Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Miér Jul 26, 2017 1:43 pm por Shinse

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Miér Jul 26, 2017 1:26 am por Kakita Harusame

» Un día largo (+18)
Lun Jul 24, 2017 4:45 pm por Risty Keikodi

» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

Un gato negro en apuros

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un gato negro en apuros

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 25, 2015 1:28 am

La felina se encontraba asustada, insegura y nerviosa por el destino que le esperaba, la habían enjaulado y encadenado y ahora se encontraba en la parte trasero de un carruaje como equipaje escuchaba cada paso de los caballos sintiéndose aun más temerosa al saber que cada cabalgada significaba más cercanía a donde sea que la llevaban con finas que ni ella misma se podía imaginar ¿qué harían con su persona? ahora se suponía que era una clase de mascota ¿no? la verdad no estaba segura, rogando para que algo pasara en el camino y que no lograran llegar, dándole una oportunidad de escapar pero incluso si le pidiera a un dios que quizá ni siquiera existe no sabía si realmente este le concedería aquel deseo, tendría un poco de misericordia con ella y la liberara de ese encierro en el que la tenían.

El carruaje se detuvo haciendo que se estremeciera, erizándose y esperando a ver lo que ocurriría luego, se abrazó a si misma aferrándose a los harapos que la cubrían pensando que pronto alguien vendría a por ella, no quería, en ese momento solo pensaba en volverse invisible entonces alguien abrió la parte trasera del carruaje dejando ver a la chica enjaulada, prontamente dos hombres la cargarían y la llevarían dentro de lo que parecía ser una casa normal, común pues no era ni muy llamativa pero tampoco se estaba derrumbando, la dejaron en una habitación la cual estaba completamente vacía y que solo contaba con una pequeña ventana por la cual entraban escasos rayos de sol, iluminando de forma tenue el lugar -quiero salir, quiero salir....por favor, déjenme ir- suplicaba en su mente mientras lagrimas se deslizaban por sus mejillas humedeciendo las mismas poco a poco.

No sabía ni el porque estaba encerrada en ese lugar ¿había hecho algo mal? ¿no merecía el perdón? ¿acaso era tan rara? eso era lo que se preguntaba con insistencia buscando la razón del que estuviera en ese momento así, encerrada como si se tratase de un animal que prontamente utilizarían para fines poco honrados, se mantenía acurrucada y abrazándose a si misma mientras cerraba los ojos con fuerza como si quisiera despertar de una horrible pesadilla, como si en ese momento aquello iba a desvanecerse y cuando despertara todo iba a ser como antes, las cosas iban a estar tal cual y nadie la hubiera encadenado y encerrado eso era lo que esperaba pero incluso con esa vaga ilusión sabía en el fondo que esa era la realidad, la cruda y triste realidad, sus padres la cambiaron por unas cuantas monedas para así alimentar sus vicios, eran egoístas y sabiendo todo eso aun seguía amándolos repitiéndose en su mente que ellos no eran responsables de eso.

¿Ahora qué era lo que ocurriría con ella? siempre esa pregunta palpitaba en su mente con ansias y temor de saber la respuesta, escuchaba voces y risas fuera de la habitación ¿de qué estarían hablando?, suspiró algo resignada a su destino pensando que ya no podría hacer nada más que esperar a lo que fuera que llegara

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Hijikata Hoshi el Sáb Abr 25, 2015 6:13 am

El tiempo continua corriendo y el porta estandarte del Emperador no ha tenido tiempo de volver a casa, hay pequeños problemas que se tienen que resolver, y otros más graves que pocos conocen o se imaginan que existen. Lo bueno es que ha tenido muy buena compañía, la coneja es alguien especial para él y le hace ver el mundo de una mejor manera. Viaja acompañado de Megumi a pesar de que como samurái que es tiene una responsabilidad importante con el casamiento arreglado que en algún momento tiene que darse en un su vida.

Un grupo de personas tiempo atrás pidió ayuda a Hijikata en lo referente a ciertas personas desaparecidas de sus hogares y trabajos, la mayoría mujeres jóvenes y niños, aunque algunos hombres también han desaparecidos y el con su cercanía con la gente común ha causado suficiente simpatía como para que se acerquen a él a pedirle ayuda a pesar de ser un noble. Sigue las pistas de supuestos esclavistas, no tiene o mejor dicho no tenía ninguna prueba fuerte de ello con lo que poder actuar, pero en la Dinastía del Dragón la esclavitud está prohibida en todas sus formas por lo cual es su deber ponerle fin a la misma si encontrase un caso de esclavitud. Es ley que toda criatura que vive en esa tierra bendecida por los dioses es libre, es su deber moral y ético incluso religioso el llevar a cabo la voluntad del emperador y de la historia de la ciudad guardiana.

Semanas de investigación dieron sus frutos, le llego la data de que en cierto lugar reunirían a las mujeres y a los niños que han secuestrado en los últimos meses, sobre los hombres secuestrados no pudo averiguar nada en esos momentos por lo que se resignó a hacer lo que puede hacer por las personas que ya sabe dónde estarán. Se disfraza ese samurái de campesino, toma ropas media sucias y muy gastadas del uso cotidiano, usa sombre de paja ese día medio roto, se enmaraña el cabello y se ensucia un poco la piel para parecer una persona de trabajo común y no un noble samurái, de ese modo busca la forma de llegar al lugar y pasar desapercibido. Los hombres a su cargo no son muchos, son diez en total pero muy bien armados, supone Hijikata que un golpe rápido y certero será suficiente como para imponerse con tan pocos números.

El lugar donde se presenta Hijikata es una casa de origen de clase baja, gente que se dedica al comercio y a la siembra que posee una casa medianamente grande que puede albergar a una familia numerosa. Normalmente sirven vino y comida, pero ahora incursionan en un negocio más turbio, en la esclavitud y en la venta de opio, dos negocios ilegales. El plan es el siguiente, sus hombres ingresaran al lugar diez minutos después de que el ingrese a dicho sitio, buscara un lugar en concreto que le dé una prueba contundente de la esclavitud en dicho lugar y del opio el cual claramente se ve que están fumando. No tienen mucha gente como para hacer un buen perímetro, pero al menos es suficientemente bueno como para frenar a un buen número de contingentes. En el interior de esa vivienda le ofrecieron alcohol y mujeres, no dijeron nada del opio, supone Hijikata que solo los mejores clientes pueden comprarlo, seguro se necesita ser cliente frecuente como para que le ofrezcan algo así.

-Una chica es lo que necesito, una joven y bella.-Esa es su petición y le pidieron diferente cantidad de monedas dependiendo de a quien elija. Pago varias monedas de plata, tantas que llego a entregar el montón de una moneda de oro en plata, mucho dinero por una mujer, por lo que le entregan a una de sus más recientes adquisiciones, una mujer joven y de hermoso cuerpo excelente para saciar la lujuria y toda clase de perversión que el cliente pudiese tener.
La puerta donde tienen encerrada a Mei se abrió y un hombre vestido de campesino entro en ella, tras el cerraron la puerta de tal forma que la trabaron y de esa forma ninguno pueda salir. El hombre movió su sombrero de paja de tal forma que no le entorpeciese la vista y de ese modo ver a la jovencita que le han entregado como prostituta, y a decir verdad quedo con la boca abierta al verla, no solo por la gran belleza de esa joven mujer sino por su forma física. Estuvo unos momentos inmóvil hasta que salió del shock, se dio cuenta el samurái disfrazado que las orejas de la chica son diferentes a la de Megumi, y los senos de la chica son enormes comparados con lo de la coneja, por lo demás son dos gotas de agua, prácticamente gemelas.

-No nos hemos visto nunca jovencita, pero te puedo asegurar que tienes una hermana gemela allá afuera.-Las primeras palabras de ese hombre que tiene un rostro joven y bello no tienen nada de sentido para alguien como ella, pero es la verdad o el así lo cree.

_________________
avatar
Hijikata Hoshi

Mensajes : 57
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/07/2014

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Henshury el Sáb Abr 25, 2015 12:33 pm

Aquel día, como todos los demás, eran toda una aventura. Un animal salvaje, una trampa de la naturaleza o un grupo de bandidos o perseguidores. Siempre lograba salir huyedo de todo y eso era maravilloso por el momento. Me sentía viva y capaz de cualquier cosa. Aunque sabía cual era la misión principal en mi viaje y huir no era la mejor opción. Debía encontrar a los mejores médicos para curar a mi hermana Sakura.

Tras varios días, semanas y meses viajando, quizas años, porfin parecía descubrir unas tierras parecidas a las mias. No eran iguales pero los rasgos de la gente y sus vestimentas eran muestra de una cultura común y eso me recordaba a mi hogar. Por ello seguí avanzando hacía la civilización día tras día.

Aquel día me despertó un ruido de unas ruedas pasar no muy lejos de donde estaba descansando y me acerque por investigar de manera sigilosa y con cuidado. Al mirar vi a una mujer enjaulada. Espera...¿mujer con orejas? ¿era medio gato? Me impresiono aquello, tanto que comence a seguir al carro hasta que se detuvo. Tenia que ayudar a esa chica, primero por que nadie debía ser enjaulado. Yo mas o menos habia sentido que era estarlo, aunque en mi caso no había rejas, solo normas. Y segundo, por que era un ser precioso y triste, era medio gato y esos animales disfrutaban de ir libres por el mundo. Debía ayudarla como fuese.
-Si estas ahi...¿la ves? Es una criatura increible. Échame una mano, algo de suerte para liberarla.
Dije esperando que el espiritu que veia aveces estuviera a mi lado en aquel momento. aunque jamas lo sabria por el momento. entonces vi como se la llevaban a una casa aparte quien sabe para que y tras eso mire a mi alrededor agradecida al espiritu. Suerte o no de verdad para mi aquello era una gran ventaja, una casa era mejor que sacarla de unas rejas. aunque sabia que iba a ser dificil y necesitaria mas suerte aun si pretendia no herir a nadie.
-Tsk...esto va a ser complicado...
Entonces cai en cuenta de mi aspecto mugriento y abandonado y pense que quizas no llamara mucho la atención en aquella casa. Un campesino perdido mas, de echo ni parecia mujer con la cara sucia y la ropa gastada. Así que observe y me acerque a la casa con disimulo y aspecto de perdida, viendo como metian a la mujer en una habitación.

Fue entonces cuando cogi un trocito de tela blanco y pinte sobre el unas palabras diciendo que la iba a salvar. Luego fui tras la casa un momento y encontré la ventana por donde ella estaba. Até la tela a una piedra pequeña y la lance por la ventana.
"No te preocupes, en poco tiempo seras libre"
Tenía escrito la nota, mientras miraba mi dinero. Me quedaban 10 monedas, quizás valdrían para comprarla y liberarla como ultimo recurso, pero lo desconocía. No sabia gran cosa de compraventa de esclavos y menos en otras tierras. Cuando acabe con ello suspire y me puse a pensar. No quería atacar a nadie, pero quería sacarla de alli. Entonces entre en la casa y mire a toda aquella gente algo perdida, mientras  vi a un campesino hablar de pasar la noche con una mujer y no pude evitar poner cara de asco. Asi que querian a la pobre por eso.  Me acerque a una mesa y pedi algo de comer, después de todo tenia hambre. Esperaría a que ese hombre saliera y cuando saliera la chica detras me la llevaría corriendo y cogeríamos uno de los caballos que habia visto a la entrada, ademas les habian cerrado la puerta, parecia que tenian mucha seguridad. Si no queria dañar a nadie era lo mejor que podía hacer.
avatar
Henshury

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 21/09/2014

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 25, 2015 2:09 pm

Alguien había entrando a la habitación en la cual se encontraba liberándola de la jaula aunque sin soltar aquellas cadenas de las cuales los grilletes lastimaban tanto sus tobillos como sus muñecas, luego de eso la persona la encerró nuevamente en el lugar y la felina no pudo hacer nada más que acurrucarse en uno de los rincones del lugar, el más alejado de la puerta con miedo de saber que tipo de persona sería el siguiente en entrar por esta en busca de ella y con cuales intenciones de las cuales creía no eran para nada agradables, la chica se sobresaltó al escuchar el impacto pequeño de algo caer en el lugar entonces alzó un poco su mirada para ver de qué objeto se trataba dando así con una roca con un trozo de tela, se acercó con algo de miedo hasta tomarla entre sus manos y ver la tela divisando un mensaje en esta, la esperanza había despertado nuevamente en ella por aquellas palabras ¿alguien la ayudaría? sin duda la alegría la inundaba sin darse cuenta, aun sentada en el suelo suspiró un poco más aliviada, quería salir y estaría muy agradecida con quien fuera su salvador en ese momento.

Se aferró a aquella roca como si depositara todo lo que en ese momento sentía en esta, queriendo pensar que todo saldría bien y podría ser liberada de aquellas cadenas que la ataban, una pequeña sonrisa se había dibujado en el rostro de la chica mientras que limpiaba con los harapos que la cubrían las lagrimas en sus mejillas, ensuciando su rostro más de lo que ya estaba, no podía evitar sentir que debía dar las gracias mil veces aunque todavía no había sido liberada, al menos el intento, la intención de ayudarla eran suficientes para hacerla sentir esa clase de agradecimiento. Se sorprendió al escuchar la puerta abrirse dejando pasar a una persona con un sombrero de paja que no dejaba ver muy bien el rostro ¿ese era su salvador? era lo que se preguntaba algo temerosa notando como se quitaba el sombrero ahora dejándolo ver mejor, la joven chica se apegaba a la pared que estaba detrás de ella como si quisiera atravesarla.

Se sorprendió al escuchar las palabras ajenas ¿hermana gemela? ¿de qué estaba hablando? eso era imposible, sus padres nunca le habían hablado sobre una hermana pero aquel hombre parecía seguro de eso aunque también pensó en la posibilidad de que estuviera engañándola para que se acercara a el o se dejara llevar -No creo que eso sea posible, señor....yo no tengo ninguna hermana- respondió con un tono de voz tembloroso, la inseguridad en ella crecía pero aun así no quería hacer falsas sospechas hacía aquel hombre pues no parecía ser alguien malo, no como las personas que la habían llevado hasta ese lugar las cuales no necesitaban fingir amabilidad y cuando querían la golpeaban sin piedad, aun tenía las marcas de esas agresiones bajo aquellas ropas mugrientas que cubrían su cuerpo.

Aun permanecía algo impactada con esas ultimas palabras del hombre pues no lo podía creer, por mucho que le diera vueltas al asunto estaba segura de que nunca había tenido una hermana ni mucho menos que fuera su gemela, no sabía muy bien si lo que decía era verdad o si solo estaba mintiendo pero... cierta curiosidad crecía en su interior sin poder detenerlo, aquel sentimiento de querer saber si todo eso era cierto, aun con todo eso la chica no quería demostrar rápidamente que confiaría en el, no, más bien se encontraba tratando de mantener la máxima distancia posible de aquel sujeto.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Hijikata Hoshi el Sáb Abr 25, 2015 3:55 pm

No tiene idea el samurái allí en la habitación que los soldados advirtieron a los pocos que pudieron de que la ayuda iba en camino, no es la primera vez que se da un aviso así antes de una operación aunque si es la primera vez que el será testigo de ello.  
La chica y el en esa habitación están bastante separados, ella muy asustada de espaldas contra la pared, una reacción común y normal en alguien atemorizado que se puede imaginar lo peor de lo peor para sí mismo. Cuando Hijikata comento lo de la hermana gemela eso lo negó rotundamente, según ella no tiene ninguna hermana gemela, pero cuando se encuentre cara a cara con Megumi entonces creerá en lo que él dice.

-Como tú digas mujer, pero cuando te saque de aquí te llevare a verla, y entonces sabrás que te digo la verdad…Ahora necesito un poco de tu ayuda ya que estoy desarmado y la operación para liberarlos debe estar a punto de comenzar.- Se acerca a ella rápido y la toma de los hombros con algo de fuerza, no quiere ser bruto pero alguien temerosa como ella puede tratar de escapar, y no sería raro que tal vez hasta grite, pero eso a los hombres de afuera no les importa, incluso alguno se reirán de ello.

-Escúchame, concéntrate y haz lo que te digo si quieres salir de aquí.-La mira a la cara, un rostro sucio y mojado de lágrimas es lo que ve, pero la inocencia en ella es fuerte al igual que en su querida coneja.-Estas aquí como muchas otras para ser usada como objeto sexual, cobran a clientes para que puedan tener sexo contigo, si no quieres terminar así más vale que hagas lo que yo te digo ¿De acuerdo?- Empieza diciendo algo importante ese hombre a la chica, revela el motivo por el que la tienen allí prisionera y que hay más de una persona esclavizada en ese lugar.–Mis hombres están afuera por irrumpir a la fuerza en este lugar, la esclavitud está prohibida así que mataran a todo aquel que resista, así como a los vendedores y consumidores de opio si no cooperan, cuando eso pase puede suceder que esos sujetos o al menos uno de ellos venga a aquí a advertir del ataque, incluso puede que quieran enjaularte de nuevo y huir de aquí llevándote con ellos para mantenerte como esclava…Y como dije no tengo armas, es muy peligroso enfrentar desarmado a alguien que lo está así que necesito tu ayuda para poder sacarte de aquí ¿Esta clara señorita?- Le acaricia el rostro con ambas manos mientras todo el tiempo la mira a los ojos, la toma del rostro haciendo que le mire a él a la cara para que vea su urgencia y su rectitud en ese asunto.–Escucha, quiero que te quites la ropa y te acuestes, tápate con las sabanas o con parte de mi ropa, pero asegúrate de que se vea algo de tu cuerpo mientras simulas estar dormida. Cuando entre una persona o varias por la puerta preguntara que sucedió y gritaran tal vez, no les hagas caso, mantente en el suelo como si durmieras, probablemente piensen que estas desmayada o muerta, allí se pueden acercar a ti para cerciorarse de cómo estas o simplemente irse, la segunda acción es la mejor para nosotros. No faltara el que al verte desnuda quiera tener sexo contigo, pero no te preocupes, en cuanto me dé la espalda yo lo noqueare, me esconderá sobre la pared, tendrán un punto ciego al entrar y no me verán ¿Comprendes lo que digo? ¿Puedes hacerlo pequeña chica? Es nuestra mejor y casi única oportunidad de sacarte de aquí con vida.-Explica con seriedad y urgencia ese hombre su plan a la chica, y cuando termino de hablar se escucharon gritos en las afueras de la casa que se acercan rápidamente hacia el interior de la misma, gritos y ruidos precipitados, algunos sonidos de cosas al romperse o de personas heridas y moribundas.

-Ha empezado la operación, no tardaran en llegar aquí ya sean los esclavistas o los soldados bajo mi mando, lamentablemente para nosotros es más probable que lleguen tus captores primero.-La suelta y se va a parar al lado de la puerta, se pega a la pared de espaldas y se prepara para encargarse del primero de los enemigos que cruce por esa puerta en busca de la jovencita.

_________________
avatar
Hijikata Hoshi

Mensajes : 57
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/07/2014

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Irasue el Sáb Abr 25, 2015 4:22 pm

Cuanto habra pasado; 10 años, 100 o 1000... no lo sabia, en el lugar donde me encuentro encerrada parecia ser que el tiempo y el espacio no existen, solo floto en una gran oscuridad; permaneciendo en posicion fetal con los ojos cerrados; unicamente recordando un tiempo pasado en donde me encontraba fuera de esta prision; pero siempre recordando una sola palabra en la cabeza, el apellido de aquel que no solo me humillo derrotandome, sino que ademas me encerro en esta prision sin limites, sin barrotes o algun perimetro que la limite, pero finalmente habia sentido el momento de poder salir de aqui. Senti una voz a lo lejos que pedia ayuda; se escucha debil y muy lejos de aqui; pero tuvo la suficiente fuerza para lograr despertarme de mi sueño de quizas miles de años.

Afuera; en un pequeño bosque, se levanta un pequeño templo algo dejado de lado; su estructura de madera a simple vista se ve desgastada y descuidada; como si es que nadie hubiese estado alli desde hace ya años. En su interior lo que se conserva lo que parecen ser velas derretidas y casi ya desaparecidas; reducidas a su minima expresion de todas las veces que fueron encendidas y consumidas hasta practicamente quedar solo la cera derretida y seca. Un altar pequeño se encuentra en el interior y sobre el una roca sagrada con unas inscripciones sobre ella. Dichas inscripciones se pueden leer como Sessho-Seki; que significa Piedra Asesina, el porque de dicho nombre no se ha sabido; quizas los eruditos de hace cientos de años lo supieron, pero su significado pudo haberse perdido con el correr del tiempo. De la nada la roca comenzo a agrietarse; primero fue una pequeña grieta en la parte superior, la cual fue incrementando su tamaño y descendiendo por la misma; hasta que esta comenzo a brillar y se agrieto por completo, hasta que el destello se hizo encegezador y termino por explotar dicha piedra sagrada. Fue entonces que apareci sentada sobre dicho altar; alze mis brazos hacia arriba, di un pequeño bostezo y lentamente comence a abrir mis ojos. - Finalmente pude salir de ese lugar.- Dije para mi misma mientras comienzo a observar el lugar; no pudiendolo reconocer para nada. A pesar de ello me sentia algo debil, pero con energias suficientes para poder moverme, la cantidad de energia que tuve que reunir para salir de esa roca fue bastante, pero dejando una reserva para poder conseguir mas de esta. - Tengo hambre... consumi gran parte de mi energia en salir de esa roca; el sello que le puso aquel hombre era poderoso, pero no lo suficiente para poder contenerme por siempre. Bien... ahora a buscar a la persona que interrumpio mi sueño.- Comence a olfatear el aire en busca de aromas que me pudieran decir de quien y de donde provino el llamado de auxilio, hasta que finalmente encontre una escencia, es algo diferente pero se encuentra acompañada por el olor de varios humanos a su alrededor, realmente el olor a ser humano es pestilente, ya que no solo se siente levemente en el lugar en donde estoy, sino que es mas fuerte en los alrededores.

Rapidamente sali del templo y atravese aquel bosque; siempre guiada por aquella escencia que capte, haciendose cada vez mas y mas fuerte a medida que avanzo. Finalmente no tarde en llegar a una casa de origen de clase baja; de alli podia sentir el aroma de la criatura que posiblemente me desperto; pero ademas de eso se siente la escencia de seres humanos, un gran numero de ellos; excelente, dependiendo de cuantos sean podre divertirme despues de varios cientos de años. Sin esperar nada camine a la puerta de dicha casa y la abri de golpe; en el interior se podian ver a algunos humanos disfrutando de sus vicios, pero practicamente en aquel momento yo misma por interrumpirlos me converti en el centro de atraccion, todos los ojos se fueron sobre mi; fue entonces que me vieron como una amenaza por haber interrumpido el momento. Entonces uno de los sujetos le ordeno a otro que me sacara de aqui como sea, pero en el momento en que se me acerco y busco golpearme con sus puños, practicamente esquive sus dos golpes sin ningun problema y rapidamente yo lo golpie sin problema, lanzandolo contra la pared y sacandolo de combate. - Patetico humano, creyo que podria en mi contra.- Tras ver lo que hice con el, ordenaron a otros tres que se lanzaran en mi contra a detenerme, pero al igual que el primero no tuve problema alguno en colocarlos fuera de combate; solo eran insectos para mi. Rapidamente me acerque a aquella persona encargada del lugar, la cual parecia temblar de miedo al verme acercandome. - Tu... busco a alguien y estoy segura esta aqui; quiero verla ahora.- El sujeto atemorizado comenzo a guiarme; o mas bien mi nariz era la que le indica si es correcto lo que busco. Me guio por varias habitaciones en donde en su interior habia una mujer, ninguna de ellas parecia ser lo que busco, hasta que se escuchan algunos gritos de afuera; el sujeto me abandono para ver de que se trata, pero solo queda una habitacion por revisar; asi que solo queda que yo lo haga. Al abrir la puerta lo primero que vi fue a una chica de pelo negro y largo, recostada en el suelo; pero sobre su cabeza tenia unas peculiares orejas en punta de color negro; una felina. Me saborie los labios al poder verla, pero ademas de ella hay otra persona mas, parece ser un humano que la acompaña, el cual llego primero y antes que yo.Cerre tras de mi la puerta, solo quedando las dos en su interior. Mientras observo abobada a la chica, note un olor en particular; la chica no esta aqui sola, hay un aroma mas; otra persona que la acompaña; decido hacer como si es que no estuviera, ignorando su presencia, ademas note algo en partucular; se encuentra encadenada, es una prisionera dentro de esta casa; yo se perfectamente lo que se siente ser una prisionera; a pesar de que su prision es algo fisico, mientras que la mia fue fuera de este mundo, en un lugar sin limites y completamente deshabitado. - Haz sido tu la que me desperto... es una sorpresa encontrarme con alguien como tu.- Por naturaleza, los de mi clase y los de la suya son enemigos naturales, la familia de los perros y los gatos han sido enemigos desde siempre, pero ella parecia ser diferente, algo me atrae de ella en particular. A medida que me acerco, puedo notar lo temblorosa y asustada que esta; como un animal que ha sido maltratado constantemente. Me agacho para quedar a su altura y acerco mis manos primero a sus muñecas, para quitarle las cadenas que la atan y finalmente seguir con sus tobillos sin ningun problema; como si es que se tratasen de simples hilos que la atan. - Sucios humanos, gente como ellos son los que me encerraron a mi, no dejare que ninguno se te acerque.- Esas ultimas palabras fueron mas bien para aquel hombre que se encuentra en la habitacion escondido; sin tener intension de interrumpirnos o buscando el momento propicio para hacerlo. - Se que estas aqui por lo que es inutil que te escondas, tu aroma te delata. Es una lastima arruinar tu diversion, pero me la llevare; los de tu clase son los que deberian ser atados como animales y reducidos a nada por los de nuestra clase.- Le dije sin siquiera mirarlo, lo unico que hice fue tomar a la chica, envolverla entre las sabanas y cargarla entre mis brazos.

_________________
Ficha
Dato a tener en cuenta:
No utilizo el sistema de dados para rolear por el hecho de que no lo entiendo y tampoco deseo entenderlo, es muy enredado. Solo rol interpretativo realizo en todo.
avatar
Irasue

Mensajes : 36
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/04/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Henshury el Sáb Abr 25, 2015 8:51 pm

Quizas no estaba en el mejor lugar en el mejor momento, pero  mi idea de sacar a esa chica de alli no iba a cambiar aunque lo hubiera sabido. En poco tiempo me dieron algo de comer aunque no era una comida brillante ni rica, pero me daria unas cuantas energias para el día. No tardo en pasar mucho tiempo cuando todo mi panorama cambio. Quien sabe que planeaban o que guerra tenian unos entre otros, pero comenzaron a oirse guitos en la calle y despues, sin previo aviso unos hombres entraron matando a los que estaban en la casa. Rapidamente los otros sacaron las armas y tambien comenzaron a luchar. Desconocía bandos y razones, y mas aun si alguno siquiera de ellos me prestaría un mínimo de atencion.
Por ello rápidamente, antes de que nadie se fijara en un campesino me agache y escondí bajo la mesa. Desenfunde mi katana y me encogí con miedo pero permaneciendo atenta por si en defensa tenía que usar mi arma. Mientras mi cabeza rezaba y pedia ayuda y valor para salir de aquel lugar con vida.  

Veia los pies moverse, sin saber cual era de quien. Luego aquellos movimientos inquietos dejaban cuerpos en el suelo y sangre, mucha sangre. Poco a poco me daba cuenta de que lo mejor que podia haber echo era aquello. Desde luego si me hubiera quedado comiendo o me hubiera defendido ni mi buena suerte me habria salvado de ser asesinada por una de todas aquellas espadas.

Pensaba si por casualidad de la vida quienes habian aparecido alli, tenian mi mismo proposito no era la mejor manera de hacer las cosas, aunque a ciencia exacta yo tampoco habia planeado algo muy bueno como para salirme con mi proposito. Suspire y me quede alli esperando que la tormenta pasara sin ningún problema para mi. Podrian incluso ser aquellos que me buscaban. Por ello debia evitar salir, aunque si ocurria algo fuera de lo normal saldria. Esa chica se merecia liberdad.
avatar
Henshury

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 21/09/2014

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Invitado el Dom Abr 26, 2015 12:31 am

Se sorprendió al ser tomada de los hombros con brusquedad viendo al hombre frente a ella ahora con más miedo, sus ojos abiertos como platos se encontraban fijos en el mientras escuchaba sus palabras, parecía que estaba diciendo la verdad, que el sería quien la liberaría de aquel lugar y en eso momento no quería perder la esperanza, se estremeció al saber las intenciones que tenían los hombres al traerla a ese lugar, no quería creer que tuvieran esa clase de negocios aunque sabía que no todo en el mundo era bonito también quería creer que las personas no eran del todo malas, que incluso con esa clase de pensamientos y trabajos clandestinos podían sentir como cualquier ser, mantenía eso en su mente como si aferrara su vida en ello, luego de eso pudo escuchar el plan del hombre, el como saldrían de allí, escuchando partes de eso que sin duda no le agradaron ¿desnudarse? ¿personas que quieran tener sexo con ella? no pensaba exponerse así pero....debía, debía obedecer y seguir aquello para así tener una oportunidad aunque fuera mínima de salir con vida de allí, en ese momento ya no le importaba nada más que salir de ese lugar sana y salva o al menos viva.

Asentía a cada palabra ajena queriendo hacer saber al contrario que estaba de acuerdo con todo lo que decía, que no se opondría a nada y sería obediente -si, puedo hacerlo....- pronunció respondiendo a la pregunta ajena mientras este terminaba de explicarle lo que harían entonces pudo escuchar fuera de la habitación como todo empezaba, gritos de personas y espadas chocando unas entre otras, podía escuchar todo eso incluso los gritos de agonía que causaban terror en la felina, no quería saber ni imaginar lo que estaría pasando pero era inevitable con tan explicito sonido, al ser soltada por el hombre suspira y comienza a despojarse de sus harapos completamente sonrojada para luego cubrirse con una de las sábanas rápidamente, recostándose de espaldas a la puerta quedando una de las paredes del lugar frente a ella, cerró sus ojos con fuerza mientras suplicaba, rogaba que pudieran salir de allí -¿qué he hecho para merecer esto?....- en su mente apareció esa interrogante entre tantos gritos que escuchaba provenientes de afuera, no quería ni pensar en las posibilidades de que todo fracasara y depositaba toda su fe en que aquello estaba completamente en orden, el plan saldría como el hombre que ahora aguardaba detrás de la puerta y ella esperaban.

No podía evitar temblar, su cuerpo estaba descontrolado demostrando el temor que en ese momento sentía....era demasiado para ella y parecía que pronto explotaría, que empezaría a gritar y a llorar desesperada por la incertidumbre de lo que ocurriría, incluso con toda la presión en ese momento ella aun intentaba mantener algo de cordura, sus manos tomaban con fuerza la sábana que cubría parte de su cuerpo dejando su espalda al descubierto aunque algunos mechones de su largo cabello negro se posaron sobre esta. La chica se estremeció, sobresaltándose al escuchar como la puerta se abría avisándole que alguien había entrado al lugar pero no se esperó que este volviera a cerrar la puerta, no se suponía que hiciera eso...pensó que tal vez solo la buscarían para llevársela de allí lo antes posible pero esa persona que estaba ahora con ellos no parecía tener prisa y entonces pudo escuchar como esa persona hablaba...¿despertarla? ¿de qué estaba hablando? su cuerpo se mantenía tembloroso mientras buscaba fingir todo lo que podía aunque sabía que eso no duraría mucho.

Escuchaba como se acercaba, sus orejas felinas se movían en leves espasmos ante el ruido para luego rápidamente sentarse y presionando su espalda contra la pared ver a la mujer que ahora se encontraba frente a ella, en su rostro podía expresar el temor que sentía, las cadenas en sus muñecas y tobillos ante aquel movimiento brusco que había realizado le habían lastimado haciendo que un pequeño gemido de dolor escapara de entre sus labios claro que sin apartar la mirada de esa persona la cual se agacho al estar lo bastante cerca de ella, su cuerpo se encontraba temblando y su mente alerta a cualquier movimiento, no podía formular ninguna palabra, parecía que se había quedado muda ante la presencia de esa nueva persona en la habitación notando como esta la liberaba de sus ataduras sin mucha dificultad ¿quien era ella? o....¿qué era?  parpadeó varias veces sorprendida pues no se esperaba eso, escuchando como le hablaba o parecía hablarle a alguien más, no podía creer las palabras de aquella persona de la cual aun desconocía hasta su nombre -¿e-eh...?- su boca se entre abrió sutilmente sin poder desviar la mirada de aquella mujer ¿estaba protegiéndola? esa era su nueva interrogante.

Aunque claro que la sorpresa fue aun mayor al ser cubierta por las sábanas y tomada en brazos por la mujer de apariencia juvenil, no podía creerlo, aquella mujer no parecía aliada del hombre que anteriormente había hablado con ella además de que en ese momento también le había amenazado entonces...¿quien era? ¿qué hacía allí? ahora si que se hallaba completamente confundida la felina entre tanto conflicto mental.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Hijikata Hoshi el Dom Abr 26, 2015 6:34 am

Costo un poco el que la chica hiciese caso a su pedido, no se le puede pedir demasiado a la pobre víctima de toda esa locura, pero su deber como samurái a las órdenes del imperio es absoluta y hará lo que pueda para sacarla de allí, incluso si eso significa perder la vida. Tanto ella como el toman sus puestos y su papel en dicha trampa, la redada comenzó y el combate se hizo presente tanto fuera como dentro del establecimiento clandestino y como era de esperarse es un choque duro entre dos fuerzas, las fuerzas de la ley y las fuerzas de la mafia.
Los muertos se hicieron ver rápidamente donde esta Henshury, su opción fue la mejor opción que pudo tomar, esos hombres están fuertemente armados en especial los soldados que llevan lanzas y armaduras de gruesa madera. Los soldados se nota están mejor entrenados y más organizados, también mejor equipados razón por la cual sacan ventaja en el combate a pesar de ser inferiores en número. El ataque sorpresa tuvo mucho que ver con ello, el asalto inicial le causo muchas bajas a los yakuzas que tardaron en organizarse para presentar una resistencia adecuada.

En la habitación donde están la chica gato y el propio samurái se vive mucha tensión, y el momento en el que se abrió la puerta fue donde el samurái con una silla al alcance de la mano lo primero que hizo fue atinar a rompérsela en la cabeza al primer que entrase, pero se dio cuenta de que esa persona viene amenazada y no actuó, vio a alguien más allí de extraña apariencia quien se mueve en ese lugar con si fuera señor y dueño de todo diciendo una sarta de estupideces incomprensible para el, por lo que el plan continua su marcha y le parte la silla en la cabeza a esa mujer, total por lo que se ve ese hombre o es una víctima o está lo suficientemente asustado como para no ser una amenaza. En cuanto tomaron a la chica en brazos es el momento que elige para atacar sin saber que momentos después uno de los soldados llegaría a ese sitio con un reporte rápido de la situación, pero hasta que eso suceda estaría solo por lo que toma la decisión de actuar rápido y violento. Se mueve apenas unos pasos para llegar a atacar a esa extraña mujer por la espalda, no es grande la habitación por lo que solo fue un segundo lo que le tomo atacar con esa arma improvisada en las manos.

Spoiler:
Fuera de juego: Tiro el daño del ataque con silla, Irasue esta de rodillas con Mei así que calculo que sumamente fácil de golpear.

_________________
avatar
Hijikata Hoshi

Mensajes : 57
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/07/2014

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por NPC el Dom Abr 26, 2015 6:34 am

El miembro 'Hijikata Hoshi' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado Numérico Random' :

Resultados : 1, 10, 1

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Irasue el Dom Abr 26, 2015 5:44 pm

Cuando sujete a la felina entre mis brazos, claramente note que ella se encuentra temblando de miedo; seguia temerosa como si fuese un animal asustado, que lo unico que ha sentido en toda su vida ha sido el maltrato y el abuso de otros. No tarde mucho en escuchar algo de alboroto alla afuera; algo esta sucediendo y por el sonido se puede escuchar que es algo que claramente no habia escuchado hace varios cientos de años; matanzas, derramiento de sangre, peleas, choques de espadas y la carne siendo atravesada y cortada por el acero.

Sin previo aviso, aquel a que amenaze salio de su escondite; estando todo el tiempo sobre el punto ciego que se encuentra detras de la puerta, parecia estart armado con lo primero que pudo encontrar; una simple silla que tomo de la habitacion; aprovecho esa ventaja de que yo sostengo a la chica entre mis brazos para atacar cobardemente viendo la posibilidad de que no lo atacaria de inmediato si es que no la tenia que soltar primero. - Veo que ustedes los humanos no aprenden nunca, siguen siendo las bestias salvajes que reaccionan con violencia ante todo. ¿Acaso el creer en la Dama Sol no les ha enseñado a tener honor ?- Solo deje formulada la pregunta mientras con mucha facilidad y aun sosteniendo a la felina entre mis brazos, esquivo el golpe que busco realizar con la silla. En realidad no se si es que un simple campesino como el podria tener honor, eso esta reservado mas bien para los soldados y samurai, a los que en el pasado destrozaba sin mucha dificultad. - A pesar que el tiempo a transcurrido ustedes no cambian en nada. Por cierto, si quieres a la chica, pues me la tendras que quitar, me la llevare donde tus manos no puedan tocarla y menos puedan hacerle mas daño del que ya ha recibido.- A primera vista me veo furiosa, no solo por el acto de cobardia de el al atacarme sin siquiera tener un arma en mis manos, sino que ademas sabiendo que no podria defenderme al tenerlas ocupadas.

Sin quitarle los ojos de encima a aquel campesino, lentamente comence a acercarme a paso lento hacia una ventana rota que hay alli cerca; de comienzo para ver que es lo que acontece afuera, ya que por los ruidos que siento en el interior de la casa se puede deducir que hay una gran pelea, y mas que seguro que la cantidad de hombres que alli se encuentra debe ser considerable por la cantidad de gritos que se escuchan; por lo que la mejor opcion logica seria irme del lugar con la chica por la ventana y salir directamente al exterior. - Bien; ya encontre lo que he venido a buscar, asi que no creo necesario el seguir aqui perdiendo el tiempo contigo. Seguramente los que se escuchan afuera de la habitacion no tardaran en llegar aqui, asi que te dejo ese problema a ti.- Basto con ello para dejarle esa preocupacion al campesino y poder irme con la felina en brazos sin mas problemas; lo que sucediera con el hombre de aqui en adelante no me incumbe, lo dejare todos en las manos de la Dama Sol para ver que destino le aguarda.


Última edición por Irasue el Dom Abr 26, 2015 6:00 pm, editado 1 vez
avatar
Irasue

Mensajes : 36
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/04/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por NPC el Dom Abr 26, 2015 5:44 pm

El miembro 'Irasue' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado Numérico Random' :

Resultados : 10, 6
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Henshury el Dom Abr 26, 2015 7:23 pm

La situación no paraba y cada vez habia mas muertos. Había visto batallas y peleas, pero aquello me revolvía el estomago. Veia a los hombres caer de ambos bandos, aunque se veia claramente como un grupo de ellos estaba bastante ma spreparado. Me asome un poco mas para intentar comprender todo y al parecer uno de los bandos luchaba contra todos los que estaban aliados en aquella especie de burdel. Pero aun asi no podia saber si eran amigos o enemigos.

Un grupo de dos del bando mafioso se separo del resto corriendo hacia las habitaciones, una por una para sacar a las mujeres y niños y a la gente que había en las habitaciones. Empezaron por las primeras sin problemas, soltando a los esclavos que tal como planearon salieron huyendo de las habitaciones por causa del miedo por los grutos y ruidos de pelea.
-¡¡VOSOTROSSS!!! cogerlas y aprobecharlas.
Gritó uno de ellos hacia los que se encontraban en la sala principal, donde sin previo aviso comenzaron a salir varias mujeres y niños. Al oir esto, los que se encontraban allí cogieron a varias de las mujeres o niños para usarlos como escudos y rehenes. Muchos acercaron sus espadas a los cuellos de los rehenes como amenaza, otros, viendo la cantidad de presioneros simplemente los empujaban hacia la salida contra los que parecian soldados. Algunas de ellas caian sobre armas y acababan heridas, otras se escurrian entre los soldados para salir llenas de miedo y terror. Pero algo estaba claro en aquellos momentos en la sala principal, la batalla entre ambos bandos acababa de hacer una leve pausa.
-Moveros y marcharos, olvidaros de esto o mataremos a toda esta gente. No creo que hayáis venido con esas armas para disfrutar del espectaculo. Olvidaros de este percance, recibireis unas monedas mas alguna mujer si lo deseais. Pero seamos serios amigos. Esto no lleva a ninguna parte. Bebamos todos y dejemos todo atras.

Vi como los hombres pararon y se quedaron hablando entre ellos, ambos bandos, mientras la sala se vaciaba de aquella gente que habia logrado escapar. Yo por mi parte me arrastre bajo las mesas situandome en una esquina bajo las mesas, detras de aquellos que tenian a las mujeres. Ahora posiblemente sabría cual era mi bando en aquella batalla. Solo necesitaba valor, y mucha suerte en aquel lugar para atacar a esos asesinos por la espalda.


Los dos hombres finalmente llegaron a la habitación de la gata y alli la sorpresa fue clara. Vieron justo una mujer salir por la ventana con la mujer gato acuestas, algo que no se podian creer. Al mirar mejor vieron a un campesino con una silla en la mano.
-¡¡Eh tú!! Date prisa y sal de aquí. Han venido y dudo que dejen libres a ninguno de lo que estamos aqui. Ya me encargo yo de la mujer.
Dijo corriendo para saltar por la ventana y correr tras Irasue. El otro hombre, inocente de el se quedo esperando a que Hijikata saliera, para al igual que habian echo con los demas, cogerles por sorpresa y usarles como seguro de vida.
avatar
Henshury

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 21/09/2014

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Invitado el Dom Abr 26, 2015 8:13 pm

La felina se acurrucó entre los brazos ajenos algo temerosa de caer aun temblando, no podía evitarlo, en esa situación se sentía aun más insegura...esa persona la había tomado por sorpresa y no sabía ni lo que estaba planeando hacer con ella aunque al menos se había dado cuenta de que no tenía malas intenciones o bueno, eso era lo que ella se imaginaba al ser liberada de esa manera y al escuchar las palabras ajenas dirigidas al hombre con el que antes estaba, sus manos cubrieron sus orejas queriendo dejar de escuchar todos esos gritos agonizantes, podía imaginar todo lo que estaba pasando fuera de la habitación y que se acercaba cada vez más....quería irse, quería huir ya de allí antes de que eso continuara y viera algo que seguramente quedaría grabado en su memoria permanentemente, tenía miedo a todo eso y lo que menos quería en ese momento era presenciar una masacre, no estaba preparada para ello y pensaba que nunca lo estaría.

Vio al hombre por unos momentos notando como este había tomado una silla que se encontraba en el lugar con intensiones de utilizarla como arma y enfrentarse a esa mujer que ahora la mantenía cargada, una de sus manos se aferró a la ropa de la fémina, una acción inconsciente por parte de la felina la cual en ese momento solo quería irse de ese lugar lo antes posible, no quería que esas dos personas que ahora se encontraban en la habitación se pelearan eso sin duda seria algo malo, arruinaría su oportunidad de poder ser libre además de que esas dos personas parecían tener el mismo objetivo, querer salvarla aunque claro que la mujer parecía solo estar interesada en ella mientras que el hombre buscaba liberar a todas las personas que se encontraban en cautiverio, impartir justicia, eso era lo que ella había entendido del propósito de esa persona....su mirada se posó en la mujer como si quisiera saber el por qué la buscaba solo a ella ¿qué era lo que quería? antes había dicho que había sido el motivo de su despertar algo que sin duda dejo aun más confundida a la chica.

Quizá en ese momento el conflicto más grande que estaba viviendo era en su mente al no saber quien era el bueno y quien era el malo, sin duda ambos tendrían sus razones aun así...¿cual era el camino indicado para ella? no lo sabía y eso era lo que frustraba aun más a la joven que cerró sus ojos con algo de fuerza -quiero irme....vayámonos de aquí, rápido- susurró, rogando casi para si misma entonces como si esa mujer la hubiera escuchado se dirigió a la ventana y salió por esta, se estremeció suavemente mientras con ambas manos se aferraba a la mujer, sus brazos rodearon el cuello ajeno buscando sostenerse y estar más segura de que no caería tan fácilmente aunque debía admitir que aquella mujer parecía muy fuerte, sus ojos permanecían cerrados y todos sus músculos tensados, las cosas no habían salido acorde al plan pero al menos ya estaba a fuera, eso era un progreso.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Hijikata Hoshi el Lun Abr 27, 2015 2:28 pm

Se puede saber fácilmente que la escaramuza entre los hombres del imperio y los yakuzas comenzó, y si bien es cierto que el grupo leal al emperador está mucho mejor armado el combatir con lanzas dentro de un lugar de poco espacio no es una buena opción razón por la cual atacan rápido dentro de la casa y luego vuelven a salir para no quedar con poco espacio que los puede hacer un blanco fácil. Algunos tienen arcos y espadas, pero la gran mayoría porta armadura media y lanza.

Su plan no salió para nada como él lo había planeado en un comienzo, esa extraña mujer de rasgos extraños le esquivo el golpe con suma facilidad incluso estando de espaldas, una forma de moverse claramente sobrehumana que él no se esperaba. Por la forma en que esa mujer le habla despreciando a los humanos y la extraña presencia que ella emana deduce que no es del todo humana, probablemente no lo sea en absoluto, y los colmillos pronunciados de esa mujer la delatan como algo no humano y casi maligno…Casi porque no lo puede asegurar a la primera.

-Como si un oni pudiera hablar de la Dama Amateratsu sin ser repudiado con ella.-Responde serio y desafiante Hijikata a pesar de que probablemente tenga desventaja al estar contra un no humano y el estando desarmado. Primero pensó que no sería tan malo que la mujer se llevara a la chica en brazos, pero ahora temiendo que no sea humana es algo que no piensa permitir.– Ten por seguro que de alguna forma haré que la sueltes, si no se va por mi mano no lo hará por la tuya tampoco.-Ahí su desafío, una vez se agarre de nuevo en combate con esa mujer espera que la chica pueda escapar por sus propios medios, después de todo puede salir por la ventana o siendo más valiente por la puerta.
Pero las cosas se siguen complicando, entro otro sujeto en escena que les dice que se vayan, que los están buscando. El al entrar como cliente no despierta sospechas de nada, van tras las chicas que son claramente su objetivo. Ahora se encuentra en un dilema el cual solo tiene segundos para resolver, si ayudar a esa mujer la cual toma como un demonio o dejar que se las arregle sola, eso pone en peligro también a la otra joven inocente. A todo eso uno de sus hombres llego a la puerta de la habitación armado, y eso hizo que el otro sujeto actuara de prisa al ver allí al soldado. Se le fue encima al samurái para apresarlo  y usarlo de escudo humano aunque claro que Hijikata no tiene intención de dejarse agarrar así como así.

-¡Hoshi-sama! Quítale las manos de encima basura.- Amenaza el soldado con su lanza, pero en ese lugar medio apretado y al estar todos demasiado juntos no puede ejecutar un ataque sin riesgo de golpear accidentalmente a su señor.

-Suéltame imbécil-Forcejea Hijikata con ese sujeto que lo quiere apresar para usarlo como escudo.

-¡Un maldito samurái eres! Si apestas peor que yo desgraciado.-Forcejean y se insultan mutuamente mientras el otro sujeto queda libre para atacar a la extraña mujer que se lleva a una esclava en sus brazos. Tiene una espada en una mano y un cuchillo en la cintura, por lo que puede elegir con que atacar si no se lo saca de combate rápidamente.

En otra habitación más grande que esa la escamaruza es mucho más sangrienta, empieza a haber cuerpos varios en el suelo, sobre las mesas, destrozos por todos lados y muchos de los mafiosos se refugian en otros lugares de esa especie de posada tomando de rehenes a cuanta mujer o niño pueden para poder zafarse de esa situación vivos y en una sola pieza. En todo ese desmán con varios rehenes en su poder intentar negociar con los soldados ofreciendo algo demasiado tentador, paz entre ellos, mujeres con las cuales saciar todos sus vicios, hasta el último más perverso y sin límite de veces. Ofrecen alcohol y drogas incluso dinero, todos ganan mucho y fácilmente haciendo prácticamente nada más que bajar las armas y hacer la vista gorda a lo que sucede en ese lugar. La situación se mantiene tensa, y si bien son orgullosos soldados también son humanos y están hace mucho lejos de casa, y el corazón a veces puede dudar ante la tentación.

Spoiler:
Fuera de juego: Primera tirada de fuerza+mano a mano para ver si me saco al tipo de encima.
Tirada de iniciativa, ataque y daño contra el otro que va contra Irasue.

_________________
avatar
Hijikata Hoshi

Mensajes : 57
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/07/2014

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por NPC el Lun Abr 27, 2015 2:28 pm

El miembro 'Hijikata Hoshi' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Dado Numérico Random' :

#1 Resultados : 8, 8, 3

--------------------------------

#2 'Dado Numérico Random' :

#2 Resultados : 6

--------------------------------

#3 'Dado Numérico Random' :

#3 Resultados : 3, 9, 5

--------------------------------

#4 'Dado Numérico Random' :

#4 Resultados : 2, 7, 2

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Irasue el Lun Abr 27, 2015 9:19 pm

Tengo a la felina aferrada a mi; rodeo mi cuello con sus brazos para aferrarse, lo unico que quiere es salir de alli a toda costa y yo la ayudaria a sacarla de ese lugar infestado de la plaga llamada seres humanos. Aun noto lo tensa y asustada que aun esta; no le puedo fallar ya que soy la unica proteccion que al parecer ella realmente confia, se aferra con todas sus fuerzas a mi persona sin siquiera soltarme por ningun momento; mientras el campesino sigue desafiandome mas y mas, buscando encontrarme en algun momento, esperando que por cualquier cosa que el siga diciendo podria terminar despedazado. - Tu no sabes nada de la Dama Sol, eres un simple humano que nisiquiera es digno de pronunciar su nombre.- Mis palabras eran ciertas, yo estuve hace miles de años ante su presencia, pero fui apartada de su lado al morder su mano en busca de mi propio beneficio. - No tienes ningun derecho sobre ella; no es de tu raza; ella se ira conmigo porque soy lo mas cercano a lo que ella realmente es.- Pronuncie esperando ver la reaccion del campesino, insistia en llevarse a la felina con el a toda costa; pero yo no estoy dispuesta a entregarsela y menos a soltarla de mis brazos, esta mas que claro con sus acciones y gestos que ella solo se ira conmigo ya que soy la unica proteccion en la que esta realmente confiando.

No tardo en entrar en la habitacion otro sujeto, nos advirtio que debiamos salir de aqui; exactamente lo que yo tengo planeado hacer; pero quiero tambien darle una leccion a ese campesino por provocarme, de seguro no me costaria nada en matarlo; pero tambien tengo a la felina que deseo muchisimo. Un hombre armado hizo su aparicion en la escena, haciendo que uno de ellos se abalanzara en contra del campesino; cuando el soldado amenazo al primero tras lanzarsele, sospeche de inmediato que no es un campesino ordinario; algo tiene que ver con el soldado alli presente y no tardo en revelarse el secreto; el campesino se trata de un samurai, de ser asi mucho menos le voy a entregar a la felina a el; eso nunca. Ahora yo soy el blanco del soldado, pero me preocupa la felina en mis brazos. La sujete de la nuca y presione su cabeza contra mi pecho, esperando que solamente me mire a mi, que no fuera a mirar ninguna otra cosa que no fuera mi pecho o mi rostro, nada mas. - Escuchame bien pequeña; quiero que cierres los ojos y tapes tus orejas; no me sueltes por nada; aferrate lo mas fuerte que puedas ami, y sin importar lo que escuches no abras los ojos. Si llegas hacerlo solo mira mi pecho o mira mi rostro; nada mas, no quiero que mires nada de lo que pueda suceder aqui, ¿entiendes ?; solo manten los ojos cerrados y tus orejas cubiertas.- Le dije a la felina; estoy dispuesta a hacer algo que no deseo que ella vea; por la reaccion que ha tenido ahora ultimo, el que vea una escena donde la sangre pueda brotar a borbotones la colocaria aun peor de lo que ya esta.

En ese momento logre sujetarla solo con un brazo para poder liberar el otro; presiono fuertemente su cabeza contra mi pecho para que no pudiese ver nada de lo que alli sucederia; no quiero que se asuste mas de lo que ya esta; ademas que busco que se aferre a mi con todas sus fuerzas y ademas yo la sujeto tan fuerte para no soltarla por nada del mundo; vine por ella y se ira conmigo a como diera lugar; despues de todo sus gritos de auxilio fueron los que me ayudaron a salir de la piedra asesina. Rapidamente lleve mi mano libre a mi espalda y desenvaine a Sou'unga, la espada del infierno o de la conquista, de seguro ahora conoceria el verdadero poder que logre arrebatarle de sus mismas manos a la Dama Sol. - Poderosa arma que corta la luz quiero que me des el poder; supremo gobernante del infierno, Sou'unga.- En ese momento al ver que el soldado busca atacarme, lo unico que hice fue acercarme lentamente hacia el, a la vez que levanto mi espada en su contra y rapidamente agitarla. - Gokuryuuha.- Fue alli que desate el poder de mi espada en forma de una onda púrpura / negro de gran violencia y alcance que destruye todo lo que encuentra en su camino; seguramente alcanzaria a aquel hombre y lograria deshacerme de el en poco tiempo y si tenia algo de suerte, lograria afectar al samurai y su enemigo que forcegean entre ambos.
Fuera de juego:
Tirada de iniciativa, ataque y daño contra mi oponente; utilizando a Sou'unga - Torbellino Dragon (Gokuryuuha).


Última edición por Irasue el Lun Abr 27, 2015 9:21 pm, editado 1 vez

_________________
Ficha
Dato a tener en cuenta:
No utilizo el sistema de dados para rolear por el hecho de que no lo entiendo y tampoco deseo entenderlo, es muy enredado. Solo rol interpretativo realizo en todo.
avatar
Irasue

Mensajes : 36
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/04/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por NPC el Lun Abr 27, 2015 9:19 pm

El miembro 'Irasue' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Dado Numérico Random' :

#1 Resultados : 10

--------------------------------

#2 'Dado Numérico Random' :

#2 Resultados : 4, 9

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Irasue el Lun Abr 27, 2015 9:29 pm

2 dados de Fe para ver si entro en colera o no

_________________
Ficha
Dato a tener en cuenta:
No utilizo el sistema de dados para rolear por el hecho de que no lo entiendo y tampoco deseo entenderlo, es muy enredado. Solo rol interpretativo realizo en todo.
avatar
Irasue

Mensajes : 36
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/04/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por NPC el Lun Abr 27, 2015 9:29 pm

El miembro 'Irasue' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado Numérico Random' :

Resultados : 4, 8

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Henshury el Mar Abr 28, 2015 7:26 am

Estaba confusa y perdida y en aquel lugar simplemente no podía pensar con claridad. Miraba a gente caer y morir sin sentido, gente inocente que no tenía que haber muerto. No lograba entenderlo. Unos hombres bien armados entraron a pelear por salvar a gente inocente y al final acabaron matando a una gran parte de esas personas. Los otros, traidores sin alma usaron a gente de escudo sin piedad, y no solo a la gente inocente, alguno parecia ocultarse al mismo tiempo entre sus compañeros yakuza.

El silencio se hizo mientras comenzaron a intentar negociar. No podía creerlo, incluso parecieron los soldados escuchar con antencion. Si, escuchaban atentos, incluso pude ver desde mi escondite como alguno movía el arma, temblando y quizas mas confusos que yo. Al parecer les estaban convenciendo y como no podia ser de otra manera...eran hombres. Como  mi padre, mentirosos y ruines. Quizas alguno podía salvarse de aquel califictivo, incluso en aquel lugar, soldados firmes a su causa y leales. Decididos a conseguir acabar con aquella mafia, y dar a la gente lo que se merecía.

No podía evitar mirar como de costumbre los caminos de fuga, sentia que tenia que salir de alli, pero...¿y si estaba alli para ayudar de alguna manera a esos soldados? Quería ayudar, plantar cara o incluso ver como acababa todo aquello, pero...tambien sabia que como mejor saldría de alli era huyendo. Y a mi hermana no iba a ayudarla un saco de huesos. Vi varias salidas posibles, entre los pies de los soldados habia un claro vacio por el que con gran velocidad podría salir sin ser cogida, tambien por la espalda de esos contrabandistas, para llegar a una habitacion o una puerta trasea y huir por ellas, pero claro, si las cosas iban mal vendrian tras de mi y quizas era peor. Finalmennte, no muy lejos de mi posición vi una ventana, sobre la mesa de al lado ,al lado de la esquina. Mas me valía salir por ahi si todo se complicaba. Quería ser un noble samurai, pero...si moría alli nadie podria ayudar a mi hermana. Por ello simplemente espere unos pocos minutos, esperando una oportunidad, ya sea para salir corriendo o para usar mi espada de manera noble.

Mientras podía verse como aquellos segundo o minutos de duda desaparecieron de los soldados. Si bien unos habían dudado, el coraje y decision de los demas les hicieron recapacitar. Alli no había una sola persona, todos eran una piña y al fin y al cabo compañeros. Pero si todos no iban a fallar, no fallaría ninguno.

-Dejen libre a toda esa gente, rindanse y todo acabara pronto. Si abandonan ahora lo que estan apunto de hacer el trato será mas comprensivo y posiblemente no haya mas muertes que lamentar. Por nuestra parte no tiraremos las armas por una causa como esta.

Respondió ahora uno de los soldados dejando allí las cosas claras. Ellos no bajarian lar armas, no se detendrían y ofrecieron igualmente un trato menos violento. Al parecer ambos bandos sabian las muertes que habría en aquel lugar si no se llegaba  aun trato, y eso no les gustaba a ninguno de los dos bandos. El unico problema era si alguno de los dos bandos se rendiría y bajaría las armas o no.
avatar
Henshury

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 21/09/2014

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Inari el Miér Abr 29, 2015 12:21 am

Un día muy tranquilo donde el sol brilla a todo dar y la brisa simplemente hace bailar las ramas de los arboles, con una gran vista y el simple hecho de descansa, pero algo peculiar llama mi atención, los gritos de una batalla a la distancia el cual son trasmitido por el mismo por el viento, mi andar en dirección del viento fue una acción instintiva ya que en parte hay algo que me impulsa y a la vez me intriga ya que alguien puede tener problemas.

Al seguir en dirección del sonido este me llevo a una casa donde podía ver a varias personas corriendo y luchando entre sí, topo parece un caos y la verdad quiero ayudar más la precaución del momento es más adecuada – esto es un caos – fue lo primero que dije mientras estudiaba la situación, no podía salir drásticamente ya que algo podría salir mal para mi mas algo dentro de la casa llamo mi atención, un fuerte rugido seguido de un estruendo – valla se lo están tomando muy enserio – dije con intriga pero la verdad no puedo lanzarme así como si nada ya que me puede confundir como un enemigo y la verdad no tengo idea quien es quien en ese lugar, primero tengo que estudiar el lugar para saber cómo actuar.

imagen del momento:

Chequeando alerta.

_________________
Seishin no nai sekai wa seimei no hoyū sa rete imasen.

avatar
Inari

Mensajes : 15
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 14/01/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por NPC el Miér Abr 29, 2015 12:21 am

El miembro 'Inari' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado Numérico Random' :

Resultados : 1, 9

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Invitado el Miér Abr 29, 2015 9:42 pm

Sin duda aun con miedo recorriendo todo el interior de su cuerpo no sabía ni siquiera cual era el bando de los buenos y cual era el de los malos, en ese momento solo escuchaba gritos de dolor, perturbadores haciendo que la joven se aferrara a la persona que ahora la estaba sosteniendo en brazos pero esta la hacía sentir aun más insegura, no sabía ni que hacer, su piel se erizaba suavemente ante aquel presentimiento como si aquella persona fuera demasiado mala, un peligro para ella aun así en ese momento parecía estar protegiéndola ¿qué era lo que debía pensar entonces? sin duda eso la hacía confundir, aun cuando creía que esa chica no tenía malas intenciones su instinto como si le hablara en su mente le decía que aquello no podía ser simplemente le hacía sentir aquel miedo aun más pero ahora se encontraba entre los brazos ajenos y la verdad si aquella persona la protegería contra esa masacre ella sin duda lo aceptaría.

Al escuchar que la mujer reclamaba el derecho de llevársela con ella, se estremeció y aun cerrando sus ojos con algo de fuerza mordió su labio inferior para luego escuchar la voz ajena dirigiendo unas palabras a ella haciendo que abriera sus ojos lentamente con algo de temor para así escuchar con atención las indicaciones de la mayor, parpadeó al sentir como una de las manos ajenas la presionaba contra el pecho de la fémina haciendo que su rostro quedara contra este, no podía creer eso, era demasiado, no podía soportar aquello, un sonrojo intenso apareció en las mejillas de la felina la cual ahora se hallaba tratando de soportar eso, cerrando sus ojos y dejándose hacer por la mujer.

No quería seguir escuchando aquellos gritos provenientes de afuera y sus orejas de gato se bajaron ocultándose entre sus cabellos lo cual hacía que el ruido de afuera no se escuchara tanto, estaba temblando por el temor que en ese momento sentía y buscaba aferrarse a cualquier cosa que la mujer tuviera para no caer, en ese momento lo que más le preocupaba era caer y quedar desprotegida y que así las otras personas tomaran ventaja para herirla o llevarsela nuevamente aunque claro que tampoco sabía a donde la iba a llegar la mujer después de sacarla de todo ese bullicio

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Hijikata Hoshi el Jue Abr 30, 2015 9:22 am

El enfrentamiento verbal entre el humano y la impía continua, extrañamente no hay insultos de por medio, aunque una clara posición enfrentada entre ellos y hasta llega a ser desafiante de uno u otro modo.

-La Dama Sol nos creó, no como a ti demonio.-No fue mucho más lo que llego a decir ya que un sujeto lo sujeto por la espalda buscando usarlo de escudo humano, pero eso no le sirvió de mucho ya que Hijikata bastante ágil y preparado se lo saco de encima arrojándolo a un costado dando este contra la pared y quedando en el suelo tumbado.
Spoiler:
Ese momento fue aprovechado por el soldado que de inmediato vio la oportunidad de asistir a su señor.

-¡Hijikata-sama!- De un grito llama la atención del honrado samurái y cuando este giro la vista hacia allí vio que el soldado le arroja su espada la cual le había estado guardando para poder llevar a cabo la misión de encubierto.

-Gracias Koshiro-Toma la espada en las manos y la desenvaina dejando caer la saya a un lado, empuñando la katana con ambas manos. El enemigo derribado se puso de pie y en guardia mientras el demonio contra el yakuza se enfrentan con clara ventaja del demonio con forma de mujer la cual casi lo derriba instantáneamente al usar sus poderes demoniacos contra él. Pero ese hombre herido y todo como está lleno de rencor logro ponerse de pie y atacar a la mujer con su daga, el golpe rozo a la chica que se sujeta del cuerpo de la impía y le dio en un hombro, un corte leve pero corte al fin. El roce de la daga contra el cuerpo de la neko hizo que esa parte de la ropa de ella se rompiera pero sin recibir daño alguno, todo el daño fue contra aquella criatura de aura siniestra que dice querer protegerla, pero que con su accionar casi la usa de escudo humano.

-Bien hecho idiota, casi haces que le den a la chica.- Le echa en cara ese hecho a la mujer, si ese tipo hubiera apuntado mejor podría haber apuñalado a la gata en la espalda y podría haber sido mortal. El porta estandarte de su región y futuro Daimyo con su katana en las manos se siente completamente preparado para prestar batalla a todo aquel que se cruce en su camino. Se coloca de perfil izquierdo observando a ese tipo el cual se quitó hace instantes de encima. Apunta la espada hacia ese cuerpo y la eleva hasta que la empuñadura queda a la altura de sus hombros. La mano derecha hace de guía y la izquierda de apoyo, tomando una postura que le permite llevar una estocada con facilidad.
Spoiler:

-Hasta aquí llegaste desgraciado.-Sentencia Hijikata a ese hombre que tiene a pocos pasos frente a él, está claro que lo va a atacar ya que no tiene motivos para tener piedad de una persona como esa que esta fuera de la ley y por mucho. Una estocada es la forma que elige para atacar mientras su enemigo empieza a pedir clemencia ya que no tiene armas, la demonio lo trajo allí arrastrando sin nada con lo cual defenderse.


En la sala principal de la posada tras un buen rato de tensión entre las ambas partes donde no se sabía que iba a suceder termino estallando nuevamente el conflicto cuando los soldados leales al imperio rehusaron la oferta que le hicieron los mafiosos y reanudaron su lucha por impartir justicia a pesar de que cada vez están más heridos y se hace más difícil continuar.

Mientras el combate sigue en varios sitios de esa posada fuera de la misma pocos soldados tratan de custodiar las puertas y ventanas, aunque no hay suficientes para ello, hay dos bloqueando cada una de las entradas, la trasera y la frontal y otros dos en dos ventanas, cuatro hombres fuera de la posada y seis dentro sin contar al samurái que los comanda. No ve nada más la kitsune, su visión no es justamente la mejor y en esos momentos no fue justamente lo que se llama de visión aguda.

Spoiler:
Fuera de juego: Iniciativa, ataque y daño.
Iniciativa, ataque y daño de los dos enemigos (El primero contra Hijikata el segundo contra Irasue).
Hijikata = 24/24 HP
Irasue = 19/24 HP 8/24 MP

_________________
avatar
Hijikata Hoshi

Mensajes : 57
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 12/07/2014

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato negro en apuros

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.