Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Jue Sep 28, 2017 5:18 pm por Anael Mercy

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Miér Jul 26, 2017 1:26 am por Kakita Harusame

» Un día largo (+18)
Lun Jul 24, 2017 4:45 pm por Risty Keikodi

» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

El Carnero de Monaghan

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Carnero de Monaghan

Mensaje por Milo Matisse el Dom Mar 01, 2015 1:01 am

¿Hacía cuánto que estaba a la deriva? Milo caminaba hacia donde lo llevaba el viento. Uno, dos, tres, quizás cuatro meses pasaron desde que emprendió su viaje. Se había detenida en muchos pueblos, muchas villas y muchos albergues en su camino, pero en ninguno pidió indicaciones de dónde estaba ni hacia dónde iba. No le preocupaban esos detalles. Esa tarde era calurosa, aunque las nubes cubrían todo el cielo. A medida que avanzaba más y más, la temperatura iba en descenso. Estaba cansado y sediento, ésta vez había caminado bastante desde la última posada y ya se estaba preguntando dónde podría estar la siguiente. ¿Acaso tendría que acampar? Estaba haciendo frío y la oscuridad traería más frío aún. No lo soportaría, no tenía los medios necesarios para resguardarse. Siguió caminando. Si tenía que morir, lo haría intentando avanzar hacia adelante. El viento lo empujaba, la oscuridad no lo dejaba ver. Hasta que una luz a lo lejos lo guió como so los mismos dioses le hubieran mandado un mensaje de esperanza. Era una luz traviesa, movediza, bailarina. Una luz anaranjada. Fuego.

Milo caminó envalentonado por esa luz, arrastrando los pies en la espesa nieve que tenía bajo sus pies, y que ni siquiera él podía entender desde cuándo se había formado. Un paso tras otro, llegó a las puertas de un enorme y tenebroso castillo. No parecía un lugar alegre ni amigable, al menos no por fuera. Se quedó unos segundos admirando la estructura. Un castillo, sabía lo que significaba. Dentro tenía que haber un señor. Todo castillo tenía un rey. Por fin, hacía tanto tiempo que no veía un castillo. Esperaba poder guarecerse allí, si eran amables con él, y poder ofrecerse como servidor. Un simple guerrero tenía que ponerse al servicio de un señor y eso era lo que Milo más anhelaba en tierras extranjeras. Era consciente de que ya no era un caballero, eso ya era parte de su pasado. Su título no valía nada. Ahora era un guerrero, un bueno pero un guerrero al fin. Luchar por una causa y ser un caballero de estas nuevas tierras era lo que mantenía a su corazón latiendo.

Por supuesto la vigilancia era constante y los guardias no tardaron en reconocer a un muchacho parado en medio de la nieve, frente al gran castillo. ¿Será una flecha o serán las palabras? ¿Qué lo abordaría primero?


Última edición por Milo Matisse el Miér Mar 04, 2015 11:33 am, editado 2 veces

_________________
Música:

~~~~~~~~~~~~~
"Pon una espada en las manos de un campesino y se convierte en soldado sacrificable. Pon un propósito en su corazón y se convierte en guerrero"
avatar
Milo Matisse

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por NPC el Dom Mar 01, 2015 11:45 am

La gran nación del Puño de Hierro sin duda es sorprendente, uno de los pueblos más grandes y con mayor historia del mundo entero es el que recorre Milo de una punta a la otra después de meses de viaje. El pueblo está dividido en dos, las fuerzas leales al nuevo soberano Dantew y las fuerzas que siguen lealmente al antiguo protector de la princesa y hombre de confianza del difunto rey, Sir Logan, esas son las dos fuerzas principales de un reino partido a la mitad por pura avaricia, no por necesidad.

Es sumamente extraño como de la noche a la mañana el verde territorio con cielos azulados y nublosos de la región se convierten en cielos brumosos y en terreno nevado, en especial no estando en época invernal. En un abrir y cerrar de ojos la temperatura bajo unos grados pero no con brutalidad, de hecho para haber una nevada debería de hacer más frio, pero allí no se hielan los huesos, de hecho parece reconfortando el hecho de que nieve constantemente.  Lejos en la noche se escucharon aullidos de lobos, muy lejos, posiblemente estén aullando a la luna o preparándose para una caza. Aves nocturnas ejercen su vuelo bajo entre árboles y piedras que de a ratos se vuelven en altura pronunciada volviéndose el territorio de a ratos algo más rocoso que en la dirección norte. Una gran cantidad de ciprés y pinos atravesó Milo antes de retomar nuevamente un territorio llano de pura nieve y oscuridad, para tiempo después alcanzar a visualizar una luz movediza, luces de fuego, llamas, antorchas para ser más exactos. Se encamino esperanzado hacia dicha luz descubriendo con el tiempo una poderosa y aterradora fortaleza, enorme de ancho y alto, fuertemente custodiada por todos sus frentes. Gárgolas de piedra oscura inmóviles y tenebrosas observan desde lo alto lo que sucede por cielo y por tierra,  haciendo aún más tenebroso el ambiente helado y nocturno de dicho sitio.
Spoiler:

No tardo mucho para que visualicen al solitario muchacho que se encuentra parado a varios metros de la entrada principal de esa fortaleza, y contrario a lo que podría pensar Milo en un comienzo los guardianes de ese lugar no se sobresaltaron, tampoco tensaron sus armas ni lo amenazaron a los gritos.

-¡¿Quién vive?! ¡Identifíquese ahora mismo si no quiere tener problemas!- Con fuerte voz llegando casi a ser un gran grito que se desplaza rápidamente por todo ese helado y silencioso lugar advierten a ese joven que se puede meter en muchos problemas si realmente eso es lo que quiere encontrar allí.
A simple vista debe haber unos diez hombres en las alturas, entre los pasillos de los muros y las torres de control, abajo hay unos seis fuertemente armados, siendo la lanza el arma predilecta de dichos hombres mientras los que están en un piso superior usan todos ballestas pesadas. Claramente los recursos monetarios no es algo de lo que carezcan por allí, de otra forma no podrían sustentar a sus hombres con armas tan mortales y efectivas para la guerra.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Milo Matisse el Dom Mar 01, 2015 1:01 pm

Milo de inmediato se sorprendió del estado tan dañado de esa nación. Los guardias fueron tan hostiles como si se esperasen un enemigo inminente. Algo muy turbio estaría pasando si tenían la necesidad de ser tan agresivos. Por su acento, era muy notorio que estaba lejos de Arcadia. Se distinguía completamente el cambio de región. Realmente esperaba no estar metiéndose en demasiados problemas al llegar a ese lugar. El joven respiró, haciéndose el aliento visible por el frío. Tomó aire para tener más energía y le devolvió la cortesía con un grito similar.

- Soy un guerrero extranjero, llevo mucho tiempo viajando desde tierras lejanas. Estaría en deuda con usted si esta noche me ofrecéis refugio y alimento. Os pagaré con mi servicios, pues otra cosa no tengo.

El grito se oyó en todo el frente del castillo. Quizás alguna otra alma más tolerante lo haya escuchado y haya decidido tratarlo con benevolencia. El joven no se preocupó en imitar el acento del guardia, lo mejor que podría haber hecho fue justamente hablar normalmente, con su acento natal. No quería mentir, y al fin y al cabo era verdad que era un extranjero. Un escalofrío recorrió por su espina al ver el imponente castillo, todo en él le decía que no trataban bien a los viajeros. A través de sus ropas se veía claramente que no llevaba espada ni arco con cual amenazar a ese castillo.
avatar
Milo Matisse

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por NPC el Dom Mar 01, 2015 2:17 pm

Tras haber sido intimidado ese solitario muchacho por los soldados del castillo delante de él no tardo mucho este en responder a las exigencias de dichos hombres, es prudente el joven sabiendo que las cosas pueden ir en picadas si se hace el listo con ellos. Tras escuchar el pedido de ese joven comenzaron a conversar entre ellos, al parecer están decidiendo que hacer con él. Eso les tomo unos minutos, luego de ese tiempo pasaron a dar una respuesta al joven hombre que pide cobijo en el castillo más grande del sur del Puño de Hierro.

-Su majestad no prohíbe el ingreso de ninguno que requiera su protección, pero para ser algo vivo entonces necesitas un nombre ¿Estas vivo o estás muerto? No recuerdo haber oído tu nombre.- Lejos de ser los clásicos guardias brutos de los castillos estos parecen saber bastante sobre dichos populares y de etiqueta, porque deliberan entre ellos y toman decisiones en conjunto, usan palabras fueras del estándar como si hubiesen sido muy bien educados por gente de alta alcurnia. Sabe Milo al conocer de culturas populares que esos hombres están creyendo de momento que es un hombre sin nombre, sin identidad al no dar su nombre, puede ser un delincuente buscado que no puede dar su nombre por miedo a ser reconocido, alguien que huye de la política, de las deudas, o del deber, muchas cosas puede ser, pero eso cambiara si da su nombre, de otro modo tal vez no lo dejen marcharse de allí por las buenas, lo hará lleno de agujeros o conseguirá hospedaje gratis en una profunda, oscura y húmeda mazmorra.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Milo Matisse el Dom Mar 01, 2015 2:53 pm

Esos guardias deberían saber que aún hay cosas muertas en el mundo que llevan un nombre. El joven suspiró nuevamente, pues le costaba respirar con tanto frío. Tomó aire para volver a gritar y responder a sus pedidos. Realmente no le causaba un gran placer mencionar su nombre en tan mal estado, ya que no le gustaría que lo recuerden por ser un viajero con ropas roídas. Pero sabía muy bien que sería insensato ocultarlo, ni tenía verdadera necesidad de ello.

- Soy Milo Matisse de Monaghan, perteneciente al reino de Arcadia. No tengo un padre famoso por su apellido, pero me he sabido ganar mi nombre en justas, torneos y poniendo mi vida en riesgo.- Y no habló más porque su garganta acabaría escarchada. El joven era paciente y apelaba a la humanidad de aquellos soldados, que por más alertas y temerosos estén a un ataque, eran profesionales que acabarían por tomar la mejor y más acertada decisión.
avatar
Milo Matisse

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por NPC el Lun Mar 02, 2015 5:00 pm

Finalmente ese joven se presentó formalmente como Milo Matisse, y claramente no le suena de nada ese nombre a esos soldados, menos de donde viene, pero seguramente habrá alguien en el castillo que sepa de regiones y noblezas extranjeras. Al no tener información de nada de ese muchacho no hay nada en contra que lo manche para no cederle un lugar en el castillo y que se resguarde de todo mal, por lo que los soldados abren las grandes puertas de madera pesada y férrea y tras eso levantan los barrotes que forman las fuertes rejas que protegen junto a las puertas la entrada principal del castillo de dicho señor de esas tierras.

-Adelante Milo Matisse, no hay nada de momento que te impida la entrada a este castillo, aunque déjame advertirte que si algunas vez hablas con alguien y das información sobre el mismo te encontraremos, te traeremos de vuelta y no querrás siquiera imaginar lo que te haremos ¿Queda claro?-Le permiten el ingreso a ese muchacho pero con una clara amenaza hacia su persona. Nada extraño en tiempos de guerra, nadie quiere que se expongan sus datos a un enemigo o a posibles enemigos, y allí se toman muy en serio ese hecho.  

Ya en el patio interior del castillo nota Milo que es bastante fértil, fértil y hermoso, parece más el jardín de una mansión que de un castillo en sí, en especial de uno que está en guerra y con constantes nevadas. No hay allí dentro muchos soldados, por lo visto los únicos soldados que hay por allí son los de la entrada y los de las torres, de hecho no se ve mucho por allí, no hay animales, tampoco otras gentes, esta todo bastante oscuro con pocas antorchas para iluminar el camino. Una extraña criatura puede apenas visualizarse entre tanta sombra, y eso se debe a que ciertas luces danzantes se encuentran a su alrededor iluminándolo de a poco y por pocos intervalos de tiempo, y por las vestimentas de esa criatura claramente es una criatura muy extranjera a esas tierras.

Spoiler:

Si tiene que apostar Milo aseguraría que se trata de un zorro en dos patas simulando vestimentas humanas, y las ropas que lleva de seguro valen mucho más que todas las cosas que Milo lleva encima de él.  En la mano izquierda lleva una lámpara de papel, de esas que usan las gentes de ojos rasgados, y en la derecha una máscara de cerámica lo cual le da un buen toque de magia y misticismo a esa criatura.  Lo mira fijo y silencioso esa criatura, extendiendo una mano hacia la derecha con la lámpara de aceite señalando hacia una estructura que parece ser alguna especie de alojamiento para gente importante, aunque no tan importante como para que se adentren en el castillo.  Luego de ello despacio se encamina hacia dicho lugar, esperando tal vez de que el muchacho recién llegado lo siga de cerca hacia aquel sitio que posiblemente sea el alojamiento que tienen pensado ofrecerle a Milo. Ese lugar parece ser en parte de piedra y en parte de barro duro, pero sin duda parece un lugar muy resistente capaz de soportar en pie varias décadas.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Milo Matisse el Mar Mar 03, 2015 1:43 pm

Para su alivio, después de unos momentos de deliberación, las puertas se abrieron frente a él. Desde un primer momento Milo supo que no iba a hacer amigos tan fácilmente, pero la respuesta del soldado y su amenaza terminaron por confirmarle que la situación era más que delicada. No necesitó más para comprender que estaban en guerra y que ese castillo era blanco de asedios y su rey propenso a sufrir intentos de homicidio. No era necesaria tal amenaza, pero aún así respondió correctamente y avanzó. ¿En qué se estaba metiendo? Aún era muy pronto para decidir nada, lo primero era descansar.

Avanzó hasta un patio interior ligeramente cubierto de nieve, pero aún así podría apreciarse la hermosura de éste. Le sorprendió que dentro de un castillo como ese hubiera un vergel tan elegante. Definitivamente no concordaba con el resto del ambiente, parecía colocado allí como por arte de magia. Sin embargo, las plantas y flores eran los únicos signos de vida en ese patio. No había otra alma rondando por esos lares, lo cual fue muy extraño para él. No era común. Todo estaba sumido en un silencio hipnótico y tentador. Invitaba al relajo y a la paz. ¿Acaso confiaban tanto en los guardias del frente y en la gran puerta para no tener soldados dentro del castillo?
En ese momento, Milo notó un movimiento. Una figura recorría el vergel hacia donde él estaba, pero no salió de entre los matorrales de flores. En lugar de prestar atención a esas extrañas luces que aparecían de repente, se quedó mucho más sorprendido por lo que alumbraban aquellas luces. Una figura muy alta, con ropas extrañas posaba desprovista de toda tensión y preocupación. Parecía como si flotara a centímentros del suelo. Reconoció la figura de un zorro por sus facciones faciales. Se veía absolutamente majestuoso y Milo terminó por comprender que todo ese ambiente sobrecogedor se debía a aquella criatura. Ni rey ni emperador han tenido nunca tanta magnificencia envuelta en misterio.

Milo ya no era un niño y ya había tenido contacto con criaturas no humanas. Manteniendo la compostura y su seriedad, atinó a realizar la única acción posible ante tal evento: una pronunciada reverencia con la diestra en el corazón. Hecha la muestra de respeto, siguió las indicaciones del zorro como si estuviese siendo controlado por su magia hipnótica. Si lo estaba llevando a la muerte, aún así no podría dejar de seguirlo. Tanta era la admiración que el joven apenas se conformaba muy felizmente con ver a la criatura invitarlo a seguir sus pasos, lo que significaba que se acercarían aún más que antes. Acortar distancia física con este ser mágico lo llenaba de alegría. Mientras caminaba se preguntaba si iba a ser la única vez en la vida que presenciaría un suceso semejante.
Sin chistar, el joven se adentra en la estructura señalada, a la espera de nuevas instrucciones, las que seguiría como la guía de una luz en medio de la oscuridad.
avatar
Milo Matisse

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por NPC el Mar Mar 03, 2015 6:21 pm

Humano y kitsune se encontraron en silencio, cada quien por diferentes motivos, pero incluso en silencio los buenos modales y la tolerancia del propio por ajeno pueden hacer que una situación, incluso una relación prospere, por lo cual tras la reverencia de Milo en absoluto silencio caminaron por lo que parece ser un sendero apenas marcado en la nieve que se apila lentamente sobre piedra, madera, hierba e incluso personas.  Al poco tiempo estuvieron frente a esa construcción de piedra donde ese kitsune empujo la puerta de madera que hace de única entrada allí, única sin contar la ventana que da a ese patio silencioso. Ya dentro el zorro usando la lámpara de papel de forma mística traslada parte del fuego que arde en el interior de la misma hacia la vela de cebo que esta sobre una mesa de madera en esa habitación y de ese modo ilumina la misma para poder deslumbrar todo lo que allí dentro hay.
Dentro de esa habitación hay dos camas bien equipadas, colchón de paja y pluma incluido. Una mesa de madera con dos sillas allí y un sillón como para dos personas a un costado de la habitación. Una jarra de agua sobre la mesa y la vela ya dicha, libros en una biblioteca pequeña que se encuentra en el fondo de todo y un orinal. Voltea el Kitsune para vislumbrar al humano de frente y luego de ello lentamente comienza a retirarse de la habitación de manera tan silenciosa como se presentó ante Milo, así de silencioso se retira con un andar suave. Agacho la cabeza levemente en señal de respeto hacia el joven que queda en la habitación sin saber esa criatura sobrenatural que pensara Milo de ese lugar, ni de él o de la gente que allí ha visto.

Spoiler:
Fuera de juego: El kitsune no ha dejado aun la habitación, pero esta cerca de la puerta, se le puede detener/llamar la atención o simplemente dejarlo marchar.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Milo Matisse el Mar Mar 03, 2015 9:26 pm

Milo estaba muy emocionado de tener tan cerca a la criatura, que ya había podido identificar como kitsune a la luz de su lámpara. Sus extremidades sentían un hormigueo y su boca estaba seca. Al estar dentro de la habitación, solo se limitó a contemplar como el kitsune trasladaba la luz a la vela. Estaba tan ensimismado viendo su arte con el fuego, que había olvidado por completo mirar el interior de aquel lugar. En ese momento, no le interesaban los lujos ni la falta de ellos. Todo lo hizo de forma ágil, precisa y elegante, y una vez terminado su trabajo se dispuso a marcharse. Al ver al kitsune retirarse, el joven creyó que una parte de él se entristecía. No quería que se fuera, pero no quería hablar, pues temía que con una palabra se rompiera la magia. Quería mantener ese momento inmaculado e intacto. Pero... tal vez no tendría otra oportunidad como esa en su vida, y si le hablaba o no, de igual manera el kitsune desaparecería tras esa puerta.

Pero... lo más importante de todo ¿Qué le preguntaría? ¿Qué tenía para decirle un humano a un kitsune? Nada parecía lo suficientemente bueno, nada parecía valer la pena, cualquier dicho parecía banal y sin importancia. En un improvisado intento para que no se fuera tan pronto, el joven abrió la boca y unas débiles y entrecortadas palabras salieron de su boca, en un hilo de voz a causa de la sequedad de su garganta.

- Por qué... ¿Por qué estás aquí?- No pensó en esa pregunta, pero esas palabras salieron de sus labios al no dejar de pensar de que era muy extraño que una criatura como esa se encuentre en un lúgubre castillo, que bien parecía que se caía a pedazos tanto en lo exterior como en espíritu. La muerte rondaba allí, el odio, el miedo y la oscuridad. Un kitsune rechazaría esa clase de sentimientos, pero sin embargo allí estaba, como un portero que guía a los invitados a su cuarto de huéspedes.
avatar
Milo Matisse

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por NPC el Miér Mar 04, 2015 12:33 am

No parece Milo muy interesado en el cómodo lugar que le han otorgado para alojarse durante esa noche de modo seguro, el está más interesado y preocupado por otras cuestiones que tienen que ver con la guerra y con el misticismo de dicha criatura sobrenatural. Esa criatura por su parte parece que solo estaba interesada en cumplir con su trabajo tan rápidamente como le fuese posible, y ya terminado dicho trabajo pasa a retirarse de modo tan humilde y misterioso como en el primer momento en que se vio con ese muchacho. Milo tomo el valor de dirigirle la palabra a esa criatura de un modo tan respetuoso y tímido como personal, porque esa pregunta que le hace ese joven humano sin duda es de suma importancia en la vida del kitsune. Esa criatura detuvo su andar y volteo nuevamente para observar en dirección a ese joven muchacho recién llegado al castillo de Sir Logan, y entonces el kitsune exhalo aire de su boca de forma suave y prolongada, para que momentos después su aliento se condense en el aire y comience a moverse de forma mística gracias a la magia de dicha criatura que algunas culturas tienen como legendarias.

*-Esa es una larga historia joven humano, pero puede resumirse en “El mundo me necesita aquí”-*Esas son las palabras que se forman en el aire gracias al aliento condensado del kitsune, se las puede leer claramente, como la tinta en el papel o incluso mejor. Luego de esa mágica respuesta esa criatura se mantiene de pie y en silencio observando a Milo quien parece ser un joven sumamente curioso.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Milo Matisse el Miér Mar 04, 2015 10:03 am

La respuesta del kitsune era todo lo que necesitaba para darse cuenta de que había llegado al lugar correcto. A pesar de las apariencias, si esa criatura era necesitada allí, significaba que su rey y sus hombres eran de noble corazón y que realmente vivían una situación de injusticia. Tardó en reaccionar, embelesado por las palabras que se formaban en el aire. Podría quedarse viendo ese espectáculo toda la noche.

En ese momento comprendió que quizás, solo quizás, el kitsune controlara los eventos que rodean al castillo y a su destino. Tal vez por eso necesitaran de su consejo. Se atrevió a preguntar, sin saber si era acertado o un absurdo. - Yo no estoy aquí por casualidad... ¿o si?- Quizás sin darse cuenta estaba siendo guiado por el kitsune todo el camino hasta ese castillo. Sea como sea, Milo estaba seguro de que ayudaría a cualquiera que sea amigo de éste místico ser, pues no podía albergar maldad o defender una injusta causa.

Aún tenía tantas cosas que decirle y preguntarle. Pero no quería importunarlo. Esperó pacientemente su respuesta escrita en el aire como un niño que quería ver fuegos artificiales.


Última edición por Milo Matisse el Miér Mar 04, 2015 12:22 pm, editado 1 vez

_________________
Música:

~~~~~~~~~~~~~
"Pon una espada en las manos de un campesino y se convierte en soldado sacrificable. Pon un propósito en su corazón y se convierte en guerrero"
avatar
Milo Matisse

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por NPC el Miér Mar 04, 2015 12:04 pm

Esa criatura mística que tantos años ha andado por el mundo comienza a entender a la perfección a Milo de a poco, casi al punto de leer su corazón como si este se lo entregara en las manos para que lo examine a gusto.  La pregunta de Milo tiene muchas respuestas, pero el kitsune solo elegirá la que su corazón cree que es correcta, la cual por supuesto no significa que sea la verdad del asunto, solo es lo que su corazón piensa al respecto, solo es franqueza. El aliento del kitsune nuevamente se hizo pesado y volvió a moverse de forma mágica formando así letras que forman palabras, y palabras que forman un mensaje que pueda ser leído y comprendido por ese joven en la habitación.

*-“Puede que sea tu destino estar aquí joven humano, o también puede que solo sea casualidad, una mera coincidencia…Tal vez los dioses esperan algo de ti, o simplemente tu corazón quiere hacer algo por otros, un deseo propio que le cause curiosidad…Tal vez sea todo eso y más también joven humano.”-*No es muy clara la respuesta del kitsune, pero si se medita sobre ello es claro como el agua en que no quiso manipular los sentimientos de Milo a su favor ni tampoco lo contrario, tampoco quiso alejarlo de allí, solo le da opciones, posibles respuestas y caminos siendo la propia voluntad de Milo la que al final persista. *-“ Tal vez este no sea el mejor lugar para tu corazón joven humano, la guerra y la muerte es lo que enfrenta esta fortaleza desde todos los frentes, y aquí no se teme a los mortales ni a sus armas, a lo que planta cara este lugar y su gente es a lo que el mundo no puede ver”-*Advierte esa criatura de que ese lugar no es seguro debido a las grandes batallas que se allí se enfrentan en diferentes etapas y magnitudes, algo que aunque así lo diga es realmente imposible de saber con exactitud, ni siquiera las criaturas que conforman ese grupo de combate saben a cien si acierta a que se enfrentan, a cuantos, como hacerlo ni dónde.

Todo el lugar se mantiene en absoluto silencio, siendo la voz de Milo lo único que rompe el manto de serenidad de dicho lugar.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Milo Matisse el Miér Mar 04, 2015 1:46 pm

La luz de la vela parpadea y forma hermosas sombras en las paredes, ilumina los bellos cabellos del kitsune haciéndolos brillar, y provee de calidez la habitación en un momento tan invernal como el que vivía aquel castillo. Ésta vez las palabras del kitsune fueron muchas y Milo leyó cada una con parsimonia, como si quisiera disfrutar una por una para no perderse de nada. Como era de esperar, su respuesta era ambigua. No recibiría nunca una respuesta clara de un kitsune, sino que le proveería de los medios para encontrar la respuesta en su corazón.

- Si no es el mejor lugar para mi, con más razón debo estar. No le temo a lo desconocido y ya he estado al borde de la muerte muchas veces. Si a usted lo necesitan, yo también me pondré a disposición de lo que necesiten estas tierras, pues mi corazón no puede estar en otro lado más que en aquello que se interpone entre justo y lo injusto.- Dijo, casi como un ruego, casi como pidiéndole que le permita permanecer a su lado. Esa criatura era como un imán que poseía el alma de Milo como un conjuro o hechizo, que le hacía amarlo y admirarlo.

El silencio le otorgaba al humano la hermosa sinfonía del crepitar del fuego, que podía oír claramente y era infinitamente bello. Osó interrumpir ese sonido con sus palabras, pero unas palabras que bien valían la pena, pues no quería que su interlocutor se marchara sin haberlas oído.

- Gracias... por todo- Y acompañó las palabras con una reverencia similar a la hecha anteriormente.

_________________
Música:

~~~~~~~~~~~~~
"Pon una espada en las manos de un campesino y se convierte en soldado sacrificable. Pon un propósito en su corazón y se convierte en guerrero"
avatar
Milo Matisse

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Helrim Fireforge el Miér Mar 04, 2015 10:24 pm

Tras meses de haber recorrido ciudades y pueblos diferentes, de haberse cruzado con la fauna del continente y de haber soportado su inestable clima (quizá por mala suerte, en su viaje se vio obligado a tomar refugio de lluvias constantes), Helrim Fireforge caminaba con paso cansado, pero podría caminar unas 20 leguas más hasta sentir ganas de sentarse. Iba ataviado con su armadura enana, una mochila con lo necesario para sobrevivir (petate, yesca y pedernal, 30 mts de cuerda, un gancho para trepar, provisiones para 2 días, un odre con agua, su pipa, una ración de tabaco para unos 6 días y una lámpara sorda colgada del cinturón), su rodela en la espalda (al lado de la mochila) y Triturador amarrado al cinturón. Tras cruzar un pequeño monte, se encontró con lo que en un principio le pareció algo imposible…

Desde el horizonte pudo divisar una gran muralla, y pese a la temperatura (algo caluroso) vio que unas nubes oscuras invadían los cielos justo sobre aquella edificación tan colosal, y de ellas descendía una densa nieve. ¡Estaba nevando sobre aquella zona en particular! Helrim perdió unos minutos tratando de acomodar aquella idea en su cabeza. Seguro se trataba de magia. ¡Odiaba la magia! Un escalofrió poco natural le recorrió la espina, pero luego suspiro y retomo sus pasos: era el único lugar donde podría encontrar refugio para poder, más adelante, partir en un nuevo rumbo.

El camino dificultoso hizo que tardara varias horas en acercarse lo suficiente a aquel castillo, la temperatura había cambiado drásticamente en aquel tiempo y la oscuridad de la noche no ayudaba. Los largos años en los oscuros túneles enanos le habían proporcionado una vista más detallada en la negrura, y gracias a ella pudo observar las grandes paredes de la muralla de aquel majestuoso castillo. Las piedras utilizadas lo hacían sumamente fuerte contra posibles asedios, y la altitud permitía a los arqueros poder acabar con sus adversarios antes de que llegasen siquiera a superar la altura del gran portón. Tras escrutar el castillo con su mirada, observo que estaba fuertemente vigilado, no solo los puestos de arquería sobre las murallas, sino los guardias en la gran puerta. Se encogió de hombros y se acercó cautelosamente a los guardias de la puerta, tratando de parecer lo menos ofensivo posible; le parecía raro que hubiese tanta defensa y no quería que sus intenciones sean malinterpretadas por aquellos soldados.

_________________
avatar
Helrim Fireforge

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 25/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por NPC el Vie Mar 06, 2015 9:00 pm

Inocencia, eso es lo que percibe el kitsune en Milo, uno inocencia que puede ser destruida en cualquier momento, y no será el llanto lo que quede luego de ello, será el odio lo que perdure en el si su alma es golpeada tan duro, pero tan duro hasta romperla. Milo aun piensa en lo justo y en lo injusto, en seres queridos que ya no están y en pensar que el estar en un sitio que no le traiga felicidad podrá traerle otra cosa que no sea un camino tortuoso del que puede arrepentirse. No comprende esa criatura tan sabia y de tanta paz por qué una criatura elige por sí mismo el camino más peligroso y doloroso para transitar pudiendo estar en la otra esquina contraria y vivir una vida llena de satisfacción y armonía.
Nuevamente el aliento cálido del kitsune que se condensa debido al frio y al humo que inexplicablemente sale de su lámpara de papel forman palabras para que Milo y él se pueden comunicar y entender con facilidad.

-A mis ojos el mundo solo es el mundo, sin injusticias, justicias, solo diferencias de todo tipo…No comprendo ese fuego de los humanos, ni su raciocinio…-Se rasca la barbilla con la máscara de cerámica unos momentos mientras parpadea lentamente observando a Milo con ojos profundos, serenos, y tal vez hasta con un dejo de tristeza impreso en ellos.- Solo un humano puede entender a otro humano…Aseguro que es necesario que otra persona hable contigo, debes conocer a criaturas como tú para que puedas entender y jamás arrepentirte.-Miro el gesto de Milo y cierra los ojos, lentamente voltea para salir de ese sitio, no sin antes girar su rostro y mirar al chico por encima de su hombro derecho, lo mira de soslayo.- Hay más visitas.-Se puede leer en el aire, y afuera se escucha la voz de los soldados alzarse una vez más.

-¡¿Quién vive?! ¡Identifíquese ahora mismo si no quiere tener problemas!-Con fuerte voz llegando casi a ser un gran grito que se desplaza rápidamente por todo ese helado y silencioso lugar advierten a ese hombre de baja estatura que se puede meter en muchos problemas si realmente eso es lo que quiere encontrar allí.
A simple vista debe haber unos diez hombres en las alturas, entre los pasillos de los muros y las torres de control, abajo hay unos seis fuertemente armados, siendo la lanza el arma predilecta de dichos hombres mientras los que están en un piso superior usan todos ballestas pesadas. Claramente los recursos monetarios no es algo de lo que carezcan por allí, de otra forma no podrían sustentar a sus hombres con armas tan mortales y efectivas para la guerra.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Milo Matisse el Sáb Mar 07, 2015 4:06 pm

El tiempo pasaba pero Milo lejos de acostumbrarse cada minuto se maravillaba más con el kitsune. Al verlo sabía que esa criatura era armonía pura, estaba por encima del bien y del mal, de lo justo y de lo injusto. Veía todo desde otra perspectiva. Pero Milo estaba en la tierra, pisaba el suelo y no podía mantenerse al margen de todo aquello.

Milo leyó las palabras en el aire y se avergonzó por un momento. - Yo tampoco lo comprendo, estimado amigo- Murmuró en voz baja, co serenidad, agachando la cabeza pero con una sonrisa en su rostro. A pesar de no entenderlo, le daba satisfacción, porque sabía que así eran los humanos, así era él. Un joven sin razón que haría lo que su corazón le mandara. Todavía le faltaba mucho que aprender. No tardó en volver a mirar a los ojos al kitsune. Era tan hipnótica su mirada que sentía que estaba viendo a través del universo mismo. Debía aprovechar ese momento lo más que se pueda.

Luego, Milo recibió el mensaje de que había otra visita en el castillo y antes de que pudiera sorprenderse, el clima de la habitación se destrozó por completo con el grito de los soldados. - ¿Alguien más ha venido? Espero que no traiga problemas, si llega a ser el enemigo estaría en gran peligro- Pensó para sus adentros. Quiso salir pero antes de dar un paso recordó que no estaba en su casa, a pesar de que el kitsune le haya hecho sentir como si estuviera en el más dulce y cálido hogar. Estaba en un castillo ajeno y si le habían mandado a una habitación de huéspedes o podía salir a hacer de las suyas por los jardines del castillo. Decidió quedarse y prestar oído a las palabras de los soldados, para saber quién era el recién llegado y si lo harían entrar o lo atacarían ahí mismo.

_________________
Música:

~~~~~~~~~~~~~
"Pon una espada en las manos de un campesino y se convierte en soldado sacrificable. Pon un propósito en su corazón y se convierte en guerrero"
avatar
Milo Matisse

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Helrim Fireforge el Dom Mar 08, 2015 6:12 pm

Algo le había dicho que aquel castillo se encontraba en una situación complicada, quizá estuviese pasando por algún tipo de conflicto bélico, pero no estaba seguro de ello. Aunque lo que sucedió a continuación le dio una noción de que realmente algo malo estaba sucediendo…

-¡¿Quién vive?! ¡Identifíquese ahora mismo si no quiere tener problemas!- gritó alguno de los tantos guardias que había en la muralla, Helrim no supo reconocer de donde provenía el grito, pero supuso que alguien lo estaba apuntando y no tardo en verificarlo. Se detuvo en seco y levanto las manos a la altura de sus hombros.

-¡Mi nombre es Helrim Fireforge, vengo en paz!-. Exclamó para que todos los presentes lo escucharan. -¡He tenido un viaje muy largo, y mis huesos están cansados! Me preguntaba… Emm-. Se detuvo y acomodo sus ideas. -¿Podrían dejar pasar a un Enano para re abastecerse y, quizá, descansar unos días?

No esperaba que la respuesta de aquellos soldados fuese afirmativa, pero debía de arriesgarse, sus provisiones estaban bajas y no tenía idea de cuánto tiempo pasaría hasta encontrar otro pueblo o ciudad.


_________________
avatar
Helrim Fireforge

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 25/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por NPC el Lun Mar 09, 2015 10:53 am

Tras haber sido intimidado ese solitario enano por los soldados del castillo delante de él no tardo mucho este en responder a las exigencias de dichos hombres, es prudente el enano, no es ningún tonto, sabe bien que las cosas pueden ir en picada si se hace el listo con ellos. Tras escuchar el pedido de ese ahora más visible enano comenzaron a conversar entre ellos, al parecer están decidiendo que hacer con él. Eso les tomo unos minutos, luego de ese tiempo pasaron a dar una respuesta al hombre que pide cobijo en el castillo más grande del sur del Puño de Hierro.

-Su majestad no prohíbe el ingreso de ninguno que requiera su protección, por lo que eres bienvenido a pasar la noche en su fortaleza.- Al igual que con Milo no le pusieron muchas trabas a ese viajero para pasar la noche allí, no son de temer a una sola persona y es mejor tenerla dentro del castillo vigilado a dejarlo a sus anchas por ese misterioso y a la vez sumamente peligroso territorio del sur del Puño de Hierro. Al no tener información de nada de ese enano no hay nada en contra que lo manche para no cederle un lugar en el castillo y que se resguarde de todo mal, por lo que los soldados abren las grandes puertas de madera pesada y férrea y tras eso levantan los barrotes que forman las fuertes rejas que protegen junto a las puertas la entrada principal del castillo de dicho señor de esas tierras. –Como ya hemos dicho antes no hay nada de momento que te impida la entrada a este castillo, aunque déjame advertirte que si algunas vez hablas con alguien y das información sobre el mismo te encontraremos, te traeremos de vuelta y no querrás siquiera imaginar lo que te haremos ¿Queda claro?-Le permiten el ingreso al enano pero con una clara amenaza hacia su persona. Nada extraño en tiempos de guerra, nadie quiere que se expongan sus datos a un enemigo o a posibles enemigos, y allí se toman muy en serio ese hecho.

Ya en el patio interior del castillo nota Helrim que es bastante fértil, fértil y hermoso, parece más el jardín de una mansión que de un castillo en sí, en especial de uno que está en guerra y con constantes nevadas. No hay allí dentro muchos soldados, por lo visto los únicos soldados que hay por allí son los de la entrada y los de las torres, de hecho no se ve mucho por allí, no hay animales, tampoco otras gentes, esta todo bastante oscuro con pocas antorchas para iluminar el camino. Una extraña criatura puede apenas visualizarse entre tanta sombra, y eso se debe a que ciertas luces danzantes se encuentran a su alrededor iluminándolo de a poco y por pocos intervalos de tiempo, y por las vestimentas de esa criatura claramente es una criatura muy extranjera a esas tierras.
Spoiler:
Palmorita

Esa criatura está dejando una construcción de piedra que parece ser claramente una casa, y dentro de la casa puede visualizarse un poco de luz. Milo queda solo en esa casa al irse lentamente el kitsune por el mismo camino que recorrió junto a esa criatura anteriormente, dicha criatura mística saluda al enano una vez se encuentra cerca de este pero no se detiene a trabar conversación con el sino que sigue de largo directo a la entrada principal del castillo la cual da a la nave de la misma. Pequeñas luciérnagas iluminan el camino hacia la casa de piedra donde quedó alojado Milo, son las únicas luces que se ven en ese lugar una vez el kitsune deja ese sitio, la única guía que queda para todos los presentes es esa guía tan natural como maravillosa.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Helrim Fireforge el Lun Mar 09, 2015 7:36 pm

Luego de unos momentos de suspenso, los soldados dejaron pasar a Helrim al castillo, sin antes amenazarlo si contaba algún secreto a sus enemigos. « ¿Con quién hablaría y sobre qué cosas? ¿Qué me dejaron entrar en un castillo? ¿Qué en el castillo nieva? ¿Qué tienen un paraíso tras la gran puerta?». Helrim carraspeo y luego negó con su cabeza, alejando aquella idiota idea de hacerles frente a aquellos soldados, finalmente suspiro y se dejó llevar por la maravillosa vista nocturna del lugar. Pero no por el jardín, lo cual le parecía absurdo para el clima que azotaba el castillo, sino las murallas, altas y firmes, hechas por vaya a saber uno quien; era un trabajo esplendido, supuso que aquellas viejas murallas soportarían grandes asedios (si no es que ya los habían soportado) y nunca caerían… Pero luego, con una mueca en sus labios pensó «Todas las murallas tienden a ser destruidas».

Luego volteo y su mandíbula casi se separa de su rostro: Un Hombre-zorro se le acercó y con un movimiento leve en su cabeza… ¿Lo saludó? « ¿Qué demonios pasa aquí adentro?» El Hombre-Zorro pasó a su lado y siguió su camino, Helrim estaba completamente atónito, no pudo decir nada, solamente trató, en vano, de entender la situación. « Debo de estar soñando… Este lugar no parece real… Pero se siente real» pensó y respiró hondo, dejando escapar un largo y lento suspiro. Y entonces vio a un joven dentro de una casucha vagamente iluminada.

En un principio pensó en dar media vuelta y volver por donde había llegado, olvidarse de aquel sitio extraño y lleno de locuras de ensueño. Pero por alguna razón dio un paso al frente, y la inercia lo fue llevando hasta aquella pequeña edificación.

Al llegar al portal se detuvo, sacó su pipa y la encendió, dando una larga bocanada. Mientras dejaba escapar volutas de humo blanco, observó detenidamente al joven que tenía delante. Su semblante parecía ser el de un soldado, pero no fue difícil notar que sus ropas eran diferentes a las de los soldados del castillo.

- Emmmm… Me dijeron que… Si hablaba con alguien me iban a dar caza…-. Dijo Helrim mientras apoyaba su hombro contra el portal. - Pero supongo que no son tan… Literales.

_________________
avatar
Helrim Fireforge

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 25/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Milo Matisse el Mar Mar 10, 2015 11:36 am

El joven no se movió de allí aún después de que el kitsune se fuera. Seguramente iba a recibir al nuevo invitado, si es que no era hostil. Le daba un poco de temor asomarse por la puerta de aquella habitación. ¿Qué estaría pasando afuera? Esperó y esperó hasta que finalmente, un viejo bajito y rechoncho se apareció. Al juzgar por su pregunta, le habían amenazado igual a él. Es decir, era un viajero que buscaba refugio, ambos eran parecidos en ese sentido.

- ¿De qué podríamos hablar? ¿De la nieve? ¿De las murallas?- Dijo bromeando. En ese momento le tendió la mano para saludarlo. Quizás era raro que dos personas lleguen casi al mismo tiempo a buscar refugio a ese castillo, o quizás pasaba todos los días, eso Milo no lo sabía.

- No soy el dueño de este lugar, pero pasa, es acogedor y podremos descansar- Dijo con humildad, sin hacerse el anfitrión. Aún le quedaban rondando en la vista las palabras de aquel kitsune. ¿Conocería a otro humano? ¿Alguien del castillo? Debía ser alguien importante... No podía esperar.

_________________
Música:

~~~~~~~~~~~~~
"Pon una espada en las manos de un campesino y se convierte en soldado sacrificable. Pon un propósito en su corazón y se convierte en guerrero"
avatar
Milo Matisse

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Zafira el Mar Mar 10, 2015 1:37 pm

El viajes en si es bastante grato ya que el clima es agradable tanto para mí como para mi hermano aunque este montando sobre él, el camino está lleno de muchos olores mesclados entre sí dando a entender que este camino es bastante trascurrido por personas per entre los olores hay uno similar a los de mi hogar mas algo distinto // hermano ya hemos caminado mucho verdad // le trasmití ha él mientras lo abrazaba en su andar // hemos caminado dices jajaja no me hagas reír que yo soy el que he caminado llevándote en mi además ya estamos llegando a una estructura humana // simplemente sonreí gratamente mientras le acariciaba las orejas // no te pongas así y gracias por avisarme // la verdad el clima para nosotros es bastante agradable mas para un humano seria un poco incomodo pero el llegar a un recinto de ellos no estaría mal ya que me gustaría comer algo fresco para nosotros.

imagen:


Zeit

Seguimos la marcha por el camino con tranquilidad teniendo nuestros sentidos en alerta hasta llegar a un lugar donde podía percibir lo olores de humanos, simplemente me acomode en Zeit para bajarme y caminar a su lado para que ellos también nos vieran mientras el caminaba como si nada mientras nos acercábamos a la entrada del lugar sin mostrar amenaza alguna.

avatar
Zafira

Mensajes : 152
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Localización : Hp:24

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Helrim Fireforge el Mar Mar 10, 2015 11:47 pm

Helrim observo en silencio al joven, era una persona que transmitía cierta tranquilidad otoñal, quizá por aquel cabello desordenado, o por su forma grácil de moverse. Pero había algo en aquel joven que inquietaba al enano… Aunque últimamente todo parecía inquietarle. Dio una nueva pitada a su pipa y el aroma del tabaco (dulce y tostado) rápidamente se adueñó del lugar.

- No soy de hablar mucho-. Respondió el enano a las preguntas que aquel muchacho había realizado, pero acepto el saludo y apretó con seguridad la mano de su interlocutor, cuyo agarre era firme, demostraba cierta autoridad y seguridad. El enano sonrió. - Helrim Fireforge-. Se presentó una vez que el muchacho termino de hablar y antes de que éste pudiera replicar, agregó: - Chaval, mis piernas están cansadas y mi estómago vacío… ¿Tienes idea de dónde esconden la taberna de este recóndito lugar?

((OFF: Saludos, Zafira!))

_________________
avatar
Helrim Fireforge

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 25/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por NPC el Miér Mar 11, 2015 9:20 am

Las situaciones se vuelven extrañas para cada uno de los visitantes del castillo del sur del Puño de Hierro, el enano ya logro su cometido de ingresar al castillo y encontrar allí refugio, de igual modo Milo también consiguió su cometido, casualmente el mismo que el del enano. Ellos al desaparecer el kitsune dentro del castillo mismo, o al menos esa es la sensación que tuvieron al perderlo en las sombras (la de alguien que ingreso en el interior de la fortaleza por su entrada principal) quedaron solos, cada quien a su libre albedrío siendo el enano el que tomo la iniciativa de tomar el único sendero realmente iluminado de dicho lugar donde puede verse dentro de dicho refugio al joven Milo. Ellos dos entablan una conversación amistosa mientras de fondo escuchan nuevamente el grito de los soldados, el mismo que usaron en ellos apenas los visualizaron acercándose a dicha fortaleza lo cual demuestra que no tienen nada personal en contra de ellos, sino que en verdad ese es el protocolo a seguir con cualquier visitante desconocido.
Spoiler:
No tardo mucho para que los soldados visualicen a la chica que se encuentra caminando en compañía de un lobo de gran tamaño, y contrario a lo que podría pensar ella en un comienzo los guardianes de ese lugar no se sobresaltaron, tampoco tensaron sus armas ni lo amenazaron a los gritos, pero si le hacen una clara advertencia.

-¡¿Quién vive?! ¡Identifíquese ahora mismo si no quiere tener problemas!- Con fuerte voz llegando casi a ser un gran grito que se desplaza rápidamente por todo ese helado y silencioso lugar advierten a ese joven que se puede meter en muchos problemas si realmente eso es lo que quiere encontrar allí.
A simple vista debe haber unos diez hombres en las alturas, entre los pasillos de los muros y las torres de control, abajo hay unos seis fuertemente armados, siendo la lanza el arma predilecta de dichos hombres mientras los que están en un piso superior usan todos ballestas pesadas. Claramente los recursos monetarios no es algo de lo que carezcan por allí, de otra forma no podrían sustentar a sus hombres con armas tan mortales y efectivas para la guerra. Pero un extraño suceso en verdad que sorprendió a los soldados, cuando una cantidad incontable de luciérnagas, búhos y liebres rodearon a la chica y comenzaron a pulular en torno a ella no pudieron controlar sus expresiones y demostraron su asombro completamente ante ese hecho tan llamativo y espectacular.

-¡¿Quién Ere?- No terminaron de ejercer nuevamente la pregunta cuando desde el portón principal del castillo emergió desde la misma una criatura claramente no humano, un espíritu sobrenatural con la forma de un zorro se hizo presente de inmediato y observo a la chica directamente a los ojos sin decir absolutamente nada.
Spoiler:
Palmorita

-Señor Palmorita, buenas noches… ¡Abran las puertas a la jovencita!-La mera presencia del kitsune hizo que los soldados abriesen el portón y la reja del castillo sin hacer ni una pregunta más, ni dudar un instante. La nieve que cae el todo el territorio dejo de caer sobre Zafira evadiéndola, todos los sucesos que parecen acontecer alrededor de ella son tan impresionante como inexplicables. El kitsune observa el cielo detenidamente, luego observa la nieva, más lejos de allí a la oscuridad del horizonte, y luego vuelve a fijar sus ojos profundos, su mirada sabia en los ojos de la chica, de la hibrida de lobo y dragón. Tras unos momentos de un prolongado y místico silencio el kitsune se arrodillo en la nieve con los brazos abiertos, la máscara y la linterna de papel tocaron el suelo sutilmente. Le da la bienvenida el kitsune como si fuese una reina, no baja su cabeza, su mirada se mantiene todo el tiempo en ella, en sus ojos. Los soldados completamente desorientados tardaron en reaccionar, pero si el kitsune se arrodillo ellos no harían menos, por lo que de inmediato hincaron la rodilla en tierra o en la piedra recibiéndola como si se tratara del rey en persona.

-Adelante señora, lamentamos la tardanza.- Responde uno de los soldados sin desviar la mirada del suelo, no levanta la cabeza, solo espera a que ella haga algo o diga algo, o que el kitsune les de indicaciones de que hacer a continuación.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Milo Matisse el Miér Mar 11, 2015 1:15 pm

- Milo Matisse- Se presentó como muestra de educación. Milo no consideraba desagradable la visita del enano, pero su atención y preocupación estaba puesta en lo que podría estar pasando en las puertas del castillo. No tenía noticias de ello y no se oía nada desde esa habitación de huéspedes. A pesar de su cordialidad, recordó que no era prisionero del castillo, al menos no de momento, y que no estaba encerrado en esa habitación. Tal vez podría salir a echar un vistazo.

- La... ¿taberna?- Preguntó incrédulo al escuchar las prioridades de su compañero de cuarto. - La verdad no lo se, aca de llegar al igual que tu- Respondió rascándose la cabeza. En ese momento, sin decir nada más, se acercó a la puerta y se asomó. Todo el jardín estaba a oscuras y en silencio, inmóvil. ¿Debería aventurarse más allá?

Bah, nadie logró nada quedándose tranquilo y quieto en un lugar. - Señor Helrim, iré a explorar los alrededores. Puede acompañarme si gusta- Dijo despacio, como si temiera que alguien lo oiga.

_________________
Música:

~~~~~~~~~~~~~
"Pon una espada en las manos de un campesino y se convierte en soldado sacrificable. Pon un propósito en su corazón y se convierte en guerrero"
avatar
Milo Matisse

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Helrim Fireforge el Miér Mar 11, 2015 8:35 pm

Después de reflexionar durante unos momentos, Helrim llego a la conclusión de que no encontraría ningún tipo de taberna dentro del castillo. «Voy a tener que conseguir provisiones de otro modo… Tiene que haber en este maldito lugar alguien con quien pueda negociar algunas raciones de alimento…» Pensó y dio un largo suspiro, dejando salir la última bocanada de humo; apago la pipa y la guardo en su mochila.

El muchacho con quien hablaba se llama Milo Matisse, y al parecer acababa de llegar. Helrim se dejó llevar por sus pensamientos, envuelto aun en el aroma del tabaco. Estaba seguro que aquel castillo guardaba muchos secretos, místicos secretos. Pero… ¿Por qué tanta magia? La idea no terminaba de cerrarle: ¿Por qué nevaba sobre el castillo? ¿Quién era ese Hombre-Zorro con el que se había cruzado? Repentinamente sus cavilaciones se vieron interrumpidas por el grito de un soldado. «Al parecer no somos los únicos en llegar en estos horarios nocturnos…»

Milo iba a investigar los alrededores, lo cual le pareció muy buena idea, quizá encontraran alguien que pueda darles más información sobre el lugar, o cerveza… Si, una cerveza estaría bien.

- Hmph…- Asintió el enano y se propuso a seguir al muchacho.

_________________
avatar
Helrim Fireforge

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 25/02/2015

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Carnero de Monaghan

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.