Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Miér Jul 26, 2017 1:43 pm por Shinse

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Miér Jul 26, 2017 1:26 am por Kakita Harusame

» Un día largo (+18)
Lun Jul 24, 2017 4:45 pm por Risty Keikodi

» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

El Ocaso del Viajero

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Miér Sep 07, 2016 1:12 am

Tierras soleadas ,cubiertas por verde follaje , bosques de inmensas extensiones y misteriosos rincones aún desconocidos para mi persona , errante y pensativo seguía mi camino entre los senderos de las montañas cercanas a las Tierras del Oeste de Asbru , territorio reinado por humanos por lo que tenía entendido , entre pueblos y cortas paradas me hacía informar con los posaderos y pobladores sobre el regente de estas tierras ,entre rumores e historias locales no era de confianza la información que obtenía de tan comunes lenguas , aún así recordé un nombre el cuál guardé con suma cautela entre mis pensamientos "Lans Tartare" el príncipe nórdico le hacían llamar , desconociendo su fama o historia seguí mi camino hasta las ciudades de estas desconocidas tierras, entre indicaciones y caminos de varios tipos, llegué a un primer destino prometedor , un pueblo algo decente donde me alojé brevemente en una posada local , donde veía solo humanos como pobladores " No me extraña" pensé al apreciar la vista de estos, ya en la posada entre granjeros y uno que otro vendedor entramos en conversación acerca de estas tierras y sus acontecimientos, entre fablas y sucesos poco interesantes surgió un tema de mi importancia, la localización del castillo del regente o al menos " Esa gran fortaleza de fuerza y honor" como le hacía llamar aquél campesino adorador de las armas, hablaba de esté y su ejercito como si fueran invencibles, dándome así la localización de este a medias ,salí por la puerta de aquél local despidiéndome de aquél señor dejando una moneda de cobre sobre la mesa, brindándole una siguiente bebida ,para luego dirigirme un momento al posadero pidiéndole un momento el uso de un lugar para cambiar mi ropaje, esté no tuvo avaricia o problema alguno y me señalo una pequeña habitación que usaba como deposito donde pude cambiar mis fachas y re acomodar mis pertenencias en mi mochila.

Apariencia (Armadura Media):


Siguiendo el camino que se me había indicado , notaba como el camino se tornaba mas solitario y silencioso, uno que otro pensamiento que pasaba por mi mente alertando mis sentidos, esperando un asalto o algún tipo de amenaza en tan curioso trayecto ,a lo que al fondo nota una carreta salida del camino y una mula muerta ,al parecer degollada  "Supongo esto lo hizo el filo de una espada" ,al ver el corte limpio de su cuello. No vi mercancía, ni cadáveres además del animal cerca del lugar del suceso , corrió con mala suerte he de suponer. Sin perder tiempo proseguí mi camino , monótono y parecido cada facción de sendero era igual a la anterior , horas y horas en una caminata  que podría llamar "infernal" , curioso ciertamente.

Pensaba si esta decisión fuese lo correcto , unirme al ejercito de un reino por mera diversión y ansias de renombre , antes he servido a batallones y conozco el campo de batalla como sus consecuencias ,pero . . . ser un novato de nuevo no era algo que me gustase pensar, tenía en claro que demostraría mi potencial y conocimiento para destacar de entre los hombres que ahí se encontrarían , además otra duda agobiaba mis pensamientos " Mi origen ¿será algun problema?" , pensaba dirigiéndome hacía lo que parecía una edificación fuertemente protegida al final del camino ,rodeado de caravanas y puestos de avanzada, se notaba que era mi destino inequívoco.

Llegando brevemente a esté, pude llegar hasta las inmediaciones de una gran entrada o portón ,al parecer entrada de tan magnífica fortaleza ,donde se encontraban 2 guardias custodiando está, lentamente y calmado me acerque a una distancia prudencial de estos, destapando mi rostro.

-" Buenas tardes caballeros, me presentó , Balthazar de Girtia" - hace un reverencia simple demostrando algo de respeto ante los guardias.

-" He venido a solicitar una audiencia con el gran Lans Tartare o alguien de poder, con quien discutir mi petición de unión a las filas de su ejercito"-

-"Poseo tanto habilidades como conocimiento que quizás le sean de interés al regente de estas tierras" - les mira fijamente a ambos guardias.

-"No poseo armas conmigo, así que no os preocupéis ,solo esta vieja mochila con libros y materiales varios "- dice esperando una respuesta.
avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Jue Sep 08, 2016 12:50 am

Algunos pocas semanas  han pasado desde la feroz batalla que se libró en el pueblo del oeste de Asbru, tan violenta que llego casi a las puertas del castillo de dicha región. La reconstrucción de los hogares y el trabajo sobre las calles de la ciudad apenas están comenzando a tomar forma. Hay aun hambruna, se ve que falta alimento y que la salud escasea a falta de buenos hogares donde resguardarse del crudo frio de la región. Para empeorar la situación los días de verano están siendo más cortos de lo normal, las horas de sol son menos de las que deberían ser y trae mucha preocupación y desconcierto entre los habitantes de toda Asbru. Los más supersticiosos ya están hablando de un castigo de los dioses, y ante la falta de una respuesta acertada al problema es muy difícil contener los rumores y sus repercusiones.

La llegada de los extraños alerto mucho a la población, aunque claro está que no son guerreros del norte, sus vestimentas son demasiadas y sus monturas algo jamás visto en la región, por lo que no cundió el pánico de inmediato, solo la incertidumbre y la curiosidad. Para suerte de la región dichas guerreras llegaron en son de paz, o al menos algo similar y sus provisiones ayudaron mucho a sobrellevar tan mal momento en la región, pero nada es gratis, y hubo mucho movimiento  político en torno a la familia real, en especial centrándose en el heredero directo de la corona, Lans Tartare.  Algo sucedió en esas reuniones y las guerreras extranjeras se retiraron de la región casi en su totalidad, los acuerdos no salieron como esperaron, pero no se entró en una confrontación innecesaria con más naciones.

El demonio de apariencia humana pudo recopilar bastante información durante en su camino, y fue mirado de cerca por los ciudadanos de la ciudad ya que claramente parece un extranjero, y extranjeros son los que acaban de irse en gran número. Ayuda al impío sus buenos modales, razón por la cual los soldados no se muestran duros con él, ni hostiles, no más de lo que son normalmente.
Spoiler:
El soldado que habla y de mas rango
-Buenas tardes Balthazar,  estas frente a la fortaleza de los Tartare, Beld Tartare es el rey de esta región, y estas de suerte, necesitamos hombres jóvenes y fuertes que se unan a nosotros para proteger esta tierra.- Se abrieron un poco para que pueda ver un poco mejor el castillo que se encuentra más allá de las murallas de piedra.-Puede que tengas suerte y te encuentres con el propio príncipe en las barras, o puede que no, pero de todas formas, a pesar de que parecer desarmado es nuestra obligación revisarte y asegurarnos de ello.-Sugieren los soldados al joven de que obedezca las órdenes del lugar, a pesar de la bienvenida y el visto bueno en el cometido del recién llegado ordenes son órdenes.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Jue Sep 08, 2016 1:36 pm

Era desconcertante para mí persona que tales guardias fuesen tan educados y bondadosos ,suponía que estarían acostumbrados a bandidos y timadores , haciendo su actitud más violenta hacía los extranjeros de tan oscuros ropajes " ¿Acaso el rojo de mis ojos , no les infunde inseguridad? " pensé ,al notar como un guardia al parecer de mayor rango me recibe igual de cortés a la par de mi presentación , aclarando lo oportuna de mi llegada para solicitar alojamiento entre sus fuerzas , supongo corría con suerte . Mencionando a Beld Tartare, al parecer el regente de estas tierras y al ya oído Lans Tartare, supuesto príncipe ,sería un placer conocer a esté realmente , me informó que tal vez lo encontraría entre las barracas ,sería una oportunidad de aclarar mis dudas directamente con un representante digno.

- " El fuerte de la familia Tartare, eh . . . ."- decía mirando la enorme muralla que rodeaba el lugar.

- " Supongo cumplo con los requisitos, tendré en cuenta el dato ,gracias por la información humilde señor" - respondía serenamente al guardía.

- " Entiendo es el protocolo ,adelante señores " - dice acercándose a ellos extiendo ambos brazos hacia los lados esperando a ser revisado para dejarle entrar.

Lista de posesiones a la vista.:
.Cama piel de oso: Una cama enrollable, de suave toque y color marrón oscuro.

Libros:

.Diario: Un pequeño libro desgastado de color negro con llave, contiene solo pensamientos y recuerdos.

.Libro Alquimia: Hecho a mano, con piel de oso, contiene el conocimiento de cientos de sustancias y elementos necesarios, para el uso y aplicación de la alquimia en sus diferentes ramas.

.Bestiario: Libro medianamente ancho, cubierto con marcas de sangre y piel humana, contiene el conocimiento de criaturas varias, entre ellos sus debilidades, hábitat y costumbres. Este libro solo contiene algunos datos básicos sobre ciertas criaturas del bosque.

.Mapas Varios: Papeles en forma de pergaminos, de ciudades y regiones (Puño de hierro ,Regiones de Asbru y bocetos de ciudades entre lo que se puede reconocer de este continente ,entre otros que no son conocidos)

.Cantimplora

.Equipo de alquimia

. Frascos vacíos (1)

.Frascos de Fragancia (2):
.Esencia de rosas.
.Esencia de abedul con lirios.

.Bolsa con monedas

8 Mp

.Collar: Antiguo colgante de su niñez. ( Un relicario en forma de Cruz)

-Armadura velo negro (Media): Partes varias compradas en el mercado de puño de hierro, con un conjunto de ropas oscuras.

Armadura intermedia +5 DG

Compuesta por una protección mayor, tal vez en de camisote de maya y yelmo, morrión o bacinete, esta armadura resta un poco de agilidad y destreza al portador pero proporcionándole mas protección.

Regla: +5 a la dificultad de las tiradas de sigilo y atletismo. Se tarda de 3 a 5 min. Ponérsela.

.Muda de plebeyo: Una camisa suelta y pantalones anchos
avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Vie Sep 09, 2016 1:29 pm

Sonreiría más de uno si supiera sobre los pensamientos de ese joven que busca alistarse en el ejército del Oeste de Asbru, lo que ellos han visto y padecido no es algo que se compare a solo ojos extraños, son exiliados, y sobreviven en uno de los territorios más hostiles del mundo. Esos hombres hicieron entender al recién llegado que debe de cumplir las reglas, y sin ningún problema ofrece su mochila para que revisen sus pertenencias. Revisan tanto sus pertenencias como a el mismo, y tras unos minutos al no encontrar nada extraño que amenace con la seguridad del castillo deciden dejarlo pasar.

-Bueno, no hay nada aquí que sea realmente un peligro para la el castillo ni para su gente, así que adelante. –Anota el nombre de Balthazar junto una breve descripción de como se ve.- Ve a las barracas, o a los establos, de seguro encuentras allí un oficial que te explique a la perfección como debes de actuar desde ahora, donde ir, que hacer y otras cosas más. –Le abre paso para que pueda ingresar al patio interior del castillo, donde se ve mucho movimiento, en especial de hombres y carretas trasportando cajas y otras cosas de un lado para otro. No se ve en los alrededores mucha nieve, no como suele haberlo normalmente, es probable que el verano haya llegado, pero con tantos problemas pareciese que ha pasado desapercibo un acontecimiento tan importante como ese.

Spoiler:
FERDINAND FLORENT
Un joven hombre llama la atención más que los demos, viste como suelen vestir los del Oeste y el Sur, ataviado con acero, a diferencia de la gente del Este y el Norte que viste con pieles y cueros ese joven porta cosas de metal al mejor estilo del Puño de Hierro. Para soportar el frió aquel joven hombre viste una capa marrón fácil de reconocer, es de oso pardo, una de las mejores pieles para aislar el frió y mantener el cuerpo caliente. El pelo de ese joven es marrón claro y lo lleva corto, algo raro en esa región aunque algunos oriundos del Puño de Hierro que tienen tradiciones militares suelen llevar el pelo corto e ir bien afeitados, ese joven cumple con esos requerimientos extranjeros. El que parece ser alguna especie capitán de escuadrón posee ojos verdes claros y porta en sus manos una espada larga de doble filo, un arma clásica de caballeros.
Si Vzlaer buscaba un caballero por recomendación de los guardias del portón del castillo, entonces esa persona puede llegar a ser un buen lugar para comenzar su estancia dentro de la fortaleza del Oeste.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Lun Sep 12, 2016 9:19 pm

No tardó mucho la revisión , sin oponerme o buscar mas conversación deje que aquellos guardias revisarán mis pertenencias y mi persona dejando en claro que no parecía habar problemas con mi persona, dejándome pasar sin advertencia alguna. Supuse debía comportarme educadamente y no llamar mucho la atención ,los problemas era algo de lo que quería alejarme ciertamente, aunque claro si he de luchar por un beneficio mi diversión y gozo será aun mayor , acatando las instrucciones de aquél guardia entre a través de aquél gran portón que llevaba al patio interior del castillo en el cuál no se veía mucho movimiento por lo que podía apreciar, hombres cargando cajas y una otra carreta que pasaba a mi lado .Caminando me fijaba en los detalles que a mi alrededor se notaban, soldados , hombres ,mujeres , estructuras y decoraciones , intentaba no perder ningún detalle para no perderme luego en tan grande castillo y eso que apenas era un patio lo que transitaba, además de evitar el contacto cercano con flora de algún tipo, así no revelaría tan prontamente mi origen . Preguntando y siguiendo lo que me respondían, llegue a las Barracas ,uno de los lugares que me había indicado aquél guardia para iniciar mi camino como espadachín de este reino , no tarde mucho en llegar a un lugar repleto de soldados descansando, entre otros que entrenaban y argumentaban , algunos atraídos por mi presencia mirándome fijamente como si estos me juzgaran entre pensamientos . Algo confundido y sin saber a quien acudir o preguntar opté por el soldado que más llamará mi atención ,entre miradas y constante espera en un rincón de las barracas note la presencia de un joven caballero de armadura de placas reluciente, con una capa marrón al parecer de piel de oso parecida al material de mi mochila ,acompañado de una gran espada supuse era alguien importante con quien debía hablar, sin esperar mucho me acerqué por el frente a esté ,con mi negro ropaje aún con mi rostro destapado posando mis ojos rojos sobré el sin inmutarme me pare enfrente de él , diciendo -"Buenas tardes señor , espero no interrumpir su caminata" - dice amable y educado mirándolo fijamente , añade -" He sido enviado desde el portón de la entrada del castillo a este lugar ,donde se me indicó podría hablar con un soldado de rango con el cuál procesar mi solicitud de alistamiento"- dice breve y tranquilamente, termina diciendo -" ¿Podría indicarme si usted es con quien debo platicar o es a otro a quien debo encontrar? "- termina mirándole aún serio, esperando una respuesta.
avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Vie Sep 16, 2016 4:48 pm

Tal como pudo apreciar desde un comienzo el impío no hay tanto movimiento en el castillo excepto de los propios soldados del oeste, las tareas de reconstrucción de la ciudad es lo primordial en esos tiempos, por lo que el mayor movimiento de trabajo se encuentra fuera de las murallas de la fortaleza, no dentro. Ya habiendo pasado los controles sin problemas el demonio se encuentra en el patio interior del castillo del oeste preguntándose qué hacer, a quien recurrir, lo mejor para él es no causar problemas y seguir las instrucciones que le dieron los guardias antes de dejarle continuar, por lo que después de un rato supo en gran parte a quien recurrir, con quien hablar primero.
Eligio el impío al caballero que mejor armado se encuentra, o al menos el más reluciente, y ante la vista de muchos curiosos saludo a ese joven caballero comenzando con una disculpa. Obtuvo de inmediato la atención de ese hombre joven y este lo observo, saludándolo en silencio, otorgando de momento la palabra completamente al recién llegado que no le suena para nada, está seguro Ferdinand que jamás lo ha visto en su vida.

-Buenas tardes joven, y bienvenido al castillo de la familia Tartare, me alegro de saber que tienes ese entusiasmo por ingresar a nuestras filas, necesitamos más personas valientes como tu.- Saluda y expresa su felicidad ese joven de tener allí a un nuevo recluta, la situación del oeste es muy difícil desde la última batalla que libraron en territorio propio.  –Conmigo es suficiente, aunque es probable que el príncipe del oeste venga a verte en persona en algún momento, le gusta ver las caras nuevas con sus propios ojos.-Da aviso a ese joven que más adelante puede llegar a tener el honor de conocer a un miembro de la familia real en persona, muy raro, eso no es algo común en la milicia. –Dime cómo te llamas, y algo sobre ti, me gustaría darme una remota idea de con quien estoy hablando.-Se muestra con ánimos de saber de el, y lo necesita, en lo posible le gustaría contar con gente experimentada debido a la dura realidad de Asbru que no le da tiempo de formar hombres y mujeres en soldados como se debe.

-Ya que he preguntado el tuyo, te informo que mi nombre es Ferdinand Florent, estoy a cargo de la defensa de la ciudad, por lo que los soldados generalmente se manejaran conmigo mientras estén en el pueblo, en especial cuando haya que defenderlo.-Se presenta ese joven caballero ante el impío, no parecen muy observadores por allí ya que nadie ha dicho nada al respecto sobre algunas de las extrañas características de Vzlaer.

-Si no tienes donde vivir puedes hacerlo en las barracas, luego si tienes suerte se te podrá conceder una casa cercana al castillo donde establecerte permanente, no son la gran cosa pero la amaras como tu propio hogar…Aunque tendrás que esperar, muchas de estas casas se destruyeron durante la última batalla por lo que están reconstruyendo las que pueden reconstruirse o levantando nuevas por completo.-Le da algunas noticias buenas al joven aspirante a soldado, el hogar propio siempre suele ser un buen incentivo para estar, en especial en lugares difíciles como lo es la región nórdica de Asbru.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Vie Sep 16, 2016 9:41 pm

Mirándolo fijamente , le había preguntado brevemente acerca de un oficial con quien alistarme ,al parecer había atinado con este soldado ,sin ofensa ni egoísmo alguno respondió mi saludo silenciosamente alzando su mano amablemente en forma de saludo ,escuchando mis preguntas y aclaraciones con un grato recibimiento expresando su alegría por tener un soldado más para las filas de este regimiento , refiriéndose como " valiente" a mi solicitud, supuse eran pocos los que prestaban servicio en armas al reino al escuchar eso, al ser esté un acto tan simple como cualquier otro ,supuse era simple amabilidad por parte del caballero, sonriendo a este como respuesta escuchando sus demás argumentos.

-"Que grato haber encontrado al oficial que buscaba , supongo el príncipe es alguien muy ocupado no quisiera hacer perder el tiempo a esté "- responde amable y directo.

-"Por su puesto me presentó, soy Balthazar de Girtia"- hace una leve reverencia en presencia de esté al presentarse.

En aquél momento no podía mencionar mi nombre verdadero o apodo y menos mi origen, llamaría la atención mas de lo debido y tampoco presentarme por la credencial de " Matón a sueldo" , un bajo perfil por ahora era lo único que necesitaba para entrar sin problema alguno.

-" Acá tengo una carta formal la cuál explica mi experiencia ,conocimientos y habilidades , así tendrá una idea general de mí persona "- le dice , sacando de su abrigo un pergamino con un escrito.

Información escrita:
-Nombre: Balthazar de Girtia

-Oficios :
Espadachín, Alquimista, Explorador, Herbologo,Cazador, Soldado y Hechicero

-Conocimientos:
Armas cuerpo a cuerpo (Especializado en espada)
Ocultismo
Hechicería
Batalla
Supervivencia
Atletismo
Academicismo
Alquimia
Herbología

-Experiencia:

- Capitán del XII batallón Negro del regimiento Arzus, Reino Nifgardiano ,dado de baja con honores. (Parte de su historia, otro continente)
- Alquimista conocido en Puño de Hierro.
-Cazador de brujas.


-"Me alisto por la razón de querer adquirir mas conocimiento y experiencia, solo eso me trajo hasta acá "- aclara directamente en un tono sencillo.

Al responderle este se presenta le presto completa atención centrando mi mirada en él, dando su nombre y rango dándome la impresión de que en verdad hallé a la persona indicada , siendo esté un hombre de importancia para el reino ,debía ganarme su confianza y seguirlo de cerca ,seguramente sería mi pase a mayores recompensas en el trayecto de mi carrera en este reino.

-" Es un privilegio conocerle Señor Florent "- dice asintiendo con la cabeza demostrando respeto a esté.

Escuchando sus palabras, me dice algo muy peculiar la aparente reconstrucción de casas en el pueblo a las fueras del castillo, "¿ Acaso he llegado tarde para la acción? . .. " pensaba algo desanimado queriendo haber participado en está, era evidente la necesidad de soldados y aliados para este reino, al saber que sus batallas habían llegado a tal extremo de tocar la puerta de los soberanos de sus tierras.

-"Es un gesto muy amable de su parte señor , mi exigencia al respecto es pobre así que su comodidad ha de ser suficiente para mi "-

-" Supongo es una recompensa que deberé ganarme con el tiempo , para entonces han de estar funcionales" - aclara brevemente.


- " Espero no sea un inconveniente mi pregunta, pero la batalla ¿ Por que ha llegado a tal magnitud de tocar la puerta de los Tartare? "- pregunta algo curioso mirándole seriamente.

-"No temo por mi vida y menos quitar una por una causa, pero si he de luchar he de saber que me depara la batalla"- completa argumentando tranquilo y sin presión alguna en busca de una respuesta.







avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Lun Sep 19, 2016 8:12 pm

Se sucede el encuentro entre nuevo recluta el guardián de la ciudad del oeste, rara vez en un lugar se puede acceder a un oficial de tan alto rango en poco tiempo, pero con los tiempos que corren allí se han dejado muchos protocolos de lado para ser más directos, aunque no se puede saber aun si ese modo más directo es más eficaz o no. El demonio escucha con atención y luego muestra su gratitud al tener tanta suerte de encontrar a un oficial de alto rango que lo escuche, y aprovecha de hacer un comentario sobre el príncipe, momento que aprovecha el caballero para decir algo al respecto.

-Lo es, pero al príncipe Lans le gustaría conocer bien a cada uno de los soldados que forman sus filas, en especial ahora que hay un número reducido de ellos.-No es alguien de difícil palabra el caballero, mientras ese joven hable respetuosamente siempre tendrá una palabra de vuelta por parte de Leonard.

-ES un gusto el conocerte Balthazar, espero encuentres tu lugar aquí, entre estos hombres y mujeres valerosos.-Sonríe y se muestra satisfecho con la educación del joven,  aunque claramente no ha tomado clases de etiqueta al menos tiene algo de entendimiento como para no ser un bruto al expresarse hacia otros. Luego salió el tema de las casas en construcción y de cómo las administran, algunos consideran algo fundamental la repartición de hogares y tierras por lo que no esquivo ese tema el caballero.

-Como suele ser en todas partes, los que más destacan suelen obtener los mejores beneficios, espero que tu obtengas buenos resultados y logres obtener lo que deseas.-Hablan sobre recompensas y algo más esos hombres, y Giritia toca un tema complicado, y en especial sensible para ese caballero que participo como se espera de quien defiende a la ciudad de la gran batalla que llego hasta las puertas del castillo mismo.

-Los enemigos nos superaban ampliamente en número, además de los problemas locales que nos afectaron semanas antes de que empiece el conflicto bélico nos puso en jaque…El Este se alió al Sur, y ambos atacaron esta tierra, anteriormente el príncipe Lans tuvo una escaramuza con parte del Norte y los venció en batalla, muchas peleas en muy poco tiempo…De hecho tuvimos una mano amiga casi al último minuto, todo por mas poco que pareciese ayudo a que sobreviviéramos con la cabeza en alto.-No da muchos detalles sobre la batalla, pero al menos explica un poco de que tan complicados estuvieron por allí para llegar a sufrir tales daños a pesar de haber salido victoriosos.

-Sobrevivimos al Este y al Sur, al clima y otras criaturas horrendas…Solo nos falta sobrevivir al Norte para poder regresar a tener algo de paz, como años atrás.-Recuerda a quienes enfrentaron y a quien falta enfrentar para conseguir algo de paz por algún tiempo, nada es realmente definitivo por allí o así lo hace ver el caballero Florent.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Sáb Oct 15, 2016 11:18 am

Aquél caballero de galardonado título, se expresaba con una formalidad y clase particular haciéndolo creíble antes mis ojos, aunque por más poder que tuviese mi respeto hacía era como hacía cualquier hombre que sirviese con o sin una espada, escuche atentamente a este tratando de informarme lo más posible y llegar a ser de su agrado, siendo importante necesitaría que me tuviese en cuenta, ya sea por educación o motivación de mi parte.

-“Supongo el tiempo determinara el momento en que deba presentarme ante él”- le dice sin quitar su mirada de él.

-“Lo notó “- dice, mirando a su alrededor viendo cada peatón y soldado de los alrededores, siendo pocos los soldados en comparación con la ciudadanía.

Al entregar mis papeles y documentos respectivos, este argumenta en una clara bienvenida a lo que respondo.

-“Imagino me acostumbraré a la compañía humana, no ha de costarme habiendo vívido entre ellos en un pasado” – le dice con una leve sonrisa marcada en su labio, expresándose cortésmente, denotando de una forma obvia su descendencia no humana ante aquél hombre.

-“Los obtendré, aunque decirlo no vale nada, ya tendré tiempo para demostrarlo “- le mira tranquilamente, al responderle

-“Toda una encrucijada por lo que escuchó. . .”- le responde brevemente mientras terminaba de escuchar atentamente.

-“Para ser atacados con tal magnitud y sobrevivir, es algo de admirar “- dice tratando de alentar al caballero que mientras más le explicaba, se notaba una leve molestia en sus gestos al hacerlo.

-“Entonces dígame señor Florent, ¿Que tarea he de realizar para proseguir mi llegada? “- responde serio e impaciente por no perder más tiempo.

-“He venido a prestar mi espada a una causa que complazca mi sed de poder y conocimiento, espero este ejercito sea un entrenamiento prometedor” – responde en pocas palabras terminando así, esperando una respuesta.
avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Jue Oct 20, 2016 9:17 pm

La calidad con la que ese caballero trata a las personas viene de la educación que ha tenido y de los ejemplos que desea seguir, siendo su padre, el príncipe y el rey tres personas clave en ese sentido, probablemente las tres personas que mas admire. Hay otras personas admiradas y queridas por él, pero en lo que se respecta al trato y a las expectativas que él tiene en lo social y militar esas tres personas siempre serán recordadas y citadas por Leonard.
Muestra una leve sonrisa ya que Balthazar demuestra también ser bastante cortes, y no se sorprende ahora de que se presente allí alguien que no sea completamente un humano común y corriente.

-No te preocupes Balthazar…El príncipe a su modo es excéntrico…Tiene la facilidad de atraer mucho a las criaturas no muy humanas a su alrededor…Mas de una lo aprecia y lo defiende, ya lo notaras, seguramente te encontraras con ellas por aquí, en especial si el príncipe anda cerca.-Puede que ese muchacho no comprenda del todo lo que quiere decir Leonard con esas palabras, pero ciertamente Lans Tartare es una persona muy carismática, al punto que hasta un ángel y un demonio están a su lado sin pelearse entre ellos, elfos, enanos, y otros más forman algunos de sus aliados más importantes y fundamentales.
Continuaron conversando un poco mas y quedo claro que ese muchacho recién llegado esta muy ansioso por comenzar a trabajar y hacer algo útil que le traigo algo de provecho. El caballero lo observa y piensa, recordando que también hay muchos novatos por allí que necesitan aprender, y muchas veces los novatos se llevan mejor con otros que estén en su misma posición.

-Estoy pensando en eso de la alquimia…No se mucho sobre ello, solo escuche un poco en Puño de Hierro ¿Crees que puedas ayudar con el tema de la alquimia y los médicos a los heridos? Antes de formar nuevos soldados, lo cual toma tiempo, me gustaría evitar perder los que ya tenemos ¿Qué te parece Balthazar? ¿Qué me puedes decir al respecto?- El caballero no le da estrictamente una orden, como toda persona inteligente, por mas rango que tenga y mas nuevo que sea ese muchacho trata de aprovechar su inteligencia y conocimiento haciéndolo parte importante de la cuestión, y de las soluciones que pueda aportar desde su recién llegada posición. – Tal vez esperabas batallar desde el comienzo, pero sin duda alguien que luce tan inteligente y ha aprendido tanto reconoce el calor de no perder lo que se tiene, en especial si son vidas humanas.-Cree el caballero de que alguien que tiene tantos conocimientos académicos puede ayudar de esa forma que no solo reforzaría nuevamente las fuerzas del pueblo, sino también su fe y buen ánimo para seguir adelante a pesar de cualquier adversidad.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Vie Oct 21, 2016 6:24 pm

Una leve sonrisa marcaba su labio, dando a apreciar su buen visto a mi cortesía y forma de expresión continuaba la conversación , haciéndome percatar su actitud por cada gesto y uso de expresiones o palabras al querer explicarse, a pesar de su rango poseía cierta humildad y carácter amable al conversar ,haciendo cualquier charla agradable por mas simple que fuese aunque aún tenia mis dudas acerca de sus objetivos y pensamientos.

-" Suponía encontraría sorpresas en estas tierras, como otras razas a las ordenes del reino y basándome en tus palabras han de ser damas, no me extraña que sean acompañantes del príncipe siendo tan excéntrico, como afirmas que es" - dice, mirándolo fijamente interesado en lo que podría encontrarse en su estadía, quizás seria provechoso en todo caso.

El tiempo pasaba lentamente y cada vez mas ,era mas lo que hablábamos uno al otro ,remarcando mi interés y disponibilidad en cuanto al trabajo esté , afianzaba mas su mirada hacia mi suponiendo que podía hacer conmigo , al ser nuevo sabía no me tocaría algo de mi gusto pero por algo había de comenzar en aquél sitio.

-" Tengo un extenso conocimiento de ella claro, pero solo el necesario ,haciéndola práctica al uso" - le dice algo pensativo.

-" Supongo, podré prestar mis conocimientos si es necesario pero no tengo conocimiento alguno de la medicina , si vuestros médicos me enseñan todo lo necesario referente a ella, con gusto prestaré mis conocimientos a la causa "- responde directo sin balbuceos.

-" Si es mi mente lo que buscas con gusto la cederé a cambio de lo que he pedido ,por eso he venido acá y es lo que ofrezco joven caballero " - dice algo vanidoso pero seguro de sus palabras.

Aunque mi llegada haya sido por el bien de mi mente y cuerpo, en busca de poder , no podía dar lo mas preciado que poseía tan fácilmente ,debía exigir lo mismo a cambio , el conocimiento era mi debilidad y debía poseerlo a toda costa si quería fortalecer mi ser.

-" Descuide solo busco recompensas ya sea en conocimientos u otra forma , no todas las batallas se ganan con solo el filo de una espada y usted bien ha de saberlo" - termina , extendiendo su mano hacía el de forma cortés iluminando sus rojos ojos brevemente al verlo.
avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Miér Oct 26, 2016 10:45 pm

El modo en que ese joven recién llegado piensa de Leonard es un modo parecido al que el caballero suele ver las cosas, tiene casi la misma escuela que la familia real al ser el hijo del maestro de armas del oeste de Asbru, aprendió esas formas y son gustosas para él, no se obliga a fingir algo que no es por lo que es muy fácil el dejar fluir las palabras, las emociones y las acciones propias de sí mismo logrando de ese modo una etiqueta bastante simplista pero efectiva. El caballero ve la sonrisa del nuevo recluta así como el recluta ve la de el de cerca, y así la conversación sigue su curso tocando temas de vital importancia, decidiendo así las acciones más próximas y directas en lo que se refiere a los trabajos de Balthazar.

-Es probable, que esas criaturas hayan encontrado aquí el único sitio que le da un hogar en vez de una muerte rápida y rencorosa…Aunque puede sonar algo hipócrita viniendo de gente que nació y vivió en el Puño de Hierro.- Esas palabras son más palabras del príncipe que de su propia persona, el único en el reino que tiene ese pensamiento sobre sí mismo y las razas es Lans Tartare.
La conversación giro nuevamente en torno a la medicina, hierbas y otros conocimientos alejados de la espada y la guerra, y aunque el recluta no se dirige del modo justamente adecuado para tratar a alguien de la importancia de Leonard este prefiere aguardar y serenar sus actos, ya que como él sabe bien “ lo cortés no quita lo valiente”.

-Hay algunos doctores que saben bastante sobre ello, y algunas mujeres que saben más de lo que parece sobre plantas de todo tipo, puede que aprendas de ellos. Yo de ese tema se poco y nada. Si eso no te convence entonces simplemente ve a formar con los soldados y demases combatientes para entrenarte con ellos.-Esa es la opción más simple de todas, donde más gente suele haber es en las barracas y en las cocinas. Es común ver a hombres ilusionarse con ideas de lograr algo grande con las armas, pero la mayoría de las mujeres y otros no tan valientes optan por la limpieza, las cocinas y otras tareas que los mantienen lejos del frente de batalla.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Mar Nov 01, 2016 9:03 pm

Entre mis pensamientos, constantemente la palabra " Ayuda" era lo que rondaba mi mente , algo que poco había hecho y menos las veces que me la han brindado , pero deseaba con un entusiasmo oculto aquel conocimiento que prometían las almas que ahí se encontraban , en todo caso la medicina sería un primer capitulo de toda una serie de nuevas habilidades las cuales podía adquirir , con tan solo prestar mis servicios, por más que los años pasasen como mercenario u asesino , el conocimiento siempre me pareció mas valioso que el oro o la moneda y es esa la verdad detrás del poder que buscaba para completar mi ser.

-" Algo que muchos sabemos es el terror y ignorancia que invade a los humanos, haciéndolos violentos ante otras razas por el simple hecho de ser diferentes " - contesta educadamente , argumentando continuamente.

-" Aun así, me reconforta saber que tu no me juzgas por mi descendencia y es suficiente para mí "- Hablaba confiado y seguro de sus palabras, ya que no era la aceptación popular lo que buscaba, si no el respeto de las personas que en verdad importasen como aquél caballero.

Al tomar mi siempre insolente y vanidosa actitud ante mi parla , este se disgusto en ligeros gestos a apreciar en su carácter por más que su educación fuese , era clara su molestia ante tan insolente actitud ,no me extraña siendo un caballero de tan alto rango, sabía debía respetarlo por el mero hecho de no hacer renombre a su rango y menos tomar actitudes violentas hacia mi maleducada reacción ,parecía valer la pena ser educado con este hombre.

-" Solo necesito que me indique a quien y en donde colaborar con mis servicios joven caballero, no dispongo de más" -responde cortésmente.

-" Mis espadas están acostumbradas a alimentarse de la sangre de los caídos pero he de serviros como mas les convenga, si así es que puedo ayudar." - hace una leve reverencia ante él, reincorporándose esperando sus ordenes.
avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Sáb Nov 12, 2016 5:16 am

No es tan perceptivo ese caballero como lo es por ejemplo el rey de esas tierras o el maestro de exploradores, por esa razón no sabe cuánto anhela ese ser el conocimiento por sobre todas las cosas, de otro modo podría haber sacado mejor provecho de esa conversación que acaban de tener. De todos modos el joven recién llegado parece satisfecho con el primero arreglo al que llega con Leonard agregando que es bastante tranquilizador en que en ese sitio no se lo discrimine solo por ser diferente, en especial de otra raza que por dentro es completamente diferente a los humanos, o al menos a gran parte de ellos. La cortesía tuvo el efecto esperado, incluso con alguien como Balthazar no es fácil llevarle la contraria a quien tantas oportunidades ofrece con tan buen trato, por lo que el joven pidió al joven caballero que le indicase con debe de presentarse y estará a su disposición rápidamente.

-Claro, hay un anciano y su ayudante que saben mucho sobre ello, lamentablemente el anciano a perdido mucho de su movilidad, por lo que algunos trabajos solo los puede llevar a cabo su ayudante…Como ya se ha de imaginar es un poco complicado hacer que los guerreros se dediquen a la herboristería, ni que hablar de lo que cuesta explicarles como hacer algún antídoto o pomada…Lo sé por experiencia, después de todo no soy bueno con el tema de las plantas y sus múltiples usos.- Sonríe exculpándose de su ignorancia en lo que se respecta a la medicina casi en su totalidad. Las palabras que siguieron de parte de Balthazar no le sorprenden, después de todo ha conocidos muchos así como él, que a pesar de solo saber matar intentan hacer todo lo necesario para colaborar con sus aliados para obtener los mejores resultados posibles.

-El anciano se llama Waldo, un viejo que aprecia más las plantas que a la gente, pero sin embargo con sus conocimientos es quien más personas puede salvar. Su ayudante es su nieta, la joven Shae, va bien encaminada en su meta de ser herborista, seguro que logra mucho en su vida si su abuelo vive lo suficiente como para heredarle todo cuanto ha aprendido en su vida en lo que respecta a plantas y medicinas.-Otorga al nuevo recluta un poco de información sobre con quien ha de trabajar para ayudar a las personas de Asbru, y de ese modo cumplir las órdenes que le han dado lo cual dará pie a que obtenga conocimientos que aun no posee.

-Ya llegara el momento en que tengas que empuñar un arma, pero de momento, con las plantas será suficiente.-Agrega el joven Leonard antes de escribir algo en un papiro muy lentamente, como si quisiera que su letra sea perfecta entendible y sin errores. Escribir lo que sea que haya escrito le tomo un tiempo, luego lo arrollo y entrego al nuevo recluta al extender su mano.

-Pasando las caballerizas encontraras una pequeña entra al castillo, una puerta de madera es la que debes tomar, de seguro estará cerrada por lo que tienes que golpear la puerta para hacerte escuchar. Di quien eres y quien te envía, es seguro que la que responda a tu llamado sea la chica, entrégale ese papiro y espera a que te den una respuesta, de seguro el anciano querrá ver lo que dice con sus propios ojos antes de dejarte ingresar en su pequeño laboratorio.–Señala con el dedo la dirección en el que se ven las caballerizas, es la dirección que el impío debe tomar para comenzar a forjar sus logros en Asbru.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Jue Nov 17, 2016 9:36 pm

Era significativo el intento de este hombre al tratarme de tan cortés manera , el cuál se vio muy complacido a tan entregada devoción de mi parte al aceptar sus condiciones contradictorias a mis objetivos iniciales pero igual de provechosas en cuanto a la interacción necesaria como para introducir mi nombre entre sus filas, siguiente a este debía involucrarme de alguna forma en que se notase mi presencia de forma grata y provechosa a mi modo de ver , ya que aunque por más agraciada y amable presentación y conducta de aquél  caballero ,además de su ilustrado comentario acerca de la llamada tolerancia que poseen él y su pueblo por las demás razas en estas tierras, siendo ellas las que en ciertas ocasiones lucharon a su lado, aún así solo había recalcado la preferencia de su rey en cuanto a dichas razas , pero no todo pueblo piensa igual que su rey , había de cuidar mis espaldas entre una estirpe tan traicionera y corrupta como lo era la humanidad, parece algo hipócrita viniendo de un demonio como yo , pero la verdad era lo única que mi mente conocía.

A pesar de su amable ofrecimiento , mi ser destacaba cierta furia por parte de mi orgullo emergiendo de entre mis pensamientos , un demonio sirviendo a humanos cuando deberían ser dioses hacia quienes nos postraríamos, bien conocía mi forma de ser y sabía que no demostraría alabanzas a un humano y menos daría mi vida en batalla por este, sería mas por diversión propia en dicho caso, tenía claro que iría a servir una causa, una personal donde surgieran las recompensas que anhelaba mi ser.Prestaría mi conocimiento y servicios por su causa , pero no le juraría lealtad a un mortal.

-" Un anciano y una joven aprendiz eh . . . " -  dice en voz baja ,escuchándolo atentamente.

-"Ciertamente es complicado ,pero mas vale un hombre que pueda curarse solo a uno que dependa de mas hombres para levantarse" - le recalca en una respuesta clara en una leve sonrisa parecida a la del caballero, siendo la verdad detrás de un ejercito capaz.

Escuchando atentamente, memoriza los nombres los cuales Ferdinand había mencionado con sumo cuidado " Waldo y Shae . . ." piensa al memorizarlo, mientras le veía -" Vale, recordare esos nombres "- responde al oírle,sin perder los detalles de aquellas personas que con tanto afán describía.

-" Supongo" - respondo algo ,cortante queriendo parecer amable ante su comentario acerca de no empuñar su espada, casi como un crío recibiendo el papiro que Ferdinand había escrito y enrollado, al parecer alguna clase de orden que debía entregar a aquél viejo médico.

Terminando, escucha las instrucciones de como llegar al lugar donde se encontraba el médico y su practicante ,aunque algo confundido parecía retener toda la información -"De acuerdo lo tengo, se lo agradezco señor Ferdinand, ha sido un placer conocerlo y servir a esta causa será una experiencia gratificante para mí persona"- dice sonriente , extendiendo su mano desnuda y fría al toque para cerrar aquella conversación y seguir su camino.

avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Vie Nov 25, 2016 10:19 pm

Ante el comentario del joven recluta el caballero sonrió, soldados que puedan sanarse a sí mismo serian parte de un ejército sin fallas, pero nada es perfecto, y menos en un ejército. El impío ser recibió información de Leonard y un papiro que lo identifica como parte del ejercito del oeste de Asbru, es el único modo de que pueda estar por allí sin ser presionado cada tanto sobre su identidad y sus fines en ese sitio tan cercano a la corona.

-Ha sido un placer, espero que los dioses nos bendigan y nos provean providencia en abundancia.-Con esas palabras estrecho la mano de Balthazar con la suya propia algo fuerte, sintiendo el humano un escalofrió ante aquel toque. Claramente no es frio lo que siente, es un buen día para ser esa región y está bien abrigado, el problema radica seguramente en el propio impío, algo que es fácil de creer sabiendo la esencia de dicha raza. Con el saludo formal de lado cada quien se dirige a seguir con lo suyo, Leonard a dar respuestas y ordenes, Balthazar camina en la dirección que le marco Ferdinand minutos atrás notando dos cosas, la primera es que obviamente es el más observado del lugar, y la segunda es que donde se dirige no hay tanta nieve como en los otros lugares del castillo que pudo visualizar. Hay rastros de trabajo allí, probablemente alguien se tome la molestia de mantener limpia la entrada al supuesto laboratorio, que ya descubrirá el impío que no tan laboratorio como se dice. Unas pocas plantas crecen cercanas a la pared, a cada de la única puerta visible de las cercanías. No debe ser fácil debido al clima frio y hostil de la región el cultivar y mantener viva la flora, pero allí se logra mantener vivas a algunas plantas útiles para diferentes situaciones. No hay mucha gente por allí, se ve movimiento en otras direcciones del castillo pero allí casi nada sucede, todo se escucha algo lejos. No se notan huellas de animales, tampoco se los ve, lo cual hace del lugar un sitio muy solitario, solo las plantas quiebran el paisaje grisáceo y monótono del lugar.
Una gruesa puerta de madera cierra el paso hacia interior del castillo, bisagras de hierro bien remachadas se encuentran a la izquierda de la misma, a la derecha del impío. Según las explicaciones del caballero en ese lugar se encuentra Waldo con su aprendiz, Shae, aunque el único modo de saberlo a cien si acierta es llamando a la puerta, o esperar a que alguien por alguna razón salga desde el interior de ese lugar.


_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Shurelya Tartare el Dom Nov 27, 2016 5:52 pm

La experiencia de haber pasado por una herida más o menos mortal, ayudó a Shurelya a ir creciendo poco a poco. Se sintió agradecida con los médicos que la salvaron y luego, con los guerreros que habían dado sus vidas por defender Asbru. En todas las batallas sentía esto último, pero ahora que había experimentado el dolor en sus carnes, era todavía más consciente. También había visto a su padre tan mal como nunca antes, pero estaba muy orgullosa de su fortaleza física, era como un poderoso muro infranqueable. Ella quería ser fuerte y valiente de mayor, para luchar por el reino. Para seguir permitiendo que los habitantes pudieran considerar a Asbru Oeste como su dulce hogar. Y para empezar, tenía que ayudar en la reconstrucción, de cualquier manera. Todos los días se paseaba por allí, hablaba con los ciudadanos, les ayudaba si podía y les insuflaba ánimos. Muchos decían que el júbilo e inocencia de una niña, llenaban de alegría los corazones de la gente, pero Shurelya solo quería demostrar que sentía afecto por sus tierras y habitantes.

La joven princesa se dirige a buscar al guardián de la ciudad, puesto que quiere pedirle algo y contar con su compañía. Siempre trata de mantener una buena relación con los soldados, tal cuál lo hace su padre, que es un hombre muy querido y respetado, que sabe comandar y ponerse serio cuando es necesario. Recorre con cierta prisa el patio del castillo, incluso preguntando a algún soldado si le habían visto. Quizá no le dieron las indicaciones más concretas pero al menos Ferdinand era uno de esos hombres fáciles de reconocer. Destacaba mucho y tras un rato, llegó a verle a lo lejos. Casi le entra la timidez mientras se acercaba, pero supo evitarlo, caminando más despacio hasta acercarse al gran guerrero.

-¡Holi, Ferdinand!- Le saluda, sonriéndole ampliamente. -¿Cómo estás?

Le tiende una pequeña mano para estrecharla, si él lo desea, con la ajena enorme, en comparación. También se preocupa por cómo se encuentra el guardián, puesto que hay tanto trabajo que casi no se da a basto, mucha gente necesitada y enferma. Y justamente a los enfermos quería ir a visitar, para animarles y hacerles sentir mejor, tal vez así se recuperaban antes, aunque está claro que lo verdaderamente efectivo son las medicinas. Con buen humor todo es mejor. Deja las manos en el regazo, con la cabeza alta para mirarle bien a la cara. Los ojos de Shurelya brillan con la inocencia de una pequeña niña, pero de espíritu fuerte.

-¿Serías tan amable de llevarme al laboratorio? No quiero ir sola.- Le dice, pidiéndoselo con dulzura. -Y he pensado que podrías acompañarme... Si no estás muy ocupado.

Ella espera una respuesta, mientras se frota las manos y las mete en los bolsillos de la ropa de abrigo. Sí, hacía bastante frío e invitaba a no salir de las sábanas, pero sería incapaz de hacerlo mientras mucha gente no tiene casa, directamente. El aliento de la muchacha sale condensado, creando una nube blanca justo delante de ella.

_________________
avatar
Shurelya Tartare

Mensajes : 55
Experiencia: : 8
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 19/12/2012
Edad : 21
Localización : Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Lun Nov 28, 2016 4:30 pm

Ya de haber terminado la conversación, aquél caballero estrechó mi mano como despedida de aquél encuentro , algo extrañado ciertamente al notar los efectos del toque con mi ser, supuse su expresión no fue mas allá de un simple movimiento de ojos al saber mi origen impío había de saber ya los "sobrenaturales " efectos que conllevan el interactucar con una presencia como la mía. Terminando de oír sus palabras ,asentí con cortesía y me volteo dirigiendo mis pasos hacia la dirección que me había señalado aquél caballero, Ferdinand.

Mientras más eran las huellas que dejaba en la nieve, eran más las miradas que se centraban en mi presencia ,desde soldados a obreros , todos y cada uno dirigían al menos una mirada en el transcurso de mi recorrido , no era de extrañar siendo nuevo en aquél lugar y mas aún con la apariencia que poseía, sin voltear mis ojos o mirar fijamente a alguien solo seguí las indicaciones, aunque algo perdido entre señalamientos, teniendo que parar de vez en cuando para voltear en todas direcciones y chequear que seguía las instrucciones como debía , en lo cuál me adentre aún mas en los patios del castillo notando que la nieve era menos ,igual que la presencia de humanos ,notando un gran portón al final con bisagras de hierro totalmente cerrada , viéndome rodeado de plantas , en su mayoría en buen estado a pesar de lo inclemente del clima, estás aun poseían su belleza y rigidez natural ,debía ser cauteloso y no acercarme mucho o tendría consecuencias con aquél que trabajase con ellas , a simple vista noté que eran de uso médico por ello mi especial cuidado.

Habilidad Activa (Conocimiento):

Alquimia:
Le permite al usuario de esta habilidad elaborar brebajes y aceites varios con diferentes efectos, con el conocimiento suficiente de los componentes y textos de Druidas y Alquimistas antiguos del reino de cual él provenía.

-Conocimientos varios: Le permite al usuario identificar y conocer el uso de sustancias químicas y hierbas varias, con solo percibir su olor, color y/o textura. Le permite realizar tiradas de reconocimiento de sustancias químicas sin penalizadores.

En ello, me acerque a la puerta sacando el pergamino de papiro enrollado que se me había dado y parándome frente al portón toque la puerta 3 veces ,esperando que alguien atendiese mi llamado pacientemente.
Apariencia con mochila:

avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Mar Nov 29, 2016 2:53 am

Las vidas que se mueven dentro y alrededor del castillo del oeste son cientos, miles incluso, y cada quien aunque busque un objetivo en común también tienen objetivos individuales que llevar a cabo. De ese modo Balthazar llega luego de un tiempo al sitio que le indico anteriormente el Guardián de la ciudad, observando algunos cambios allí y las variadas plantas que logran con grandes cuidados sobrevivir a las inclemencias del clima local. Fue prudente el impío al no tocar la vegetación, su mero toque podría acabar con ellos, opto por observar pacientemente y esperar, sin tocar a la puerta no hacer ningún ruido que delate su presencia allí.

Más lejos, en otro lugar del castillo la princesa y única heredera tras Lans a la corona decide ponerse en la piel de su titulo y hacer algo de utilidad por su pueblo. Ella no ha sido criada solo con una mujer a la cual casar en sus años venideros con algún noble o príncipe de importancia, se le ha criado para que sea una chica inteligente, se le entreno y educo para que sea inteligente al punto tal de no necesitar de otros para decidir ni para defenderse. En su andar por el castillo dio con muchas personas que la saludaron amigablemente, otros con respeto, pero ninguno dejo pasar la oportunidad de cruzar una mirada o palabra con ella. De esa forma logro dar con Leonard a quien no se le paso de largo la presencia de Shurelya en el lugar. Le dejo hablar primero, ella tiene mayor estatus social así por lo que le corresponde a ella iniciar la conversación, es su derecho. Tras las primeras palabras de Shurelya este hinco la rodilla al suelo lentamente y bajo la cabeza de inmediato. Tomo la mano que ella extiende hacia él con la diestra, suave, no la apretó ni nada, silo la sujeto con la parte inferior de su mano para así besar luego el revés de la mano de la princesa, como corresponde a todo caballero, en especial a los caballeros de suma importancia como lo es Ferdinand.

-Buenos días princesa, dichosos los ojos que la ven, me encuentro bien, con júbilo por su presencia.-Se puso de pie lentamente, haciendo una pequeña mueca de dolor al levantarse. Observa a la niña con mucho aprecio, la conoce desde que esta comenzaba a dar sus primeros pasos, siendo él en esas épocas un niño casi de la misma edad que la que ella posee ahora.–Me alegro de que se mueva por el castillo, pero es muy imprudente de su parte el deambular por aquí sin ninguna escolta. Con el honor que conlleva el acompañarle, con gusto seré su escolta todo el tiempo que guste y necesite.-Ofrece de inmediato su brazo izquierda a la princesa, para que lo sujete si quiere. -Ningún caballero que se haga llamar caballero dejaría a una dama sola, ni que hablar si hablamos de su alteza.- Ciertamente aun le falta mucho como para ser reina, pero al ser la única mujer entre los Tartare dan por hecho de que ya es prácticamente una reina para su familia.
Al poco tiempo llegaron donde la princesa quería llegar, fácil y rápido, nadie les detiene y ambos conocen perfectamente el castillo, aunque Ferdinan paso el ultimo año fuera de este en la frontera norte no se lo olvido para nada el castillo del oeste. Allí se pueden notar algunas plantas, y todo más limpio y ordenado, en especial la nieve que esta barrida a los costados para que no interrumpa el paso. Hay algo más que no suele haber allí, y es la presencia de Balthazar que parece estar observando los alrededores.

-Aquí tiene a un nuevo recluta princesa, claramente un extranjero, y como no lo conozco bien aun, le pediré que tenga cuidado con el.- Esa es la forma de manejarse de Leonard con cualquiera a quien no conozca a la perfección, a diferencia del príncipe del oeste él es bastante desconfiado. No detuvo su andar el caballero, solo anduvo más despacio teniendo allí delante a Balthazar.

-Encontraste el lugar Balthazar ¿Encontraste algo de interés aquí?- Pregunta Ferdinand cuando lo tiene lo suficientemente cerca como para hacerse oir sin levantar demasiado la voz. No le gusta la idea de tener a la princesa y a un forastero en el mismo sitio, pero tampoco tiene una razón en particular como para rechazar al forastero que apenas si acaba de ingresar al castillo. No introduce a la princesa, para el sería mejor que ese joven no sepa quién es ella, aunque es obvio que tarde o temprano sabrá a la perfección quien es ella, es algo inevitable estando en el castillo.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Shurelya Tartare el Jue Dic 01, 2016 1:33 am

El caballero no dudó un solo segundo en ponerse casi a su altura y en besarle una de las manos. La joven princesita se sonroja ligeramente, sin quitar su dulce sonrisa en ningún momento. No puede negar que le gusta ese trato y que el tacto se le hace curioso. Su felicidad casi parece desvanecerse de golpe cuando se da cuenta de que algo no marcha bien en el guardián. Shurelya frunce el ceño y se acerca un paso para posar sus dos manitas sobre la armadura ajena, por debajo de los pectorales ya que no llega a los mismos. Se nota en sus ojillos que siente mucha preocupación por él. Casi parece que va a llorar, pero ni mucho menos, solo quería ponerle carita encantadora, para convencerlo.

-¿Estáis herido, querido guardián? Debéis ir a que os revisen.- Incluso utiliza una forma de hablar muy respetuosa. -Espero que os recuperéis muy pronto.

No sabía si ya lo habían visto, si estaba bajo "tratamiento" o no, pero ella por si acaso, se lo decía de tal manera que no se negaría. Solo por el hecho de sonar de una manera especial. Ella iba a visitar a Waldo, así que de paso le comentaría sobre Ferdinand. Quizá no tenía porqué, pero lo hacía. No dudó en rodear el brazo del chico con los propios, recostando la cabeza en el bíceps. Casi parecía tirar de él con sutilidad de vez en cuando, como si buscara acelerar el paso. Lo mira de vez en cuando y le sonríe, aunque cuando mira hacia delante, parece estar cavilando algo imposible de discernir. Fruncía los labios, meditando sobre sus labores de princesa y futura reina. Una parte de ella quería disfrutar como niña, pero otra... Instaba a comportarse como una adulta. Al menos, lo más adulta que puede aparentar.

Al acercarse, ve a un desconocido que espera a ser abierto por la misma persona que ella busca visitar. Ladea la cabeza, curiosa, pero sin apartarse del caballero, que no duda en advertirla. Ella agradece con un gesto de la cabeza, pues sabe que lleva razón. Así como también sabe que no ha de merodear sola por el exterior y aunque a veces lo haga, es consciente de que conlleva riesgos innecesarios. Un punto a corregir, sin duda. Casi podía hacerse pasar por la hija de Ferdinand, aunque no se parezcan demasiado, salvo en un tono ligero del cabello. La muchacha saluda con una amable reverencia al forastero, pero no se acerca a él. Sabía que no debía andarse con confianzas tan tempranas, porque después de todo aún era una niña. Es decir, por muy brava que fuera en la batalla, por muchos entrenamientos que hubiera tenido, aún podía ser sorprendida al darle la mano a un desconocido. Ella era un caramelito indefenso a ojos ajenos.

-Bienvenido seáis al majestuoso castillo del Oeste de Asbru.- Lo mira con la típica dulzura que muestra siempre. La desconfianza no quitaba ni la amabilidad, el respeto o la educación. -Es un placer recibir un extranjero. Espero que os asentéis lo antes posible.

No quería meterse en los asuntos de Balthazar, ni tampoco usar el nombre del mismo, aunque se lo hubiera escuchado a Ferdinand. Shurelya espera expectante a ver qué ocurre, también con la intención de poder entrar al laboratorio aunque sea detrás del extranjero. Por el momento, se mantiene al lado del caballero, pero esta vez sin sujetarlo, con una mano en la cintura y la otra al lado del cuerpo.

_________________
avatar
Shurelya Tartare

Mensajes : 55
Experiencia: : 8
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 19/12/2012
Edad : 21
Localización : Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Jue Dic 01, 2016 8:24 pm

Aún paciente esperando que alguien abriese el portón, miraba a mis lados notando como las plantas lentamente se marchitaban en ligeros detalles apreciables al verlas, alejándome un poco del lugar me mantuve de pie a unos metros de aquella puerta en mitad del camino, mirando aún a ver si alguien vendría a abrirla para responder el llamado, pero nulo era el movimiento que podía apreciar, quizás no había nadie en casa o quizás nadie era bienvenido a estas horas , desconocía el por que de la tardía respuesta.

Paciente y solitario, escuchó una voz a mis espaldas conocida , era el caballero de antes "Ferdinand" , viniendo hacía mi con una pequeña dama de acompañante de ropas negras y elegante caminar , a lo que escucho al caballero decirme algo haciéndome verlo fijamente al escucharlo.

-" Con algo de dificultad pero sí"- responde amablemente ,-" He esperado a que alguien llegase o saliese del lugar pero no he tenido suerte, esperaba pacientemente a que el señor Waldo o la joven Shae apareciera" - dice seriamente, terminando de contestar su pregunta.

A lo que de repente escucho una diminuta voz de firme entonación decir unas palabras en bienvenida, era aquella chiquilla que le acompañaba en amables palabras hacía mi persona ,agachándome ligeramente enfrente de ella para hablarle esperando que mis ojos rojos no le causasen miedo alguno intentando ser amable.

-" Se lo agradezco jovencita "- le sonríe cortésmente al ver su tierna expresión , -" El placer es mío al conocer a tan educada y bien hablada señorita"- dice alagando el actuar de aquella joven -" El caballero aquí presente ha hecho posible mi asentamiento , gracias"- termina reincorporándose para dirigir su mirar a Ferdinand - "¿Vienen al laboratorio también?"- pregunta con curiosidad , para luego mirar a ambos esperando que no notasen el morir de las plantas entre palabras varias.
avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Lun Dic 05, 2016 4:46 am

No fue la intención del caballero el dejar notar una debilidad en el, las heridas de la última batalla aun tiene algunas pequeñas molestias las cuales aparecen cuando se agacha y cuando vuelve a erguirse, básicamente cuando la parte de su abdomen y su cintura se ven forzados a moverse de mas.  Con la niña a su lado se hizo escuchar de inmediato para no generar preocupaciones innecesarias.

-No se preocupe princesa Shurelya, estoy en tratamiento médico, solo que la recuperación es lenta, pero es segura, Waldo me aseguro que sanaría bien sin siquiera secuelas.-Con mucha cordialidad Ferdinand responde a las preocupaciones de la niña y se aferra a ella con la misma ternura en que ella se aferra a él, midiendo su accionar y su fuerza. Ha habido en años anteriores muchos rumores en lo que respecta a ese caballero y la princesita, aunque mucho de eso ya no se habla por ahora, desde que ascendió a Guardián de la ciudad las malas lenguas decidieron callar, esperando el momento adecuado para soltar comentarios dañinos en su contra.

Llegaron donde Balthazar y el cuadro del hombre y la niña es casi de padre e hija, o más bien de hermanos, el caballero no tiene edad suficiente para tener una hija de edad, no al menos que haya sido muy rápido para el sexo desde corta edad. La princesa saludo al nuevo recluta con gran educación y respeto, agradeciendo su llegada y deseándole una rápida adaptación a su nuevo hogar. El ser de ojos rojizos se acerco a la niña y se agacho un poco frente a ella para verle mejor, aunque eso pudiese asustar a la niña que jamás vio de seguro en su vida unos ojos tan siniestros como esos.

-Ya veo, es raro que Shae no haya aparecido, de Waldo no extraña en nada, te ignorara cuanto pueda.-El caballero conoce bien el humor de esos dos, sabe bien de lo que habla. –Así es, la princesa tiene asuntos con Waldo, así que ahora todos los presentes tenemos asuntos con él.- Ahí la respuesta corta y concisa del caballero para el recluta. Momentos después de esas palabras la puerta comenzó a abrirse despacio, y una vez abierta por completo se pudo ver la figura de una joven mujer de piel clara y cabellos castaños con un libro en la mano la cual no parece estar prestando atención a lo que tiene por delante. La mujer tiene un cuerpo femenino bien definido, y la piel de la fémina luce claramente suave y juvenil. Por como se ve y su vestimenta parece una noble, un simple y lindo vestido azul es lo que atavía a su cuerpo. Lleva unos simples pero brillantes aros en su oreja, y pareciera que lleva alguna clase de rubor o polvo sobre sus mejillas, aunque en realidad alguien que sepa mucho de maquillajes podrá contemplar que no, que es el color natural de su piel.
Spoiler:

-Vas a caerte.-Dijo rápidamente Leonard al ver a la joven mujer en el umbral de la puerta. Ella levanto la mirada y observo a cada uno de los presentes, avanzando de inmediato, para luego tropezar y caer de frente con el libro sobre el rostro. –Se lo advertí.-Agrego Ferdinand, como si hubiese profetizado dicho desenlace.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Shurelya Tartare el Jue Dic 08, 2016 12:07 am

Confiaba plenamente en el caballero, por lo que creía sus palabras sin duda alguna. Aparte de eso, no dijo mucho más durante el camino. Aquel extranjero, se acercó con cierta confianza para clavarle su mirada rubí. Le recordó a algunos monstruos de leyenda de ojos rojos, de lo más sanguinarios. Shurelya frunció el ceño: No era posible que dejaran entrar a un monstruo real y que todos estuvieran tan calmados. Si realmente se tratara de algo muy peligroso, seguro no la dejarían ni mirarlo. Apretó el agarre en las porciones de tela de Ferdinand, para evitar poner una mala cara y ofender a Balthazar. No sería propio de una princesa dedicar una mirada de desdén en un primer contacto. A pesar de la impresión que le produce, mantiene su apariencia serena y amable, pero en el fondo, desconfiada. Si el guerrero cree conveniente desvelar su identidad, ella no será quien se oponga. Admite asintiendo con la cabeza, para confirmarle al forastero, las palabras ajenas.

Sonríe al ver aparecer a la muchacha, siempre tan centrada en sus lecturas o tareas. Shurelya esconde las manos tras la espalda, inclinando el cuerpo ligeramente hacia delante, como si estuviera esperando algo de ella. Por ejemplo, un saludo, pero en lugar de ello, la mujer se precipita al suelo. La princesita se tapa los labios y ríe en silencio, de una manera muy sutil y disimulada. No es que le haga gracia que se haga daño, sino la razón por la que se produce la caída, el no prestar atención. Así también le pasaba a ella, por eso era algo gracioso. Se aproximó un par de pasos: No parecía haberse hecho nada en realidad o no al menos muy grave. Shurelya desvía la mirada hacia los dos hombres, para ver si alguno tiene intención de ayudarla a ponerse en pie. En caso de que ninguno quiera, será ella quien le ofrezca su pequeña y pura mano a la doncella. Un gesto que puede decir mucho de ella, para algunos bien, para otros mal.

-¿Os encontráis bien?- Pregunta, con su voz aniñada. -Siempre tan atareada ¿Cierto? O tal vez... ¿Solo muy concentrada?

Se trata de una manera de preocuparse por ella, además de una forma "distinta" de preguntarle cómo llevaba las cosas. No tan convencional como un "¿Qué tal?" pero con el mismo significado al fin y al cabo. Sabía que había mucho trabajo, pero todo el mundo necesitaba algún descanso de vez en cuando, pues extenuarse podía ser perjudicial en gravedad y eso no le gustaría a nadie. Naturalmente, de eso se encargaría su preciado padre. A veces Shurelya le hacía llegar noticias sobre el estado de algunos soldados, al pasearse por los alrededores, para que él tomara medidas. Lo hacía por el bien de todos y lo mejor de todo, es que nadie sabía de esto, salvo el auténtico príncipe de Asbru.

-Venimos a ver a Waldo. Está muy ocupado como de costumbre ¿Verdad?- En su interior desea que el buen hombre tenga algo de tiempo. -Seguro que no da abasto...

Y para eso estaba ella aquí, al menos por ahora, hasta que le surgiera un motivo con mucho más peso. Tira un poco del caballero, para indicarle que quiere entrar. Puede hacerlo sola, pero darle la espalda a todo el mundo es algo poco respetuoso, por esa misma razón, avisa de ello, sin querer perder mucho más tiempo.

_________________
avatar
Shurelya Tartare

Mensajes : 55
Experiencia: : 8
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 19/12/2012
Edad : 21
Localización : Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Vzlaer De Girtia el Lun Dic 12, 2016 11:04 pm

Era de esperarse lo que a continuación notaría, sin soltarse de aquél caballero apretó ligeramente su ropaje por la forma como la tela se estiraba levemente cerca del agarre de su mano, aunque sin cambiar su gesto o si quiera emitir un sonido , mirándome fijamente supuse se habría percatado de mi rápida mirada a su mano por aquél inusual movimiento, que solo indicaba temor hacía mi presencia, a lo que cortamente me presento -"Un gusto señorita soy Balthazar, espero el extraño color de mi mirar no te cause miedo alguno, he venido a ayudaros"- termina hablando a gusto. Era interesante la forma como esta se aferraba a aquél hombre, siendo el " Guardián de la ciudad" suponía fuese humilde pero parecían estar mas apegados de lo que solo amabilidad  pudiese parecer ,además de su vestir negro y refinado que no era común entre trabajadores o ciudadanos que yo haya visto, curioso la verdad. En breves segundos, luego de aquél momento le sonrío a la pequeña niña, mientras me reincorporaba para ver al caballero de nuevo.

-" Encantadora doncella la que te acompaña"- dice con una expresión amable dirigiéndose al caballero, a lo que repentina y esperado momento,suena el abrir de una cerradura y el chirrido de una puerta al moverse, era la entrada al laboratorio que había sido abierta por lo que aparecía otra joven más, de piel blanca como la nieve, de rojas mejillas  y castaño pelaje , simple y algo distraída por lo que apreciaba al verle salir con un libro en mano sin percatar su camino o su alrededor ,escuchando en breve a Ferdinand advertirle sobre la obvia consecuencia de su distraído caminar, a lo que súbitamente aquella joven cae sin más torpemente al suelo , en esto la otra joven de rubia cabellera se expresa ante la chica recién llegada ,confiada y obvia como si su torpeza fuese familiar y repetitiva para ella.

Acercando mis pasos a la joven postrada en el suelo, extendía mi brazo con un gesto cortés de cara que esperando esta no lo tomara de una forma inadecuada ,-"Espero no te hayas hecho daño, ten mi brazo y así podré ayudar a que te levantes" - dice amable ante ella ,recogiendo su mano para evitar que tocase esta y solo se agarrase de su brazo cubierto por vendas en su mayoría para reincorporarse.
avatar
Vzlaer De Girtia

Mensajes : 126
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por NPC el Miér Dic 14, 2016 1:36 pm

Esta seguro el caballero que para la niña permanecer frente a ese demonio debe ser muy difícil, ni siquiera sabe a cien si acierta si es un demonio en sí, pero claramente su aspecto es sobrenatural si se lo mira de cerca, ni que hablar de su toque gélido, es algo difícil de soportar sin cambiar como mínimo la expresión del rostro. Apretó un poco más el agarre que tiene sobre la niña, disimula ese accionar, los dedos hacen más presión sobre el hombro derecho de Shurelya trayéndola más hacia él, casi un abrazo protector, es lo correcto en ese momento tan incómodo para ella. Balthazar se presentó y luego hizo un comentario en lo que respecta a la princesa, no se quedara en silencio Leonard cuando están hablando de ella y en su propia presencia.

-Lo sé, es una gran fuerza de convicción, me dan ganas de vivir muchos años, para algún día servirle cuando ella sea coronada reina de Asbru.-Están claros los deseos de ese joven caballero, puede que tal vez lo consiga, pero para eso debería de vivir al menos casi diez años mas según sus propias cuentas. Mientras conversan entro en escena la joven Shae, una entrada inesperada al terminar en el suelo de una manera muy tonta. Ferdinand observa aunque no parece atinar a moverse demasiado, sus razones tendrá aunque parezca poco caballero de su parte no prestar ayuda a una mujer. La princesa Shurelya en cambio si habla a la joven y le ofreció su ayuda, lo mismo que Balthazar, yendo hacia ella y tomándola levemente de la mano para ayudar a que se ponga de pie, algo que la joven mujer hizo a las apuradas. Rápidamente tras levantarse se soltó del hombre, y pareció espantarse al mirarlo a los ojos. El golpe de su cuerpo chocando de espaldas contra el marco de la puerta se escuchó claro, un sonido seco y sorpresivo.

-Gra-gracias.-En entrecortado “gracias” es lo primero que dijo la joven, algo sonrojada, pero claramente asustada. Busco de inmediato con la mirada la imagen de la princesa, sintiéndose mucho mejor al verle y escucharle. Se hizo el silencio por parte de la mujer, el caballero también guardo silencio, aunque hizo un leve paso al frente cuando la niña.

-Bienvenida princesa Shurelya…Es un honor que nos visite.-Pegada a la pared se fue alejando un poco del hombre de extraña presencia y ojos rojizos, su intención es llegar hacia la princesa y lo logra. Se arrodilla ante ella algo asustada, a lo cual el caballero que acompaña y protege a la princesa retrocede unos pasos soltándose lentamente de la niña.

-Mi consejo es que me mantenga a unos pasos, Shae tiene…Ciertos…Problemas con el sexo opuesto.-No lo dice con mucha gracia el caballero, pero al menos sirve para explicar por qué decide soltarse del agradable contacto de la princesa. La joven Shae aferra a la princesa de las manos y tira de ella bruscamente, busca ingresarla casi a la fuerza dentro del laboratorio, luce apurada y casi desesperada.

-Tranquila, como ha dicho la princesa hace momentos, estamos aquí para ver a Waldo, y si te hace sentir mejor me quedare fuera de la habitación, aunque no puedo decir lo mismo de él.-Mira en dirección al nuevo recluta el cual a ojos de la inocente joven es la encarnación del diablo.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ocaso del Viajero

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.