Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Jue Sep 28, 2017 5:18 pm por Anael Mercy

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Miér Jul 26, 2017 1:26 am por Kakita Harusame

» Un día largo (+18)
Lun Jul 24, 2017 4:45 pm por Risty Keikodi

» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

Letras del bosque

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Dom Oct 19, 2014 12:56 pm

No me gustaba nada de esto. Entre la ignorancia, desconocimiento y simplemente probar suerte terminé en una región del mundo donde ni tenía trabajo próspero ni podía mejorar. De hecho, era difícil pues el terreno era brusco, a veces muerto y no podía sacar a veces mucho partido de lo que me rodeaba. Llegué caminando durante semanas hasta las cadenas montañosas y aunque el paisaje era fascinante la gente que nacía de estas tierras no. De hecho, eran agresivas y la cantidad de veces que tuve que escapar solo se comparan con la cantidad de veces que intenté pronunciar una palabra en vano  ¿Hace cuánto tiempo ya que no podía hablar? ¿6, 8, 10 meses? Le resté importancia cuando ocurrió ese enfrentamiento, pues tampoco soy una persona que dialogue lo suficiente como para lamentar una  pérdida así. Ahora entendía que el no hablar y tampoco saber escribir hacía que el ingreso bruto de mis cuotas de trabajo redujeran a la mitad  el oro promedio que conseguía. Y en esa región no bastaba con simplemente tomar un cartel de la taberna, hacer el trabajo y recibir la recompensa. Porque no había muchas tabernas, y no había muchas recompensas. Y porque participar de una u otra misión de alguna manera ayudabas a alguna de las tribus que a su vez hacía que te enemistaras con las otras tres y estar en una región enemistada con tres cuartas partes de la población no resultaba agradable. Realmente no me gustaba nada esto.

Hace un par de semanas había empezado a marchar hacia Puño de Hierro. Los caminos eran abruptos, las emboscadas normales y encontrar lugares donde pasar desapercibido era imposible. Había empezado a odiar Asbru cuando me topé con zonas arboladas y esparcidas y después un bosque de pinos. Gracias, Desna, muy amable. Me interné en él y después de casi tres horas de caminata encontré un arroyo de agua cristalina. Era hora de descansar un poco, después de varios meses de situaciones incómodas y peligrosas. Monté un pequeño colchón de hojas, bebí agua, cargué un poco más para el viaje adelante y me acosté. Sentía frío, pero no podía hacer mucho al respecto, no tenía más mudas de ropa.  Cerré los ojos y empecé a silbar. Daba igual si me atacaban o no, había llegado al punto que no soportaba ni mi propio silencio sabiendo que ahora no podía hablar y mínimamente eso ayudaba a relajarme y a que mis propios recuerdos y espíritus del pasado no me molestaran si me quedaba dormido.

"Tengo que llegar a Puño de Hierro y encontrar a un escolar o a alguien que me pueda ayudar a aprender a comunicarme con los demás de nuevo" - y con ese pensamiento sentí el amodorramiento del sueño...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Dom Oct 19, 2014 1:33 pm

El mundo civilizado daba miedo, sus casas, sus chimeneas y la cantidad de gente.tenia miedo de entrar, por ello permanecia a una distancia prudencial de la gran ciudad. Pero lo peor eran ciertas zonas donde para calentarse aquella gente talaba arboles sin parar. ellos lloraban, losanimales por su cuenta huian de esos lugares asustados y penetraban mas en el bosque. era doloroso,pero no podria hacer nada contra aquello. Primero por falta de valor y segundo por que dudaba que nadie hiciera caso a una elfa que montaba un leon blanco.
Fue en el bosque de pinos, cerca del arroyo donde las plantas me alertaron de que un humano estaba cerca. Mire a Kirot (el leon) y este olisqueo el ambiente. al parecer segun las plantas el humano no habia hecho nada mas que coger hojas para dormir sobre ellas pero alertaron de que era un humano y los huanos siempre hacian cosas malas. Sin embargo yo tenia curiosidad de por que ese humano solo habia ido para dormir si Asbru estaba cerca y los bandidos merodeaban a susanchas por aquellas zonas.
-,vamos a investigar Kirot.
dije mientras sacaba el arco y las flechas y me acercaba al humano que silvaba mientras intentaba dormir.Me acerque y a una distancia prudente hable.
-Tu, humano. esto....Levantate y dime tu nombre y que haces en este bosque apartado de asbru.
Dije mientras Kirot sacaba los dientes amenazante. Le mire sabiendo que lo hacia por protegerme ya que sabia de sobra que esos sonidos le gustaban y hacian sentir bien. Era como nuestra llamada, pero con mas duracion y variaciones.
-,venga..levanta y...y... cuentanos. o atacaremos y te robaremos.
aveces eso funcionaba, era cuestion de ver que sucedia, pero lo que en verdad queria era saber que hacia alli solo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Dom Oct 19, 2014 1:56 pm

Lo escuché. No había forma de no escuchar, entre el susurro del viento frío y el murmullo del agua salpicando las piedras del arroyo, el sonido  seco de alguien sacando una flecha de un carcaj  y la cuerda haciendo el chillido al ser tensionada con una flecha. Cuando abrí los ojos me esperó una sorpresa mucho menos agradable que una joven, porque nadie espera que un león blanco con los mofletes levantados y los dientes brillando como la nieve también te esté amenazando. Miré a la chica, después al león y volví nuevamente a mirarla, ¿Quería asaltarme? No tenía absolutamente nada de valor más que unas tristes monedas de oro. Era igual a nada eso.

Ante las órdenes de mi atacante me levanté lentamente y puse las manos en alto, en señal de que no tenía planeado desenvainar mi  espada. Me inquirió con preguntas que literalmente no podía responder. Es decir, entre ser molido por la dentadura de un león y recibir un flechazo en la cara la reacción más lógica era responder absolutamente todo. Pero la maldición del bastardo ser mágico hacía que  no pudiese ni suplicar ni negociar por mi vida. Amenazó de nuevo y retrocedí un paso. Responder o ser atacado por un león y asaltado. Asbru me estaba dejando las experiencias más gratas.
La miré con cierta exasperación y asentí, como para  hacerme entender que  captaba la situación . Suspiré. Debía haber alguna manera de hacerme entender. Transformé la palma de mi mano en un índice y me toqué el pecho. Ese debía ser un "yo" universal, calculaba. Con el mismo índice lo sacudí, y eso tenía que ser un "no". Abrí la boca y la indiqué con mi dedo para después negar de nuevo con la cabeza. La frase, que esperaba que no fuese confusa y que hasta un maldito trasgo la pudiese entender era "yo no pueblo hablar". Cerré los ojos y suspiré de nuevo, triste. No poder hablar era más desesperante de lo que realmente parecía. Y no saber escribir para por lo menos hacerme entender peor.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Dom Oct 19, 2014 4:05 pm

La reaccion del chico fue la esperada. Manos arriba mostrando estar desarmado y con cara de miedo respecto a Kirot quien ahora tras el parar del silvido mostraba una cara mas fiera. Aun asi ambos permanecimos tan quietos como el amenazado, posiblemente con mas miedo que el y sin valor para disparar o atacar.

-esto....no te muevas y...explicame.

Dije asustada y algo temblorosa,al parecer tenia armas a pesar de estar desarmado, armas mejores que las mias. Me tranquilice cuando asintio con la cabeza entendiendo y haciendo cosas raras con las manos. Fue sorprendente como le entendi a la primera. Era mas facil de entender que los arboles y a la vez algo menos instintivo. De hecho baje el arco y le mire como si hubiera encontrado un juguete nuevo.

-espera espera...lo tengo...ya se.... Tu.....no.... Hablas....no puedes hablar. ¿te cortaron la lengua?

Pregunte motivada a hacer preguntas. Cuando me di cuenta suspire algo triste y baje la cabeza como disculpa. Puse una mano cerca de kirot y este paro mas tranquilo.

-perdona...me emociono por momentos...

Dije mirando a kirot despues quien se dio la vuelta.

-oimos un ruido y solo queriamos ver que no eras un bandido o un leñadorleñador. No pretendiamos asustar ni buscar problemas. Mis disculpas, te dejamos dormir.

Dije tristemente, no podria sacar informacion de alguien que no hablaria y hacerleehacerle gesticular alomejor era algo duro para el.

-vamonos kirot... No le molestaremos mas.

Dije empezando a andar para irme.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Dom Oct 19, 2014 4:29 pm

Me sorprendió ver qué la chica bajo las armas casi de inmediato y empezaba a irse junto al león, decepcionada o triste, ¿Hasta el hecho de no hablar decepcionada a asaltadores? Si bien realmente el dúo no parecía dedicarse a eso. Ella parecía pequeña y generalmente no se le da la espalda a alguien que simplemente puede estar fingiendo algún tipo de problema para salir del apuro, aunque no era mi caso. Además yo estaba armad---viendo los cuartos traseros del león me di cuenta que no necesitaba mucho cuidado con ese tipo de cosas teniendo a un guardaespaldas personal peludo y con la capacidad de matarme con un zarpazo, ¿Esa chica realmente tenía seguridad escondida con una máscara de inocencia? No era la primera vez que me encontraba con algo así.

Iba a seguir con mi siesta cuando un rayo de luz iluminó mi cabeza, llenándome de una idea esclarecedora: ¿Podía ser que ella supiese de algo o alguien que le enseñase a escribir? No sabía cuántas posibilidades hay de encontrar a un letrado en un bosque, pero con mi suerte en Asbru  intentando no me iba a ocurrir nada. Eché un pequeño silbido para llamarle la atención. No quería importunarla mucho, así que la miré a ella, de nuevo al león porque quizás hasta él me comprendía mejor y empecé mi juego de mímica:  me toqué el pecho, con el índice negué y para mi nuevo gesto final puse la palma  izquierda de mi mano e imaginé una pluma con la que escribía  sobre ella. Quizás se podía entender como un "Yo no sé escribir" o un "Yo no tengo papel para escribir" o "Yo no asionawriersrsroj", pero era lo único que me permitía expresarme. A continuación la apunté a ella e hice el mismo gesto de escritura, e incliné la cabeza un poco mientras me terminaba por cruzar de brazos, dando por sentado que mi espectáculo de marionetas con las manos había terminado. Esperé con ansiedad que hubiese entendido o que por lo menos pudiera responderme.

- "Por favor, entiéndeme" - supliqué esperando que captara lo que quería decir.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Dom Oct 19, 2014 7:23 pm

Me gire al oir el silvido y di un paso hacia el motivada y con cara de felicidad. Habia hablado con plantas animales, humanoa pero nunca con un mudo.seria un reto. Kirot se metio en medio y le aparte con las manos con cuidado.

-fiate...que si...eres un pesado...no puedes decir eso sin conocerle...que dejame hablar con el, para hacer amigos hay que fiarse de la gente.

Dije moviendome hacia el humano y haciendole un gesto de que podia continuar. Cuando empece le imite mientras intentaba entenderlo.

-Tu....no....arañas?...no... Tocas... Eso parece la cabeza de un pato jeje. Me gusta esto...haber... Kirot, eso no, claro que sabe escribir, todos saben ¿no?

Cuando me señalo a mi le mire sorprendida y suspire sacando un papel y pinturas, extendiendolo en el suelo.

-yo pinto?....pero tu no pintas...? O escribes...? Esto....¿puedes escribirlo y decirme que quieres decir? O...en el caso de que no sepas señala a Kirot. Ya se....tambien puedo hacerte preguntas y asentir o negar. Son preguntas simples. Pero los mimos me gustan,es dificil y entretenido.

Dije felizmente extendiendole el papel alargado para hacer mapas y una pintura negra.

-me llamo Keilyn. ¿tu eres...?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Dom Oct 19, 2014 8:14 pm

La chica parecía animada de hablarme (o de monologar) y de alguna manera parecía conversar con el león, como si él también opinara sobre la situación, ¿Quizás era una persona? ¿O un ser mágico? Con seres mágicos ninguna respuesta podía ser del todo errada o cierta. Aún así fue satisfactorio saber que le había captado la atención con mi intento de diálogo. Cuando empecé a gestualizar la chica no paraba de murmurar posibilidades o frases, a veces más cerca, a veces más alejada, hasta que cuando sacó el papel y las pinturas sentí que por fin había logrado mi punto...más o menos.

Al mencionar al león (llamado Kirot, al parecer) para terminar de responder si no sabía escribir lo señalé automáticamente con seriedad. Al parecer a ella le parecía, como había escuchado, que todos sabían escribir, pero...mis padres no consideraron eso una prioridad. A decir verdad prioridad en mi caso era jugar,  aprender esgrima,  pescar, cortar leña, trabajos de todos los días. Las letras me llamaban la atención pero realmente no había oportunidad donde pudiese practicarlas porque mis padres tampoco se interesaban en eso. Pongo en duda también que ellos supiesen leer o escribir algo. Todavía no era demasiado tarde para aprender y la necesidad estaba presente.

Ella se presentó como Keylin y, de alguna manera, no parecía una persona peligrosa o alguien en que pudiera desconfiar. En cualquier otro caso hubiera preferido que se alejara con su león, pero había cierto "algo" en ella que la hacía parecer dulce. No me molestaba su voz y eso era bueno. Aún con un león gigantesco al lado mío no me daba miedo estar entre ellos, más bien sentía curiosidad. Lamentaba no tener palabras para poder hablar de manera normal, pero quizás estar en una situación sin poder hablar es mejor: antes solía tartamudear con más de tres personas cerca mío. Quizás de esta manera era para mejor.
Cuando me estaba por presentar me di cuenta que ella no iba a saber mi nombre. Miré para un costado levemente decepcionado de mí. Tomé el papel y la pluma e hice toda mi fuerza para recordar carteles, letras y símbolos pero no se me vino nada en la cabeza.  Pegué un pequeño silbido negativo, mojé un poco la pluma en la pintura negra e hice una ondulación en el papel y se la mostré, mirándola y mirando al león. No sabía escribir. Por primera vez sentí vergüenza de mi propia ignorancia. Entorné los ojos para un costado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Lun Oct 20, 2014 2:00 pm

No podia evitar estar alterada. El movia las manos y hacia gestos extraños que intentaba entender. Pero mi cabeza no se guiaba por si sola en aquel momento, sino por las ideas de Kirot y de otros tantos arboles aburridos que no paraban de sacar ideas y meterlas en mi cabeza. algunos ni siquiera aportaban informacion, sino que simplemente se mofaban de el.
-Ya vale, callaros todos y dejarme pensar¿quereis?...me estais dando dolor de cabeza.
Dije casi gritando mirando a ninguna parte y volviendo a mirar al chico que vi que señalaba a Kirot. Me sorprendio aquello de manera extraña, aunque yo tampoco sabia escribir gran cosa. Cuando vi que escribia y se podia a dibujar en el papel suspire algo triste por el. Yo no habia enseñado a nadie y sabia pocas cosas al respecto. Pero podia enseñarle lo poco que sabia.
-Mm...asi que quieres que te ayude a escribir...no fuiste a dar con la persona mas indicada para ello ya que solo se leer y escribir elfico y un poco del lenguaje comun. Lo que si puedo enseñarte bien y que te puede ser util es a dibujar. Yo aveces cuando quiero algo y no me entienden lo dibujo y me entienden.
Mire el papel y le extendi otro gran dibujo con zonas pintadas llenas de ciudades y bosques, desiertos y zonas a evitar.
-Mira...este es un mapa de la zona, lo hice yo. Ahi, ¿ves esa linea que pasa por las montañas? Es un río y mira como se escribe. Al igual la montaña y todas las demas cosas que puedes ver en un mapa. Si quieres empezamos por ahi...¿o te enseño el abecedario? Pero luego no se formar a la perfeccion las palabras ni los simbolos.
Dije mirandole intrigada. queria hacerle muchas preguntas, sin embargo el no podria responder y por el momento para mi era imposible entenderle. Me resultaba dificil comprender como podia entender a unos arboles y no a un humano sin voz.
-mm...como no puedes decir tu nombre...¿quieres que te llame mudo?¿silvido?¿samurai? ¿guerrero? amigo?...
Dije esperando aver que decia mi nuevo compañero expectante.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Lun Oct 20, 2014 3:03 pm

Cuando Keylin levantó la voz quedé sorprendido: un poco por la repentina fuerza de su voz y un poco porque parecía no hablarle a nada en concreto, ¿Estaba bien? ¿Oía voces en su cabeza? Quizás  sin darme cuenta estaba conociendo a alguien que no estaba en sus cabales. No era muy tranquilizador, pero era demasiado tarde como para arrepentirme y además no parecía violenta en ese punto. Decidí ignorar por completo lo que acababa de hacer y concentrarme en hacerme entender.

El hecho de que supiese un poco de élfico o un poco de común daba igual, realmente ella sabía más que yo y eso la calificaba de maestra, ¿Me quería enseñar a dibujar? Todo, realmente todo me resultaba útil porque no manejaba nada que implicara lenguaje en papel. Asentí a lo que ella decía y sentado sobre mis rodillas le hice una pequeña reverencia en agradecimiento. No tenía problema en darle las pocas monedas que tenía con tal de que me enseñara alguna manera de comunicarme con los demás. Keylin extendió un mapa donde estaban dibujados con lujos de detalles los ríos, las montañas, las llanuras verdes, las estepas grisáceas y los desiertos amarillentos del continente central. Era realmente una pieza de belleza sobre papel que mezclaba de manera armoniosa conocimientos cartográficos y  dibujos de los paisajes. Fue una muy grata sorpresa saber que lo había hecho ella, no por subestimarla, pero realmente entendí lo habilidosa que era en esa materia. Me sentí un poco más feliz al ver que iba a ser una buena maestra.

Me señaló con el dedo aquella línea delgada y suave que representaba un río  entre las montañas y vi las letras con las que se escribía. Parecían complicadas y entrecerré los ojos observando con atención todas las letras. Sí, había algunas que se repetían y otras que no en cada palabra. Había frases complicadas y realmente no terminaba de entender nada en sí, pero todo parecía interesante. Quizás la palabras más fácil era aquella que señalaba el río, pero porque era pequeña y no tenía más símbolos extraños que las otras. Tomé, a lo que me decía Keylin, uno de sus papiros y con un poco de tinta quise imitar la suave y grácil letra de mi maestra, pero salió temblorosa y torpe. Con mucha imaginación aquello decía "río". Le sonreí un poco y a todo lo que me decía asentí, porque realmente quería aprender todo.

Cuando hizo una enumeración de las distintas maneras  de llamarme pensé cuál sería la más correcta. Mi nombre era imposible de descifrarlo, pero quizás la mejor manera de decirme era con algún nombre de un pájaro. Silbar e imitar algunos pájaros era el único sonido que podía emitir sin problemas. Señalé mi boca mientras imité a un ruiseñor. Eran uno de los pájaritos más bonitos y una de mis razones por las cuales siembre prefería los bosques antes que cualquier otra cosa. Sonreí un poco, esperando que los conociera y ese fuese mi nombre, por ahora.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Mar Oct 21, 2014 5:51 am

Viendo como escribia o lo intentaba me tumbe a un lado de el para observar como escribia con la mano temblorosa e insegura. No debia ser asi, mas bien debia estar decidido y hacerlo sin miedo.Nadie iva a comerse a nadie. Cuando le explique parecio entender bien por lo que sonrei feliz y segui guiandole, esperando ver como escribia todo.
-Aprendes rapido jeje. Pero no intentes imitar mi letra...intenta hacerla como tu la sientas. Siempre y cuando sean las mismas letras.
Dije sonriente y señalandole sus letras.
-Estan temblorosas e inseguras. Intenta hacerlas tuyas y que sean entendibles.
Dije mientras le preguntaba por su nombre y Kirot se ponia tumbado a su otro lado rozandole el cuerpo con los bigotes y el cuerpo peludo. El leon enorme abrio la boca como intentando decir algo y puse una zarpa sobre el papel. Luego miro al chico mudo esperando que el le dejara cojer una pintura. Cuando se sintio algo ignorado por falta de entendimiento coloco la cabeza sobre el suelo y se limito a esperar.
-No, tu no pintes. Rompes todo. Si quieres pintar vete a una pared y clava las garras. Y deja al pobre chico, le asustas.
Dije al leon que al escuchar el silvido del humano subio las orejas alerta y escuchando mejor. A mi ese silvido me sono familiar, aunque inentendible. A un pajaro podia entenderle asi, sin embargo a el me costaba mas. Pero cuando entendi el porque del silvido sonrei con emocion.
-Claroooo. ¿quieres que te llame ruiseñor?¿es eso? se te da bien imitar los silvidos de las aves.
dije emocionada viendo como Kirot lamia el papel nuevo. Le lance una piedra pequeña y rugio cerrando la boca.
-Perdonale...tiene falta de modales y anda con algo de hambre.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Mar Oct 21, 2014 12:41 pm

¿El truco era que los símbolos fueran iguales, pero distintos? Que sean míos, pero los mismos símbolos...haciéndole caso a Keilyn, aunque un poco confundido, intenté escribir numerosas veces río hasta encontrar la manera más cómoda de hacerlo. A veces  un poco curvado, otras veces con las puntas más puntiagudas, iba escribiendo una y otra vez, sin darme cuenta del todo que se habían acomodado al lado mío tanto la chica como el león. Salté un poco cuando el león de repente abrió la boca y puso una zarpa en la hoja cerca mío. Me miró. Lo miré. Pocas veces me había encontrado con leones y esta era la primera vez que veía a uno tan expresivo y... ¿Comunicativo? Y blanco, sobretodo blanco. Mirando como Keilyn le hablaba y que captaba gran parte de todo lo que decía sentí que debía ser más fácil "hablar" con él que conmigo, en ese punto. Le sonreí al león. Eran como...gatos grandes, cuando dejaban de ser un poco amenazadores y un poco más amistosos. Hasta daban de acariciarlo. Aún así sentí que si el león me escuchaba recibiría un zarpazo en la cara por compararlo con un animal faldero y hogareño. Las miradas felinas son penetrantes y a veces parecen que pueden leer pensamientos, por lo cual, antes de comprobarlo preferí concentrarme de nuevo en la escritura y ser un poco más cauteloso con el animal gigante.

Su sonrisa al escuchar mi silbido me motivó a silbar un poco más, imitando a una calandria,  un jilguero y una golondrina. Algunos me salían un poco mejores que otros, pero de lejos y sin conocer la gente se podía llegar a confundir. Eso era bueno. Silbé un poco más hasta que Keilyn le lanzó una pequeña piedra a Kirot, provocando que rugiera levemente. Realmente no entendía cómo podía arriesgarse a esas actitudes con un león gigante. Tenían que tener un lazo muy grande, o era domésticado o...me gustaría habérselo preguntado, pero no podía. Cuando mencionó que el felino tenía hambre se pasó por mi cabeza que tenía un poco de comida. No es que me sobrara, menos por esas zonas, pero me estaba enseñando a escribir, se lo tenía que agradecer. Busqué en uno de los bolsillos internos de mi chaqueta y encontré una bolsita de bizcochos. Lo interesante de estos pedacitos de masa era que, pese a lo crocante por fuera y apenas suave por dentro, duraba un tiempo prudencial en el estómago, por lo que era ideal para viajeros como yo. Quizás lo único bueno que había conseguido en Asbru. Se lo ofrecí al felino y  uno a ella, aunque de cierta manera esperaba que el animal me lo rechazara.

Por un momento volví a pensar sobre algunas cosas que Keilyn había mencionado y tuve una duda: ¿Cómo preguntaba la gente cuando escribía? Nunca había visto escrito nada parecido, y tampoco se me había ocurrido antes. Y además tampoco tenía manera de preguntárselo, por lo que solo atiné a señalarla con el índice, señalar a Kirot, y volver a hacer el gesto de escribir: por lo menos quería saber cómo se escribían sus nombres...y los nombres, por lo general.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Mar Oct 21, 2014 3:19 pm

Mire al chico y a sus letrujas amorfas que poco a poco cogian forma. No entendia bien del todo por que no sabia hablar. Deseaba tanto preguntarselo. Aun asi sus silvidos me hicieron sonreir e intente identificarlos uno a uno acertando en todos ellos. Mostrandole mi gran conocimiento sobre animales y aves. Pero era increible como los imitaba, ojala el supiera hablar a las aves, asi ellas podrian hablarme a mi sobre sus ideas. Entonces vi como sacaba algo y vi una cosa extraña. No era fruta ni verdura, ni un animal a cocinar. Y por mero instinto pregunte.
-¿que es eso?...mierda..lo siento. ¿se come no?
Kirot lo olisqueo y se aparto alejandose y marchandose de alli haciendo un leve rugido. Yo mire y toque la comida extrañada y lo chupe por si sabia mal. al ver lo delicioso que estaba me lo comi de golpe saboreandolo en la boca feliz. Era blandito y dulce, pero tenia algo que me gustaba mucho y era la novedad.
-Esta riquisimo. Muchas gracias.
Fue entonces cuando me señalo a mi y a Kirot y señalo el papel. no entendia bien que queria decir, pero era tan simple como explicarle absolutamente todo.
-Mm....veamos...Yo soy Keilyn y el Kirot.-Dije escribiendo ambos nombres en el papel- Un nombre siempre se escribe con la primera letra grande. Yo me crie con el desde que era una cria y vivimos juntos desde entonces. Es...como mi hermano. siempre nos cuidamos. Si te cuento todo esto es por que confio en ti ¿eh?. No todo el mundo entiende que un leon pueda ser mas que una mascota o un animal salvaje. Tu por el momento no le miras mal y eso me gusta.
Dije señalando de nuevo las letras.
-Menos preguntas y a trabajar. Repite las letras que ves ahi y separalas. cuando las separes te enseñare los sonidos y con ello se pueden formar mas palabras.
Le respondi emocionada. Era raro hablar asi con alguien, pero habia aprendido a hablar con plantas¿que mas paciencia necesitaba con un humano? de hecho seguramente el necesitaria algo de ayuda en algun momento. Y no podia evitar ayudarle.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Miér Oct 22, 2014 11:30 am

Me caía mejor todavía mejor cómo adivinaba cada uno de los pájaros, y podía ver que era una persona dada a los bosques. Reconocer silbidos de pájaros era un conocimiento que muchas veces los que caminamos por estos lugares solo tenemos. Imaginaba también que tampoco le debía ser fácil recorrer otros sitios que no fueran de este tipo, ya que caminar con un león gigantesco y blanco en la ciudad no debía ser algo fácil o cómodo.

El desconocimiento de lo que eran esos bizcochos me causó un poco de gracia. Como suponía Kirot se limitó a rechazarlo y Keilyn se lo zampó de un bocado. Me hubiese gustado explicarle que en las próximas 6 horas  iba a poder caminar durante varios kilómetros sin sentir la fatiga del hambre, pero bueno, mis condiciones no permitían explayarme. Mientras masticaba la observé un poco: era pequeña, y me hacía recordar a una flecha, por lo delgada y lo puntiaguda de sus  orejas. Sí, resultaba obvio que era una elfa, más si antes había mencionado que sabía élfico, pero no le había prestado atención. Su ropa y su capa me hacían pensar que era un poco como yo, desgastada de los elementos de la naturaleza y sobreviviendo lluvias tras sol  tras tormentas; la observé y sentí que la miré durante una eternidad, cuando fue apenas un segundo; volví mis ojos al papel, avergonzado; ¿Por qué parecía tan confiable? ¿Y por qué lograba sentirme cómodo? Eso no estaba bien. Las personas nunca son lo que son y todos pueden cambiar, no importa todo lo que pueda llegar a pasar en el medio. Logré despabilarme mentalmente y entender mi situación: ella estaba ahí enseñándome a escribir y yo le iba a pagar por eso. Punto final. Si intentaba algo raro conmigo desenvainaría mi espada para defenderme de lo que sea y escaparía, como siempre hacía de las situaciones que sabía que no podía vencer...

Quizás esta mentalidad iba a continuar si la chica no resultara tan ajena a mis malos pensamientos: con la simpleza y un poco la  inocencia que parecía  caracterizarla escribió con su letra suave su nombre y el de Kirot, y me narró un poco su relación con él. Un hermano. Nunca sentí lo que era tener un hermano, por ende me costaba entender un poco esa relación con un león, pero no me pareció extraña. Los seres vivos hacen lazos con cualquier ser vivo a veces, sea de la especie que sea, lo que yo no podía hacer. Quizás lo que más me hizo sentir confundido sobre si terminar de sentirme a gusto con ella  o estar alerta era que había dicho que confiaba en mí: apenas me conocía, yo podía ser un violador, un asaltante, un ladronzuelo, asesino, guerrero, lo que sea. No podía confiar en mí, no debía...y sin embargo no pude más que creerle. Sonaba sincero lo que ella decía y me hacía sentir culpable de alguna manera de mis pensamientos anteriores.

Como sugirió, escribí con cierta deformidad ambos nombres, con la letra inicial un poco más grande porque así se ponían los nombres, según me había dicho. Separé las letras y tuve 9 símbolos, letras distintas que cada un sonido distinto, imaginé. Abajo, sin que ella me dijera, escribí río y lo separé por letras por que noté había similitud en símbolos, sobretodo con el nombre de Kirot. Anoté de nuevo  río y Kirot y los dispuse de esta manera:
    R   i   o
K   i   r   o   t
Kirot tenía tres de las mismas letras y que al parecer, ordenándose de manera distinta, cambiaban completamente el sonido. En ese momento sentí que pronunciar los sonidos me ayudarían, pero al no tener el medio disponible me limité a pronunciar mentalmente lo que me imaginaba que sonaban los símbolos  i y  o, pues sonaban muy parecidos en ambos nombres. No pude evitar sonreír un poco, pues aunque me resultaba un poco complicado, era divertido.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Invitado el Jue Oct 23, 2014 8:21 am

Ruiseñor parecio emocionarse al ver como yo identificaba mas sonidos aun y me gusto aquello. Era un humano increiblemente habil con eso. Suspire y me comi el bollo notando como llenaba el estomago a gran medida. Mientras tanto Kirot se perdio entre los arboles dejandonos solos aburrido de tanta explicacion. Era un humano bastante curioso ya que no se asustaba del leon, tampoco de mis locuras por hablar aparentemente sola. Es mas, parecia mostrar mucho impetu al ver como le enseñaba aquellas palabras y mi historia. al ver lo que escribio lo mire con una sonrisa teniendo otra idea.
-Rio y Kirot tienen Rio y tambien I-r-o.
Dije escribiendoselo.
-Los dos tienen I-O Pero la R si se pone delante suena "RR" fuerte, incluso aveces aparecen dos juntas por la mitad para hacer ese sonido. Pero cuando hay una "R" fuera suena muy suave, como el sonido de los gatos. Por ejemplo, Ruiseñor tiene las dos. La primera suena RR y la del final suave. No se si me explico muy bien. Pero bueno. Es bueno que sepas escribir tu nombre o el nombre con el que quieras que te conozcan. RUISEÑOR.
Dije escribiendoselo bien grande e imitando el sonido del pajaro tambien. Espere entonces a que escribiera mas cuando lo oi. Los arboles me alertaban, sabian que algo se acercaba.
-No te muevas...y desenfunda. Viene gente...
Dije tensando el arco. Aun no se oia la gente, ni se veia ningun movimiento. Eso podia resultar raro, pero en un tiempo empezaria a verse gente por la zona. Bandidos armados segun me habian contado. Fue resumido y rapido, quizas algo mal contado. Pero la informacion clave estaba. Segun contaron habian visto un leon por aquellas tierras y a la vez hablaban de un humano con coleta. Estaban asustados pensando que el humano se habia convertido en leon. O incluso alguno que el leon era un compañero del humano. Nunca habian visto al humano por alli y tampoco habian visto visto al leon. Sin embargo a mi no me habian visto. Era gracioso lo que podian pensar los humanos cuando veian algo desconocido. Guie al humano en silencio hasta detras de un arbol y volvi para coger el material. Habia tiempo aun hasta que aparecieran. Volvi donde habia dejado a Ruiseñor y le mire sin saber si hacer el tipico gesto de silencio o no.
-Creo que te estan buscando...¿has tenido problemas con bandidos por estas zonas?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Letras del bosque

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.