Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Mar Jul 11, 2017 1:39 pm por Kakita Harusame

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Un día largo (+18)
Jue Jun 22, 2017 6:08 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea

» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Jue Jun 15, 2017 5:20 pm por Anael Mercy



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por NPC el Miér Dic 31, 2014 4:11 pm

El miembro 'Natzume' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Dado Numérico Random' :

#1 Resultados : 7, 8

--------------------------------

#2 'Dado Numérico Random' :

#2 Resultados : 5, 1, 9

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Seikato el Vie Ene 02, 2015 2:59 am

Me encontraba perdido entre mis pensamientos, preguntándome una y otra ves lo que paso en aquella habitación ¿Era en verdad Rei un ser oscuro como decia Aleishe? en verdad no tenia ni idea pero pude notar cierta aura que tenia Rei que hizo que me alarmara un poco, y lo peor es que pague mi enojo con el Ángel. -Que tonto soy...-Dije para luego suspirar un poco mientras tenia los ojos cerrados. En eso, oi que alguien me hablo diciéndome que la comida ya estaba lista. Mire a la persona que me estaba hablando y se trataba de la mujer que protegía la iglesia. -No te preocupes, no tengo hambre. -Le dije a la vez que le miraba, tras respondedle, la joven me dijo que fue hablar con la joven que había rescatado ademas de disculparse por su comportamiento. -No tiene por que disculparte, es tu deber cuidar a todos de cualquier amenaza.-Decía mientras me recostaba de la pared de brazos cruzado y con la mirada en dirección al suelo. -Me disculpo por la manera en que te hable y te agarre, es que me sentí como un tonto a no saber lo que pasaba en ese momento en la habitación. -Dije al estar viendo aun hacia el suelo, para después alzar la mirada y verle.-Solo quiero saber si en verdad la consideras alguien...-Antes de poder terminar mi oración, unas personas subieron corriendo las escaleras y se situaron alrededor de la joven de cabellos rubios asustados por lo que pasaba, al parecer y como decían había alguien peligroso afuera. Podía escuchar unos gritos provenir de afuera, parecían los soldados quienes gritaban.

Me aleje de la pared y fui directamente hacia la ventana para ver que era lo que pasaba afuera, notando al mirar que estaba una mujer en la entrada de la iglesia, es como si ella quisiera entrar pero alguna razón lo soldados no querían dejarla pasar. Por una extraña razón me sentí enojado y no tuve mas alternativa que darme la vuelta para salir corriendo y bajar rápidamente la escaleras para saber que demonios sucedía. -¡¿Porque tanto escándalo?!- No no sabia porque andaban a los gritos si solo se trataba de una mujer. -¡Déjenla pasar! ¡Todos tienen su derecho para refugiarse aquí, para eso esta la iglesia!-Les decía en un tono de voz elevado y al estar viendo de manera seria a los soldados, no podía creer que fueran tan crueles con la gente, solo porque llegue una persona así de la nada o sea extranjera no tiene porque ser sospechosa.

_________________
avatar
Seikato

Mensajes : 88
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 25/02/2014
Edad : 25
Localización : En cualquier parte, solo llámame y ahí estaré...

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Aleishe el Vie Ene 02, 2015 3:00 pm

Las palabras de aquella chica parecian sinceras y llenas de esperanza. Quizas le habia dado algo que obtenia pocas veces en su vida. Aquel mundo al fin y al cabo era cruel, aunque fuese algo bello comparado con el infierno. Observe a la chica con tranquilidad y escuchandola tranquilamente con una leve sonrisa.
-Te tomo la palabra, espero poder fiarme de ella. Y es mi deber ayudar a los demas e intentar ser mas comprensiva.
Dije sin mucho mas para salir de aquella estancia arrastrando las alas y moviendome en busca del chico que me habia atacado antes. Finalmente tras indicaciones y demas lo encontre. Y cerca suyo comence a hablar escuchando sus respuestas. Me acerque para escucharle mejor y asenti tranquila.
-Mi deber es protegeros a todos, incluida ella. Simplemente que en un principio no me dí cuenta. Y quedas perdonado, no te preocupes mas. Todos estabamos tensos en ese momento.
Respondi al joven sin poder creermelo. Me pedian perdon, como si mi opinion importara de gran manera en todo aquello. ¿por que no me habian dejado en aquel lugar sagrado en vez de en unas tierras gelidas con enanos? Quizas asi hubiera sobrevivido mejor. O quien sabe, quizás habria provocado que aquella gente odiara a los angeles. Ahora jamas lo sabria. El fue a decirme algo mas, cuando vino gente pidiendo mi proteccion y ayuda. Luego vi al chico correr y gritar. Al parecer habia problemas y  muchos en aquella iglesia. Mire a aquella gente con tranquilidad y una sonrisa calmada, esperando dar seguridad. Cogi a una mujer de las manos y se las aprete con firmeza.
-No deben temer. Todo saldra bien. Estais en el lugar mas seguro de todos, incluso mas que en el castillo. Aqui los demonios no pueden entrar, solo hay lugar para la paz, la luz y la esperanza. Tened fe, y nuestros muros seran inquebrantables.
Dije soltando las manos de esa mujer y mirando a los demas. Sentia muchas fuerzas de aquel lugar, y temia que esa fe se desvaneciera logrando que incluso yo fuera debil para proteger a aquella pobre gente en busca de esperanza.
-Reuniros a rezar en la gran sala despues de la comida. Allí iré y os dare proteccion. Ahora, debo ver que está ocurriendo.
Dije apartandome y andando hacia la entrada principal hacia donde habia ido corriendo Seikato al llegar allí, entre las habladurías de la gente y los gritos de Seikato y los guardias pude comprender que sucedia. Y de nuevo todo por un extranjero. Me acerque donde los guardias y los mire recordando las palabras del sacerdote. No podria nadie interrumpir las labores de los guardias. Quizas seria mejor no hacer nada, sin embargo, aquel chico se habia metido de lleno y si queria salir bien parado de aquello iba a necesitar  ayuda.

-Tranquilo Seikato. Cálmate y por favor, ve a comer algo. Tu como todos necesitan algo para reponer fuerzas estos dias.
Luego me dirigi a los guardias de la puerta. No sabia quien habia al otro lado ni tenia mucha mas idea de las cosas que habia oido por alli. Quizas si lo hubiera sabido nunca habria abierto aquella puerta. Pero el destino, por fortuna para aquel angel corrupto fue el mejor posible aquella noche.

-Este es un lugar de proteccion y fe. Alguien que muestra fe en nosotros no puede ser expulsado sin mas, deberia ser aceptado como un hijo de un todo.  Si nos negaramos a hospedar a alguien un día tan frio, seriamos peor que los enemigos del rey.

Respondí yo misma siendo quien me acercaba a la puerta para abrirla y ver con asombro, odio y arrepentimiento a aquella de alas negras. Suspire profundamente, evitando todas mis profundas ganas de rajarla con mi espada para poder seguir protegiendo aquel lugar sagrado.  

-Por favor, sea bienvenida. Sera un placer tenerla entre nosotros.

Miré a la puerta y a Seikato despues. Habia invitado entrar a un ser corrompido y expulsado. Pero lo hecho hecho estaba, y ya nada podria cambiarlo. Quizas incluso con aquellos gestos la gente se sintiera mas segura y confiada, o por el contrario, mas alerta y asustada por tener a desconocidos de aspecto oscuro en aquel templo sagrado.
avatar
Aleishe

Mensajes : 335
Experiencia: : 9
HP : 36
MP : 24
EP : 30
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
6/6  (6/6)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Raquel Aigner el Sáb Ene 03, 2015 8:41 pm

En mi trayecto hacia la iglesia el escuchar los sonido de trompetas y tambores se me izo extraño mas seguí mi camino hacia la iglesia donde en si me sentiría bien, pero tras mi llegada fui recibida por las armas de los soldados donde estas me apuntaba, simplemente alce los brazo mientras le escuchaba – que regrese a mi casa? Pero… - no dije mas ya que podría ser mal interpretado por esto soldados el cual tienen una mirada de pocos amigos, la verdad no soy personas de estar ocasionando problemas pero en esta situación mejor me retiro de aquí y vendré en otra ocasión, pero la llegada de un joven cambia la situación pidiendo que entrase y esto le podría ocasionar mas problemas a el que a mí – no se preocupe estaré bien no es necesario que intervengas – dije con educación mientras mantenía mi distancia.

De cierta forma no quiero ocasionar problemas a lo que habitan dentro de la iglesia y lo que está pasando alerto a los soldados, y si estos están alterados no quiero saber cómo están los del castillo, respire hondo donde simplemente mostré mi mejor sonrisa – mi intención no es ocasionar problemas solo venia a presentar mis respetos – dije educadamente en eso escuche una voz de una mujer la cual parecía ser alguien importante en la iglesia ya que llamo al muchacho pro su nombre y llamo a la calma, su forma de hablar me gusto mucho y de cierta forma trasmitía algo de paz, al abrirse la puerta pude ver a una mujer de cabellos dorados y piel blanca lo cual es muy hermosa donde me daba la bienvenida a la iglesia, pude sentir algo de hostilidad más me quede tranquila – se lo agradezco mucho – fueron mis palabras de gratitud hacia los presentes pero antes de entrar me acerque un poco a uno de los guardias – no tengo intención de ocasionar problemas y para evitar algún mal entendido tome – dije mientras le entregaba mi espada y mi arco para que ellos las guarde, entre en la iglesia donde se podía sentir una paz, el hecho de ser un agente el cual se debate entre la luz y la oscuridad mi madre me educo con respecto al cielo y el infierno y desde que salí de mi casa trato de llevarme bien con las persona, me acerque a las personas que me ayudaron y me permitieron entrar a la iglesia – les agradezco su ayuda déjeme presentarme – dije haciendo una leve reverencia – soy Raquel Aigner espero no causarle molestias – dije con educación – por casualidad sabrán que está sucediendo ya que en mi llegada escuche trompetas y las mayorías de los guardias están en alerta – fue mi pregunta hacia ellos mientras permanecía tranquila y en calma.

avatar
Raquel Aigner

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 18/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por NPC el Dom Ene 04, 2015 3:05 pm

En la iglesia los ánimos están quebrados, y ni siquiera la voz de un ángel puede hacer que se calmen los miedos teniendo a una joven de aire tan siniestro en ese lugar. Seikato tampoco hizo mucho en apaciguar los ánimos, y eso se vio claramente en los soldados que estando allí presentes se enfurecieron.

-Tú no das órdenes aquí, ni tu tampoco- Señalan a Aleishe-Iglesia o no está en dominios del rey, y aquí los que morimos por las armas somos nosotros, no ellos, ni tú, somos nosotros- Los soldados están sumamente enfurecidos y no es para menos. Desde hace días están siendo tratados como meras personas, pero sus exigencias son terriblemente comprometidas y muy duras. Aleishe tampoco ayuda en nada dejando pasar a la extraña mujer en la iglesia, y tras mostrar su desconforme se hicieron a un lado cruzándose del otro lado de la plaza, yendo más cerca de la taberna y la herrería donde se plantan a montar guardia allí dejando básicamente desprotegido el templo. Algunas personas trataron de convencer a los soldados para que se queden y estos les arrojaron algunos cuchillos a los pies.

-Si tanto creen en su dios entonces, defiendan su nombre, hasta tal vez baje el mismo a ayudarlos-Así respondieron algunos de ellos, y sin duda la situación no puede ser peor en el oeste que está claramente dividido en dos, la iglesia y el resto, sin el rey ni el príncipe para guiarlos, incluso muchos maestros y caballeros de importancia no están en la ciudad porque están acompañando al rey a la Tierra de Dioses.

Entre tanta discusiones nadie nota a la vampiro que está dando vueltas en las afueras de la ciudad, aunque tampoco hay muchos que se aventuren solos por aquellos lugares, la mayoría está en buenos puntos estratégicos de la villa bien acompañados e iluminados por antorchas que generan además de buen visibilidad un buen calor para soportar el frio nocturno.


En la Tierra de Dioses los ejércitos mantienen sus puestos en completo silencio, a excepción de la región norte que continua haciendo ruido de forma indisciplinada y salvaje llamando la atención de todo el resto de las regiones presentes.  Los de la región norte continuaron con sus cantos y sus gritos mientras que el resto de las regiones espera paciente despreciándolos en silencio.
Las horas pasaron y el frio empezó realmente a ser de consideración, aunque los allí presentes están bien preparados para soportarlo más de uno tuvo un escalofrió durante la noche, y al final los ojos de los presentes fueron testigos de cuando entre la niebla cada rey regreso con los suyos sanos y salvos, con la aurora boreal guiando su camino llenándolos de grandeza y de belleza por dentro y por fuera.  Definitivamente cada uno de esos hombres es rey por algo, no mera casualidad, ellos tienen ese título bien ganado y todos ellos tienen lo necesario para gobernar una tierra tan inhóspita como la tierra de Asbru. Cada uno de ellos se detuvo frente a su pueblo y no importa donde estuviese cada uno de ellos, todos pueden observar a los reyes por mas oscuridad o por mas molestias que haya entre el observador y el rey.

-Estamos en guerra- Fue lo que dijeron al unisonó cada uno de los cuatro reyes a sus hijos, a sus parientes, y a sus gentes.

Beld Tartare tomo del hombro a su hijo con rostro de preocupación, sonriente amablemente para él.

-Vamos hijo, volvamos a casa, esto puede volverse violento en cualquier momento, y nuestras mesnadas necesitan descanso así como protección-Menciona con aires de preocupación el rey del oeste mientras monta nuevamente en su semental negro y se prepara para hablar una vez más a sus preocupados guerreros.

-¡Atended mi voz mis buenas mesnadas! Levantad la mirada y observad al férreo enemigo de toda región, no olvidéis sus caras, ni mucho menos su grandeza. Volvamos a casa a proteger a los nuestros, no dejemos que esos guerreros nos quiten lo que os pertenece, ni mucho menos dañen lo que querido por nosotros es-Con esas palabras inicia la marcha de regreso Beld Tartare, y espera encontrar a los suyos que a pie deambulan en el camino de regreso a casa para informarles las malas nuevas lo más rápido posible.

Las otras regiones no parecen estar muy seguras de lo que hacer, aunque luego de un tiempo el sur parece estar listo para regresar a casa el este y el norte poseen una fiereza en la mirada y una sed de sangre atroz. Pero tanto el oeste como el sur van prácticamente en su totalidad a caballo, así que enfrentarse en campo abierto a ellos no es buena idea, sin mencionar que un caballo corre más rápido que un hombre así que difícilmente les den alcance. Norte y este son aquellos que mas sed de sangre poseen, cada quien desea eliminar a una facción en particular y ven de momento frustradas sus intenciones, sin mencionar que no deben manchar la Tierra de Dioses con sangre, está prohibido, después de todo es el foco de ese conflicto y no deben olvidarlo.

Cada facción comienza a regresar a su tierra, con deseos de batalla y gloria, sabiendo que la guerra dio inicio las batallas comenzaran en breve y posiblemente sean las fronteras las primeras tierras donde se inicie el sangriento conflicto que envuelve en tinieblas e incertidumbre a toda la región nórdica de Asbru.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Seikato el Dom Ene 04, 2015 4:34 pm

Los soldados no me hicieron caso a los que les dije, no entendía porque todo aquel sea extranjero tenía que ser malvado o tener un plan para derrocar al Rey, el hombre siempre ha temido a fuerzas desconocidas pero esto era una estupidez. Al estar en el lado opuesto de la puerta, de la nada oi a la joven de nombre Aleishe decirme que me calmara y que fuera a comer para recuperar fuerzas ¡¿Cómo en un momento como este me mandaban a comer?! Suspire con pesadez y con la mirada hacia otro lado, en verdad me enojaba que me trataran como si fuera todavía un niño, volví mi mano derecha un puño el cual estaba cargado de ira, pero me calme y me fui a comer, me daba igual que hicieran.

-¡Ash!-Decía quejándome y viendo lo que pasaba en la puerta mientras comía arroz con algo de pollo, me fastidiaba lo que ocurría. Al estar mirando sentado en las escaleras y comiendo, note a la joven que no querían dejar entrar pero a la final fue el Ángel que le dio el pase a la Iglesia, la cual la mujer al entrar dejo sus armas con los soldados, aunque estos enojados dijeron sus palabras de manera enojada hacia todos, aun así, iban hacia el Ángel y yo. No les hice caso aquellas palabras no porque no me importaran sino que ya sería darle muchos problemas a Aleishe y era mejor quedarme en donde estaba sin decir nada, solo que la joven de cabellos rubios me debía una por lo que me hizo. –Chess..Mandarme a comer…-Decía viéndole que hablaba con la mujer que entro y quien parecía tener unas alas negras, en realidad ignoraba que raza era pero tenían cierto parecido con Aleishe por las alas, salvo que las de la joven eran negras y las del Ángel blancas.

Me quede escuchando y viendo lo que pasaba, la gente andaba asustada pero otros seguían con lo que andaban haciendo, pero como los soldados se fueron dejando desprotegida la Iglesia, ademas que empezaban a escucharse los susurros entre las personas ya que no sabían si era buena idea que los soldados se fueran, algunos fueron a calmarlos para que volvieran pero desde mi posición vi que no tenían intenciones de regresar. –Tarados…-Dije en un susurro viendo a los soldados, me enojaba que fueran tan cabezotas, aunque tenían sus razones haciendo que suspirar con pesadez ya que las cosas se estaban complicando en la Iglesia y era muy tarde para darme cuenta de eso y de mi error.

_________________
avatar
Seikato

Mensajes : 88
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 25/02/2014
Edad : 25
Localización : En cualquier parte, solo llámame y ahí estaré...

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Invitado el Dom Ene 04, 2015 6:47 pm

¿Idea cobarde ?; claro que no, eso es saber aprovechar el momento de debilidad del enemigo y atacarlo en el momento justo y preciso; nada mas, nada menos, cualquiera lo haria, incluso los del oeste que parecen ser mas nobles pero en realidad siguen siendo una banda de barbaros montados a caballo. Si mi hermano y mi padre no estan de acuerdo con ello, pues yo liderare a mis propios hombres y atacare, con o sin su ayuda. Los hombres cantan, pero yo no me uno a ellos, mas bien muevo las riendas de mi caballo y me alejo de los lideres a cargo en ese momento y comienzo a rodear y pasearme por entremedio de mis jinetes para que dejasen de unirse al resto, para asi juntarlos en un solo rebaño. - Escuchenme bien mis hombres; a partir de ahora este caudillo obedecera solo mis ordenes y trabajara solo bajo mi mano, se acabo el tiempo en que debian seguir a mi hermano o a mi padre, aqui y ahora mi palabra es ley.- Fue las instrucciones que di en aquel momento; comenzando a obligar a mis tropas que monten sus caballos y se empiecen a separar de los demas que cantan como barbaros; siendo los hombres mas primitivos del norte.
No tardaron en volver los lideres de cada region y hacer la proclama que quizas yo estoy esperando desde hace mucho: "guerra". Bien, solo con esas palabras me es mas que suficiente para poder tomar las desiciones por mi cuenta y guiar a mis hombres a invadir y conquistar los territorios que yo quisiera tomar. Ahora no hay un "no" que no me impida tomar los debilitados territorios del oeste en este momento. Todas las regiones comenzaron a moverse individualmente; cada una siguiendo su propia ruta; pues bien en ese caso yo haria lo mismo, y no esperaria mucho tiempo mas para comenzar a realizar algo, no esperaria que las fuerzas se reagrupen, lleguen a sus seguras fortalezas o refugios; eso si que no. No reuni a un centenar de jinetes, arqueros a caballo y lanceros de diferentes partes del norte solamente para traerlos aqui y unicamente hacer gala de mi poder; estaba dicho, estamos en guerra y no me voy a quedar parada mientras el enemigo se va tranquilo a su casa. Con descanso suficiente de mis hombres; me coloco nuevamente al frente de la columna de mis huestes para guiarlos. - Esto comienza ahora y no dejaremos que nadie se valla.- Solo con esas palabras di la orden a mis hombres para que comenzaran a movilizarse; buscando adelantarse a la gente del oeste y poder cerrarles el paso para que no siguieran avanzando mas hacia ningun lado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Aleishe el Lun Ene 05, 2015 10:24 am

Aquel día, sin el sacerdote las cosas habian empezado a ir mal y a mal seguían. Habia llevado comida a aquella chica haciendo que la gente se tranquilizara. Nadie queria tener que entrar alli. Por otra parte habia ayudado a Seikato y habia dado esperanzas a aquellos que habien ido en mi ayuda. Pero como siempre, mi mala estrella no iva a quedarse sin hacer nada. Ya que Seikato, en un arrebato de ira fue hacia la puerta. Por mi lo mejor habria sido quedarme en aquel lugar, dejando a los guardias realizar su tarea y hablando con aquella gente mas tiempo. Pero mi cuerpo se movio para sacar de aquel lio a aquel humano, del que simplemente recibi una queja clara, aunque obedeció.  Me habia metido mas alla de donde podria llegar y habia metido la pata cabreando a aquellos guardias. Me senti fatal al ver que aquella iglesia habia quedado desprotegida por culpa de un angel negro y la idiotez de un humano con ganas de salvar a todo el mundo. Claro que yo habia tenido gran parte de la culpa. Mire a la chica entrar y sin poder evitarlo la mire con cara  seria mientras la escuchaba hablar.

-Desconozco que problemas tienen en la ciudad, pero dudo que sea nada grave. Por favor, coge algo de comida y marchate, no creo que podamos darte mas. Ademas tu aspecto, perturba la paz de este lugar. Espero que lo entiendas.

Dije sincera y calmada, evitando decirla muchas cosas que pensaba y cogiendo sus armas. Era un angel corrupto. Y como tal, acabaria siendo erradicada por nuestros hermanos, posiblemente como yo. Pero ahora habia encontrado un hogar y no iva a perderlo por ayudar a una traidora.

Suspire y miré a la calle, viendo como los guardias se alejaban y lanzaban cuchillos a aquellos que intentaban hablar. La gente, podia sentirlo, perdia mucho con ello. Los soldados eral al parecer algo clave para su protección y por mi culpa se habian enfurecido ¿que debía hacer?. Espere a que aquella gente volviera y cerre las puertas alejandome hacia la torre. Una vez alli vi todo, cansada y con hambre observe el castillo. ¿como un solo hombre podia mandar tanto y ser respetado? No podía entenderlo. Al no ver nada que llamara la atención y tras haber pensado unos pocos minutos en aquello tomé una decisión esperando que los soldados ya estuvieran mas calmados. Bajé a la cocina y cogí unos trozos de pan, luego salí a la calle y avance hasta los soldados.

-Las cosas no siempre salen como esperamos. Pido disculpas por haber dejado entrar a alguien más. Pero mi naturaleza o una parte de ella me impide dejar morir a una criatura viva. Acepten esto como  compensación.


Dije dandoles los trozos de pan y sacando mi espada que me habian ofrecido horas atras y clavandola un poco en el suelo.

-Por favor, esa gente os necesita. Una gran parte de la gente de las tierras del rey se encuentra ahi dentro. No creo que tampoco le gustara que les pasara nada. Pero queda en vosotros venir o no, podeis elegir que proteger. Pero de todas formas os demostrare que no sois solos vosotros los que morireis por armas si las cosas van mal. Ahora soy yo quien debe protegerlos. Cualquier ayuda será bien recibida, pero hasta entonces, suerte en el combate.

Dije sin mucho mas, dandome la vuelta y volviendo a la iglesia. Mire a un grupo de personas explicandoles y cerré la puerta quedando allí fuera, en las puertas, protegiendo la iglesia. Con la espada clavada en el suelo frente a mi y manteniéndome recta y alerta con las dos manos sobre la espada, firme y decidida, mostrando en ello mi decisión y una experiencia grande ya que habia sido enseñada para hacer aquello desde que tenía razón. Las alas se endurecieron y medio plegaron ofreciéndome un poco mas de protección en aquel lugar frio. Y allí me quedé, siendo yo misma quien debia proteger la iglesia, esperando con pocas esperanzas que alguno de aquellos guardias volviera.
avatar
Aleishe

Mensajes : 335
Experiencia: : 9
HP : 36
MP : 24
EP : 30
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
6/6  (6/6)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Raquel Aigner el Lun Ene 05, 2015 6:01 pm

Todo parecía ir en peor tras mi llegada a la iglesia los soldados se molestaron por la actitud de unos de los que habitan en la iglesia y el escuchar las palabras de la muchacha la cual es un ángel pero ella es distinta a mi madre en cierto aspecto mas no sabría decir cual, suspire un poco para estar tranquila – mi intención es solo conocer el lugar mas no ocasionar problemas – fueron mis palabras y la verdad no vine a este lugar para pedir ayuda sino para conocerlo, recogí un poco mis alas para que no molesten a nadie y camine un poco para ver la estructura y a las personas que se encontraban en el lugar, pude sentir que algunos de los presentes estaban asustados y quien no lo estaría, cerré mis ojos y junte mis manos – Señor ilumina el camino de estas pobres almas que descansan bajo tu manto divino, protégelos de todo ser que intente hacerles mal y que hagan el bien al prójimo Amen – fue una plegaria la cual trasmite una paz y tranquilidad para los presentes en la iglesia y para aquellos que me escuchen.

Tras rezar les dedique una sonrisa a los presentes y me dedique a caminar hacia la puerta principal ya que en si no estoy en este lugar para molestar, en mi camino tome mis cosas y abrí la puerta para encontrarme con ella la cual protegía ese recinto – me disculpo por todo lo ocurrido, bien dijo mi madre no todo es amor en esta vida la oscuridad siempre esta hasta en la criatura más pura – fueron mis palabras hacia ella y comencé a caminar alejándome de la iglesia sin tomar nada de ella más que mis cosas, lo único que me intriga por el momento que fue que alertaran a los guardias ya que mi presencia no lo fue eso si me preocupa.

habilidad:
Voz Angelical (10 de mana): Atreves de su canto ella es capaz de apaciguar a los que la rodean siendo el centro de atención de las miradas.
Descripción: con su voz ella logra calmar los ánimos de los oyentes cuando canta, paz, amor, tranquilidad, valor, ira odio en fin, el oyente tendrá una tirada deMente con una dificultad de la de los objetivos afectados. Este efecto dura tantos post como la Fe de Raquel y cada post posterior a ese tiempo mientras siga cantando tendrá un incremento de +5 a la dificultad.

avatar
Raquel Aigner

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 18/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Natzume el Lun Ene 05, 2015 9:31 pm

En mi andar por las afueras de la ciudad estudiando como entrar sin ser vista no será tarea fácil y aun teniendo a Yami en mis mano, la iluminación me podría ayudar ya que esta genera sombras por donde pueda escabullirme sin ser notada mas estoy herida y eso me puede traer consecuencias, mas el generar una distracción será más que suficiente destrucción para escabullirme – bien Yami ayúdame con esto – dije seriamente, descubrí un poco la hoja mi katana la cual acerque a mi herida para que esta se manchase de mi sangre – solo espera si – le dije mientras esta permanecía callada – usarme a mi misma para hacer esto no es de mi agrado Vampire Shadow – detrás de mí una sombra surge la forma de una muchacha igual a mí la cual estira sus alas y comienza a mover hacia otra dirección dejándose ver por los guardias mostrando su alas y la copia de Yami en mano. En el momento que mi sombra comienza a moverse y yo aprovecho la ocasión para adentrarme en la ciudad con mucho cuidado y son ocasionar ruido alguno usando mi manto de oscuridad y las sombras ocasionadas por la iluminación donde con la mirada busco un posible lugar para esconderme y así buscar a una persona para poder alimentarme y para curar mi herida, el hecho que alguien tenga que salir lastimado para poder estar curada y satisfecha son cosas que tengo que hacer mas no es de mi agrado, no lo niego que al principio me gusto hacer eso pero después de algún tiempo el remordimiento de culpa me carcomía desde muy dentro de mi ser.


imagen alterada por la sombra:

su poder:
Vampire Shadow: Luego de obtener al menos un poco de sangre del enemigo, víctima y de ella misma, obtiene la habilidad de controlar la sombra, levantándola como una criatura semi-real, la cual obedece a ella, teniendo sus habilidades físicas. Ambos podrán atacar simultáneamente a su oponente y dura 3 turnos. Este poder se ve afectado por Luz el cual debilita el poder de la sombra. Para que la habilidad funcione la sombra de la persona debe estar presente aunque sea muy pequeña en el momento de la activación y tarda dos turnos para usarla nuevamente. Esta habilidad cuesta 8 de HP si se utiliza la sangre de la propia Natzume para ser utilizada.

A un se mantiene este poder
Royal shadows: Este poder puede hacer que la oscuridad se solidifique creando objetos lo suficientemente reales para afectar materia, donde su límite es la imaginación de la portadora, generando: Espadas, dagas normales como arrojadizas, lanzas, escudos, hachas, etc., controladas por ella. Este poder tiene su debilidad con la luz y solo puede invocar dos objetos a la vez (uno por cada mano), dura 3 turnos luego se desvanecen y tarda dos turnos para recuperarse. Gasta 4 de mana por cada objeto que se cree, las armas hace tanto daño como lo haría cualquier arma de su tipo.

habilidad:
Gris (3) [Física]Un personaje con esta ventaja puede esconderse a simple vista, las sombras se retuercen a su alrededor, las multitudes lo engullen o solamente tiene un bajo perfil. Nadie parece recordar su persona. Añade +10 a la dificultad para encontrarlo o reconocerlo de manera activa.
Los Espíritus reducen el costo en un punto.

tirada de los dados:
Sigilo: Es la habilidad de moverse sin alertar a otros: entrar sin permiso, no ser detectado cuando uno se dedica a sus asuntos y marcharse sin crear alboroto, moverse en las sombras o acechar en la ciudad, son lo que cubre esta habilidad. Los personajes con esta habilidad son buenos moviéndose en los Bosques, Calles, Evitar rastreos, Multitudes, Naturaleza y en las Sombras.
Poseída generalmente por: Cazadores, Espías, Exploradores, Gente tímida y Ladrones.

Alerta: Esta es la capacidad básica para notar las cosas que suceden a tu alrededor, aunque no las estés observando conscientemente. Esta habilidad indica la atención que prestas al mundo exterior, estés ocupado o no. Como por ejemplo advertir emboscadas, Seguir en multitudes, escuchar ruidos diminutos, encontrar trampas. Esta habilidad básicamente aumenta los sentidos del personaje en general.
Poseída generalmente por: Cazadores, Centinelas, Guardaespaldas, Guardias, desvalijadores.


Última edición por Natzume el Lun Ene 05, 2015 11:21 pm, editado 1 vez

_________________



avatar
Natzume

Mensajes : 142
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Localización : En un lugar tranquilo

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por NPC el Lun Ene 05, 2015 9:31 pm

El miembro 'Natzume' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Dado Numérico Random' :

#1 Resultados : 5, 10

--------------------------------

#2 'Dado Numérico Random' :

#2 Resultados : 6, 3, 6

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Lans Tartare el Mar Ene 06, 2015 11:03 am

Espero y espero firme y en silencio aquel buen hijo, dejando de lado cualquier otro pensamiento ajeno a su padre y a su tierra. Finalmente su padre y rey regreso a ellos envuelto en una majestuosidad envidiable, en especial para su ya avanzada edad. Sus primeras palabras hicieron desaparecer la sonrisa en el rostro del hijo quien observa a su padre con aprecio y respeto, sabiendo que ahora están en guerra todo Asbru va a sangrar. Asiente a las palabras de su padre preocupado y camina junto a él entendiendo que es tiempo de regresar a casa antes de que las escaramuzas y choques violentos comiencen entre todas las facciones allí presentes. Acto seguido montan el padre e hijo cada quien en sus respectivos corceles de color negro, color favorito al parecer entre los Tartare siendo el padre quien se dirige a todas sus gentes, informando y alentándolos a regresar a casa en bienestar propio y de los seres queridos que allí aguardan.

Comienzan la marcha a casa con caras serias y un semblante listo para la lucha, sabiendo que las otras regiones están muy agitadas, en especial las regiones norte y este cada quien por diferentes motivos, aunque con un solo fin, sangre. Ellos se alejan rápido allí dejando al resto de las regiones atrás, aunque se escucha a aquellos que exploran el camino y protegen los flancos advertir sobre movimientos de caballería cercanos a ellos, no de peligro pero si más cerca de lo requerido.

-En un terreno blanco y basto como este es difícil pasar desapercibidos, en especial montando a caballo. Adelantaos con mi padre, dejad un centenar conmigo y el resto entre mitad de ambas columnas, el resto con mi padre. Iré a echar un vistazo.-Se separa Lans y muchos de sus hombres dividiendo la columna en tres partes siendo la ultima la que cabalga en busca de aquellos osados que tan cerca buscan cabalgar de las gentes del oeste de Asbru.
Tal y como dijo Lans no es fácil esconderse en un terreno como ese, y menos en gran numero montados, a simple vista se ven las huellas y a simple vista se ve guerreros a caballos, y claro no podía ser menos, es más que probable de que ellos ya los hayan visto también. No hay mejores jinetes en Asbru que los jinetes del oeste, ni tampoco mejores caballos, provienen del Puño de Hierro y eso es algo que lamentaran haber olvidado esos insensatos que rápidamente serán alcanzados y abatidos por ellos en pleno campo abierto. Los cascos de los caballos resuenan y la marca de las patas de los mismos se marca profundo en la nieve, pero por nada se mantienen lo suficiente allí como para que las pezuñas de esos animales titubeen en resbalarse o en romperse.

Al poco tiempo las largas lanzas de caballería ya apuntaban en dirección de los jinetes más rezagados, aunque puede que más de un loco intente realmente plantarles cara de frente y de forma directa. No sabe Lans cuantos son exactamente, pero parece que ambos bandos en ese momento cuentan con un número de hombres muy similar.

-¡Preparaos mis hermanos de armas! ¡Que recuerden quiénes somos y a que vinimos!-La voz de Lans se eleva a los cielos y recorre rápidamente el territorio cercano para llegar tanto a sus hombres como a sus enemigos, siendo los primeros los que responden a los gritos las ordenes de su príncipe, un caballero y un hermano de armas que siempre, pero siempre cabalga a su lado, que comparte noches de fría guardia, que hace bromas con ellos y saluda con manos cálidas a sus mujeres e hijos, ese es Lans Tartare, un hombre por el que gustosamente lucharan y morirán si llegara ese nefasto caso.

_________________
avatar
Lans Tartare

Mensajes : 376
HP : 30
MP : 30
EP : 30
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Localización : En el oeste de Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
5/5  (5/5)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Mimi Houllier el Miér Ene 07, 2015 11:22 pm

Simplemente me quede impactada mientras el soldado me llevaba con el iba escuchando sus palabras, palabras que me helo la sangre – si lo entendí a la perfección – fueron mis palabras para luego cerrar la puerta, donde coloque una cilla en el cilindro para trabar la puerta y me senté en la cama donde solo escuchaba los sonidos que provenían de afuera – se retira el dueño de la casa y ocurren cosas inesperadas, espero que no sea grave la situación – no quería repetir la locura del otro día en salir corriendo para ayudar a alguien si hay algún herido al terminar todo esto podre ayudar, me acosté en la cama para solo mirar el techo y simplemente escuchar los sonidos de afuera.

_________________

 photo e7cf8bc2-cebb-40bb-b50e-e9f0578310a8_zps49122a12.jpg
avatar
Mimi Houllier

Mensajes : 47
HP : 24
MP : 12
EP : 24
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Seikato el Vie Ene 09, 2015 6:41 am

Tras terminar de comer y ver lo que había pasado ademas de haber escuchado un poco o lo que llegue a escuchar de las dos jóvenes que parecían ser Ángeles, aunque una de ellas parecía no serlo. Aleishe la acepto sin tanto drama, pero a la final no tuvo mas alternativa que salir a la calle con unos panes en sus manos para dárselos a los soldados. Desde mi posición era una perdida de tiempo intentar entrar en razón aquellos hombres pero capaz una mujer como el Ángel los haga razonar y volver a la iglesia para proteger a las personas. De lada na mire a la joven recién llegada al lugar quien pareció rezar, y luego se dirigió hacia la puerta. -¿Tanto para eso?-Dije alzando mi ceja derecha al ver como aquella joven se iba del lugar llevándose consigo sus armas- Que rara es...-Dije en un susurro al estarla viendo irse. Si algo sabias desde que he vivido en este mundo es que hay cualquier ser extraño y raro en la tierra, pero no sabia si aquella joven entraba en esas categorías ya que no la conocía nada, aun así, me pareció raro que el problema que había pasado minutos atrás haya sido solo para rezar.

Suspire un poco al estar recostado ahora en la misma pared que antes en donde Aleishe me había encontrado, sentía en el ambiente que estaba agitado debido a las preocupaciones que tenían las personas en la iglesia por la ausencia de los soldados a no estar protegiéndolos, de todas maneras si algo ocurría no me quedaría de brazos cruzados.

En eso al estar recostado de la pared y de brazos cruzados y con los ojos cerrados, un aroma algo débil me llego haciendo que abriera los ojos al sentir el olor a sangre. -¿Sangre?-Dije al darme cuenta de que era eso y no otra cosa, pero no sabia de quien. -¿Quien estara herido?-Miraba ahora por la ventana a ver si había alguien en la calle que estuviera herido o si se trataba de algún animal.

Baje la escaleras para acercarme a la puerta y pasar por al lado de Aleishe. -Hay un olor a sangre en el ambiente...-Decía al estar viendo en diferentes direcciones sin moverme.

_________________
avatar
Seikato

Mensajes : 88
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 25/02/2014
Edad : 25
Localización : En cualquier parte, solo llámame y ahí estaré...

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Zafira el Sáb Ene 10, 2015 12:22 am

Otra vez una batalla o un ataque, los seres de esta tierra le gusta derramar sangre de inocentes como si nada, el simple hecho de escuchar las palabras de Cataline para buscar un refugio mientras todo esto se calme, en el trayecto un alguien se acerca a nosotras muy alterado preguntando si estábamos bien y si habíamos visto algo extraño – para nada – dije un poco nerviosas y con miedo de perder el control como la ves anterior, simplemente comencé a controla mi reparación para mantener la calma mientras escucho todo a mi alrededor.

imagen:
avatar
Zafira

Mensajes : 152
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Localización : Hp:24

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por NPC el Sáb Ene 10, 2015 3:27 pm

La situación que se agrava a cada minuto que pasa tiene su punto de quiebre en toda Asbru, siendo el norte y el oeste los mayores protagonistas de dicha escena.

La rápida intervención de Aleishe en el templo del oeste sin duda evita el posible y muy cercano enfrentamiento entre ciudadanos de la misma ciudad, o al menos en contra de los recién llegados,  y si bien puede respirar en paz por un instante no es más que eso, un breve instante de paz y victoria. Aquella recién llegada de alas oscuras no quiso quedarse mucho tiempo en ese lugar sabiendo la forma en que perturba a los residentes de dicho templo y a los soldados, más que nada a los soldados que han dejado parte de sus obligaciones al abandonarlos a su suerte en un momento donde están en alerta y posiblemente bajo ataque.  Aquella mujer que está a cargo de la protección del templo intenta dialogar con los soldados saliendo y quedándose en la entrada de la iglesia, aunque sus palabras carecen de formas, no es ella una conocedora de la etiqueta, menos del liderazgo ni del carisma, y sin autoridad ni ninguna otra forma de incentivo aquellos hombres se mantienen en su postura.

-Ya dirá el rey lo que quiere o no, hasta entonces buena suerte- Respondió alguno que otro con tanto enojo como la que tienen desde el comienzo, y si bien escucharon a Raquel quien si sabe cómo expresarse hacia los demás eso no fue suficiente como para que vuelvan a tomar a la iglesia bajo su protección. Para empeorar la situación dentro de la iglesia Seikato le advierte a Aleishe sobre sangre, o lo que él cree que es sangre porque no hay absolutamente nada a la vista como para determinar una pérdida de sangre que signifique peligro. Dejo el interior del recinto debido a su corazonada el dragón con forma humana y comenzó a buscar con la mirada el origen de ese supuesto olor a sangre, y lo único que encontró tanto el cómo soldados fue algo sorprendente y hasta espeluznante…Una chica muy hermosa con alas y un arma en la mano, y la mayoría cree que es esa mujer a la que buscan, el monstro que vuela y que provino del castillo.

-¡AHÍ ESTA! ¡AHÍ!-Señalan algunos hacia el cielo y se alteran al punto extremo- ¡DISPAREN!-Y así fue que con las ballestas y los arcos  le arrojaron cuanto flecha y virote pudieron a esa chica de cabellos rubios y vestida de noble, aunque en esa ocasión se la ve muy rara, muy oscura y siniestra, mas razón para atacar por supuesto. - SE ALEJA! ¡SIGAN DISPARANDO!- Se dan cuenta de que se está alejando de allí al no tener efecto sus armas a distancia.- ¡LAS FLECHAS NO FUNCIONAN CON ESA COSA!- Si ellos están sumamente nerviosos al extremo pueden imaginarse cómo están los que dentro de sus casas y del templo escuchan el ajetreo de los soldados que parece como si estuviesen viviendo el ultimo día de sus vidas, y si el plan de esa criatura tiene existo probablemente sea el ultimo día de la vida de algunos de ellos efectivamente. Persiguen al enemigo por las calles y callejones de la ciudad tratando de mantener las antorchas en alto y en grupo, no es muy aconsejable que digamos el separarse del grupo, y obviamente no saldrán de la ciudad, siempre se mantendrán dentro de la misma. No es fácil para Natzume encontrar alguno desprevenido al que atacar, por lo que puede estar segura que de momento si ataca tendrá combate, no será solo un ataque furtivo que pase desprevenido, no al menos de momento.



En el castillo del oeste fue el primer lugar donde estallo la alarma, pero también es el sitio más seguro  de esa región al estar fuertemente custodiado, aunque de momento no cuenta con todos sus efectivos ni de su líder sigue siendo bastante seguro y confiable. Mimi fue la primera en ser llevada a un sitio seguro y tras atender a las indicaciones del soldado este se retiro y ella encerrada en esa situación mientras reflexiona sobre lo que ocurre traba la puerta como puede para hacerla de algún modo más segura. Tiempo después pudo escuchar como los gritos fueron cesando de a poco hasta quedar en la nada, tranquilidad absoluta como hubo habido hasta hace algunas pocas horas atrás, por lo que puede que aquello que estuviese sucediendo fuera minutos atrás haya llegado a su fin.
Escucha pasos fuera de esa habitación la Sangre Antigua, aunque luego de eso nada, sea lo que sea que suceda fuera de esa habitación es completamente desconocido para ella al menos de momento.

Zafira por su parte se encuentra en compañía de Cataline quien a pesar de que en principio pareció demasiado seria con ella no duda en cuidarla como si se tratara de un ser muy querido para ella, demostrando así su buen corazón cuando llega el momento.

-No te preocupes Zafira, veras que valiente y fuertes son los soldados, ellos nos protegerán- Asegura esa mujer con voz segura tratando de ocultar sus miedos tras un semblante noble y de confianza.  Abraza levemente a Zafira con brazos cálidos, cálidos y suaves, pero temblorosos, no pudiendo controlar del todo sus miedos lo cual hace temblar su frágil cuerpo de mujer.
Al igual que donde esta Mimi se escuchan pisadas fuera de esa habitación y una extraña calma, aunque Cataline abre grande los ojos al escuchar la voz de algunos de ellos, pareciera como si los reconociera.

-Te lo dije Zafira, reconozco esas voces- Se alegra esa dama y se tranquiliza bastante al saber que las voces que se escuchan desde fuera de esa habitación son voces de hombres que ella conoce bastante bien al ser estos soldados leales al rey Beld Tartare.


En Tierra de Dioses, o mejor dicho ya alejados de ella dos comandantes se dirigen al campo de batalla con el corazón en la mano y dispuestos a pelear. Aravir y Lans encuentran sus ejércitos cada quien al alcance de otros, en ese sitio esconderse no es una opción y menos con la caballería a cuestas.  El príncipe del oeste parece estar tomando posición en Vanguardia, algo ya bien conocido por historias pasadas, padre e hijo cabalgando a la cabecera de sus ejércitos sin miedo alguno. Aravir debe de tomar la decisión de enfrentar a sus enemigos o de huir en busca del rey o de su salvación, aunque la búsqueda del rey se complica ya que para ello debe de pasar a través del príncipe y a caballo ya debería de saber que puede tener muchos problemas.


Así están las cosas en la región de Asbru, muy violentas en algunos lados, pacificas en otros, pero sin dudas el aburrimiento no es algo de los cuales los habitantes de esa región puedan disfrutar.


Leer:
Lans y Aravir, ustedes que son los que van a usar por primera vez en el foro el sistema de batalla observen bien alli en el link que dejo a continuacion donde explico detalladamente como llevar a cabo una gran batalla. De todas formas yo estare guiandolos paso a paso.
http://pkenlared.foroargentina.net/t96-como-llevar-a-cabo-los-combates-en-pain-killer#4304

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Lans Tartare el Dom Ene 11, 2015 6:21 pm

Como es de esperarse en Lans Tartare rápidamente toma la vanguardia de la caballería, no es de los que se quedan atrás a esperar a menos que sea una cuestión necesaria y estratégica para vencer. La caballería va tomando en poco tiempo la forma de una flecha con Lans a la cabeza, varios de sus caballeros de confianza a sus lados y una estela de hombres que lo sigue de cerca detrás de él. Los soldados del oeste tienen una excelente disciplina, una formación militar que les llega a través de la sangre.

-¡A mis lados caballeros! ¡Punta de flecha, lanza y roble!-Lo que sea que este diciendo ese hombre por lo visto es comprendido como alguna especie de indicación ya que estos le responden en voz alta y a las gritos. Los estandartes se posición cada cual en su sitio ya asignado esperando por la orden del príncipe o de algún caballero de gran jerarquía que posea la autoridad otorgada por la familia real para poder ejercer ordenes de batalla.

-¡ARCHERS!-Se escucha la voz de Lans a través del campo de batalla superando inclusive a los cascos de los caballos, detrás suyo otra voz repite la orden- ¡ARCHERS!- Se eleva el estandarte que marca a los arqueros y estos se preparan para disparar. La idea de Lans es avanzar de frente, un choque frontal que saque ventaja de sus excelentes caballos, de sus lanzas de caballería y de la pericia de los jinetes que llevan perfeccionando la caballería desde hace siglos en el Puño de Hierro. Muchos de ellos alguna vez cabalgaron en el ejército más poderoso del mundo, o al menos el mas numero  y con mas monturas, ahora lo hacen en Asbru, pero de igual forman piensan en vencer.

Cuando está seguro Lans de que sus arqueros están ya a rango de disparo no duda ni un instante en dar la orden de ataque.

-¡RELEASE!-Como la vez anterior su voz se escucho fuerte y claro, y tras de él otra voz repitiendo la orden de inmediato-¡RELEASE!- Y de inmediato las flechas volaron en dirección del enemigo sin detener la marcha, los jinetes continúan con su posición yendo de modo valiente a encontrar en esas tierras heladas su destino…

Spoiler:
Off rol: Tirada de general y luego la de pj

_________________
avatar
Lans Tartare

Mensajes : 376
HP : 30
MP : 30
EP : 30
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Localización : En el oeste de Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
5/5  (5/5)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por NPC el Dom Ene 11, 2015 6:21 pm

El miembro 'Lans Tartare' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Dado Numérico Random' :

#1 Resultados : 10, 2, 10, 5

--------------------------------

#2 'Dado Numérico Random' :

#2 Resultados : 10, 9, 7, 7

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Aleishe el Vie Ene 16, 2015 7:53 am

El dejar entras a aquel angel todo habia ido de mal en peor. No sabia que hacer, no sin ordenes claras. Y el hecho de pensar que en aquel lugar todo el  mundo era bien recibido le habia salido tremendamente mal. Era mentira. Rapidamente fui a hablar con los soldados, pero sin conocimientos de nada ni sin saber como tratarlos no hicieron el minimo caso a mis palabras. Y simplemente me quede allí, en la puerta del templo, protegiendo a quienes estaban dentro. Mire confusa a varios lados, cansada y llena de pena. ¿como podian sentir tanta crueldad y tanto odio por desconocidos que no habian hecho nada? No podia entenderlo, no del todo. En un principio pense que por instinto, al igual que yo con los demonios, pero las cosas no eran exactamente asi, ellos eran mucho mas racionales y apenas se guiaban por instinto. Habian pasado muchas cosas y muchas guerras como para odiarse entre ellos. Y eso me ponia los pelos de punta. Tanto odio...destrozaba el alma de cualquiera.  Me quede en la puerta tranquila y vigilante, cuando el angel salio en poco tiempo diciendo que se iva. dejandome claro lo que opinaba aquella gente de los desconocidos. Asentí y no la dije mas. Sentia un impulso que me haria lanzarme con mi espada frente a ella y si permanecia mas tiempo cerca la mataria alli mismo. Por eso espere que se alejara y suspire tranquila.

No tardo en bajar el otro chico, Seikato, a hablarme de sangre. Le mire con cara cansada y perdida. Por su culpa las cosas habian ido a peor, pero por el momento podrian tener arreglo.  Suspire y le puse una mano en el hombro a Seikato.

-Si quieres ir no te lo voy a impedir. Puedes salvar gente, de eso no hay duda. Sin embargo alguien debe proteger estos muros y si los enemigos se acercan la iglesia debe quedar protegida. Asi que deberas ir tu solo o quedarte aqui. Siempre eres libre de marcharte cuando quieras.

Dije a Seikato con algo de pena. Desde que se habia marchado el sacerdote las cosas ivan mal. Yo no sabia que hacer ni tampoco pensar. Simplemente hacia las cosas mas simples esperando obtener un buen resultado, pero nada de lo que hacia tenia buenas consecuencias. Bueno.. quizas algunas pequeñas cosas que acababan teniendo buenos resultados, pero tan pocas que me hacian perder la esperanza en aquel lugar. Queria un hogar, pero...no podia pegar alli y posiblemente en ningun sitio mientras estuviera cambiando y adaptandome.  Debia encontrar respuestas antes, para saber como poner a raya lo peor que podia surgir de mi. Habia visto angeles con alas tan negras como la noche y almas mas oscuras que los demonios y si yo ahora estaba en su situacion...solo el tiempo acabaria destrozandome. Por ello, despues de aquellos dias en la iglesia iria a ver a quien me encontro por primera vez. Alguien que me dio consejo y que quizas pudiera ayudarme. Pero mientras tanto me quede alli guardian, esperando que las cosas fueran bien.
avatar
Aleishe

Mensajes : 335
Experiencia: : 9
HP : 36
MP : 24
EP : 30
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
6/6  (6/6)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Natzume el Vie Ene 16, 2015 6:37 pm

La sorpresa de la noche ya no es mi aliada todos en el lugar están en alerta y eso ya no es bueno y puede llevar a mi fin si sigo en este lugar, y ver como los soldados tratan de acabar con la sombra da mocho de desear un gesto de desanimo recorre mi ser, y el hecho de seguir usando las sombra a mi favor para alejarme de ese lugar, prefiero esperar un poco más a que perder mi vida en estas tierras frías, el simple hecho de extender mis alas y alzar el vuelo hasta lo más alto posible para irme de estas tierras antes de que el astro rey salga o llegar a un lugar seguro para mí.

Aun sosteniendo a Yami y mirando hacia el horizonte – discúlpame no pude hacer nada esta ves lo eche a perder todo – dije mientras seguía el vuelo y mi clon sombra me seguía – lastima espera ver algo de acción pero no importa siempre lo bueno se hace esperar jejeje pero no lo olvides me debes algo - escuche sus palabras y simplemente sonreí, lo otro que si me preocupa es que no sentí a mi hermana en ese lugar como si la tierra se la hubiese tragado – Hannabi pase lo que pase te encontrare – fueron mis palabras en el aire mientras seguía el vuelo alejándome de esas tierras.

_________________



avatar
Natzume

Mensajes : 142
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Localización : En un lugar tranquilo

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Raquel Aigner el Vie Ene 16, 2015 7:00 pm

El frio de la noche cubre por completo mi ser haciendo me recodar lo solitario que es mi camino un camino el cual está lleno de odio a los de mi especie o más bien por ser incomprendida y más aun cuando los residentes están bajo amenaza constante, se puede decir que el único ser que supo tratarme adecuadamente y con igualdad es el mismo príncipe de esta región lo cual estoy agradecía de corazón, pero en cambio los habitantes de aquí los puedo sentir en un estado de tención el cual se puede cortar con él, a mi pesar de todo lo ocurrido sería mejor marchame de estas tierras y visitarla en un mejor momento pero tendré que dejar un buen recuerdo de mi, mi caminar fue tranquilo y suave por el camino de piedra mientras miraba al frente mostrando mi mejor sonrisa y teniendo mis alas cerradas -


musica letra:
Daremo inai stage
yume no jikan wa mou maku ga
oriteyuku
kinou to onaji
asu wa nidoto ko naito kizukuno

last scene wa itsumo
setsunaku utsukushii kedo
namida fuite tobira
tatakuo

atarashii watashi ni
umare kawaru
yuuki wo dashite
hazukashi ga ranai ne

my heartful song
my heartful song

utau yo itsumademo
anata ni todokimasu
youni

itsukara darou
honto no egao wo miserare na
kunatteta
konna no watashi wo
akira menaide mattete kureta no

kodoku no tate wo kakage
jibun to tatakatteita
hora tsuyogari no kusari
hodoite

natsukashii omoide
ni yasashisa ga
mesameru youni
sunao ni nareta kara

my heartful song
my heartful song

kokoro wo hiraite

ima
atarashii watashi ni
umare kawaru
yuuki wo dashite
kagayaki tsuzukeyou

my heartful song
my heartful song

utau yo itsumademo
anata ni todokimasu youni

en español:
En el vacío escenario
el telón ha caído ya
en mi tiempo de sueños
Y me doy cuenta que al igual que ayer, mañana
No volverá

La última escena es siempre la más
penosa y hermosa parte, pero
Limpiare mis lágrimas y le abriré la puerta.

Al nuevo ser que soy yo
que nació con valor
Sin sentir más vergüenza miedo no hay

Mi canción del corazón
Mi canción del corazón

Por siempre yo así cantare
Hasta que al fin pueda llegar junto a ti

Me pregunto desde cuando
tu dejaste de mostrarme a mi
tu verdadera sonrisa
No me la des a mi
tu has esperado tanto aquí, tu por mi

Mi escudo es la soledad
y luchando estoy hoy contra mi misma
Ahora me libere
de estas cadenas

Los recuerdos nostálgicos
Abrí los ojos y me vi
Convertida en alguien
más sincera…

Mi canción del corazón
Mi canción del corazón

Abriré mi corazón

Hoy
Al nuevo ser que soy yo
que nació con valor
Sin sentir más vergüenza miedo no hay

Mi canción del corazón
Mi canción del corazón

Por siempre yo así cantare
Hasta que al fin pueda llegar junto a ti
Mi corazón late con fuerza y mientras camino por el pueblo en dirección a la puerta principal para comenzar mi nuevo camino y con la esperanza de que mi canción le haya llegado al corazón de alguien para que tenga un dulce canso en esta noche fría.

avatar
Raquel Aigner

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 18/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Kurayami el Sáb Ene 17, 2015 3:16 pm

El simple hecho de disfrutar estos alimentos es suficiente para mi ya que puedo reponer mis energías, a pesar de lo que viví a mi llegada y los días que pase sin poder dormir por culpa de los espíritus errantes y esas extraña aura que sentí en esa oportunidad la cual provenía de este templo mas ya no siento esas malas influencias, pero el escuchar un alboroto hace que me saque de mis pensamientos – que está pasando – me pregunte colocando la bandeja de comida a un lado de mi para acercarme a la puerta y asomarme en el pasillo donde vi algunas personas rezando donde se les podía notar algo tensas, simplemente cerré la puerta y me apoye en la pared mirando la cama.
El simple hecho de estar apoyada en la pared evito que me desplomara directamente al suelo, en ves de eso me senté en el suelo tomándome el pecho donde podía sentir mi corazón latir mas rápido de lo normal donde una necesidad de tomar algo era mi necesidad inmediata una set la cual tenia mucho tiempo que no sentía, me sentía agitada y a la va ves nerviosas de mi misma, me arrastre hasta el vaso con agua el cual bebí para tratar de calmar esta set mas el agua no lo hacia – no aquí por favor – dije un poco angustiada mientras seguía en el suelo al lado de la cama mirando a la nada y manteniendo una respiración muy agitada.

Imagen:


Última edición por Kurayami el Sáb Ene 17, 2015 3:33 pm, editado 2 veces

_________________
 photo 5bad8f7d-bcfa-4dad-9c56-540af912e87e_zps7ac13acd.jpg

avatar
Kurayami

Mensajes : 135
HP : 30
MP : 48
EP : 24
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por NPC el Sáb Ene 17, 2015 3:16 pm

El miembro 'Kurayami' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado Numérico Random' :

Resultados : 2, 4, 1, 2

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Zafira el Sáb Ene 17, 2015 5:47 pm

Sentía miedo eso es verdad y el no querer revivir lo sucedido de la ves pasada es lo que más me atemoriza, se que personas trataron de ayudarme mas no pudieron y termine siendo una carga para los demás, en el lugar donde llegamos escuchaba la voz de Cataline diciendo que todo saldrá bien que los soldados son valientes y nos protegerán, pero podía sentir como esa mujer temblaba de miedo mientras me trasmitía una seguridad, me sentía preocupada pero ese abrazo que ella me da hace que le responda y que me sienta segura – gracias por esas palabras de ánimo – dije calmadamente mientras seguía abrasándola, se podían escuchar voces afuera y al parece Cataline conocía a esas personas que se escuchaban habla mientras que yo permanecía callada y junto a ella.
avatar
Zafira

Mensajes : 152
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Localización : Hp:24

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Seikato el Sáb Ene 17, 2015 9:53 pm

No sabia bien de donde venia aquel aroma a sangre, pero me sorprendió que Aleishe me dijera aquello, si bien podía salvar a quien sea, aun así, ella parecía como rendirse ante lo que había pasado. -Deberías descansar...-Le decía con los ojos cerrados tras sentir su mano en mi hombro derecho. No es que quiera ser el héroe todo el tiempo y menos cuando ya tienen quienes los protegían, salvo que no tenga opción y deba intervenir. -Lamento si te cause mas problemas de los que ya tienes pero no puedo ver a alguien ser tratado de manera injusta y menos cuando necesita ayuda.-Comentaba al estar dando unos pasos hacia delante y viendo hacia el cielo. En eso, se escucharon unos gritos por parte de unos soldados y un extraño sonido que se escuchaba por el cielo, como si algo o alguien estuviera volando, y al parecer era peligroso.

No hice caso a lo que sucedía, pensaba que los soldados podían resolverlo ellos mismos, ademas no seria buena idea intervenir sabiendo como son. -Me quedare hasta que encuentre un motivo para irme...-Le dije a la joven al estar viendo.-¿Ya comiste? Al parecer no sabiendo como te ves ahora. -Si ella necesitaba algo por lo menos podía ayudarla o darle lo que necesitaba, claro si ella me lo pediría pero Aleishe parecía ser como orgullosa, o eso creía.

_________________
avatar
Seikato

Mensajes : 88
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 25/02/2014
Edad : 25
Localización : En cualquier parte, solo llámame y ahí estaré...

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.