cortas a cada lado de la cintura, las fundas están enganchadas a un cinturón de cuero ligero que parece ser del mismo cuero del que están hechas sus botas. Posee cabellos cortos de color blanco como la nieve, y unos ojos escarlata que parecen sangre iluminada por el fuego. Porta una armadura de cuero tachonado de color negro la cual no tiene hombreras, ni tampoco brazaletes, pero si luce unos extraños vendajes de color negro a la altura de los codos. Dejo la mochila en el suelo y comenzó a buscar allí, sacando muchos metros de cuerda reforzada la cual se coloco enrollada sobre el hombro derecho. Saco de la mochila una pequeña argolla de metal apenas abierta, y luego un martillo, para luego clavar la misma en el suelo y sujetar bien firme la cuerda en ese lugar.
Spoiler:
El arco de metal

-Bien, este es el plan, no te robes nada de lo que me pertenece, ni se te ocurra atacarme, entonces todo saldrá bien ¿De acuerdo?.–Esas fueron sus palabras para esa mujer cerca suyo antes de mirar por el agujero visualizando a la joven allí atrapada.-No se preocupe, voy en camino..–Suena bastante seguro el ahora a vista de todos elfo de la noche, pero en realidad no bajara de allí hasta escuchar la respuesta de la pelirroja allí presente la cual le da a Elladan mala espina.

_________________
avatar
Elladan Tasartir

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 11/12/2013
Localización : Vagando por el mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un juego peligroso [Libre]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 06, 2014 12:25 pm

Gracias a la luz de la antorcha que sostenía, pudo ver con cierta claridad los rasgos de aquel “hombre” que se disponía a rescatarla, pues había metido medio cuerpo en aquel agujero. Lo observaba sin perder en ningún momento su magnífica mascara de mujer desvalida y en apuros. Sin duda lo primero que captó su atención fue la tonalidad oscura de su piel, seguido de aquellos cabellos blancos. No percibió ninguna mala intención por su parte, aunque como solía repetirse a menudo, aún era pronto para “confiar” en alguien – Por favor dese prisa – Decía limpiando con el dorso de su mano las ultimas lagrimas que caían por sus sonrojadas mejillas.

Un pequeño escalofrío le recorrió al escuchar el tiempo que suponía el elfo oscuro que le quedaba de vida, aquello no le resultó en absoluto tranquilizador, cuarenta años no era nada. Internamente comenzaba a maldecir la naturaleza a la que pertenecía, deseando ser capaz de ser una especie que viviese siglos, como serían los dragones. Exhalaba un suave suspiro a causa de sus pensamientos, los cuales iban completamente al margen con la situación en la que se encontraba. Al alzar de nuevo la vista al elfo, este ya no se encontraba en el agujero  y en su lugar se encontró con una atractiva pelirroja. Cersei se extraño al verla, aunque no fue algo que se notase – Pero tengan cuidado, no vayan a terminar atrapados conmigo aquí abajo- Les dijo como si realmente estuviese preocupada por el bienestar de ambos, cuando en realidad si hubiese algo que amenazara su vida, ofrecería la de los contrarios sin pensarlo dos veces.

Al perderlos de vista, Cersei agudizo su oído, buscando escuchar de lo que hablaban, por si acaso pensaban hacerle algo o sencillamente abandonarla. Apenas captó parte de la conversación, pero si lo suficiente como para saber que no dejaría que muriese ahí abajo. Resultaba increíble la suerte que había tenido, no solo se había encontrando con una persona dispuesta a ayudarle, si no con dos. Para ser un templo perdido en medio del desierto era un lugar bastante transitado. No sabía si alegrarse o deprimirse.

Notando la mirada de la pelirroja, la hechicera alzo el rostro hacía ella, mostrando de nuevo una expresión desvalida, aunque no exagerada, no era necesario sobreactuar demasiado o sería fácil llegar a desconfiar de ella, sencillamente le dedico una pequeña sonrisa confiada y temerosa por la situación en la que se encontraba.
Las mujeres solían resultarle problemáticas…no eran tan fácil de manipular como los hombres, quien consideraba que pensaban primero con el cerebro que tenían entre las piernas que sobre la cabeza y en algunos casos, dudaba mucho de que poseyeran uno sobre sus hombros. Con las féminas era un poco más complicado y como ocurrió con la pelirroja, solían dedicarle miradas de desconfianza rápidamente, aunque en aquel momento, la desconfianza de aquella mujer no era precisamente lo que más le preocupaba.

-…siento causarles tantas molestias…- Les decía de nuevo de lo más preocupada y avergonzada, cuando internamente no paraba de pedir que se dieran prisa y la sacaran de allí de una maldita vez. Se estaban demorando demasiado, estaba cansada de estar atrapada en un asqueroso agujero como aquel.
Sintiendo un extraño picor en su muslo, llevo la mano a este, encontrándose con algo que no debía de estar allí. Con miedo de lo que podría encontrarse, bajo lentamente la mirada, para ver un escorpión negro pasando de su muslo a su mano. De nuevo un sonoro chillido se hizo escuchar por su parte, lanzando al insecto a un lado. Para su desgracia, aquel no era el único, aquel lugar comenzaba a ser invadido por aquellos animales y todos parecían ser atraídos por ella- ¡Sáquenme de aquí! –Vociferaba, esta vez, asustada de verdad. No solo era porque no le gustaban los bichos y le daban autentico asco, si no porque aquellos eran venenosos y la única salida estaba a metros sobre su cabeza.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un juego peligroso [Libre]

Mensaje por Enea el Miér Oct 08, 2014 6:43 am

Al entrar en la sala el hombre se movió poniéndose en guardia y preparandose para disparar, mas le ignore acercandome al pozo. Con el tiempo habia descubierto muchas cosas y una de ellas es que si la muerte no te busca, no hay que buscar enemigos. Por ello, y habiendo escuchado al chico minutos antes gritar con esas palabras de esperanza para quien estaba en el pozo, tenia bastante claro que si me acercaba como amiga no ocurriria nada. Claro que mi sorpresa fue cuando el elfo me riñó, como si fuera un padre preocupado. Advirtiéndome y dándome consejos.
-Jajajajajaja, no esperaba que me dieras un consejo tan sabio, de hecho, nadie se preocupa por la seguridad de los desconocidos hoy en dia. Jajajaja. Pero gracias por la advertencia.
Dije sin decir mucho mas y haciendo una leve reverencia sujetandome los pelos de la cara. Tras aquello me dijo lo de la cuerda y mire mejor a la mujer que alli se encontraba, apenas veia si cara, por lo que tampoco podia opinar sobre si estaba o no desesperada solo por el tono de voz. Mire al elfo intrigada¿ como pensaba bajar ahi abajo?...Entonces le observe sin decir palabra, viendo su aspecto elfico y piel oscura, su cuerpo bien entrenado y quizas su cara que mostraba cierto aspecto de cansancio. Pero como decian, todos los que tenian piel gris, tenian cara de sufrimiento y pena. Claro que no siempre era aquello cierto. Me gustaron sus dos espadas cortas, pero lo que mas me sorprendio fue su arco. Habia visto millones de cosas raras en el mundo, pero jamas un arco de aquellas caracteristicas. Por lo que eso me pillo de sorpresa, sintiéndome feliz por seguir en el mundo, viendo cosas nuevas y magnificas cada vez. Era algo maravilloso. Al escucharle me puse seria, apartando la mirada de su arco.
-Puedes confiar en mi, no soy una ladrona. Desconfía si asi lo prefieres, pero tus cosas no se moveran. Si necesitas ayuda ahi abajo llamame y te ayudare. Me llamo Enea, mas puedes llamarme Ignis.
Dije moviendo la llama sobre mis dedos que alumbraba aquel lugar levemente. Luego mire por el agujero al oir el grito de la joven. Esta vez si era un grito desesperado y de derrota. Algo habia pasado, algo serio. Mire al agujero pero no podia ver exactamente que temia la chica y no sabia si aumentar la llama del fuego o no. No siempre iluminar una sala era la mejor opción posible. aveces podia ser lo que volveria loca a una persona.
-Cuidado alli abajo elfo.
Dije sin confiar mucho en que aquel hombre pudiera sacar a la chica de alli. Si tenia un arco bueno era por algo, pero eso no queria decir que tuviese que creerse triunfante.
-¡¡¿que hay ahi abajo??!!!
Grite a la chica esperando una respuesta, siempre era mejor saber que se podia encontrar alguien en la oscuridad. Mientras mire alrededor esperando que no tuviesemos problemas en aquel lugar. Por lo menos, si alguien pretendia cortar la cuerda no lo tendria facil.
avatar
Enea

Mensajes : 199
HP : 30
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un juego peligroso [Libre]

Mensaje por Elladan Tasartir el Miér Oct 08, 2014 6:20 pm

Aquel hombre de reza elfica obtuvo rápida respuesta de parte de sus acompañantes casuales de esos momentos. Aquella joven mujer que necesita ayuda le pide que por favor se de prisa, la otra joven mujer de aspecto más fuerte y salvaje se ríe a carcajadas bastante satisfecha por el sabio consejo que le acaba de otorgar ese elfo de la noche.

-No tema, ya tengo preparada la cuerda para bajar, me tendrá pronto a su lado.–Responde alzando su voz ese elfo oscuro mientras se asegura la cuerda al cinturón con un gancho de metal. Levanta la mirada y la dirige ahora hacia la pelirroja, tiempo de algunas palabras con ella.

-No sé qué clase de personas conoce usted, pero de donde yo vengo se trata bien a los forasteros.–Responde ese sujeto el cual es un viajero experimentado y en más de una ocasión ha tenido la suerte de ser bien recibido y ayudado por viajeros y lugareños con los que se ha cruzado en su camino. Tal como el espero que sucediese la mujer se presento como Enea y le afirma que no le robara nada, y si bien es difícil confiar de buenas a primeras ese sujeto parece que no se detendrá en su cometido de descender al fondo de ese agujero donde la hermosa y joven mujer clama auxilio sin parar.

-Muy bien Ignis, me llamo Elladan, y ahora comienzo a descender…Esta es la parte fácil del asunto..–Y es verdad, porque entrar es fácil, ascender es lo complicado. Sujeto a la cuerda se deja caer despacio dentro del foso y utilizando la cuerda a modo de correa empieza a descender lentamente en medio de la oscuridad. Mientras desciende con seguridad a un ritmo lento pero continuo la mujer empieza a gritar desesperada, eso alerto al elfo que bajo su mirada hacia ella para forzar su vista a mirarla y observarla lo mejor que puede en medio de esa profunda oscuridad. Al principio no noto nada fuera de lo normal, pero luego de unos momentos noto cual es el verdadero problema de esa mujer, uno muy urgente.

-Quédese quieta y no se mueva, escúcheme bien, no se mueva.–Vuelve a repetir su pedido el elfo a esa joven humana mientras dirigiendo las puntas de sus dedos hacia donde se encuentra la mujer se concentra para generar pequeñas líneas luminosas de color naranja medio rojizo. Apenas si tardo unos pocos segundos en conjurar pequeñas flechas de fuego que dirigió alrededor de la joven mujer, estas impactan a su alrededor calentando un poco el suelo bajo sus pies. Pequeñas chispas saltan hacia los costados rozando inofensivamente a la mujer, pero suficientemente vistosas y calurosas como para ahuyentar cualquier clase de criatura común y común que a su alrededor se encuentre. El fuego es enemigo natural de las criaturas, todas le temen y saben que deben huir de él cuando este se presenta. Alguien tan experimentado y conocedor de la vida salvaje sabe bien cómo controlar a las criaturas que conviven en el mundo, Elladan es uno de esos pocos conocedores.

-De momento y por unos minutos nada se le acercara, no algo como pequeños insectos, que por más mortales que sean siguen temiéndoles al fuego..– Tras ese pequeño y acertado comentario sigue descendiendo hacia esa mujer aunque se queda corto con la cuerda. Mira hacia abajo y calcula que al menos debe faltarle unos treinta metros como mínimo para alcanzar el suelo, razón por la cual se empieza a mover y a columpiar de un lado a otro hasta poder alcanzar una de las paredes de la habitación y se aferra a ella de modo seguro. Desabrocha el gancho de su cinturón y suelta la cuerda la cual vuelve a quedar inerte en medio de la habitación y el con las manos libres y trepando por la pared empieza a descender de modo ágil por la misma. En pocos minutos estuvo de pie y al lado de esa mujer, ahora se pueden ver cara a cara siendo Elladan impactado por la belleza de la fémina frente a él.

-Como lo prometí señorita, aquí estoy, aunque esta a sido la parte fácil de este asunto, ahora viene la parte difícil, el ascenso ¿Esta lista para subir? Oh, me disculpo, mi nombre es Elladan, mucho gusto en conocerla…Aunque sea un lugar curioso para una presentación nunca está de más ser educado ¿Cierto?.–Sonríe el elfo mostrando una gran dentadura blanca y pareja, la envidia de muchos sin dudas. Aprovecha de observar en los alrededores para conocer un poco de ese lugar, aunque duda tener tiempo para explorarlo, no con esa aterrada mujer junto a él.

_________________
avatar
Elladan Tasartir

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 11/12/2013
Localización : Vagando por el mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un juego peligroso [Libre]

Mensaje por Setsuna Shinomori el Vie Dic 26, 2014 4:38 pm

Tema finalizado, Enea obtiene 1 de experiencia.

_________________
avatar
Setsuna Shinomori
Admin

Mensajes : 543
Fecha de inscripción : 19/12/2012

Hoja de personaje
CUERPO:
7/7  (7/7)
MENTE:
7/7  (7/7)
ESPÍRITU:
9/9  (9/9)

Ver perfil de usuario http://pkenlared.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Un juego peligroso [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.