Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Mar Jul 11, 2017 1:39 pm por Kakita Harusame

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Un día largo (+18)
Jue Jun 22, 2017 6:08 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea

» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Jue Jun 15, 2017 5:20 pm por Anael Mercy



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 28, 2016 9:28 pm

El consejero de mi padre fue bastante claro en su preocupasion, a sus palabras mi reino  me necesita y no es del todo buen momento para partir sin embargo yo fui clara con el, Risefreet  envio una carta hace unos dias y manifedto una situacion  un tanto preocupante


"Querida hermana te envio estas letras  en una era de procupacion y terror, actuamente me encuentro cerca del peloponecio del sur en las cercanias de una ciudad de grandes construcciones de roca blancusca  alineada con enormes pilares, Estoy con un puñado de soldados de la corona  tu sabes aquellos que recivieron entrenamiento de elite entre nuestros ejercitos, solos podriamos acabar con  un ejercito entero si lo desearamos  y pese a todo...No son tan precarias mis noticias, hace unos meses parti en busca de efreet por lo desquiciado que se encontraba nuestro padre como hablamos aquella noche  en el jardin si las tres hablamos con el quiza podamos conseguir que sea como antes de que mama muriera,  e teniidos noticias sobre Lady Enea  pero la pista se enfria, afortunadamente  encontre a nuestra hermana aunque no fue una situacion del todo agradable dado que ella misma atento contra la vida de un Noble de renombre Bastante aguerrido, si no lo recuerdas  el año pasado llegaron al reino los rumores sobre el hombre Nordico que es tan sabio como aguerridocon una elegancia y poder descomunales, si se que lo recuerdas su nombre es Lans Tartare y al haberle conocido creo que es mas de lo que a simple vista se hablaba, un solo golpe suyo derribo a Efreet y ambas sabemos Lo  Dura que es nuestra hermana, cuando el volvia a casa efreet lo ataco  creyendo que era su enemigo y aunque hizo esto fue encerrada en los calabozos del palacio, su estado de salud es delicado pero confio en que la bribona sobrevivira.

Lo primero que pense fue que debia liberarla  fuese como fuese por lo que me entreviste con el Prinsipe tartare, hermana mia Se que no suelo  ser una muje que se fije en hombres  o mujeres  pero el no es normal, posee una virilidad impresionante que tuve la fortuna de comprobar con creces, ncluso me habria gustado desperrtar y quedarme a su lado pero no pudo ser...solo espero que mantuviese con vida a Efreet dado que e tenido que  salir debido a algo que no puedo contarte por este medio, los caminos no son seguros y alguien puede interceptar este mensaje, a estas alturas se lo que sucedio con nuestro padre y es una lastima  sin embargo yo veia venir esta situacion, por ello emprendi esta cruzada hasta las lejanias del continente  sin embargo poseo una peticion para ti pequeña hermana, Yo hice una promesa al Prinsipe Tartare por la vida de nuestra hermana  la cual no termine de cumplir como sabes la palabra de un Firegard es bastante importante por lo que necesito que vayas y honrres mi Juramento, Salva la vida de nuestra hermana es un hombre justo y Noble que te escuchara sin duda y si lo deseas y consideras pertinente forma un lazo de sangre con el, tu castidad seria un buen dote para su reino por la vida de nuestra hermana aunque no es necesario sin embargo cuando lo veas se que desearas y consideraras esta extraña peticion, una sombra se cimbra sobre el mundo y necesitamos un heredero para Garra Ardiente, Efreet no la considero en condiciones de ser madre  sabemos lo torpe que es y por mi lado me hubiese gustado e incluso era mi idea pero  motivos de fuerza mayor me hicieron salir por lo que muy a mi pesar hermana debo dejar esta tare ane tus manos, debes crear un ñazo de sangre y los tartare son nuestra mejor opcion, junto a esta carta te adjuntare una carta para el Principe Lans.


con mucho cario Risefreet Firegard "

 


La carta de mi hermana dejo mas preguntas que respuestas sin embargo era muy claro que deberia honrar su trato, Levanto mi mmirada mientras estoy montada en uno de los Raptor que suele usar mi gente como monturas, creaturas inteligentes y leales que sirven ferozmente en combate  cuando su amo  tiene un vinculo con ellas,observe la magestuosidad de Ziegsturhl ciudad que junto a Freeport y Provance componen el Imperio de la Garra Ardiente conocido como el triangulo de fuego de la gloriosa Nosghot Nombre de la Region.

Spoiler:

Por muchos años mis hermansas y mis generales han cuidado de mi y por esta ocacion es mi turno de cuidar de ellos, con solo un tiron de las riendas comienza a avanzar mi Raptor y mas adelante una legion  me acompañas, los cudadanos  me observan dirigirme a las puertas de la ciudad  observando  a mi paso el gran arco con las enormes puertas metalicas custodiados por la orden de la garra, que puedo decir sobre mi ciudad nosotros la ocupamos tras emigrar desde otra region cuando yo era una cria apenas despues que la nacion del fuego quedase devastada tras las guerras de las Quimeras.




Nosotros tomamos  este pequeño pueblo y ahora es una poderosa ciudad estado  que mueve los territorior del sur de Nosghot y ademas regula a Meridiam La fortaleza de los dragones de Falamas Aquosas, en palabras de nuestro padre si logramos tomar los pilares podremos unificar Nosghot bajo una bandera,  se bien que esta region en el pasado sufrio  el ataque de los vampiros pero tras la llegada de los dragones son pocos los que han logrado sobrevivir  asi que su gente nos ve como grandes lideres y salvadores, al menos a nuestra extirpe que suele ser algo diferente de  los dragones tradicionales  en este aspecto, aunque muchos no entendian el ideal de mi padre su deseo era unificar Nosght, ahora yo su hija seguire su legado aunque ahora aprtire hacia tierras lejanas mas haya Uschtenheim en busca de  el reino de Absur y a cumplir la promesa de mi hermana.

Un amanecer frio pasados unos dias del Feroz combate donde el prinsipe Tartare casi ierde su vida a lo lejos en el norte se logro ver un grupo de guerreros montados en Raptores un animal poco comun para el area de sangre fria que puede tolerar el clima sin embargo los guerreros lucen bastante abrigados y portan ostentosas armaduras oscuras con alos en la espalda  de las cuales sobre salian pieles demostrando que debajo de estas habia seres vulneravles al frio, todos los guerreros eran de complexion femenina pero no por ello menos imponentes, naturalmente  eso aleto un poco la ciudad sin embargo sono un cuerno en lo alto de la montaña que sigmificaba refugio, banderas Rubi sangre con la insignia dorada de una garra se elevaron  mientras la legion  reducia el paso, eran pocos para venir en son de hostilidad aunque suficientes para kibrar una batalla atroz.


De un momento a otro se detuvieron y del grupo solo tres se acercaron lentamente hasta las puertas de la ciudad -Venimos en paz en nombre de Risefreet Firegard a Honrar la promesa al señor de estas tierras - Comento con fuerza a los residentes de la entrada, se trataba de Calio la Gneral de Junefreet y su mas leal Guerrera vistiendo las armaduras de la legion de caballeros dragon de la Garra Ardiente.




Esta se quito el casco y bajo del Raptor demostrando su rostro de facciones similares a Efreet o risefreet  mas su semblante era algo poco ordinario y mas rebelde, mide cerca de 1.95 metros y porta en su espalda un poderoso mans doble aparte de  que en su mano sostiene un arco con puas -Escuchamos que recientemente tuvieron un conflicto belico si nos permiten hablar con El Sr Tartare reforzaremos sus defensas, ademas  tenemos una enviada especial para Hablar con  el principe amistosamente sobre el paradero de la Prinsesa Risefreet - La hermosa junefreet estaba a la derecha de la otra escolta de nombre Vargas Una dragona del reyno agua que suele ser de pocas palabras  experta en el manejo del hacha.    

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por NPC el Vie Abr 29, 2016 3:31 pm

Algunos pocos días han pasado desde la feroz batalla que se libró en el pueblo del oeste de Asbru, tan violenta que llego casi a las puertas del castillo de dicha región. La reconstrucción de los hogares y el trabajo sobre las calles de la ciudad apenas están comenzando. Hay hambruna, se ve que falta alimento y que la salud escasea a falta de buenos hogares donde resguardarse del crudo frio de la región. Para empeorar la situación los días de verano están siendo más cortos de lo normal, las horas de sol son menos de las que deberían ser y trae mucha preocupación y desconcierto entre los habitantes de toda Asbru. Los más supersticiosos ya están hablando de un castigo de los dioses, y ante la falta de una respuesta acertada al problema es muy difícil contener los rumores y sus repercusiones.

La llegada de los extraños alerto mucho a la población, aunque claro está que no son guerreros del norte, sus vestimentas son demasiadas y sus monturas algo jamás visto en la región, por lo que no cundió el pánico de inmediato, solo la incertidumbre y la curiosidad. Pocos guerreros fueron al encuentro de los recién llegados, una fuerza militar sin duda, montada y superior en número. Para los residentes de Asbru no son más que buitres lanzándose sobre el moribundo que exhala sus últimos jadeos de vida. De entre los presentes uno de ellos dio un paso al frente, teniendo el coraje y el rango suficiente como para realizar un acto como ese.
Spoiler:

-Soy el capitán Trooper ¿Quién habla en nombre de esa familia? Daria la bienvenida a las tierras de mi rey Tartare, pero no es el momento para ello, y si la memoria no me falla, una de las supuestas princesas de los suyos ataco a mi príncipe con intenciones mortales, y la otra…Se fue dejando sus promesas en solo palabras. Dame tu nombre mujer, y tal vez considere el hecho de ir en busca de mi señor y rey.-No se puede ver bien el rostro de quien habla, sus ropas son extrañas y algo extrovertidas, pero no parece pasar frio con ellas. Porta un arco en la espalda y una espada larga sujeta a la cintura. Levanto la mirada para observar a la mujer, claramente es mucho más alta que el que no posee una altura tan grande como los de esa región al ser extranjero. Se ve flaco y atlético, y claramente sabe bien como hablar y que decir.

A lo lejos, desde el castillo suena un cuerpo, un aviso para todos en el castillo y alrededores que algo de importancia pasa en la ciudad. Se comienzan a mover rápido en la fortaleza, en especial aquellos que están al mando y son los que tienen algo de importancia que aportar en dichos acontecimientos.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 30, 2016 4:33 pm

Recuerdo  como por la mañana mientras bebia agua miel y disfrutaba de un buen momento con  un par de chicos de un aprovicia vecina cuando la puerta se abrio sonoramente y le vi entrar por ella con esa gallardia propia solo de ella aunque estaba ligeramente ocupada con algo en la boca cuando llego -Joe Silva, estoy ocupadaaaa vete ahora de aqui- comente casi despoticamente con bastante fuerza sin mebargo ella solo me vio con sus penetrantes ojos sin inmutarse de lo que tenia en mi boca en esos momentos -La Reina nos llama mi General y es una situacion de suma urgencia- Ante sus palabras solo  arquee las cejas sin embargo previniendo cualquier respuesta solo pronuncio -Lo pidio en persona...- me guste o no soy una General muy fiel a la reina por lo que con mucha pereza acudi al llamado, que puedo decir al llegar nos comunicaron que deberiamos viajar ligeras solo con una legion y algunos dotes para un reino lejano, debo admitir que hasta este dia no habia visto lo suculenta que era la reina sin embargo la respeto dado que su padre le dio un sentido a m vida por lo que con toda la pereza de mi corazon partimos.

-Ya quita esa cara Calico, Era comun saber que no podrias traer a ninguno de tus amantes contigo es un viaje largo- Solo mire de forma agresiva a Silva fente a tal comentario,  transitabamos  sobre las montañas con nuestros fieles raptors, en el pueblo cercanos tuvimos que comprar pieles para usarlas debajo de las armaduras despues de todo el clima de esta region es bastante distinto a el nuestro, si bien hay nieve en Nosgoth no es tan fria como en este sitio incluso yo me dispuse a usar una armadura por lo pesado del clima, no  soliamos detenernos mucho solo lo necesario menos cuando encontramos unos refugiados quienes nos alertaron de que nuestro destino estaba bajo ataque, la Reina ordeno acelerar el pazo esperando poder reforzar a nuestros futuros aliados, se la historia sobre La prinsesa risefeet y la captura de la Prinsesa Efreet aunque yo no soy tan obtimista, solo una mirada a Silva y ella entendio que  yo sabia que no lograriamos llegar, estabamos aun lejos de nuestro destino.

Con los Rator cansados finalmente llegamos al alba yo estaba bastante nerviosa ya porque no habia logrado desfogarme del todo con alguna de mis soldados  por lo que estaba aun ligeramente ansiosa, tras atravezar un arco de roca vislumbramos  la ciudad de Absur, debo admitir que crei que jamaz llegariamos a ese remoto sitio -No pareces complacida Calico- comento de nuevo  la peliazul a lo que solo la vi -Aunque me pude regocijar con algunas de mis soldados  no es como la emocion de encontrar a una nueva presa, estoy algo de malas por el viaje es todo...- comente con pesade a ella quien solo sonrio levemente -Pronto hallaras un culo al cual ensartar asi que no te agobies- es raro verla sonreir y mas raro aun que me hable con ese lenguaje pero solo sonrei levemente ella tiene razon, llegamos al el sitio y dejamos a las fuerzas atras yo me acerque encabezando una trinidad que mantenia oculta a ala Reina, se sabe que desean destronarla dado que  no estara sanjado hasta que ella tome posecion con la ceremonia de coronacion por ello yo me acerque a las puertas de la ciudad con Silva cmo escolta mia y de la reina -Venimos en paz en nombre de Risefreet Firegard a Honrar la promesa al señor de estas tierras - me imaginaba que su nombre no seria muy amado por estos lares.

Solo suspire y de reojo pude ver la calidad del sitio, el hambre los azota  y la incertidumbre que arroja nuestra presencia, de inmediato  supe lo que este sitio habia pasado notaba la desolacion por ello trate de ser menos  dura y baje de mi leal Raptor retrando mi pesado casco, senti de inmediato el frio en mis mejillas y mis ojos amarillentos resalaron mi rostro pero nadie parecio responder -Escuchamos que recientemente tuvieron un conflicto belico si nos permiten hablar con El Sr Tartare reforzaremos sus defensas, ademas  tenemos una enviada especial para Hablar con  el principe amistosamente sobre el paradero de la Prinsesa Risefreet - Argumente mientras daba unos pasos al sitio, Silva  como siempre se mantuvo en mi retaguardia observando el lugar, no era en si que me protegiera pero dado su estado podrian atacarme pero no paso demasiado y un suejto encapotado salio  nombrandose capitan y argumentando sus razones, solo arquee una ceja pero respire profundsamente -Mi nombre es Calico Ravenger General de la Legion Ardiente- se bien el peso de mi nombre en mis tierras, la feroz general  impiadosa  que libra todo combate como  una perra sin piedad que acata ordenes como si su vida dependiese de ello y que rara ocacion falla al hacerlo -Vengo en nombre de la Actual Reina de Ziegsturhl a responder por las rpmesas que menciona, tambien  a tratar la situacion sobre las acciones de la prinsesa Efreet, si bien no deseamos  una guerra tenemos proviciones para su pueblo  como muestra de buena voluntad- con una señal de mi mano de las carretas que venian con nosotros se acercaron dos con diversos viveres de nuestra region, frutos y demas cosas -Se ve la calamidad de sus tierras pero repito venimos para honrar la promesa de la Prinsesa Risefreet...tsk  en otras palabras no somos los malos amigo!- al ultimo se me acabo la galantia un poco mas trate de no ser hostil -En otras palabras Mi prinsesa jamaz falto a su palabra y esa razon venimos a demostrar con algo de comida y soldados para reforzarle...- si bien soy algo brusca  usaba mis dotes de lider en la situacion -No deseamos incordiarles,  somos emisarios de tierras lejanas  que buscan no faltar al nombre de nuestra realeza -comento silva un tanto mas apasible como ella suele ser.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Irasue el Sáb Abr 30, 2016 8:16 pm

Mas alla de las altas montañas y de las fronteras de la Dinastia Dragon, la Inu la cual habia logrado por fin domar a su antigua forma, a su naturaleza bestial y su verdadera forma, que se encuentra un reino que hace poco tiempo habia terminadosu guerra y que hoy en dia pasa por momentos dificiles, un lugar casi destruido por la guerra y que ahora paga las concecuencias de lo ocurrido; el lugar preciso para que la mujer busque a aquella gente loca que odia la paz y que pueda sumar a su ejercito de seguidores que busca resurgir nuevamente para asi tomar venganza de la familia Shinomori; quizas los unicos que puedan conocer el secreto para poder volverla a encerrar, y ademas de ello tomar el control de la Dinastia Dragon, demostrandole asi a los dioses, en especial a su antigua ama y compañera, la Dama Sol que ella merece estar por encima de todos ellos.

Sus pasos la fueron llevando hacia Asbru, aquel gelido lugar que muestra las señales evidentes de una guerra; por donde la inu pasa, puede ver la pobreza, el hambre y los campos devastados por lo sucedido, los cuerpos apilados por millares y la gente practicamente arrastrandose por poder conseguir algo de comer, es el lugar preciso para comenzar con su reclutamiento. Siempre la chica se mantuvo espectante, pero aun asi hubo algo que le llamo la atencion, y mas bien es la seguidilla de varias comitivas que se acercan a la ciudad que tras varios dias de caminata logro ya ver; pero aun asi serviria de algo poder tomar gente de varias partes para asi poder engruesar sus filas y mas todavia, buscar informacion de lo que sucede realmente. A diferencia de la Dinastia Dragon, aqui nadie podria reconocerla, es una criatura que solamente es vista dentro de las fronteras de ese gran reino y reconocida por la gente por el oscuro pasado que tiene, lleno de poder, odio y sangre que acabo cuando fue encerrado por uno de los miembros de la familia Shinomori.

Comenzo lentamente a dirigirse a la entrada, unicamente con una capucha con capa para poder capear en parte el frio de la region, pero a ser una inu, el frio, calor o cualquier cambio de temperatura le es algo completamente indiferente, pero aun asi para no levantar sospechas decidio vestir de esa forma. En la entrada de inmediato pudo ver que el acceso esta fuertemente resguardado, son pocos los que alli entran y que los guardias estan constantemente observando, aun asi no le serian ningun obtaculo pero por razones obvias y para no levantar sospechas, decidio mantenerse en las afueras, a pasos de la entrada observando cada cosa que pasa. Fue entonces que no tardo en presentarse una comitiva, guiadas por dos mujeres de aspecto extraño, una que al despojarse de su yelmo, pudo ver que era de cabellera anaranjada, algo muy poco comun y que la que la acompaña es otra chica de cabellera azulada; pero de las dos es obvio que a la inu le gusto mas la primera que la segunda. Se mantuvo en silencio escuchando lo que sucedia, por lo visto vienen con ayuda para la hambruna que aqui hay, un obstaculo claro de lo que ella en realidad aqui busca, a la inu le convenia mas que la situacion actual se mantuviese y que esto siguiera por mucho tiempo mas, un reino debil es mas facil de tomar y la gente debil es mas facil de disuadir. Por algunos momentos cruzo vista con la pelianaranjada, mientras seguia escuchando su dialogo con el del vil humano que se identifica con el rangode capitan, pero seguia atraia por la chica, cruzando miradas con ella en varias oportunidades e incluso cerrandole uno de sus ojos para poder llamar mas su atencion; pero manteniendo siempre la distancia y sin intervenir en nada, solamente siendo uno mas con los que alli se encuentran esperando tambien entrar.

_________________
Ficha
Dato a tener en cuenta:
No utilizo el sistema de dados para rolear por el hecho de que no lo entiendo y tampoco deseo entenderlo, es muy enredado. Solo rol interpretativo realizo en todo.
avatar
Irasue

Mensajes : 36
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/04/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 01, 2016 2:59 am

El tiempo avanzaba lentamente desde que pude divisar  la ciudad de Absur desde la colina, en verdad me impacto y un escalofrió recorrió mi espalda  en su carta mi hermana mencionaba que la ciudad estaría bajo ataque y aunque tratamos de apresurarnos parece que no logramos hacer demasiada diferencia, solo estaba algo pensativa después de todo parece que no logre cumplirle del todo a mi hermana por lo que solo espero que el señor de estas tierras  se tome la molestia de recibirnos, al solo llegar de inmediato Calicó y Silva acuden a las puertas de la ciudad, puedo ver en su gente la desesperación y el hambre  una realidad que debo entender si deseo desempeñarme correctamente como reina, estaba algo perdida observando cuando el sonido de los alegatos de Calicó llamaron mi atención, portaba aquella armadura pesada al igual que ellas.

Calicó hablaba pero nadie parecía responder pero justo en ese momento un hombre apareció  dirigiendo palabras un tanto fuerte solo trague algo de saliva sin embargo mi general no se sintió intimidada, en cambio respondió casi de inmediato  agregando algunas cosas de mas, observe a silva un momento y después a calicó de nuevo  preguntándome si debía intervenir, calico era demasiado ruda no es demasiado paciente pese a ser una excelente combatiente al termino de sus palabras y que incluso Silva agregara algo opte por  acercarme sobre mi raptor a paso lento y me retire el casco dejando caer mi cabellera roja libremente por mis hombros –Yo soy quien pide la audiencia- comente en voz alta aunque  tratando de ser cordial –Junefreet Firegard Reina de Ziegsturhl, Vengo a responder por la palabra de mi hermana...o el castigo que ello requiera colocando a su disposición a mi general con mi legión así como los víveres que hemos traído...- le vi directo a los ojos, quizá el no debía saber esto sin embargo terminara diciéndole igual así nos ahorraremos las sorpresas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Lans Tartare el Dom Mayo 01, 2016 11:03 pm

El emisario montado en una extraña criatura se presento y dio el nombre de su princesa, de más de una de ellas, y mientras ella argumenta de sus razones por las cuales está allí el elfo escondido tras sus llamativas vestimentas va razonando lo que escucha. Recuerda algunas cosas, se le vienen recuerdos al escuchar el nombre de esa mujer, habrá escuchado en alguna taberna algo de sus hazañas en batalla, pero no lo puede asegurar, probablemente en algunos de sus viajes, como sea, el nombre le suena y lo identifica con batalla y combate, algo que debe tener muy en cuenta. Vuelve a mencionar lo de honrar el pacto hecho por una de las princesas, menciona a una emisaria que de momento no reconoce y de un modo cómico pareciese que intenta pasar por buena, o al menos, por alguien no mala aludiendo a su ayuda en forma de mujeres y en forma de alimentos.

Pasaron los minutos y el silencio se mantuvo por parte del elfo, las campanas a lo lejos dejaron de sonar y algunos hombres armados llegaban de a poco a reunirse tras ese aparente arquero. Eso dio tiempo a que otra mujer más se acercara en su montara y pudiese hablar, una chica más joven que las otras la cual se presenta como reina, incluso piensa responder por las promesas de una de sus hermanas, y por el castigo de otra, como sea esa familia ha dejado mal parada a la reina que ahora viene a intentar solucionar todo lo ocurrido anteriormente. Si fuera por Trooper le daría el visto, el tener el valor y la determinación para hacerse cargo de algo de tanta gravedad que ni siquiera fue producido por ella es algo que el valora mucho, pero no depende de él, depende del rey.

-Lo que pides no depende de mí, depende del rey, solo basta con esperar un poco y verán al rey o a su hijo personalmente, entonces tendrán una repuesta que satisfaga sus demandas.-El capitán no da ninguna respuesta certera, prácticamente ha dejado el asunto en los propios deseos de la corona de querer entrevistarse con ellas. Pero fue acertada su manera de actuar, cuando las gentes cercanas empezaron a impacientarse y a desesperarse por recibir comida se vieron a lo lejos las banderas y estandartes de la familia real del oeste y de algunas casas nobles de relevante importancia. La plebe se hizo a un lado al ver llegar a la realiza y a sus fuerzas armadas, aunque continuo bastante más el alboroto ya que la desesperación no les deja permanecer tranquilos.
A la cabeza del ejército, o más bien batallón que se encamina hacia allí se encuentra un hombre alto de pelo largo y mirada severa. Lleva una armadura negra pesada pero sin casco, este está colgando a un costado de su cuerpo cerca de la cintura. Porta un arma pesada, no la empuña, sus manos están en la rienda de su montura de color oscuro igual que la armadura de su amo. El equino porta una armadura para su protección de gran calidad y se nota claramente que es un corcel de batalla, un pura sangre, como los que utilizan en la armada del Puño de Hierro. El porte del hombre es claramente bélico, tiene buena contextura física, se nota que sabe montar muy bien y mantiene la mirada en alto. No miro a los costados, ni a los hombres que se encuentran allí presentes, pareciese que solo está mirando hacia delante, hacia los recién llegados. A medida que avanzan se le muestra el respeto que merece a ese hombre, se arrodillan la mayoría ante él, otros bajan la cabeza y lo reverencian.
Ya delante de su gente y frente a los extranjeros el príncipe de Asbru se detuvo, su capitán en voz alta repite las cuestiones que llevaron a las recién llegadas a hacerse presente en ese lugar, siendo una decisión de mucha importancia que solo él y su padre pueden tomar.

-En nombre de mi padre el rey Beld Tartare les doy la bienvenida a este territorio Oeste de Asbru. Como pueden ver, los ánimos no son los mejores, y el apellido Firegard va pegado a la cobardía y a la traición.Se agita la multitud, un “hoooo” generalizado viajo de un lado a otro.-Una de sus hermanas trato de matarme, otra no cumplió su palabra, y ahora…Llega usted con promesas de ayuda y honor.
Spoiler:
Beld Tartare
-Si quiere hablar con alguien señora, va a tener que hacerlo conmigo- Interrumpió un señor de entrada edad y gran porte, tan solemne como su nombre y su reputación, con un gran parecido a su vástago el príncipe. Dicho hombre llega montado en un corcel de batalla bien protegido y una armadura de similares características a las del propio Lans. Lleva un parche sobre uno de sus ojos, el derecho, lo que hace ver aun más rudo. Lans se hizo a un lado y dejo lugar a su padre, el rey. Todos los presentes del oeste se arrodillaron, recociendo a ese hombre como la máxima autoridad del reino.- Soy el rey de estas tierras, Beld Tartare, y si tiene algo que tratar lo haremos entre soberanos, me estoy hartando de los juegos de príncipes y princesas, les falta madurar aun.-Fue bastante duro desde el comienzo, Lans quedo en silencio y agacho la cabeza mostrando respecto por la figura de su padre a quien aprecia tanto.

-Aceptamos, de buen grado su buena voluntad. Que los soldados repartan con conjunto los víveres para el pueblo, que mantengan el orden. June Firegard, acompáñeme, hablara conmigo en mi castillo y en privado.-El pueblo festejo la decisión del rey, sean cuales sean sus métodos o motivos a la plebe solo le interesa llenar sus estómagos, llenarse y calentarse, recuperar la energía, la salud y sus hogares.

Entre el batallón de oeste se abrió un camino para que la reina pudiese andar protegida desde todos los flancos, su protección ahora está a cargo de la gente del oeste, de los hombres del rey.

_________________
avatar
Lans Tartare

Mensajes : 376
HP : 30
MP : 30
EP : 30
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Localización : En el oeste de Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
5/5  (5/5)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 03, 2016 11:57 pm

Cuando mi hermana me conto lo sagas que era nuestra general, hace un tiempo la vi manteniendo relaciones con dos mujeres a la vez situacion que se me hizo de muy mal ver, se lo comente a mi hermana y ella me dijo que asi era ella, muy leal pero una degenerada algunas veces se debe acceder a la voluntad de la espada para obtener Buenos resultados, la vi en combate hace un tiempo parece una bestia y ahora ve que la politica no es su fuerte, sinceramente tengo algo de temor dado que tampoco es mi fuerte pero supongo que puedo hacer algo para solucionar el problema que Efreet a desatado, es claro que el que Risefreet se fuera no fue buen visto y en cierto modo debo dar la cara a por ellas, no me pesa son mis hermanas y no e podido dormir bien desde que se que Efreet duerme en un calabozo, espero este viva en verdad, noto como el elfo razona un poco la situacion y los piensa, entiendo el porque dado que no es una decision facil.

Una decision acertada a lo que solo asenti con la cabeza, no es el quien decide esta situacion y encambio me dice que la realeza no debe tardar en aparecer, me pide pasiencia a lo que solo veo a calico –Calico ordena que levanten un campamento a las afueras de la ciudad en lo que se soluciona la situacion politica, mantente al mando y te lo pido  como un favor a tu reina, o estes acosando a las mujeres del lugar- fue gentil al pediro e incluso le regae una sonrisa –veras que pronto saciaras tus necesidades...- acto seguido me acerque al elfo de nuevo –esperaremos lo que sea necesario entonces, levantaremos solo una avanzada en las cercanias de su ciudad  si sabe de algo no dude en...- un no terminaba de hablar cuando la gente que se habia acumulado cerca comenzo a abrirse mientras estandartes anunciaban la salida de alguien importante, solo me gire un poco hacia aquella direccion contemplando el desfile de estandartes y armaduras, el que encabezaba llamo mi atencion aunque lo disimule...De inmediato un pequeño grupo de mis legionarias se colocaron detras mio levantando los estandartes de mi nacion, solo les mire no deseaba conflictos y no creo que el prinsipe de esta tierra los desee, mis guerreras son de sanre caliente por los combates que suelen desempeñar con las fuerzas vampiricas  soon tan valiosas y habilidosas como el mas fiero de los guerreros y me acerque caminando un poco solo contemplando su bello corsel y su pesada armadura, cuando nuestras miradas se encontraron supe quien era...mi hermana lo describio el debe ser el principe tartare.  

El si cambiar una recia e intimidante mirada comenzo a hablar, primero nos daba lla bienvenida a sus tierras pero despues  comennto algo que no fue del todo agradable para mi pero no por ello le restaba realidad solo viendole sin apartar mi mirada ambar les comente tras sus palabras –Comprendo que se sienta tan ofendido por la actitud de mis hermanas, no justificare ninguna de sus acciones y por ello e venido a hablar...deseo que no tenga ese concepto del apellido que mi padre forjo en las guerras del oeste, Deseo entablar un dialogo pero si es tanta la ofensa que permite la situacion tome mi cabeza  aunque dejara a un reino sin su lider...y del mismo modo un posible aliado de guerras que a demostrado su valia e Nosgoth mi tierra natal por ello no hablemos mas de muertes, estoy dispuesta a asumir la responsabilidad de la desvocada realeza de mi nacion...- comente sin apartar mi mirada de el tan valerosa y lider como podia  sin embargo en ese momento hablo otro hombre de aspecto  elegante e impactante, un aura de poder y sabiduria se sienten en el  nosotros los draconicos sabemos distinguir esas cosas en un hombre o al menos eso creo dado que me dio esa sensacion, me decia que deberia hablar con el para tratar un asunto tan delicado.

Su corcel es imponente y su porte rebaza al del principe que dijo mi hermana incluso me senti levemente sonrojada o cohibida ante su sola presencia sin embargo trate de mantener el temple mas cuando todos sus vasallos se arrodillaron ante su presencia, me recordo a mi padre solo le vi y asenti reverenciandole  esperaba mis legiones hiciran lo mismo –Se agradece su generosidad con esta comitiva de tierras lejanas Rey Bled, Me presento antes que nada sy Junefreet de la casa de Firegard y acepto gustosa tratar este asunto con usted, Mis hermanas no tiene madera de lideres y aunque soy joven mi voz es la de mi pueblo y del mismo modo la de mi padre Rey Blad- Monte mi Raptor, el cual era similar a los demas por el camuflaje con el cual viaje, el acepto nuestros regalos –Acepto agraciada su initacion Rey Bled- de inmediato di la señal para que calico se encargase de la reparticion de viveres –Calico en tus manos est el que los dotes se entregen a esta gente asi que no me decepciones, Capitan Silva Organice a las guerreras en el campamento que levantaran- acto seguido me dirigi a con el rey algo nerviosa por su imponensia por lo que solo esperaba me dirigiera.    

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Lans Tartare el Miér Mayo 04, 2016 5:28 pm

Como era de esperarse las palabras del rey, su mera presencia dejo por debajo a todos los demás, incluso a su propio hijo quien tiene en su haber mayores logros o proezas militares, demostrando así que no se necesita ser el más brutal o demencial en el campo de batalla para ganarse el respeto y la admiración del pueblo. Los años y duras experiencias ofrecieron a ese hombre una gran sabiduría, y hoy día con prácticamente 50 años encima y en peso no se muestra para nada demacrado, al contrario, aun monta y participa en las confrontaciones bélicas, como bien se lo vio hace apenas una semana enfrentándose a los invasores cara a cara y sin temor. Lo que hayan podido decir hacia Trooper o hacia Lans queda sin efecto al estar el propio rey allí en persona dando las órdenes. Cuando Beld dio un paso al frente pareció que todo el ejército extranjero dio un paso atrás, incluso su reina parece boca abierta cuando trata con ese caballero que alguna vez fue un noble muy importante en todo el Puño de Hierro. Siguiendo las palabras del rey June dio la orden a su gente de que dispusieran de los víveres de modo ordenado, Lans del mismo modo empezó a moverse lentamente por los alrededores, de ese modo vigila y mantiene orden. Si algo malo sucediese el pueblo tendrá al propio príncipe a la cabeza para defenderlo.

Los reyes dejaron el sitio y todo continuo con el orden esperado, aunque por momentos se vivió algo de agitación entre los lugareños estos no se atrevieron a hacer mucho al estar rodeados de tantos soldados.
A lo lejos se podía ver la última parte de la comitiva del rey ya casi llegando al castillo, entre ellos y protegida por los mejores caballeros se encuentra June en la que sea posiblemente la reunión política más difícil de su vida.

Las órdenes van de un lado a otro, algunos gritos imperiosos pero no más que eso. Esa noche muchos tendrán algo bastante bueno para comer, desde hace algunas semanas que no podían decir algo tan básico y esencial como eso. Probablemente los soldados también sean en parte beneficiados, por lo que sus ánimos también se ven más claros y entusiastas. Algunas personas de real importancia como el sacerdote Bishop se une a la comitiva y ayuda a los más necesitados como es su costumbre, otra de las razones por la que se guarda la calma durante todo momento es debido a su presencia, alguien con fuerte presencia entre los de todas las castas, sin duda ese es el sacerdote, la mayor influencia espiritual de ese reino la tiene ese hombre entrado en años.
Spoiler:
Bishop

Está muy bien vestido ese hombre, no es solo un buen samaritano, con esas ropas lujosas seguro es alguien de alta alcurnia.

Fuera de juego:
El que quiera seguir el hilo de la conversación entre Beld y June tiene alli el link del tema
http://pkenlared.foroargentina.net/t548-recio-rey-futura-reina#6070


Última edición por Lans Tartare el Miér Mayo 04, 2016 10:35 pm, editado 1 vez

_________________
avatar
Lans Tartare

Mensajes : 376
HP : 30
MP : 30
EP : 30
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Localización : En el oeste de Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
5/5  (5/5)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 04, 2016 10:34 pm

-No miento como porque tsk..- comento la pelirroja, se sabe de su poca paciencia para las discusiones aunque sabia que hacer algo mal es un acto de guerra en tierras lejanas sin embargo no solo eso recaee en sus hombros dado que espera que la princesa Efreet siga con vida, estando en el calabozo incluso podria estar enferma poc el clima tan tragico que asola la region por lo que esta conversacion podria significar la muerte de la misma Efreet, estaba pensando que decir pero cuando se disona a responder la Reina interrumpio, ella tomo cartas en el asunto pese al peligro que supone quedar expuesta en la entrada de la ciudad, Calico sintio algo de molestia al saber que aquel sujeto no tenia voz ni voto solo fue una perdida de tiempo aunque dio una señal a Silva, esta de inediato desaparecio y se postro sobre un arbol para observar el lugar por si alguna amenaza se sernia sobre su reina, en su cabeza desfilaban las palabras de su reina sobre su comportamiento y aunque de mala gana obedecio la orden desidio aceptar aunque cuando se giro pra ordenar a Silva a lo lejos observo algo extraño, se trataba de una mujer quien le hacia señas y le hablaba o eso parecia dado que estaba cubierta totalmente por un sobre todo pero le hablaba y le guiñaba el ojo chocando su mirada con ella situacion a la que la general arqueo una ceja y sigo con lo suyo enviando a una de las inferiores a decir que esperara un momento a aquella mujer.

El aire removio el cabello de y dio una Silva quien dio la señal a la pelirroja quien se acerco a su Reina –Una comittiva...- comento a Junefret y ante ellos aparecio un sujeto al ver de calico bastante engreído por la forma como se mueve y actua a lo que ella solo arqueo una ceja no estando demasiado asombrada de su presencia, noto algo de nervios en la princesa pero no en ella no por nada es su general y de las mas valientes del reino.

"Estaba espectante lista para lo que fuera nesesario hacer, no estaba intimidada aunque el tuviera una Legion de hombres eso no es asunto que me intimide por lo que estaba lista para defender a June mi reina, el comenzo a haba y no puedo ocultar mi exaltacion –ehhh- como dice eso de la familia que sirvo, cobardes y traidoras estaba dispuesta a cerrarle la Boca sin embargo la srta June no lo permitio en cambio, pronto otro hombre arrivo alegand ser el rey de estas tierras de sobra esta decir lo demas los reyes hablaron y se designo lo que pasaria a mi me tocaba quedarme en este sitio aunque no estaba segura de lo que pasava asi que llame a silva –Oye Capitan, mantente en lo alto y trata de observar a nuestra reina no deseo que le pase algo...- Silva asintio pero se detvo antes de irse –La reina no ordeno eso...- a lo que soo la vii seriamente y ela continuo su camino- a estas alturas Lewis Debe estar cerca de este lugar...general de pacotilla...ira que adelatarse y no estar en este sitio a nuestra llegada – comence a caminar hacia la mujer que me habia echo señas mientras las demas cosas seguian su currso, se repartian los viveres y demas cosas."

Cubierta aun ppor su poderosa armadura la pelirroja se acerco a paso lento hasta donde estaba aquella extraña mujer, portaba su casco en la mano y soo fijo sus orbes amarillentos en aquella mujer –que es lo que deseas...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Irasue el Sáb Mayo 07, 2016 7:27 pm

El ambiente parece ser tenso, no solo por el mal momento en el que esta pasando este reino sino que tambien por la actitud de los soldados. Uno de ellos se presenta y deja en claro que clase de autoridad tiene; de lo que puede notar Irasue es que los hombres aqui se caracterizan por ser fuertes y robustos, cosa que en si ella lo ve como una gran debilidad; hombres con esa contextura pueden ser ser fuertes, pero caen en el pecado de que sus musculos los hacen lentos y menos agiles, por lo que por asi decirlo no son candidatos perfectos para el tipo de gente que busca. En cambio los recien llegados parecen ser mejores candidatos para ello, pero hay un solo problema; tienen una lider y por lo que parece son demasiado leales a ella, pero es solo un detalle, un lider puede ser facilmente manipulado por otro, pero antes de eso se debia entrar a ese circulo, ya sea el de aquellos que se estan practicamente muriendo por la guerra o de los que estan ahora llegando.

Definitivamente sus señales hicieron algo de caso a la pelirroja que no tardo en comenzar a acercarse hacia ella; sin quitarle la vista en ningun momento hasta que finalmente la tuvo a su lado. - Te refieres a mi ?... pues practicamente nada, solo que veo que es algo injusto como ese sujeto de armadura las ha estado tratando. Tras tanta caballerosidad y ese tipo de cosas es claro que esconde algo... conozco su mirada y de los de su tipo.- Dijo unicamente Irasue, mas bien concentrandose en los comentarios emitidos por Lans hacia las guerreras y su comitiva. - Yo creo que deberias ser mas que el... alguien como tu es mas que claro que deberia estar por encima de la clase de criaturas que son todos los presentes... aquellos muertos de hambre que vienen a ayudar.- Dijo observando a sus alrededores refiriendose a los decadentes que los estan rodeando.

Irasue lentamente comenzo a acercarse al oido de la guerrera y alli le susurro algunas palabras. - De seguro alguien como tu busca algo mas entre los muertos de hambre que rodean este lugar... si lo deseas yo quizas pueda dartelo.-

_________________
Ficha
Dato a tener en cuenta:
No utilizo el sistema de dados para rolear por el hecho de que no lo entiendo y tampoco deseo entenderlo, es muy enredado. Solo rol interpretativo realizo en todo.
avatar
Irasue

Mensajes : 36
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/04/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Lans Tartare el Miér Mayo 11, 2016 1:10 am

Con los mandatarios de ambos bandos fuera el obispo de la región y el príncipe trabajan en conjunto manteniendo el orden total de la situación. La presencia de la realeza sumada a la presencia espiritual del sacerdote es una buena combinación para mantener calmada y ordenada a la plebe. Unas cajas por un lado, algunas bolsas por otros lados fueron pasando de mano en mano los soldados del oeste hasta que al cabo de casi una hora ya habían repartido todo cuando les habían dejado los recientes visitantes.

-Ahora adentro ciudadanos, no se toleran disturbios de ninguna clase. –Un soldado repitió el mensaje, y luego otro, así sucesivamente mientras se mantiene una especie de vigilia en ese sitio y en los alrededores mientras el príncipe y el sacerdote conversan largo y tendido con algunas personas cercanas alrededor de ellos prestando atención. Va pasando el tiempo y comienza a atardecer de prisa, en poco tiempo más y ya habrá entrado la noche casi por completo, como si estuvieren en lo profundo de la noche. Las personas aún no se acostumbran a las variables del clima tan extrañas que están viviendo, se les viene la noche encima en un santiamén y los animales actúan de modo extraño. Con menos sol es más difícil cultivar, con menos sol las cosas tardan más en secarse y los ánimos cuesta más levantarlos. El sacerdote invita a sus fieles a buscar la paz y la esperanza en su templo dedicado al Master, otros que no aceptan a dicha deidad mantienen su culto en sus propios hogares rogando por la ayuda de Odin, Skady o Skyaen. No se penaliza de ningún modo en la parte oeste de Asbru por las ideologías teológicas que posea una persona siempre y cuando no dañe esa creencia al reino ni a su gente.

Al pasar el rato Lans y algunos de sus hombres permanecieron en la plaza central de la plebe, la plaza de la villa que está cerca de varios puntos interesantes de ese sitio como el Templo del Master, La posada más grande del lugar y la herrería. Varias calles conectan con esa plaza por lo que es un lugar céntrico para el oeste y su gente. Mientras algunos eligieron rezar, cenar o descansar, los hombres del rey con el príncipe presente comenzaron a patrullar los caminos, en grupos medianamente numerosos. En su camino encendieron varias antorchas de las grandes que proveen buena luminosidad durante un periodo extenso de tiempo, estas se encuentran en zonas importantes de la ciudad. Otras más pequeñas poseen algunas casas, las de aquellos con algo de dinero o de recursos varios que se las pueden permitir. Las patrullas tienen sus propias antorchas de tamaño pequeño que utilizan en esos lugares donde la oscuridad es demasiado cerrada como para ver, o en aquellos lugares que consideran peligroso andar sin ninguna luz.

_________________
avatar
Lans Tartare

Mensajes : 376
HP : 30
MP : 30
EP : 30
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Localización : En el oeste de Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
5/5  (5/5)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 13, 2016 6:12 pm

Calico se sentia algo sofocada pese a la baja temperatura que reina en el sitio, solo respiro profundamente mientras se dirige hacia la joven, porrtaba una pesada armadura de combate draconiana que hacia bastante sonido a cada paso que ella daba, la armadura era de color mtealico con acabados dorados y ostentaba una larga capa color rojo de un material similar al terciopelo, debajo de la armadura llevaba unas cuantas telas para cubrir la baja temperatura, ella siempre fue una mujer que le gustaba estar libre de accion y se sentia sofocada, estas pesadas armaduras asi como protegen impiden la libertad de movimiento pero estaba en tierras extrañas por lo que no habia demasiado que pudiese decir o quejarse al respecto de ese tema debia mantenerse como la general que es, tras analizar un poco la mirada de la chica que le llamo solo se rasco levemente la cien, la forma de su capa deja ver las hombreras pero tapa el cuerpo por la parte de enfrente, al acariciar su cabeza dejo ver su cuerpo cubierto por la armadura el cual pese a estar cubierto se veia bastante generoso, estando asi se dispuso a escucharle.

Tras oirle se acerco a su oido pra susurrarle -Los sujetos como el no me agradan, son bastante creidos, su caballerosidad la usan denigrando y haciendo menos a los demas pero no soy quien para quejarme o decir estas cosas, el rey anteriormente er un sujeto bastante diferente digno de respeto...si algo me agrado fue las palabras del rey aqui es verdad que no se trata de jueguesitos...- la femina se enderezo –asi que solo me limito a cumplir las ordenes de mi reina..- la pelirroja estaba tranquila y sus oidos percivieron dichas palabras, justo cuando esta termino le tapo la boca sin ser demasiado ruda acercando sus firmes ojos que destellaban un fulgor amarilleno y sonrio de lado –Curiosas palabras...pero pueden costarte la vida querida...- pego su frente a la de ella relamiendose los labios -se algo mas prudente...si alguien te oye te mataran, seria una lastima que esas carnes ardieran en las llamas...- seguido la solto y retomo su compostura mientras se acariciaba la frente, se sentia aun tanto caliente desde la mañana en un sentido deseoso de sexo, por su adiccion y la femina que le hablaba no ayudaba demasiado, de esta forma esta se acerco a su oido para agregar mas palabras las cuales escuhco calico y solo sonrio de nuevo –No te equivoques hermosa, es verdad que no soy una mujer comun y mi fama me precede, sin embargo lo que busco en la vida resulta algo sencillo...una muerte honorable- sonrio deseosa y emocionada de sus palabras –Soy una mujer sencilla, adoro las peleas y el buen sexo...la cuestion es que puedes ofrecer que no me este dando mi reina...tengo una finca con muchas mujeres que satisfacen mis hambre sexual, ademas de conflictos que me llenan de regocijo y fama...o no se a que te refieres querida - se agacho verla a la cara quedando a su altura.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Irasue el Sáb Mayo 14, 2016 5:34 pm

La femina le encontro algo de razon en las palabras de Irazue, en algunas cosas; las palabras del rey en realidad no le importaron para nada; es solo una manera de poder calmar el clamor de la gente y solamente engatuzarlos en su mundo donde supuestamente saldrian de dicha situacion, mientras que la realidad dice algo completamente diferente a ello; algo completamente contrario a loque decia, pero aun asi la gente de aferra a las palabras y no a los actos como en realidad deberia ser. - Yo una vez tambien cumplia ordenes, pero supe ver mas alla y romper las ataduras que me encadenaban, ahora soy yo la que busca darlas.- Quizas esas palabras fueron igual de peligrosas que las anteriores que habia dicho, algo que al igual que las otras podrian costarle la vida, pero vio que por el actuar de la chica, eso no seria por sus manos, sino ella seguramente ya hubiese reaccionado en lugar de haber continuado la conversacion. - ¿Matarme ?; si te refieres a la banda de humanos muertos de hambre o a los soldados que dicen ser fuertes; pues practicamente se convertiran en carne muerta antes siquiera de sacar sus espadas... son simple humanos; debiles como todos... ellos son alimento para nosotros los fuertes.- Volvio a decir teniendo un pensamiento claro acerca de los humanos, ellos para Irasue son solamente alimento para el ganado, la escala inferior en la piramide de los fuertes.

Luego de ello, explico que la oferta de la mujer no parecia ser valida para ella, ya que tenia mucho mas; pero aun asi solo iba enumerando cosas tangibles, pertenencias efimeras que de a poco quizas podian acabarse en un abrir y cerrar de ojos con tan solo un ligero descuido o solo una deslealtad que podria que todo eso lo perdiera. Logro agacharse un poco y se coloco a la altura de Irasue, teniendo su rostro muy cerca al de ella. La inu aprovecho el momento para acercar su mano al rostro ajeno y solo le acaricio de forma descendente el costado del mismo, para luegoacercarse a los labios de la chica y depositar un lijero beso en los suyos. - Lo que yo este buscando quizas no se compara en lada a lo que tu en realidad estas buscando ahora... y creo que el siguiente movimiento lo tndrias que hacer tu, decidir si en realidad soy una amenaza para ti o en realidad seguir ese deseo que tienes ahora... Si, se lo que sientes, he visto esa mirada en tus ojos y como la posas sobre algunos de los presentes, se lo que quiers y buscas y quizas sea yo quien en realidad pueda dartelo.- Fueron las palabras dirigidas a la chica por parte de Irasue, no era la primera vez que veia esos ojos, lo que estaban buscando en ese momento, sabia perfectamente a lo que quierian llegar.

_________________
Ficha
Dato a tener en cuenta:
No utilizo el sistema de dados para rolear por el hecho de que no lo entiendo y tampoco deseo entenderlo, es muy enredado. Solo rol interpretativo realizo en todo.
avatar
Irasue

Mensajes : 36
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/04/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 17, 2016 10:46 pm

La joven General se encontraba no de muy buen humos por varias razones aparte de la necesidad de saciar su compulsión por sexo,  han viajado sin descanso hasta este sitio y pese a ello no se les invito a ingresar a la ciudad en cambio esperaran afuera con el frenético clima, siente los labios casi helados de no ser porque es una dragón de fuego estaría echa un hielo apenas si logra regular un poco su temperatura, de esta forma los comentarios de la joven ante ella de piel semibronceada no le eran muy convincentes o enredantes debido a lo fastidiada que estaba, la reina fue clara al pedirle no liarse con nadie aunque sus palabras claras fueron no te ligues a nadie –Ya veo, es una suerte nena...Mi comandante solía decir que hay dos tipos de gente aquellos que mandan y aquellos que obedecen- la pelirroja le vio de reojo –aunque algunas veces eso no aplica, tus razones para hacer aquello debiste tener, dar ordenes no es sencillo pese a todo pequeña soy una general...muevo masas de guerreros y a mi ver un buen lider es aquel que puede infundir miedo y respeto en sus subordinados...no a oido la leyenda de Calico Srta?- sonrió de lado, calico es muy conocida en todo el mundo por las grandez hazañas que a logrado y su fiereza en combate.

Pronto la dragona se percato que no trataba con una persona común, arqueo ligeramente su ceja mientras escuchaba cada una de las palabras que la chica decía tomándolas muy en cuenta y analizándolas solo para liberar un suspiro –Claramente no eres humana, no soy quien para decir lo que los humanos son aunque sean los seres mas débiles de este mundo, yo soy una Dragón vivo cientos de años...no e conocido lo suficiente a los humanos aunque si te refieres a os de nosgoth son  aunque poseen vidas cortas muy aguerridos  presiento que por la misma razón de su vida corta...quizá para ti sean ganado, para mi a decir verdad no son relevantes...- expreso que la existencia de los humanos aunque no les considere ganado le son irrelevantes –Admito que tienes un curioso modo de ver las cosas...- sonrió de lado y miro a su alrededor unos segundos para ver que no había demasiada gente cerca, igual dio una mirada a las mujeres que se establecían en la cercanía .

La platica continuaba avanzando mientras los soldados se organizaban, a calico se le notaba un poco ansiosa y al estar tan cerca de la chica se sorprendió un poco de ver su reacción, parecio que sonrio de forma seductora y aparte acaricio con suavidad su rostro atrapando así toda la atención de la joven quien solo le vio unos momentos, iba a decir algo cuando esta le beso,  Calico  cerro sus ojos y sintió la suave textura de sus labios para verla de nuevo, comenzó a hablar un tanto incitadora  y mientras la pelirroja escuchaba entendía un poco de que iba la situación -Tu...- dijo escuchando como ella se daba cuenta lo que la pelirroja deseaba, la pelirroja se relamio los labios y solo cerro unos momentos los ojos mientras le seguia oyendo, ella debería decidir en realidad no le veía como amenaza mas bien pensaba que no deseaba que la matasen por sus comentarios pero en ese momento ella fue clara con lo que decía por lo que solo suspiro la pelirroja.

-Eres bastante perceptiva por lo que veo Nena- miro el sitio y paso de lado de ella dirigiéndose al campamento a medio camino se detuvo –Mi tienda no esta lejos de aquí...puedo continuar esta conversación en ese sitio si lo deseas...- la pelirroja siguió caminando esa era una clara invitacion a su tienda para hacer cosas indebidas dado que no era muy de su estilo hacerlo en la calle pese a las ganas que tiene de  pero aunque se mantenía calmada estaba algo nerviosa y ansiosa.  
 

Off: Si decides ir a su tienda responde y abro un tema en su tienda +18 por lo pronto dejo el tema.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Irasue el Dom Mayo 22, 2016 6:01 pm

Por lo visto la pelirroja habia comprendido en parte las palabras de Irasue; aunque en parte solo fueron las palabras que habian servido como invitacion, pero de seguro solo con eso podria lograr algo, con alguna cosa se debe partir. - Claro que podriamos continuar alla, aqui las palabras las toma el viento y las llevan a oidos donde no quieren que terminen.- Dijo para aceptar la invitacion de la pelirroja, comenzando a caminar en su compañia, cubriendo su rostro para que nadie pudiera verdaderamente verla como es en realidad y mucho menos pudiera alguien reconocerla, aunque seria eso dificil, ya que al no ser de estas tierras, nadie podria siquiera saber quien es en realidad, solo la reconocerian como quizas una mas de las tantas personas que alli se encuentran o quizas podia ser tomada como uno mas de los soldados que acababan de llegar.

OFF: Salgo de este tema junto con Calico.

_________________
Ficha
Dato a tener en cuenta:
No utilizo el sistema de dados para rolear por el hecho de que no lo entiendo y tampoco deseo entenderlo, es muy enredado. Solo rol interpretativo realizo en todo.
avatar
Irasue

Mensajes : 36
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/04/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Invitado el Miér Jun 08, 2016 9:16 pm

Muchos observaban expectantes a silva entre las fuerzas aliadas después de todo siempre ha sido vista de forma extraña entre sus propios compatriotas, se sabe es una Dragona de Meridian y que era de confianza de su reina, también se sabe que era muy cercana al rey antes de la tragedia y so9bre todo nadie se explica porque sigue con calico después de la extraña forma de ser de la pelinaranja, siempre despreocupada y quizás muy holgazana, su valor militar solo se equipara a lo descuidada en cierta fo0rma que es y sin embargo silva es muy contraria a ella, la peliazul está de pie tranquila solo aspirando el suave aroma del frío el cual a diferencia de su capitan siempre le resulto sumamente agradable, de reojo podria ver al señor de las tierras retirarse con la princesa y solo acomodo su capa mientras por su cabeza pasaban las palabras de Calico, debía cuidar de su Reina pero entre tantos soldados seria dificil, si simplemente se dedicase a asechar los lugareños podrían tomarlo como un acto de guerra debido a las acciones de la princesa Efreet.

Suspiro profundamente con algo de desaprobación, pese a las órdenes de la reina Calico se fue a hablar con aquella joven que anteriormente deseo llamar su atención, la peliazul no intuía nada bueno de esa unión dado que algo en esa forastera no le agradan pero le habían dado una orden y por ahora no tenia otra opcion mas que pensar la forma en la que pueda acercarse a su reina, tras meditarlo un poco y observar del mismo modo como el príncipe desplegaba sus hombres imponiendo orden entre su pueblo cuando recibían las provisiones solo mire a nuestras tropas, calico ya les había dado órdenes y levantaban un campamento en las cercanías de la ciudad, su presencia en el sitio sobraba un poco por lo que solo dio unos pasos en camino a el príncipe, definitivamente seguir a la reina por medio de ágiles saltos y su habilidad de invisibilidad seria demasiado problemático por lo que su mejor opción es acercarse al príncipe, a diferencia de las demás su armadura era más ligera sin mencionar que no estaba tan abrigada, se acerco a pasos seguros mientras se despojaba de su propio casco, portaba una armadura plateada ligera, una capa azul salía de esta y a diferencia de las demás su espalda poseia un emblema distinto al de la nación de calico, su mirada era seria y tranquila a juzgar por cualquiera carente de emoción alguna, se postró delante del caballo del príncipe y llevo su mano derecha a su pecho a el sitio donde yace su corazón para inclinar la cabeza -Me presento, Capitán de la 3A legion, Silva Aquarius a sus ordenes, si necesita algo o le incomoda alguna situación con la comitiva de Mi Reina Junefreet siéntase en la disposición de hacérmelo saber y con gusto me ocuparé del asunto- aunque no poseía tanto rango como calico silva sabía que en la ausencia de esta la responsabilidad de la tropa recaia en ella, debido al ajetreo se acercaba para saber si de algún modo sería útil, en su espalda llevaba un especie de bastón muy ancho envuelto en lo que parece ser varios vendajes, en realidad se trata de su rifle pero lo carga de esa extraña forma, su tono de voz es suave y sus facciones como movimientos finos con cierta elegancia aunque su mirada es algo opaca carente de sentimiento algunos, esa voz dulce esta ligeramente automatizada.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Lans Tartare el Miér Jun 08, 2016 11:26 pm

Con total autoridad y a sabiendas de cómo hacerlo Lans Tartare mantiene la situación completamente controlada, no se escuchó ninguna clase de disturbio, ninguna insubordinación, todo estuvo en calma, con oscuridad y frio por donde se mire. Tras unas breves oraciones con el sacerdote y tras haber cenado muchos soldados comenzaron a patrullar, recorridos cortos y en grupos. Muchos plebeyos se marcharon a sus hogares o a sus refugios, muchos de ellos con el sacerdote, el templo fue uno de los pocos edificios que quedo en buen estado, según muchos gracias a la fe, para otros, cuestión de suerte.
En medio de la noche y con mucha tranquilidad una hermosa joven se hizo presente ante un solitario Lans Tartare que observa las estrellas distantes del cielo de Asbru. Se gira el príncipe del oeste y la observa algo desabrigada, y más ligera que el resto de sus compañeras. Con una reverencia respetuosa respondió la presentación de la joven mujer de pelos azulados, y luego de unos momentos ya erguido paso a responder.

-Buenas noches capitana Aquarius,  bienvenida a mis tierras…Quizá sean algo heladas y áridas, pero lo compensara el calor de su gente, solo espere paciente y podrá sentirlo.-Con gran amabilidad el príncipe del oeste saluda a la joven delante suyo. Clava su mirada en la de la mujer.-Mi nombre es Lans Tartare, príncipe del oeste como bien de seguro sabe, y puede relajarse Lady Silva, no hay problemas que nos incordien esta noche. Vera…El único problema que puede haber es que sus mujeres sean acosadas por mis hombres, tras tanta guerra y devastación no les culparía por buscar algo de calidez femenina que los haga volver a la vida, pero, no ha sucedido, ya sea porque estas les intimidan o porque se les ha muerto el espíritu, espero sea más por lo primero que por esto último.-Se abre de buenas a primeras ese hombre con ella, no está mentir en su naturaleza, e incluso cuando quiere mentir esto le cuesta. Lleva una mano a los hombros de la joven mostrando una confianza con ella poco habitual, los Lores no son así y menos con extranjeros.

-No hace falta temer por su reina si eso le preocupa, está reunida con mi padre, le aseguro que rara vez podrá encontrar en este mundo alguien de tanta valía y honra.-En ningún momento ella dio signos de preocupación ni tampoco salió a relucir el tema, pero si Lans estuviera en lugar de Silva está seguro que estaría sumamente preocupado por su rey.

-¿Gusta?-Muestra un plato hondo con su diestra.-Hace frio, le vendría buen algo de sopa y carne, supongo que incluso valientes dragonas tienen necesidad de calor y alimento. Corríjame si me equivoco capitana Aquarius.-Invita con facilidad a la joven dama a cenar, y varia el modo en que le llama y estudiaría a su modo, siempre y cuando ella no se lo diga primero, como le gusta que le llamen, o mejor aún, como quiere ella que él se dirija hacia su persona.

_________________
avatar
Lans Tartare

Mensajes : 376
HP : 30
MP : 30
EP : 30
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Localización : En el oeste de Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
5/5  (5/5)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Setsuna Shinomori el Sáb Ago 20, 2016 10:13 pm

Tema finalizado por abandono. Lans e Irasue obtienen 1 de experiencia.

_________________
avatar
Setsuna Shinomori
Admin

Mensajes : 543
Fecha de inscripción : 19/12/2012

Hoja de personaje
CUERPO:
7/7  (7/7)
MENTE:
7/7  (7/7)
ESPÍRITU:
9/9  (9/9)

Ver perfil de usuario http://pkenlared.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nacion Ardiente....[Lans + Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.