Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Jue Sep 28, 2017 5:18 pm por Anael Mercy

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Miér Jul 26, 2017 1:26 am por Kakita Harusame

» Un día largo (+18)
Lun Jul 24, 2017 4:45 pm por Risty Keikodi

» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Kurayami el Dom Dic 14, 2014 7:51 pm

Permanecí en la cama tranquilamente donde solo escuchaba a Seikato donde solo sonreí un poco por lo dicho de que se caso y eso – valla felicidades – dije siguiendo el juego - lo sé nadie se casa después de lo ocurrido por otro lado me siento un poco mejor mas mis heridas aun no sana por completo – dije con naturalidad, vi como se acerco a mí y presento a su compañera de momento a lo que sonreí gratamente – un placer conocerla, soy Rei espero no ser una molestia – dije con educación, en eso vi algo familiar en ella y cerré mis ojos – creo que podre caminar y la verdad tenía que hablar con el sumo sacerdote ayer más me quede dormida pero por lo visto tendré que irme lo antes posible – dije.

Simplemente permanecí tranquila mientras ella se acercaba a mí con su espada en mano diciéndola a Seikato que se alejara de mi, abrí mis ojos mostrando una tranquilidad – mmmm no vine a este lugar por gusto – fueron mis palabras iníciales – anoche mismo el sacerdote pudo haber acabado con migo si él lo deseaba y el mas bien me dio una oportunidad de hablar con el mas no pude asistir en ese momento pero me imagino que debe de estar ocupado con su comunidad – dije sinceramente, trate de levantarme de la cama mas mis piernas no respondieron del todo haciendo que vuelva a la cama – valla perder mi vida de esta forma no sería honorifico para mí – dije y esta ves me sentía nerviosa ya que aun no cumplo con mi objetivo de conseguir a ese hombre, cariño espero que cuide bien de nuestra hija y que estés bien la verdad te extraño, fueron mis pensamientos en el momento mientras no paraba de observar a la muchacha.

imagen:

_________________
 photo 5bad8f7d-bcfa-4dad-9c56-540af912e87e_zps7ac13acd.jpg

avatar
Kurayami

Mensajes : 135
HP : 30
MP : 48
EP : 24
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Risty Keikodi el Mar Dic 16, 2014 12:59 pm

- Lo entiendo mi señor, pero yo tengo que velar por ti que soy tu guardaespaldas - entendía el punto de vista de mi amado, pero había que actuar con cabeza porque si llegábamos con ningún soldado entonces no abrían ningún refuerzo para ayudar en esa posible guerra, pero para mi Lans era el único rey pero claro eso era algo que guardaba para mi no quería decirlo en voz alta por si llegaba a enfadarse de ese pensamiento que tenia.

En ese momento escuche a mi querido Lans y preferí no decir nada mas al respecto y claro escuche también la voz de uno de los caballeros que era una mujer por su tono de voz y tampoco dije nada, mas que nada yo me preocupaba por Lans tal vez sea porque estaba enamorada de el, que no era de estas tierras y que mi lealtad solo era para el y su hija, tal vez por eso pensaba de esa forma y no pensaba en lo que era en si salvar al rey que era el padre del hombre al que amaba, pero en fin, estaba al lado de Lans para ir ayudar a su padre por que me importaba también si no fuera así me hubiera quedado en el castillo.

Cabalgaron hasta pasado el mediodía, donde nuestro señor dio el alto para descansar, comer y otras cosas como atender a los caballos, la verdad era de agradecer ya que yo no llevaba una armadura pesada pero me dolía ya el trasero de tato tiempo yendo a caballo, no quería pensar como estarían ellos con sus armaduras pesadas montando a caballo, si podían estar acostumbrados pero alguien como yo que nunca usa armadura pesada solo ligeras como la que llevaba ahora que era de cuero oscuro dejando un hermoso escote que bueno que ahora lo llevaba cerrado para no pasar frió.

Una vez que desmontamos de los caballos y empezamos a comer y descansar yo estaba con Lans comiendo poco porque de verdad no me hacia falta la noche pasada me había alimentado muy bien de cierto caballero de armadura oscuro y cabellos oscuros, pero a un así comía algo para disimular que comía, no dije nada en ningún momento solo estaba pensando en las cosas que estaban pasando y las que podían pasar

_________________
Mi Ficha

Aspecto actual:
Otra apariencia como sucubo:
Mi aspecto real:

avatar
Risty Keikodi

Mensajes : 290
HP : 30
MP : 42
EP : 24
Fecha de inscripción : 16/01/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
5/5  (5/5)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por NPC el Mar Dic 16, 2014 2:55 pm

Con el atardecer sobre la región las cosas parecen agitarse mucho más, como si las sombras de la noche trajeran nerviosismo y terror sobre las criaturas del mundo, o al menos del mundo de Asbru.

En la iglesia de la región oeste con ausencia del sacerdote y con el ángel a cargo no parece que las cosas se mantengan muy pacificas que digamos, claro que no se la puede culpar por completo a ella que solo actúa por instinto. Su parte de celestial reconoce aquello que ven sus ojos mortales como algo maligno, y no es para menos, cualquiera en su sano juicio se alejaría de Kurayami  viendo en ella una criatura oscura y maligna, algo aterradora y repugnante.


En el castillo del oeste las cosas están tranquilas, lo suficiente como para que la joven Zafira pueda disponerse a dar un leve paseo por el interior del mismo. Puede guiarse bastante bien por los pasillos de piedra de dicha fortaleza, pero no tiene idea de hacia donde la guiara cada uno de ellos, mucho menos lo que se esconde detrás de cada puerta ni de cada pared. A su llamado acudió una persona a su encuentro, una que poso su mano sobre su hombro izquierdo sin esperar permiso para ello, sin dudarlo.

-No recuerdo haberte visto por aquí, pero tienes un cabello hermoso- La voz es la de una joven, sin duda una mujer bastante educada y tranquila, o eso es lo que puede pensar al escuchar su tono de voz.– Mi nombres es Catalina, y me gustaría saber qué es lo que te sucede para levantar la voz y pedir ayudar en el castillo del rey Beld Tartare-Al parecer está dispuesta a ayudar esa mujer, aunque de a ratos pareciese ser bastante severa con la joven frente a ella.


En el camino a la Tierra de Dioses todas las regiones de Asbru se van reuniendo, la región sur y este fueron las primeras en llegar, bien posicionadas cubren buen parte del territorio, el mejor que pudieron encontrar de cada lado de cara a su propia tierra. La región norte fue la siguiente en hacerse presente, y luego la región oeste que extrañamente son menos de lo esperado. Nunca fue la región oeste una región muy numerosa que se diga, pero esta entendido que no son tan pocos como los que se presentan en ese momento en la Tierra de Dioses, al igual que los del norte, esos son los menos pero se nota que les falta algo, y ese algo lo descubren las demás regiones más adelante, primero por la llegada de Aravir y sus tropas, y luego las de Lans con las suyas. Es extraño y llamativo ver a los dos príncipes llegar al final, y las malas lenguas hablaran falsedades de ellos, aunque no es algo que importe ni a los padres de dicho príncipe ni de la “princesa”, mucho menos a los implicados en sí.
Una mirada rápida a caca punto cardinal deja ver las claras diferencias entre cada región. Los sur son mayoría numérica, muchos caballos y armadura de metal, lanzas y arcos, cambiaron bastante sus formas de combatir en los últimos años pareciéndose más a los forasteros que vinieron del Puño de Hierro que a los oriundos hijos de Asbru. Aunque si hablamos de parecido sorprende la región este, armaduras espectaculares y armas relucientes, mejores incluso que las del oeste que de momento eran los únicos que sabían trabajar el acero con la presteza de un maestro ¿Qué está pasando por allí? Es todo un misterio para el resto de las regiones, aunque puede que ese misterio se revele en poco tiempo. El oeste siempre se caracterizo por sus caballeros bien armados, sus caballos pura sangre y su código del honor, el porte de esa gente ahora se ha mezclado con el salvajismo oriundo de Asbru, y aquellos que sobrevivieron a la conquista han adoptado algunas de las costumbres de los conquistadores, siendo una mezcla de lo más extraños por estos días. El norte es claramente la única región que no ha cambiado absolutamente en nada, se mantienen fiel a como lo son desde siempre, hombres de hachas y mazos, cuero, melena y barba, caras pintadas y algunos con el pecho al viento demuestran ser los hijos más originarios y leales a su región madre.

Cada rey se encuentra con sus herederos a su lado, por lo que el Khan y Beld Tartare enviaron a buscar a sus respectivos hijos para que se han presentes junto a ellos sin importar el que esté sucediendo alrededor de ellos. A lo lejos se ve el templo de los dioses, lugar al que solo un verdadero rey de Asbru puede acceder sin morir en el intento.
Spoiler:

Un hermoso y mistico cielo boreal se centra sobre los cielos de la Tierra de Dioses, como si fuera alguna especie de puerta o portal, completamente hermoso y misterioso, una región realmente mágica y sorprendente.

Así están las cosas en Asbru, con la caída del sol las ciudades encuentran lo que parece ser la paz, y en el centro de la región pareciese que es todo lo contrario, pareciese que se avecina una noche sangrienta.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Seikato el Miér Dic 17, 2014 12:49 am

Lo que tendrías que ser un encuentro amistoso, se volvió un encuentro peligroso a la brevedad de mis palabras algo que dijo Aleishe me sorprendió, que Rei era un ser oscuro y que era mala, algo que no creí cuando me le dijo cosa que me quede por unos cuantos minutos entre ella y Rei, no sabía que venían tales acusaciones, pero algo que dijo Rei me llamo mucho la atención haciendo que volteara a verla mientras estaba en el medio del Angel. Al parecer Rei había venido a buscar algo a este lugar y como había dicho era el sacerdote pero ¿Para qué? Eso no me quedaba claro, pensé que podía ser por el cansancio o algo que actuaba así pero al escucharla tan tranquila y tratando de levantarse me di cuenta de que no era nada de eso.

-¿Qué dices, Rei? Explícate…-Dije con seriedad quería saber cual eran sus intenciones, a veces no había que matar solo porque fueran malos, pero ahora no sabía quién era esa joven que estaba delante de nosotros dos, además porque había dicho eso tan francamente y como si nada. Me sentía como traicionado, o capaz me había confiado en alguien que era solo maldad como el Ángel dijo.

_________________
avatar
Seikato

Mensajes : 88
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 25/02/2014
Edad : 25
Localización : En cualquier parte, solo llámame y ahí estaré...

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Lans Tartare el Miér Dic 17, 2014 6:59 pm

Tras un corto tiempo de descanso Lans no tuvo más opción que forzar la marcha nuevamente, por lo que el poco del campamento que habían levantado lo desarmaron y guardaron de tal modo que no les moleste en su andar. De ese modo retomaron su andar esas gentes del oetes siguiendo a su príncipe prácticamente sin cuestionamiento, durante horas a cielo abierto y sin mucho más que terreno nevado a su alrededor que se fue haciendo cada vez mas yermo al irse acercando al centro de la región, con estrellas más brillosas y cielos mucho más hermosos que se escurecieron y permitieron ver una imponente luna sobre el firmamento. Pocas después ya bien entrados en la noche y con el viento sintiéndose más frio y mas reciente lograron divisar las fuerzas del oeste apostadas en el lugar que les corresponde, así como muy de lejos un poco de las regiones restantes las cuales de modo ordenado aguardan la voz de sus reyes.

-¡Hold!-Elevo el brazo derecho al cielo al dar ese grito, su orden-Descasen buenas mesnadas-Fue la primer orden de Lans en cuanto diviso a los ejércitos en su sitio, supo de inmediato que lo peor había pasado, ya están allí donde deben y todo parece estar completamente en orden sin nada de qué preocuparse.-Gracias a los dioses que llegamos a tiempo, y al parecer nada raro sucede allí-Comento Lans aliviado a aquellos allegados cercanos que se encuentran cerca de él dirigiendo la marcha ahora de un modo lento y tranquilo.

A los minutos de andar de frente y a lo lejos se diviso un jinete con la bandera de los Tartare en lo alto, por lo que Lans envió a uno de los suyos a que se reuniera con él y escuche lo que este tenga para decir. Minutos después el jinete regreso con el mensaje de dicho mensajero que fue enviado por el rey a buscar por su hijo, que como tal debe estar al lado de su padre en dicha oportunidad, así marca la tradición.

-Comprendo, tengo que partir al lado de mi padre…Avancemos, ya tomare el mando de todo cuando él lo ordene-Ya sabe Lans como se dan las cosas en ese lugar, ya ha vivido algo similar hace aproximadamente cinco años, cuando se llego al final de la guerra de los Cruzados Negros, así se conoció esa época de lucha al ser liderados los Cruzados por Beld y Lans, ambos con armaduras negras, un color que tomaron como bandera y muchos imitaron a sus señores en dicha apariencia. Tiempo más tarde se encontró el príncipe con su padre, y tal como él lo ordeno se coloco a su derecha observando a los diferentes ejércitos que allí presentes se encuentran, notando muchas sorpresas en cada uno de ellos.

-Padre, los de este…Esas armaduras son clara manufactura enana, solo una mano como esa puede superar a la forja de un reino como la del Puño de Hierro, sus armas también, los diseños y los adornos son simplemente magníficos ¿Están el este y Korolevstvo aliados? Si es así es todo un problema padre-No se ve nada bien la cosa para el oeste si ahora los del este se ven apoyados por el pueblo de los enanos. Desde el sur como siempre son mayoría, ellos son los que tienen el territorio más fértil, y donde menos se siente el frio lo cual les da bastantes años de buena salud, sin mencionar que casi no combatieron en la guerra anterior, se mantuvieron al margen lo mas que pudieron por lo que sus fuerzas no mermaron como la de las demás regiones de Asbru. Se ven bien armados, muchas lanzas y caballos, una combinación mortal en la guerra. -En el sur se ven muchos, y bien armados, muchas lanzas, como si fueran un ejército de una gran potencia al estilo del Puño de Hierro o de la Dinastía del Dragón-Habla y habla Lans notando que las cosas están muy difíciles, es un escenario desfavorable para ellos, y hasta sorpresivo. Su padre parece no querer hablar mucho, y lo comprende, está todo muy difícil allí, solo el norte parece estar como siempre, simplemente el norte, tal y como lo conocen desde siempre.

-Esto no será fácil-Sentencio Lans, el último comentario hasta ese momento resumiendo todo lo que ha dicho hasta ese momento junto a su padre.

_________________
avatar
Lans Tartare

Mensajes : 376
HP : 30
MP : 30
EP : 30
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Localización : En el oeste de Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
5/5  (5/5)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Zafira el Dom Dic 21, 2014 5:17 pm

En mi andar por ese lugar desconocido para mi me frustra un poco ya que no tengo una forma de guiarme correctamente y también estoy preocupada por Zeit ya que tengo un tiempo que no lo veo y la verdad me siento incomoda en tierras nuevas sin él, en eso el sentir la mano de alguien me sorprendió un poco de tal forma que me di vuelta hacia la presencia donde me quede escuchándola – no soy de estas tierras y gracias por el cumplido – dije en instantáneo a su pregunta, respire hondo antes de responder – un placer conocerla me llamo Zafira y la verdad alce la voz ya que no sé donde estoy y no conozco este lugar– dije muy apenada ya que hace poco alce la voz y la verdad en este momento me de vergüenza –estoy buscando a mi compañero pero conociéndolo el debe de estar preocupado por mi me podría ayudar a buscarlo – le hable con sinceridad mientras miraba hacia ella. .
avatar
Zafira

Mensajes : 152
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Localización : Hp:24

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Aleishe el Lun Dic 22, 2014 8:06 am

Podría haber usado miles de razones cobardes para intentar salir de aquella situación, pero uso palabras haciendo referencia al sacerdote. Entonces recordé al sacerdote la noche anterior en aquella habitación, ocultando algo en aquella habitación. Y entonces varias ideas cruzaron mi mente, incluido el que el sacerdote estuviera aliado con las fuerzas del mal. Aunque eso lo retire rápido de mi mente recordando lo que había  ocurrido días antes y lo bien que me había hospedado. Le mira y baje la espada aun con odio en la mirada. De todas formas ya no era un soldado del cielo, tampoco debia de cumplir las mismas ordenes aun que el odio estaba presente. Aunque también el miedo, el infierno me habia hecho mucho daño.

-Solo te libras de esto porque el sacerdote no te mato anoche y por que si sigues viva quiere algo de ti. Pero por mi cuenta no podrás salir, te traerán comida y cena hasta que vuelva el sacerdote y me explique, hasta entonces... te quedaras aqui.


Dije cogiendo del brazo a Seikato y tirando del pobre humano para alejarle de aquella muchacha.
-Jamas deberías haber confiado en un ser con un aura tan oscura. Dejas clara tu ignorancia o tu inocencia.

Respondí algo tensa y enfurecida. ¿que debía hacer con aquella mujer? La encerraría allí, pero...¿acaso eso la pararía?¿y si no vendría el sacerdote? ¿que deberia hacer? Como ser celestial debería cortarla la cabeza cuanto antes, pero como híbrida sentía cierta pena. Viéndola fuera de ese aura parecía una chica con problemas y muy agotada, inocente y amable. ¿y si era como yo? ¿y si tenia una parte a la que no podía renunciar y la había destrozado la vida? Suspire echándome la mano a la cabeza y echándome el pelo hacia atrás algo confusa y colocando con la otra mano a Seikato tras de mi.

-Descansa un poco mas, en un rato vendré a hablar contigo. Vamos Seikato, tu no puedes estar aqui mas tiempo, mi deber es protegeros y no permitir poneros en peligro.

Dije esperando a que saliera de aquella habitación y después saldría yo para coger algo de comida para aquella chica. Despues se la llevaría y hablaría con ella buscando respuestas. ¿que tenia de relación con el sacerdote?
avatar
Aleishe

Mensajes : 335
Experiencia: : 9
HP : 36
MP : 24
EP : 30
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
6/6  (6/6)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Seikato el Mar Dic 23, 2014 3:45 am

Todo había pasado de golpe que apenas pude decir aquellas palabras hacia Rei, no sabia realmente si ella era mala como decía Aleishe pero debió ver algo en Rei que hizo que se alarmara como para sacar su arma y querer atacarla. Sin poder esperar la respuesta de la joven de cabellos negros, el Ángel le dijo unas cuantas palabras y luego me jalo tomándome del brazo para sacarme de aquella habitación a la vez que oía su regaño hacia mi.

No dije hasta que salimos de la habitación que la tome del brazo y la puse contra la pared.-¡¿Que sucede?!-Dije alzando un poco la voz, no me gustaba que me trataran así y mi paciencia era como la de un dragón cualquiera, es por eso que le hablaba en ese tono de voz serio y con el ceño fruncido. Pero mi voz llamo la atención de la gente que estaba en la iglesia, aquellas miradas la podía sentir en mi espalda como si me lanzaran dagas afiladas, cerré los ojos por unos segundos y me aleje de la joven de cabellos rubios.-Este no es el sitio para hablar de eso, mas tarde hablaremos...-Dije caminando y subiendo unas escaleras que llevaban a un piso superior, no era el momento para hablar de lo que había sucedido en aquella habitación y menos entre las personas, que si bien si escuchan algo como lo que oímos podría ser un total caos y no quería eso para el Ángel fue por eso que decidir que hablaríamos mas tarde.

_________________
avatar
Seikato

Mensajes : 88
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 25/02/2014
Edad : 25
Localización : En cualquier parte, solo llámame y ahí estaré...

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Natzume el Vie Dic 26, 2014 12:48 am

Mi despertar esta ves fue más lento de lo habitual, ya e excedido mi tiempo de abstención el hecho de que lleve un tiempo sin poder alimentarme es grande y la verdad no pienso perder el control en un lugar donde pueda perder mi vida, me termine de levantar de la cama para caminar hacia la ventana de la habitación la cual estaba cerrada por las cortinas la cual evitaba que entrase la luz del sol, termine abriendo las cortinas y la ventana para mirar el lugar, el cual parecía estar en una paz intranquila, algo me dice que puede llegar a convertirse algo peligroso el estar a ya afuera mas tengo que salir para alimentarme.

Me monte en la ventana y usando el manto de la noche extendí mis alas para surcar los cielos del lugar, poco a poco el remontarme por los cielos es mi meta y la dirección que tomaría seria el pueblo pero la parte más alejada del mismo para poder cazar sin riesgo de que haya mucha gente – una noche tan hermosa será manchada por la sangre de un inocente – fueron mis palabras, palabras que se llevaron el viento.

_________________



avatar
Natzume

Mensajes : 142
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Localización : En un lugar tranquilo

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Kurayami el Vie Dic 26, 2014 12:49 pm

Todo parecía que mi vida llegaría a su fin en ese momento mas vi como ella trataba de contenerse y Seikato pedía una explicación, por mi lado permanecí callada mientras la escuchaba, en esa situación simplemente permanecí tranquila tratando de relajar mi cuerpo – te lo agradezco – dije lo relajadamente mientras los observaba, ella aparto a Seikato de mi donde simplemente el lo protegía pero ella debería de cuidarse de él también ya que lo vi en acción y el es fuerte mas no tengo palabras que decirle en ese instante más que solo observarlos, escuche lo ultimo y simplemente sonreí un poco – está bien aquí estaré – dije luego mire a mi salvador - en otra oportunidad hablamos Seikato san y disculpa este mal rato – fueron mis palabra cuando salieron de la habitación.

Me sentía un poco cansada mas no tenia sueño, busque en mi bolso lo que gualdo con anhelo, una fotografía algo gastada la cual me quedo observándola fijamente mientras permanezco sentada en la cama – cuanto tiempo habrá pasado desde la última ves que te sostuve entre mis brazos, Elizabeth como te extraño tanto a ti como a tu padre– la tristeza se dibujaba en mi rostro al mirar y recordad eso buenos momentos antes de llegar a estas tierras tan primitivas y familiar.

Fotografia:

_________________
 photo 5bad8f7d-bcfa-4dad-9c56-540af912e87e_zps7ac13acd.jpg

avatar
Kurayami

Mensajes : 135
HP : 30
MP : 48
EP : 24
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por NPC el Vie Dic 26, 2014 3:16 pm

El frio atardecer dio paso a una fría y hermosa noche de luna, tiempo de alimentarse y celebrar el final del día, razón por la cual las gentes de Asbru regresan a sus hogares, y los que no simplemente miran el firmamento.

Zafira y Catalina se encuentran ahora cara a cara luego de que la segunda se acercara a ella a regalarle un cumplido y de paso averiguar el porqué de los gritos en un lugar tan profundo y sereno.  Agradece la joven de cabellos azulados por el cumplido y comenta dicho sea de paso de que ella es una extranjera allí.

-Pues tu piel Zafira es clara como la de cualquier joven de aquí, lo único llamativo es el color de tus cabellos, podrías pasar desapercibida por la región si no fuera por el azul de tus cabellos.-Añade Catalina mientras Zafira le revela que no conoce el castillo y que está buscando a su compañero, pidiendo ayuda a la mujer para encontrarlo esta se lo piensa un poco antes de responder. – Compañero… ¿Buscas a tu novio acaso? Si me dices como se ve tal vez pueda ser de ayuda, aunque debes dejar de levantar la voz, no es la actitud para una dama, y menos por las noches-Parece estar dispuesta a ayudar, pero eso depende realmente de lo que le diga Zafira.


La vampiro tras despertar de su sueño  y con la necesidad de sangre fresca en todo su ser decide buscar alimento de inmediato, aunque lo hace de forma arriesgada en muchos sentidos. Se para sobre el umbral de la ventana para observar parte del patio interior del castillo y asegurarse de que nadie la vea, y luego de ello ocultándose en la oscuridad de la noche extiende sus alas vampiricas y se lanza a volar por los cielos con dirección a una de las zonas más alejadas de la villa cercana al castillo del oeste.  Ese fue un gran error sabiendo ella cuantas cosas horrendas han ocurrido últimamente tanto en la villa cercana al castillo como en las puertas del castillo en si, criatura horrendas han atacado y lastimado al pueblo y a ella misma casi la asesinan días atrás razón por la cual a pesar de ser muchos menos los soldados en ese sitio están muy bien posicionados y bien alertas para lo que pueda ocurrir. Se escucho el sonido de un virote surcar el cielo abriéndose paso corto el viento y la carne posteriormente de la vampira atravesándole la pierna derecha de un lado a otro, sea vampiro o no una herida grave y de consideración, mortal para una criatura que estuviese completamente viva, sin duda dejaría sin caminar posiblemente permanentemente a aquellos que tuvieran todo vivo en su interior.

-¡Monstruos en el cielo! ¡Enemigos en el cielo!- Grita y alerta aquel que visualizado a Natzume en los cielos volando con sus alas oscuras, horribles alas negras. Al segundo el castillo se ilumino de antorchas y de soldados por doquier armados lo mejor que pueden, a pie, a caballo, con espadas, lanzas, arcos y ballestas, todos con la sangre en los ojos dispuestos a matar primero y a preguntar después, posiblemente pregunten después pero visto y hecho como vienen últimamente las cosas en la región oeste de Asbru posiblemente a nadie le interese preguntar.


En la iglesia del oeste todo se sucede en calma y con mucho compañerismo entre sus devotos fieles, y tal como ha ordenado Aleishe la comida para los extranjeros pasa por sus manos primero, y se sienten mucho mejor así ya que ninguno parece estar muy feliz con la idea de quedarse solos en una habitación con Karayami ni por un instante.


En las inmediaciones de la Tierra de Dioses los ejércitos ven llegar las ultimas huestes que completan sus mejores fuerzas, un espectáculo único, debe de haber más de veinticinco mil hombres y mujeres armadas en ese lugar cada quien con su rey y sus creencias a defender sobre los hombros.  Cada rey habla con los suyos, aunque probablemente ninguno este hablando del modo en que lo hace Beld Tartare con su hijo el cual analiza la situación de cada uno de los ejércitos a medido que los va observando notando cada detalle con claridad incluso a la distancia y con el mando nocturno sobre ellos, manto que dé a ratos se ve tan iluminado como durante la propia luz del día gracias a la aurora boreal.

-Has demostrado ser en tu vida muchas cosas hijo mío, pero tonto, tonto sin dudas no es una de ellas-Esas son las primeras palabras que ofrece Beld Tartare desde que su hijo ha llegado a pararse a su lado, observando solo hacia el frente y dejando que este se exprese como mejor le parezca. –Han pasado muchas cosas hijo mío en este tiempo y de alguna forma no nos hemos enterado. Pero no nos lamentemos por la leche derramada, solo cabalguemos firmes, a la vanguardia como siempre lo hemos hecho-Gira su rostro y apoya su mano en uno de los hombros de su hijo, esperando a que el hiciese lo mismo antes de verle partir como rey que es al encuentro de sus pares de las demás regiones de Asbru, y lo hará bajo la mirada de los dioses. Al igual que Beld Tartare cada uno de los reyes de Asbru dejo su lugar a la cabeza de sus fuerzas dejando a su primer hijo a cargo de todas tierras que ellos comandan, yendo todos a un punto en común, el Templo de los Dioses, destino único de un verdadero rey de Asbru.

Spoiler:
Velk rey del Sur
Harder
Velk rey del Sur de Asbru fue el primero en despedirse de su hija la princesa Harder, una mujer joven, galante y muy hermosa, sumamente inteligente y bien hablada por lo que se cuenta sobre ella en toda la región, ahora es ella quien asume el mando de las tierras del Sur en ausencia de su padre.

Spoiler:
Beld Tartare rey del oeste
Lans Tartare

El siguiente en moverse fue Beld Tartare quien deja detrás suyo a su hijo Lans Tartare, probado comandante y gran estratega así como muy bueno en combate singular, fue Lans la mayor sorpresa para el oeste y sus enemigos en la guerra pasada, ahora el caballero negro queda a cargo de tierras del Oeste en ausencia de su padre.

Spoiler:
Caelicorn rey del Este
Nilsa
Sigue a sus iguales moviéndose al frente fue Caelicorn quien deja detrás suyo a su hijo a su hijo Nilsa encaminándose hacia el Templo de los Dioses, ahora usando las mejores armas y armaduras de los enanos será un guerrero sumamente peligroso a quien enfrentarse en la batalla, es ahora el quien asume el mando de las tierras del Este en ausencia de su padre.

Spoiler:
Khal rey del Norte
Aricin
Por último decide ir al encuentro de aquellos que intentan usurpar su trono Khal quien deja detrás suyo a su hijo Aricin, un guerrero con una reputación tan poderosa y brutal como la de su padre, es ahora el quien asume el mando de las tierras más violentas y salvajes de Asbru en ausencia de su padre.

Atrás de cada padre hay un hijo, detrás de ese hijo un hermano, sobrinos, primos nietos, el parentesco, su edad y la posición guerrera de cada uno de los presentes se puede denominar por donde está parado, detrás de quien, al costado o delante, cuanto más cerca del rey mayor su importancia y porte.  Los reyes rápidamente se pierden de la vista de todos los ojos mortales que los ven, lo que aconteciere allí solo será visible por aquellos a quienes los dioses reconocen como verdaderos reyes, los más cercanos a los propios dioses ni más ni menos.
El silencio se hace presente en toda la región y la aurora boreal brilla más que nunca ahora que los reyes han partido, siendo ellos allí ante los dioses quienes definan el destino de toda esa gran tierra guerrera.

Fuera de juego:
Natzume pierde un dado de agilidad en todas sus acciones y no puede correr hasta que se cure el daño focalizado en su pierna por completo. Recibe 6 de daño.


Última edición por NPC el Vie Dic 26, 2014 3:31 pm, editado 1 vez

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por NPC el Vie Dic 26, 2014 3:16 pm

El miembro 'NPC' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado Numérico Random' :

Resultados : 9, 4, 5, 10, 10

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Natzume el Vie Dic 26, 2014 6:00 pm

Mi vuelo era tranquilo y calmado mientras me alejaba del castillo pero el escuchar un sonido y sentir un golpe en mi pierna derecha lo que me indica que me están atacando y la persona que me ataco tiene buen ojo para verme y alcanzarme, el ver como el castillo se iluminaba de antorcha me daba mala espina, una rápida maniobra la cual hice para descender rápidamente en dirección al bosque para dificultar la búsqueda de mis atacantes, le adentre lo mas que pude para luego esconderme en la copas de los arboles mirando por todos lados, para luego ver la herida en mi pierna – valla disparo – fueron mis palabras con asombro, necesito curar mi herida y además también tengo que generar una distracción – sombra mía me ayudaras una ves mas – fueron mis palabras, palabras dichas casi en susurros, con un sutil movimiento de la mano derecha un manto hecho de la misma oscuridad la cubre por completo – Royal Shadows – a pesar de mi naturaleza hay cosas que no me gusta hacer mas no ay alternativa tengo que seguir.

imagen:

habilidad:
Royal shadows: Este poder puede hacer que la oscuridad se solidifique creando objetos lo suficientemente reales para afectar materia, donde su límite es la imaginación de la portadora, generando: Espadas, dagas normales como arrojadizas, lanzas, escudos, hachas, etc., controladas por ella. Este poder tiene su debilidad con la luz y solo puede invocar dos objetos a la vez (uno por cada mano), dura 3 turnos luego se desvanecen y tarda dos turnos para recuperarse. Gasta 4 de mana por cada objeto que se cree, las armas hace tanto daño como lo haría cualquier arma de su tipo.

_________________



avatar
Natzume

Mensajes : 142
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Localización : En un lugar tranquilo

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 27, 2014 3:38 pm

6000 lanzas; me hubiera gustado que hubiesen sido el doble; pero con esa cantidad de hombres para mi deberia de ser suficiente; no todos habian asistido; nunguno de los montañeses llego a mi cita previa; solo unos pocos de ellos se atrevieron a aparecer. Al desplegar toda esa cantidad de tropas; pudimos ver a lo lejos que nuestros supuestos perseguidores ya estaban alli, los lideres de las cuatro tribus; por mi parte ignore a los de la region oeste y solo me concentre en llevar mis fuerzas hacia donde se encuentran los de la region norte.
Uno de mis soldados se me acerco preguntandome cual seria nuestro siguiente movimiento; yo solo guarde silencio, sabiendo que es lo que haria llegado el momento, pero aun no le quito de encima a los de la region oeste; ya que habia sabido que no se encuentran bien y que por alguna razon su posicion se ha debilitado ultimamente por supuestas desgracias que han llegado a mis oidos de voces de algunas lenguas de su propia gente.
Mientras los respectivos lideres se van separando; yo comence a acercarme hacia la punta de la columna donde supuestamente esta el lider provisorio de nuestra region; mi padre. - A que se debe todo esto; de ser yo aprovecharia el momento de debilidad por el cual esta pasando el oeste y los reduciria a cenizas.- Fueron mis palabras sabiendo a traves de mis espias que las tierras de los Tartare no lo estan pasando nada de bien; es un momento de debilidad que hay que aprovechar sea como sea y aplastar su tonto orgullo y hacerlos comer tierra, sacarlos de sus tierras y anexar esos territorios a la region norte. Espere un momento viendo que respuesta me darian; pero en el mientras tanto lleve mi vista hacia la faccion oeste; pudiendo ver entre sus filas una debilidad, se encuentra centrada en una persona; mas bien una mujer, una elfa oscura al parecer; ese parecia ser su punto mas debil, ya que la mujer a primera vista no muestra ninguna fuerza; sino que mas bien parecia ser que fue traida aqui unicamente como objeto de diversion de alguien mas; yo me comence a saborear los labios al verla, es carne fresca para mi.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Zafira el Sáb Dic 27, 2014 11:59 pm

Me sentía un poco incomoda por la situación y el hecho de pedir ayuda a personas que apena estoy conociendo es un poco vergonzoso, y me sonroje mas por los cumplidos de Catalina el cual oculte bajando un poco mi rostro – gracias, el color de mi cabellos se lo debo a mi padre – dije algo apenada, la situación me parecía algo incomoda más aun cuando ella menciono que la persona que busco es mi novio lo que me puse como un tomate - la verdad no es mi novio el es mi compañera diría que mi hermano – respondí rápidamente – mi compañero es un Huargo y el debe de estar esperándome ya que él es mi guía y la verdad me estoy enterando por usted que la noche ya llego – alce mi rostro mirándola a ella, desde que lo encontré en las montañas lo hemos pasado junto y la verdad no me gusta estar alejada de él en tierras desconocidas – me disculpo por mi falta tratare de no hacer eso nuevamente – dije con tranquilidad mientras sonreía, en eso escuche un alboroto en el castillo lo que me asusto – que está pasando – dije algo preocupada.
avatar
Zafira

Mensajes : 152
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Localización : Hp:24

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Lans Tartare el Dom Dic 28, 2014 9:25 pm

Raros son a veces los cumplidos del rey Beld, pero Lans como buen hijo que es ya ha aprendido a comprender cada uno de ellos a la perfección. Tal y como dijo su padre muchas cosas pasaron sin que lo notasen, pero de ahora en mas deberán de averiguar que sucede en las otras regiones que parecen haberse potenciado de manera considerable mientras la región oeste es azotada solo por desastres. Se gira hacia su padre quien después de un buen rato de observar al enemigo se giro hacia él, de ese modo se ponen de frente uno delante del otro y se saludan de modo muy estimado sujetando el hombro del contrario con fuerza y fervor unos momentos antes de que el rey del oeste se encamine rumbo hacia su destino.

-Ve seguro padre, yo esperare aquí por tu regreso-Esas fueron las palabras con las que el hijo despide al padre, animándolo y haciéndole saber de que lo estará esperando de regreso cuando sea que lo que sea que suceda en el Templo de Dioses llegue a su fin. Observa Lans partir a su padre y queda tieso en el mismo lugar donde estuvo desde el principio sin moverse, solo observa al resto de los reyes de las otras regiones y a sus descendientes sabiendo que son a ellos principalmente a quienes debería derrotar en caso de que no se llegue a un acuerdo de paz entre las partes y se desate una guerra.
Como era de esperarse de Asbru se ven varias mujeres de importancia al frente de los ejércitos, siendo la más importante de momento aquella que llaman Lady Harder quien se ha convertido en toda una mujer. Hace memoria Lans y calcula que debe de andar esa mujer alrededor de los veintiséis años de edad, recordando que la primera que la vio fue hace muchos años atrás cuando se convertía recién en mujer. Muchos otros han crecido, y otros lo hubieran hecho sino hubiesen muerto en la guerra anterior. Otra mujer de importancia es Aravir en el norte, y si bien su hermano es quien está al mano durante la ausencia de su padre eso no le quita nada de importancia a su persona. Observa Lans en dirección a Lady Harder notando que ella parece observarlo desde la lejanía también siendo los dos casi iguales en su porte y vestimenta en lo referido a regiones. Ella porta ropas claramente extranjeras, como si fueran las ropas de una noble del Puño de Hierro o de la Isla de las Brumas. Ropas que solo le sirven en el verano de Asbru, en invierno esas ropas son inútiles.

Pasan los minutos y pasa la primera hora o eso parece, y las miradas entre Nilsa y Lans son miradas tensas, enemigos jurados desde que Lans mato a uno de sus hermanos hace casi diez años atrás. Habla al aire Lans, como si quisiera hablarle cara a cara a ese hombre que lo observa y la mata en su mente una y otra vez, demostrándole Lans que no le teme y que no le dejara cumplir con su venganza fácilmente. No hace mucho mas ese hombre, en primera instancia observar, analizar y responder, lo que tenga que hacer está ligado totalmente al destino de su padre por lo que simplemente se mantiene allí como el hombre hecho y derecho que es.

_________________
avatar
Lans Tartare

Mensajes : 376
HP : 30
MP : 30
EP : 30
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Localización : En el oeste de Asbru

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
5/5  (5/5)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Mimi Houllier el Dom Dic 28, 2014 11:07 pm


Tras ver partir a esos soldados en compañía del príncipe fue algo que en si se veía grandioso y sin nombre la verdad es mi primera ves que veo un gran número de soldados vistiendo armadura y montar a caballo, pero cuando ellos se marcharon el castillo se vio un tanto solitario mas se podía notar la seguridad del mismo, mi recorrido por el castillo tras la partida del príncipe y su escolta es satisfactoria ya que solo explore los alrededores, los jardines la caballerizas y el mismo patio de entrenamiento el ver todo esto me hacía sentir bien ya que en cierta forma me relajo en este tipo de ambiente. En mi andar por el castillo me tope con el comedor donde me acomode en un rincón del mismo para sacar mi diario de viaje y mi pluma para comenzar a tomar notas de lo que me había pasado, el tiempo simplemente transcurrió y el día culmino con la llegada de la noche sin darme cuenta ya que el estar concentrada en mi diario el tiempo simplemente voló – pero que cansada estoy – dije mientras cerraba el diario y me estiraba un poco, pero el escuchar unos gritos me preocupo – otro ataque – fue lo primero que dije, guarde mis cosas y me acerque al primer soldado – que está sucediendo – pregunte en un todo de angustia y de preocupación mientras lo miraba a su rostro.


_________________

 photo e7cf8bc2-cebb-40bb-b50e-e9f0578310a8_zps49122a12.jpg
avatar
Mimi Houllier

Mensajes : 47
HP : 24
MP : 12
EP : 24
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Aleishe el Mar Dic 30, 2014 12:59 pm

Al salir de aquella sala Seikato parecio querer matarme por unos instantes, o simplemente soltar su ira conmigo, en embargo enseguida se aparto diciendo que no era el momento. Luego mire a la gente diciendo que no pasaria nada y dejando claro que yo iria a llevar la comida a la chica de la habitacion. Luego el chico se esfumo y me fui a controlar la paz de aquel lugar sagrado.
En mi cabeza daban vueltas muchas cosas. El humano que habia ayudado a aquella chica, el sacerdote y la chica oscura al parecer con corazon calmado. Tras unas horas y organizar la comida, decidi coger la comida de Kurayami y llevarsela yo. Entonces entre en aquella habitación con decision y le acerque la comida quedandome cerca de ella.

-Cuentame criatura con aura oscura. Cuentame que has sufrido y como has llegado aqui y el sacerdote decidio ayudarte. Son cosas que necesito saber, para ver como tratarte.

Dije sentandome a un lado de la cama y extendiendole los platos de comida. Luego pense en aquel joven que la habia ayudado y en donde estaría. Luego debia ir a buscarle y hablar con el de aquello.
-Cuentame todo lo que puedas y asi decidire que hacer contigo.
Respondi mirandola seriamente pero quizas con una mirada mas tolerable que horas antes. Con la mente algo mas abierta e intentando evitar sacar la espada para cortarla en dos.
avatar
Aleishe

Mensajes : 335
Experiencia: : 9
HP : 36
MP : 24
EP : 30
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
6/6  (6/6)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Raquel Aigner el Mar Dic 30, 2014 8:46 pm

En el nuevo amanecer me había quedado dormida toda la mañana al despertar me entere que ya podía salir del lugar lo que me agrado en si, tras alistarme salí de la habitación y pude notar que hay menos personas en el castillo cuando llegue lo que me intrigo un poco mas no pregunte para no entrometerme en cosas que no me convengan, me acerque a donde uno de los guardias de la entrada – buen tardes – dije con mucha educación y haciendo una leve reverencia – me dispongo a partir hacia el templo del pueblo mas necesito mis armas las cuales están en su custodia – todo mi hablar es totalmente calmada y con educación mostrando una dulce sonrisa, el guardia simplemente se me quedo viendo a lo que sonrió y se retiro por unos instante, cuando el regreso traía mi espada y mi arco, hice una leve reverencia al guardia y tome mi cosas la cual acomode – gracias por cuidarlas – dije con mucha educación y me retire del castillo.

En mi andar fue de lo más tranquilo y relajado donde simplemente disfrutaba del paisaje del camino el cual es grato con un ambiente bastante fresco y en el camino se podía notar las huellas de caballos y al parecer una gran cantidad de ellos –que estará sucediendo en este instante porque movilizaran tantos hombre, espero que no haya un derramamiento de sangre innecesaria – dije a mi misma mientras el sol se ocultaba, estire un poco mis alas para luego alzar el vuelo en dirección al pueblo, mi vuelo es tranquilo siguiendo el camino el cual me guía hacia mi destino que es el pueblo, una ves que alcanzo ver el pueblo diciendo cerca de la entrada y comienzo una ves mas mi caminar donde podía sentir las miradas de los presentes a lo que permanecí callada y tranquila manteniendo mi corazón en paz, al frente de mi tenía mi meta el templo de paz en el pueblo lugar donde muchos posan sus esperanzas y su fe, simplemente recogí un poco mis alas y me acerque a la entrada del templo la cual toque con esperanza de que me abrieran la puerta.

imagen:
avatar
Raquel Aigner

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 18/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Kurayami el Miér Dic 31, 2014 2:40 am

El tiempo para mí se había detenido en el pasado, el ver la fotografía de mi hija le trajo recuerdo, recuerdo de su nacimiento el pasar dulces momentos y también dolorosos el hecho de dejarla atrás fue lo que más me dolió en verdad y en este momento me siento arrepentida pero sé que está en un lugar seguro y que nada malo le pasara en ese lugar, la voz de Aleshi izo que volviera en mi y automáticamente guarde la fotografía para verla a mi lado, escuche su pregunta y la verdad no me agrado en la forma en que ella me habla ms no estoy en condiciones de exigir – por donde comienzo – dije en sí – desde mi llegada a este reino vi cosas desagradables y fui atacada por una criatura la que casi me mata y si no fuera por Seikato ya mi alma estuviera con mis ancestros – dije respondiendo en parte a su pregunta, luego vi mis cosas y metí la fotografía en mi bolso – en realidad estoy viajando ya que estoy buscando Sir Logan pero gracias a mi naturaleza no me ha ido muy bien y me ha costado el tratar de encontrarlo – hable con tranquilidad. Mire al techo y luego volví mi mirada hacia ella – con respecto al sacerdote simplemente le pregunte si podía confesarme ante él y hablar un poco con respecto a su deidad ya que en si desconozco un poco de su religión – dije tranquilamente lo que había pasado claro está evitando decir cosas innecesarias, en eso mi estomago sonó a lo que mire la comida que Aleshi me trajo mas por educación espere que ella me hablase.

_________________
 photo 5bad8f7d-bcfa-4dad-9c56-540af912e87e_zps7ac13acd.jpg

avatar
Kurayami

Mensajes : 135
HP : 30
MP : 48
EP : 24
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Seikato el Miér Dic 31, 2014 4:11 am

Me encontraba de lado y recostado de la pared mientras veía por una ventana hacia afuera, viendo el paisaje que podía ver en esta noche, no sabia porque todo esto estaba pasando, para mi era desconocido las intenciones de Rei en esta iglesia y mas lo que ha venido haciendo antes de encontrármela. No sabia exactamente lo que pasaba pero entendía el porque el Ángel se había comportado de esa manera, aun así, no sé porque quería matar a la joven tan rápido, capaz era porque debía proteger a las personas de este lugar de cualquier amenaza, y sabiendo que la joven de cabellos rubios estaba a cargo de todo en la iglesia. -Este pueblo es tan extraño...-Decía en un susurro al estar viendo por la ventana de brazos cruzados.

A decir verdad el entorno estaba calmado y en silencio, pueda que las personas o algunas estén durmiendo para que el lugar este así de tranquilo. Por otro lado tenia en mi mente aquella criatura que nos ataco, pueda que andaba en busca de algo o solo quería matar personas, lamentablemente se topo con nosotros, aunque si recordaba bien casi morimos en esa batalla. -Ash...-Me quejaba un poco a la vez que me alborotaba el cabello con mi mano derecha y tenia los ojos cerrados, mi mente era un lió, y ahora con lo que había pasado en la habitación hace unas horas atrás, era para que estuviera quejándome como lo hacia ahora.

_________________
avatar
Seikato

Mensajes : 88
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 25/02/2014
Edad : 25
Localización : En cualquier parte, solo llámame y ahí estaré...

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Aleishe el Miér Dic 31, 2014 9:57 am

Estaba molesta y confusa, tenia claro que podria hacer miles de cosas utiles y controlar a los mentirosos o malvados era una de ellas. Sin embargo al llegar a aquella habitacion mis emociones eran contradictorias. Poor un lado mi parte mas pura queria eliminarla, pero por otra parte mi logica y la inteligencia que habia sacado en la tierra lejos de ordenes divinas me hacia pensar en obserbar las opciones y escucharla. Cuando la pregunte senti su incomodidad, sin embargo me respondio con tranquilidad y sin pegas.
-Entiendo...
Dije sin mas mientras la escuchaba. Sabia que era estar al borde de la muerte y que alguien llegara en ayuda, lo que era sufrir y ver que todo iva mal una y otra vez. Por culpa de aquello habia sido expulsada y de alguna manera me habia contaminado aun mas. ¿que debia hacer con ella?... ¿arriesgarme y darla una oportunidad, dejandola ver que aun puede haber algo de luz en ella? ¿ o criticarla y hacerle la vida aun mas dolorosa?...Suspire viendo como la sonaba la tripa y la extendi la comida con pesar. Habia decidido, mi deber habia sido proteger durante años a un crio desagradecido. Ahora muy a mi pesar iva a dar un poco de fe a aquella chica con espiritu malvado. Quizas asi el mundo fuera mejor para todos.
-Come y llenate. Cuando llegue el sacerdote le recordare su cita contigo. Por el momento no te recomiendo salir de la habitación. Ni si quiera yo tengo bien vista tu aura. Ocultala o permanece aqui. No quiero problemas en mi hogar.
Dije dando por hecho que aquel lugar seria posiblemente el lugar donde iva a permanecer durante mas tiempo. Me gustaba por el momento. Y aunque yo no sabia mandar ni organizas, si podia aprender a hacerlo. Y con el tiempo dejar de obedecer por naturaleza y decidir sin mas. Luego me volvi y sali de la habitación sin decir mas. Quizas ese tal Seikato debia solucionar sus propios problemas con la mujer. Tras preguntar a varios soldados y a mas gente logre averiguar su paradero. Entonces fui hacia el, viendole observar tras una ventana.
-Ya prepararon la comida. Deberias ir a comer con los demas.
Dije sin mas para luego suspirar e intentar ser algo mas cercana.
-He hablado con quien salvaste y no parece haber problemas. Perdona mi comportamiento de antes. Dime Seikato, ¿que querias contarme y por que actuaste de esa manera? Y..¿quieres ir a verla luego?
dije aun algo tensa por la ultima vez, pero quizas mas comprensiva de lo que habia podido ser en un principio. Me era dificil hablar con la gente. Pero poco a poco tenia que conseguirlo.
avatar
Aleishe

Mensajes : 335
Experiencia: : 9
HP : 36
MP : 24
EP : 30
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
6/6  (6/6)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Kurayami el Miér Dic 31, 2014 11:22 am

Tras hablarle un poco de lo que me sucedió a la llegada a este lugar ella pareció entender un poco de mi situación ella entendió mi situación y me paso la bandeja de comida a lo que me le quede mirando y escuchándola, coloque la bandeja aun lado de mi – gracias por ser compresiva con migo y no te preocupes no pienso salir de la habitación ya que no puedo ocultar mi aura y la verdad no pienso causar problemas – fueron mi palabras hacia ella mientras se retiraba de la habitación, tras su partida comencé a disfrutar de los alimentos ya que necesito recuperarme bien antes de que suceda cualquier cosas – itadakimasu – dije y comencé a comer con tranquilidad.

_________________
 photo 5bad8f7d-bcfa-4dad-9c56-540af912e87e_zps7ac13acd.jpg

avatar
Kurayami

Mensajes : 135
HP : 30
MP : 48
EP : 24
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por NPC el Miér Dic 31, 2014 2:05 pm

La noche sobre la región de Asbru volvió a traer sangre, no solo la de los inocentes sino también la de los culpables. Así lo puede sentir la vampiro al ser herida violentamente por un virote de buen espesor que en su época de humana sin duda le hubiese roto la rodilla incapacitándola permanentemente. No logro ese ballestazo hacer caer del cielo a esa criatura que a ojos humanos es un monstruo atroz y repugnante, causante de seguro de los males del oeste intentan lincharlo a toda costa en venganza por sus seres queridos, en nombre de su rey y por las personas que deben proteger. Trataron de seguir lo más posible a esa mujer de bellas ropas, finas ropas como las de un noble, pálida y con alas negras cual murciélago, como si fuera alguna de esas maléficas criaturas de los cuentos de terror que tan famosos son en especial en el Cielo de la Libertad y en el Puño de Hierro. Al entrar en la zona del bosque se retiraron de regreso al castillo, lejos de la ciudad no la seguirán en la oscuridad de la noche y pleno bosque donde son presa fácil de cualquier cosa que allí los espere.

-¡De vuelta al castillo!-Son las ordenes que se imparten entre los perseguidores los cuales lenta y ordenadamente inician el camino que los lleva de vuelta tras los poderosos muros del castillo.

Cataline quien acompaña a Zafira elevo la mirada al techo y luego regreso a ver el rostro sonrojado e inocente de la niña a su lado quien explica que busca a un huargo, algo sorprendente sin duda, pero no tiene mucho tiempo de preguntar sobre el mismo ni de cómo llego a poseer tal bestia a su servicio. La toma de la mano y de un hombre haciéndola virar para llevarla de vuelta a la habitación de donde vino.

-Sea lo que sea que suceda será mejor que nos resguardemos hasta que sea seguro para nosotras-No puede responder que es lo que está pasando fuera del castillo, pero sin duda algo malo sucede y lo pueden confirmar cuando los soldados empiezan a correr rápidamente por los pasillos del castillo buscando algo y asegurándose de que los residentes del mismo estén sanos y salvos.

-Mis señoras ¿Están ustedes bien? ¿No ha visto nada extraño por estos lares?-Ese soldado habla deprisa y con preocupación en su mirada las acompaña hacia donde sea que se estén ellas dirigiendo.

Una situación parecida es la que vive Mimi al escuchar todo el movimiento y el griterío en la parte exterior del castillo, parece que en el patio interior algo ha sucedido y se han puesto todos en alerta. Logro alcanzar a un soldado quien la miro sorprendido, pero sin más la tomo de la mano y la hizo caminar de vuelta a su habitación.

-Estamos bajo ataque, no sabemos quién ni cuantos exactamente así que te quedaras en tu habitación, trabaras la puerta, pondrás detrás de esta cualquier mueble que pudieses colocar detrás de esta para trabarla mejor y te esconderás debajo de la cama en silencio. No le abras a nadie, a nadie sin estar ciento por ciento segura de que es un soldado del oeste ¿Me entendiste niña?- Explica rápidamente a Mimi que debe hacer a continuación para estar a salvo, y pone mucho énfasis en sus últimas palabras en lo referente a quienes son los únicos a los que debe abrirle la puerta para asegurar su bienestar.

La hibrida impía y celestial salió del castillo justo a tiempo, de otra forma no la hubieran dejado salir del mismo. Los cuernos y trompetas sonaron alarmando al castillo y a los alrededores sobre nuevos ataques, se sumaron los tambores y el grito desesperado de los soldados que se sucedieron una y otra vez. Campanas sonaron nuevamente y esto se repitió al escucharse las alarmas en la iglesia que hizo tocar las campanas del campanario cerrando sus puertas, haciendo que sus gentes comience a refugiarse en sus hogares y que los soldados se pongan en alerta y sumamente agresivos, nerviosos por lo que sucedió en los días anteriores. Aquellos que miraron por casualidad a Raquel desaparecieron rápidamente ante la alarma que llega primero desde el castillo repitiéndose poco tiempo después en la iglesia, quedando las calles desoladas con aire a miedo, a excepción de los soldados no se visualiza a absolutamente a nadie por allí.

Cuando Raquel llego a la iglesia la recibieron lanzas y fieras miradas, ballestas, espadas en mano, mazos y hachas listas para ser usadas.

-¡Atrás! La iglesia está cerrada, búsquese otro refugio, vaya a su casa y quédese allí hasta que el estado de sitio termine-Están completamente agresivos esos hombres, la reconocen como extranjera y nadie olvida a esa mujer hermosa y bien vestida que ataco en las inmediaciones del castillo, y menos a las historias que se escucharon sobre la desgracia que ocurrió en la plaza y en sus alrededores donde más de uno perdió familiares, vecinos y amigos.
Dentro de la iglesia todos se ponen nerviosos y se asustan, nuevamente el infierno de días pasados, otra vez el terror y la desesperación de no saber que va a ocurrir, y sin el rey para cuidarlos, sin el sacerdote para darle paz, sin muchos amigos o familiares que están en sus casas, cabalgando o ya muertos. Muchos acuden a Aleishe abrumados y desesperados, no encontrando el camino ni la seguridad por ellos mismos ni en manos mortales buscan la esperanza en un ser celestial como ella, después de todo proviene del cielo en el que ellos fervientemente creen.


En la Tierra de Dioses a diferencia del castillo del oeste todo es calma, todo es silencio y quietud. Los reyes se encaminaron a su destino en común haciendo caso omiso del resto de los mortales que les deben pleitesía, por esa razón Aravir no encontró respuesta de boca de su padre, pero sí de su hermano mayor quien está ahora al mando de todo el norte.

-Una estrategia cobarde digna de aquellos que desean usurpar el trono de nuestro padre-Una respuesta seca y en un tono tan frio como el hielo del norte de Asbru, un pensamiento como ese es de cobardía total en s región.

Fuegos comenzaron a prenderse en todas las puntas de ese lugar, cada región comenzó a encender fogatas y a abrigarse mejor debido a que la temperatura por la noche es mucho más intensa que durante el día. El norte no saco mas abrigo que el que ya traen encima suyo, pero si encendieron fogatas, hicieron círculos y comenzaron a beber, como si fuera una noche más en sus vidas y no un evento tan importante como lo es en realidad.  El norte no muestra la disciplina de las demás regiones, esa formalidad inherente que se le exige a todo ejército, no están acostumbrados a ello y sus líderes tampoco lo exigen, esa no es la esencia del norte. Con el fuego y el vino las personas empezaron a charlar y a alzar mas la voz, el encuentro entre amigos, hermanos de armas y mujeres anima la noche de la parte norte y las risas comenzaron a hacerse en lo alto. Algunos comenzaron a golpear su armadura o algún escudo, cascos y la propia tierra en un ritmo bien conocido por todos, y entonces Aricin se hizo escuchar, levemente solo para los más cercanos a él, pero ese murmullo, ese susurro empezó a repetirse entre muchos convirtiéndose en una única voz, una voz de miles de hombres y mujeres que sienten como uno solo.



-Far away, where the sunshine never fades
There lies this land, the greatest of tales

A strong golden gate now slowly moves aside
In walks a man, exhausted by the tide

Finally, I've reached my destiny
I've crossed the western sea for the land of hope an glory
In front of me stands the glorious grand city
A feeling that I can breathe, and be free

Surrounding golden walls, finest marble covers the halls
Silver-plated streets that glimmer and shine
Statues, monuments and fountains filled with wine
And trees nearly touching the sky

In the land of hope and glory!

I head to the greatest hall,
Take a deep breath and open the door
Is this the land of hope and glory?
Sitting on a golden throne,
An ape holding a scepter of bone
It utters: "The die is cast."

Surrounding golden walls...


Reminiscence...
Echoes from the homeland...

Kaikuen laulu raikaa takaa ulapan (Cantamos cancion para apaciguar el mar)
Kotimaan rannat kutsuu poikaa Pohjolan (La patria llama a los hijos de Pohjola)

Hoist the sails, it's time to leave these lands behind
Rain or hail won't stop me, I have made up my mind


Surrounded by dark emptiness...
The sea is cold and merciless...
All alone, I'm heading home

Over the vast sea, wide and so deep
Ahti I greet thee, I'm heading home!
The wind is rising, cold and biting
Ilmarinen I greet thee

[u]Northern shores
- I'm home!

No surrounding golden walls, no marble covered halls
No silver-plated streets that glimmer and shine
No statues, monuments nor fountains filled with wine
Only trees touching the sky


Far away, where sunshine never fades
There lies this land, the greatest of tales...
-

El resto de las regiones los observan sin entenderlos, esos salvajes indisciplinados y sin respeto que se ponen a cantar en la tierra de Dioses en un momento tan importante como tenso son aquellos oriundos de Asbru, los más peligrosos en combate, los que son el norte en carne y sangre.

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Natzume el Miér Dic 31, 2014 4:11 pm

Permanecí a la espera mientras observaba a la distancia a los soldados que me perseguían mas esto al parecer decidieron regresar al castillo, una noche para poder ir de casería se convirtió en una locura, sola y sin nadie en que confiar – valla situación tan alocada – dije mientras veía la horrible herida en mi, aun usando el manto de sombras alce el vuelo una ves mas pero esta ves más pausado y calmada aun manteniendo la dirección del pueblo usando el bosque como camuflaje en conjunto con la sombra, tengo que alimentarme más si espero mas no creo que soporte mucho y termine haciendo una locura – no quiero perder mi humanidad – en momento como esto extraño a Hannabi ella siempre está a mi lado pero esta es la primera vez que está lejos de mi en esta situación tan alocada.

Mi vuelo es pausado ya que no quiero que me vean y mientras más me aleje del castillo mejor para mí ya que a pesar de todo ellos tiene mejor seguridad que en la villa – una ves mas estas sola y herida quien te ayudara esta ves pequeña – una voz la cual salía de mi misma sombra se hacía escuchar, un gesto de respiran hondo – valla tenias mucho tiempo callada Yami dono, creo que esta noche necesitare de tu ayuda para sobrevivir y creo que ambas nos beneficiaremos de lo que ocurradije mientras seguía el vuelo – interesante eso suena divertido – fueron sus palabras, esta ves no seré tan descuidada iré a todo dar usando mis habilidades para cumplir mi metas de sobrevivir, metiendo mi mano derecha en la sombra para tomar un objeto en forma de katana la cual está envuelto en sombras – muy bien vieja compañera es hora de jugar – dije mientras mi ojos se iluminaban en la oscuridad mientras acechaba el pueblo desde el bosque.

habilidades:
Gris (3) [Física]
Un personaje con esta ventaja puede esconderse a simple vista, las sombras se retuercen a su alrededor, las multitudes lo engullen o solamente tiene un bajo perfil. Nadie parece recordar su persona. Añade +10 a la dificultad para encontrarlo o reconocerlo de manera activa.
Los Espíritus reducen el costo en un punto.

Sigilo: Es la habilidad de moverse sin alertar a otros: entrar sin permiso, no ser detectado cuando uno se dedica a sus asuntos y marcharse sin crear alboroto, moverse en las sombras o acechar en la ciudad, son lo que cubre esta habilidad. Los personajes con esta habilidad son buenos moviéndose en los Bosques, Calles, Evitar rastreos, Multitudes, Naturaleza y en las Sombras.
Poseída generalmente por: Cazadores, Espías, Exploradores, Gente tímida y Ladrones.

Alerta: Esta es la capacidad básica para notar las cosas que suceden a tu alrededor, aunque no las estés observando conscientemente. Esta habilidad indica la atención que prestas al mundo exterior, estés ocupado o no. Como por ejemplo advertir emboscadas, Seguir en multitudes, escuchar ruidos diminutos, encontrar trampas. Esta habilidad básicamente aumenta los sentidos del personaje en general.
Poseída generalmente por: Cazadores, Centinelas, Guardaespaldas, Guardias, desvalijadores.

Orden en la lanzada de dados: Sigilo y Alerta

_________________



avatar
Natzume

Mensajes : 142
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Localización : En un lugar tranquilo

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prologo una guerra, sexta parte: Dia del Destino

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.