Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Mar Jul 11, 2017 1:39 pm por Kakita Harusame

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Un día largo (+18)
Jue Jun 22, 2017 6:08 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea

» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Jue Jun 15, 2017 5:20 pm por Anael Mercy



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

Cronicas del oeste "La batalla del muro de carne y acero"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cronicas del oeste "La batalla del muro de carne y acero"

Mensaje por Lans Tartare el Jue Abr 28, 2016 2:55 pm


Un águila observa el vasto territorio nevado con indiferencia. Montañas y lagos, estepas y nieve. En una tierra donde se nace y se vive en pos de la gloria y la guerra es natural que su historia este marcada…Por conflictos.
El águila observa segura desde lo alto de los cielos, observa como observo desde hace años atrás como los que se arrastran por la tierra una y otra vez se han destrozado unos a otros en una rueda de circulo infinito…Y otra vez, como tantas otras veces, la tierra se prepara para vestirse de rojo, para cantar al son de la guerra, para susurrar vestigios de dolor y sufrimiento.

De un lado a otro se ha corrido el rumor rápidamente, un gran ejercito, miles de hombres armados, un sinfín de hombres y enanos marchan a la par en una sola dirección, el oeste. El viento recorre el territorio y rasguña el rostro de los que van en busca de la muerte, muerte tanto ajena como propia, pues esa es la única gloria, la única verdad divina que se enseña en Asbru.
Envueltos en cuero duro y pesado metal avanzan enanos y hombres por igual, espadas, mazas, arcos y ballestas acompañan dicha indumentaria bélica. No faltan entre esas armas los cuchillos y dagas, así como los perros amaestrados para la caza y la guerra. Ha corrido el alcohol y las mujeres la noche anterior, el espíritu está bien elevado, son mayoría y mejor equipados, por lo que el cansancio por el gozo de la noche anterior les es de momento indiferente.

Ante tal fuerza militar un solo bando no puede aspirar a demasiado, en especial cuando el bando más pequeño ha sufrido con anterioridad un significativo número de incidentes sobrenaturales que han menguado parte de sus fuerzas. El propio gobernante y sus allegados más cercanos no son para nada optimistas, es demasiado evidente que en esa contienda tienen todas las de perder, no lo ocultan, no se puede ocultar el sol con las manos, de igual manera no puede presumirse mucho ante semejante enemigo. Para las fuerzas del oeste solo queda un camino, un plan táctico que debe ser llevado a toda costa con alma y vida, lo mejor de todos ellos tiene que demostrarse en el campo de batalla ese día, solo tienen una oportunidad, es a todo o nada, victoria o derrota, gloria o esclavitud, vivir o morir.

Siguiendo el plan trazado por las personas de importancia de la región oeste el príncipe Lans junto a un centenar de hombres forman la vanguardia de dicho ejército. Más atrás de la vanguardia en la zona de combate se encuentra el rey con más de mil hombres en su batallón. En la reserva esperan muchos más. Pasaron mucho tiempo decidiendo que formación utilizarían para tal batalla, y la formación actual fue la más cuestionada, y sin embargo, es la que utilizan, la única que les da un atisbo de esperanza.

La vanguardia enemiga se muestra numerosa y confiada, a caballo los primeros, jinetes de poca monta comparados con los grandes caballeros que alguna vez recorrieron llanuras y bosques del sur del Puño de Hierro. Más atrás miles de hombres a pie, muchos más con arcos y ballestas detrás de estos afinan la mirada buscando el mejor objetivo para su fin.

El pueblo cercano al castillo de los Tartare se refugia en su totalidad tras las murallas del castillo temerosos de lo que pueda ocurrir. Es seguro que sus hogares una vez termine la batalla no queden en pie, no sobrevivirán a la contienda bélica. Algunos rezan, otros hacen lo que pueden para ayudar a los soldados, lo que sea, desde alcanzar jarras y botas, a limpiar, a charlar, cualquiera cosa que pudieran hacer para aportar algo a la victoria por más insignificante que sea lo llevan a cabo.

El mediodía del siguiente día encontró a los dos bandos enfrentados listo para la batalla, y como era de esperarse la región este y sur combinadas iniciaron una ofensiva feroz y efectiva contra los defensores del oeste. La efectividad fue buena pero no la esperada, la vanguardia liderada por el príncipe de dicha región no cayó en la primer arremetida, ni en la segunda ni en la tercera, de hecho cuando llego la cuarta arremetida todavía estaban allí de pie ofreciendo una dolida y sangrienta resistencia, una que sería recordada más adelante como el muro de carne y acero.
El rey de Asbru observa con el corazón en la boca como su hijo hace lo imposible para evitar y retener la ofensiva del enemigo. Rodeado de los cuerpos de sus compañeros y de sus enemigos por el igual Lans Tartare gana tiempo preciado para que el ya anteriormente condecorado teniente Trooper realice sus mejores disparos, es la única oportunidad que tienen de vencer.

Pasaron algunas horas y comenzó a atardecer, y las fuerzas del oeste mermadas en la vanguardia incluso diezmadas permanecieron unidas, fue entonces que el enemigo ya harto de la valentía y de la resistencia del príncipe del oeste utilizo una gran ofensiva para barrerlo del campo de batalla de una buena vez…Esa fue la primer oportunidad de un enemigo que nadie tomo en cuenta.

Una noche entera paso enterrado bajo nieve el soldado de sangre elfica, explorador nato y gran soldado experimentado soporto el frio y el sueño con ayuda de infusiones de origen natural y de una pequeña piedra mágica que albergo algo de calor para ofrecérsela a su corazón, así evito morir congelado ese ser faerico que a pesar de las duras condiciones climáticas no dejo que se cuerpo se entumeciera. Sus ojos no se cerraron ni su pulso tembló a la hora de ejercer el primer disparo, tan decisivo como lo fueron los demás.
Nadie escucho el leve silbido de la flecha ni pudo proveer su trayectoria, el general enemigo cayó al suelo derribado de su caballo sin que nadie pudiese dar una explicación al respecto. Uno tras otro comenzaron a caer abatidos tenientes, coroneles y generales, pronto no hubo oficiales de importancia que diesen las ordenes por lo cual las numerosas fuerzas del este y del sur comenzaron a moverse caóticamente y no de forma ordenada.
Spoiler:
Trooper

Con gran valor y determinación el príncipe del oeste con toda su gallardía incentiva a los pocos hombres que se mantienen a su lado incluso después de muertos, los famosos Berserkers de la región nórdica no basta solo con destrozarles el corazón, estos tienen el favor del dios de la guerra y solo el decide cuando las valkirias reclamaran sus almas. Entre esos pocos guerreros se encuentra un enano, un gran forjador que no le basto con solo preparar el acero que utilizan los guerreros del oeste, el mismo empuña dicho acero y combate en la vanguardia junto al príncipe del oeste arriesgándose a todo o nada, golpe a golpe acompaña al heredero del oeste sea cual fuera su destino.
Spoiler:
Detrás de ellos se alzaron otras banderas, y entonces el propio rey con  varias decenas de hombres emprendieron una rápida y violenta marcha en pos de asistir a la ya maltrecha vanguardia aliada. Fue un contraataque durísimo, tanto así que las fuerzas del ejército invasor desperdigadas en el campo de batalla quisieron dejar ese lugar y centrarse en acabar con la reserva enemiga sabiendo que allí suelen estar los soldados y elementos más débiles…Grave error.

Cuando avanzaron hacia la retaguardia del oeste destrozaron casas y caminos, encendieron fuegos, pero no mataron civiles, ´pues en los pasos importantes en defensor de la ciudad Ferdinand los esperaba bien armado y preparado. Con los ánimos en alto los defensores de la ciudad acabaron con muchos de los atacantes y aprovecharon de auxiliar al príncipe en la batalla. Ese no era el plan inicial pero así se dio. El joven Ferdinand si bien no tuvo experiencia anterior en el campo de  batalla no le falta valor. Combatió con todo lo que estuvo a su alcance pero el destino no quiso que ese día sea el más glorioso de sus días, fue abatido en la escaramuza y con alguien así en el suelo la gravedad de la situación aumenta de forma crítica. Pero mientras unos palidecen otros brillan, y fue esa la oportunidad única que no desperdicio un completo desconocido de extrañas costumbres. Joven este mas animal que hombre se hizo fuerte en la adversidad y con sus poderes sobrenaturales no solo evito la muerte del caballero que estuvo dando las ordenes en la retaguardia sino que además causo estragos en las líneas enemigas. Soldados de piedra y gran arte marcial fue lo que impuso ese joven en el fragor de la batalla y aporto su buen grano de arena en la ya inexorable victoria del oeste.
Spoiler:
Alex

Para cuando la batalla termino la vanguardia del oeste solo fue un grupo de guerreros destrozados, muertos en pos del bienestar de su tierra. La desazón fue inmensa, y por un momento se transformo en trágica cuando encontraron entre los miles de cadáveres de ambos bandos el cuerpo del príncipe Tartare con muchas heridas, una de ellas de peligrosidad mortal. Con ayuda de algunos de los mejores médicos y  curanderos de la región lograron salvar de una muerte segura al príncipe y caballero del oeste, quien sobrevivió para ser parte de una nueva leyenda, otra más en su haber, otra más…Labrada con sus propias manos.

Esa es una de las tantas versiones de la historia que se cuentan en plazas, posadas y tabernas de la mano de jugadores, vagabundos y supervivientes que lograron salir con vida de semejante confrontación.

_________________
avatar
Lans Tartare

Mensajes : 376
HP : 30
MP : 30
EP : 30
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Localización : En el oeste de Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
5/5  (5/5)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.