Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Jue Sep 28, 2017 5:18 pm por Anael Mercy

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Miér Jul 26, 2017 1:26 am por Kakita Harusame

» Un día largo (+18)
Lun Jul 24, 2017 4:45 pm por Risty Keikodi

» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

La paz antes de la tormenta

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por NPC el Lun Dic 16, 2013 4:39 pm

El momento donde aquellos hombres atacaron a la princesa fue rápido, fugaz y dentro de todo astuto. Todos lanzaron sus dagas en dirección a la princesa por lo que los guardias no pudieron cubrirla por completo, y cuando una de ellas se clavo en el lomo de la yegua de Shurelya esta se descoco de súbito. Si no fuera Shurelya una niña muy experimentada en el campo de la equitación podría haber muerto en la caída, pero no, se hizo bien a un lado evitando caer debajo del equino e incluso salvaguardo bien las partes vitales de su cuerpo, aunque aun asi no escapo a que el impacto de la caída le haga perder la conciencia por unos momentos. Esos momento desesperaron a los soldados que al ver a su princesa caer perdieron básicamente cualquier rasgo de humanidad y atacaron a todo lo que tuvieron alrededor suyo, tanto a agresores como a los civiles cercanos, todos se convirtieron en enemigos en cuestión de un segundo. El resultado fue de aproximadamente 20 muertos entre atacantes y civiles cercanos, y muchos heridos, no se puede establecer una cantidad exacta ni cercana con solo mirar, eso es algo que tomara tiempo y por como van las cosas podrían aumentar si alguno pone a prueba los nervios de la guardia de la princesa del Oeste.

Algunos ciudadanos se ayudan entre ellos  otros recriminan a los soldados por sus actos, aunque el que parece estar al mando de la guardia trata de calmar los ánimos consiguiéndolo fundamentalmente por dos cosas. La primera de ellas es la intervención del sacerdote local, que llega con el ángel a su lado y una monja también la cual ha pasado la noche amparada por la iglesia. La segunda de ellas es que la princesa recupera la consciencia lo cual tranquilizo a todas las partes allí involucradas.

-Tranquilos hijos del Cielo, no puede haber injusticia en un pueblo creyente como el nuestro- El sacerdote alza las manos y su voz para tranquilizar al pueblo mientras los soldados revisan a Shurelya y al notar que no tiene ninguna herida de real gravedad la ayudan a re incorporarse. -Es tiempo de hacer lo tuyo, ve y paseate por los alrededores, ayuda a los necesitados y luego si lo deseas regresa a la iglesia- Le dice el sacerdote a Aleishe mientras Florian puede sentir como algunos la apuntan con sus ballestas. -Tranquilos caballeros, la Hermana viene conmigo, pero ya nos dirán luego que ha pasado aquí, llevemos a Shurelya a la seguridad de la casa del Master, allí hablaremos seguros y tranquilos-Tras poner las cosas en orden posa su mano en la espalda de Florian incitándola a caminar en dirección a la iglesia, el pos su parte debe ayudar a los heridos antes de poder ir con ellos.

La demonio no puede hacer mucho para ayudar, no mas que presionar sobre una herida que le arrebata rápidamente la vida a aquellos que intento salvar, mueren con dolor y sorpresa sin entender nada, aferrándose a ella suplicando en el poco tiempo que tardan en morir tras haber sido heridos. Claro que ella no es la única a la que la muerte golpea de lleno en la moral y en el espíritu, la recién llegada oriunda de las tierras del Invierno Eterno jamas había sentido una vida apagarse tan cerca suyo, y menos de esa forma tan violenta como lo que acaba de pesar, una situación caótica y de terror, confusa que aun no tiene explicación. Al menos el compañero animal de Zafira encuentra el bastón de su dueña y lo llevan donde se encuentra ella, puede decirse que al menos no esta sola en ese aparente violento lugar.



Mas alejado de todo ese desastre se encuentra un grupo de personas armadas y a caballo que vaya a saber con que intenciones viene a la capital del oeste de Asbru. Los soldados se agrupan y preparan las armas, entre la situación casi de guerra que hay en la región y eso sumado a que en la ciudad parece haber problemas unos forasteros armados no son justamente lo que se dice "bienvenidos". Mantienen la calma, firmes y serios, no pueden mostrar debilidad ahora donde el pueblo necesita mas que nunca del ejercito, ademas, tampoco necesitan un conflicto innecesario, por lo que antes de hablar dejan que los recién llegados sean los que tomen la palabra.

-Así que Shadow, bienvenido a las tierras del Oeste, por razones de seguridad sus compañeros deberán ingresar desarmados a la villa, aunque pueden mantener todas sus otras pertenencias. Ya que parece ser el portavoz o líder puede mantener las suyas, y solo usted podrá tener una reunión con algún caballero o señor de renombre de esta región. Si cumple estas condiciones les permitiremos el paso, de otra forma tendrán que dar la vuelta por donde vinieron-
Con calma y diplomacia el que parece estar al mando de los hombres allí presentes se expresa ante esos recién llegados, explica como son las cosas por allí y luego solo aguarda firme a que los recién llegados tomen una decisión favorable o no a lo exigido por el rey del Oeste de Asbru Beld Tartare.
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Invitado el Miér Dic 18, 2013 5:30 am

La escena era toda una conmoción, atizada con la desesperación y avivada con la desinformación, un torbellino de gente gritando y corriendo que tan rápido apareció también se esfumo, aunque hay unas cuantas dudas en la cabeza de la exorcista por saber si ello fue por la efectividad de los guardias o algún agente externo. Rápidamente llego ella con cierto aire de autoridad, pues para la fe del Master esta por encima de todo y todos, y algo parecido se extendería para sus agentes, pero claro que la gente local no lo tomaría así.

Se escucha el sonido de una ballesta cargándose y luego ese sonido es seguido por múltiples sonidos de mecanismo preparándose con las saetas cargadas y lista para descargarse sobre un objetivo en común...Florian, pero esta no reacciona aun, simplemente se queda ahí aun esperando respuesta del agitado guardia al cual ella le ha pedido un informe de situación, mas como era de esperarse este voltea y también la amenaza con un arma, dejándola totalmente rodeada y en serios problemas si comete un movimiento en falso.

Fueron segundos de tensión que se estiraron como una goma, momentos en los cuales se podría haber pasado una de las bayonetas que ella llevaba por el aire y haberlo cortado, y hablando de las bayonetas estas seguían en la mano derecha de la inquisidora, siendo asidas por sus dedos con las fuerza por cada milésima de segundo que pasaba, pero luego llego la voz que calmo todo el panorama, se trataba de Bishop.

-...Su eminencia.- menciono con cierta sorpresa, pues su aparicion fue mas que oportuna en aquel momento de gran necesidad, y como no podía ser de otra forma este hizo a los soldados entrar en razón, mencionandoles que ella estaba de su lado y de ningún otro. Finalmente Florian se relajo, guardando las tres cuchillas dentro de su manga, de esa manera tan peculiar que pareciera que algo las hubiese succionado y desaparecido, uno de esos misterios que no salen de los círculos de inquisidores.

Un rato tardaron los soldados en bajar las armas y dejar a la joven libre, quien simplemente se limito a seguir las ordenes del sacerdote y a seguirlo dentro de la iglesia, no sin antes echarle una mirada fulminante a un soldado aleatorio quien la miraba con cierta desconfianza. -y bien, que esperas? ve a ayudar a la gente en lugar de apuntarles con esa cosa.- Le dijo con cierto tono de arrogancia mientras subía las gradas, y con "esa cosa" se refería despectivamente a la ballesta cargada que el sujeto cargaba en la mano. Después entro de nuevo a la iglesia, donde iban el sacerdote, la mujer rubia que la había recibido por la noche y la niña que recién había recuperado la conciencia. En esos momentos había mucho que hablar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Zafira el Miér Dic 18, 2013 2:46 pm

Los nervios comenzaron a traicióname, sentía como cada parte de mi ser temblaba ya que es la primera vez que me involucro en un acto de violencia donde hay seres heridos y otros caídos, las lagrimas no paraban de caer además podía escuchar varias personas pidiendo ayuda y otras gritando de desesperación – no es justo – dije mientras tocaba el cuerpo sin vida, en eso Zeit se acerca a mi colocando mi staff a mi lado y el sentándose a un costado como dándome apoyo para levantarme, tome mi staff el cual use junto el lomo de Zeit para incorporarme //llévame a la capilla compañero // le trasmitió a su compañero animal // bien, aférrate a mi si // fue lo que me trasmitió el.

Seguí junto a él cuando escuche la voz de un hombre el cual pudo calmar un poco los ánimos, por mi lado y con la ayuda de mi compañero comenzamos a esquiva a los cuerpos en la cercanía con movimientos lentos, la sensación de la sangre humana en el aire el todavía escucho como las armas de los soldados atravesaron a esas personas como si nada y ese sonio lo tengo grabado en mi ser el cual me molesta un poco, en eso su compañero lleva cerca del hombre que controlo todo con su hablar// habla con él y no para no tener problemas de los que hay // le trasmitió el a lo que ella le acaricio su lomo – dis…culpe… señor… pero me indica como… llega a la capilla… – dice hibrida con nervios y voz asustada por lo sucedido mostrando una mirada perdida.
avatar
Zafira

Mensajes : 152
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Localización : Hp:24

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Aleishe el Jue Dic 19, 2013 4:31 pm

No, claro que no.¿como podian confiar en mi para proteger a alguien tan importante? Estaba claro que nadie podria hacerlo, ni siquiera yo en mi misma. Por eso escuche lo que me dijo el sacerdote y asenti con seriedad. Mire a varios lugares y busque a los heridos. Nunca habia ayudado a nadie de aquella manera, y menos a lo s humanos. Uno de ellos me habia destrozado la vida, pero al parecer otro me habia dado un hogar para vivir. ¿quien era yo para criticarlos a todos?
Asi que me acerque con cuidado a unos heridos y sonrei para intentar darle animos. Gire la cabeza viendo como ellos entraban a la iglesia y mire entonces a la persona herida. Un hombre algo mayor y con pocas esperanzas por su vida en aquellos momentos.
-Hace no mucho tiempo yo estaba peor. Nunca pierdas las esperanzas.
Dije mirando la herida e improsisando sobre la marcha. Nunca habia curado heridas como aquella. Solo rasguños del viaje. Ni siquiera era un angel que curase con magia. O por lo menos no que lo supiera. Por el momento sola sabia quitar vidas. Asi que cogi un poco de agua y limpie la herida, despues de eso arranque un poco de tela de aquel hombre y la coloque como mejor sabia.
-No se si esto te ayudara mucho...pero espero que si.
No sabia nada de nada, pero quizas tuviese algo de suerte. Al mirar a mi alrededor mas gente parecia ayudar a los demas. En poco tiempo todos estarian a salvo. Seguramente incluso se volvieran a hechar encima de mi. Pero de alguna manera extraña me sentia responsable de aquel hombre. Quizas por que me recordaba a mi, herida y casi perdida. Mientras que los demas parecian desear vivir para lograr una meta clara, se les oia pedir por sus familias o sus tesoros. En cambio este hombre, esperaba paciente su destino, fuese malo o bueno. Pero tenia claro algo, no podia quedarme allí.

Asi que tras pensar en ello agarre al hombre y entre en la iglesia, una vez allí le deje sentado y le dí una manta. No sabia que mas hacer. Pero si iva a acabar muriendo por mi falta de conocimiento...por lo menos que no lo hiciera solo y en un lugar frio.
-Amm...aguanta...espero que te pongas bien.
Dije mientras caminaba entre la gente de la iglesia pidiendo ayuda de alguien capaz de curar aquella herida. Dejando,claramente para despues mi reencuentro con el sacerdote
avatar
Aleishe

Mensajes : 335
Experiencia: : 9
HP : 36
MP : 24
EP : 30
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
6/6  (6/6)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Hannabi el Sáb Dic 21, 2013 12:03 am

A pesar de no conocer a estas personas un vacio lleno mi corazón un vacio que por primera vez sentía el escuchar los gritos de desesperación me retumban en mis oídos luego escuche la voz de un sujeto el cual lleva ropa de sacerdote cerca de los guardias el cual estaban en alerta total y no quería llamar la atención más bien me levante de donde me encontraba mostrando una cara de poco ánimos para acercarme a la fuente donde metí mis manos en la misma para lavarme la sangre de las victimas luego echarme agua en la cara para tratar de asimilar lo ocurrido, aunque en el pasado vi a mi hermana alimentarse de personas donde en mi presencia ella no las mata pero sé que cuando ella esta de caza se sobrepasa pero no mata delante de mí.

Ver mi vestido salpicado de sangre y rasgado por mi misma no me molesta pero ver los cuerpos tirados en el suelo tanto de victimas pidiendo auxilio como otros ya muerto, me di de golpe en las mejillas para volver en sí – que te pasa Hannabi hay gente herida – se acerca a una mujer la cual una flecha la había golpeado – señora yo la ayudo no se preocupe – le dije mostrando mi mejor sonrisa, tome a la señora y coloque su mano alrededor de mi cuello para servirle de muleta – no se preocupe la llevare a la iglesia en ese lugar la atenderán – dijo la joven demonio mientras caminaba hacia la iglesia, en su andar vio a la monja que entro en la posada antes de que ella saliera de la misma, pero ella simplemente no le dio importancia ella solo se encamino hacia la iglesia en su afán de ayudar a los heridos.
avatar
Hannabi

Mensajes : 134
Fecha de inscripción : 24/11/2013
Localización : en un lugar oscuro

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Enea el Sáb Dic 21, 2013 4:59 pm

Aquel hombre estaba acabando con mi paciencia. No sabia que hacer por si mismo. Le habia dado ventajas, pistas, incluso un rango especial. ¿como era posible que hubiese alguien tan desconfiado?.suspire y vi como me llevaba con sus compañeros, y tras muchos intentos fallidos de recibir buenas opiniones, acabo teniendo consejos. Asi que al parecer iria a ver al sacerdote.¿que podia averiguar el de eso? Seguramente no podria saber nada de mi verdadera apariencia. Nadie  que conociese habia logrado borrar algo de aquel aspecto inutil de espada. Le habia sacado ciertos beneficios a aquel estado, pero era realmente una faena.
-No deberias hacer a Lans esperar.  Pero bueno...a mi el tiempo me sobra. Mientras...llegamos a alguna parte. Cuentame cosas de tu vida, soldado.
Dije esperando que me contase algo entretenido con lo que pasar el tiempo
avatar
Enea

Mensajes : 199
HP : 30
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por NPC el Mar Dic 24, 2013 2:38 pm

La tensión comienza a descender rápidamente en los ánimos de las personas lo cual da comienzo a que estas comiencen a ayudarse entre sí, ya habrá tiempo para reclamos y demases, ahora será mejor salven las vidas que puedan mientras queden algunas por salvar en ese sitio. El sacerdote se adentro entre la multitud evitando así mas conflictos innecesarios, y aprovecho de mandar a Florian al sagrado recinto antes de que la llenen de virotes por insolente, donde están no es el Puño de Hierro, la Fe no está por encima del acero en Asbru. La princesa Shurelya y su comitiva ingresaron en la iglesia seguidos por Florian, de mientras Aleishe y la autoridad divina se centran en los heridos allí en los alrededores siendo más efectivos de lo que se podría haber llegado a pensar en un primer momento.
El sacerdote lleva la paz y regocijo a los fieles siendo Aleishe y el un signo poderoso de la divinidad del Master sobre la tierra, ya que el con sus dones sagrados puede cerrar heridas no muy graves aliviando así las penas rápidamente. Por otra parte la gran Fe que siente el pueblo hace que no piense tanto en lo malo que ha ocurrido sino que encuentran consuelo en ella, dando así un mejor clima en la población. La persona que tomo el ángel se aferro a ella y la escucha lo más atento que puede, rezando y bendiciendo al alma caritativa que se apiada de ella cuando todo parece estar perdido. Ya dentro de la iglesia se lo atiende lo mejor que puede, aunque allí no hay muchos médicos, son apenas algunos que saben un mínimo de medicina como matronas y parteros, algún que otro prácticamente de “chamanismo” y cosas por el estilo, ningún es un real versado en la materia lo cual hace más difícil la situación.

Una de las criaturas que recibe la ayuda de los fieles es la híbrida de lobo y dragón que ha quedado atrapada en una situación indeseada, a ella llegan las manos bondadosas del sacerdote quien le acaricia las mejillas mientras la observa fijo y sonriente, pues no tiene ninguna herida real, solo las de una caída apresurada, aunque viendo su animal y ese bastón le da la impresión de que la chica es no vidente.  

-No te preocupes niña, casa del Master te acogerá con cariño entre sus brazos – Llama a una de las fieles cercanas para que toma a la niña de las manos y se la lleve a la iglesia, no es nada bueno dejar a un no vidente solo y menos en la situación actual que rodea la región.  Ya dentro la mujer le explica a la niña de que el perro no puede ingresar al sagrado recinto, pero que si puede quedarse en las afueras para que no esté tan alejado el uno del otro. – No te preocupes, dentro nosotros cuidaremos de ti- Agrega la mujer que con cariño ahora está a cargo de ella.

Las atenciones dentro de la iglesia se centraron primero que nada en la princesa Shurelya, la despojaron de toda ropa para revisarla por completo. El capitán de la guardia junto a Chiara se encargaron de ello siendo el hombre el más presionado allí pues debe revisar junto al héroe del Oeste el cuerpo de la princesa, una joven, por lo que si hace algo mal le podrían cortar la cabeza por más de una razón. Más lejos de ellos las atenciones a la plebe se dieron con mucho énfasis pero con pocos recursos, aunque estos viajaran en breve con gran velocidad desde el castillo hasta la villa cercana al mismo.

La impía mujer por su parte no ha podido olvidar a los necesitados que agonizan y sufren a su alrededor. Puede sentir Hannabi la sangre caliente de las personas que intento ayudar sobre el rostro, la ve manchando sus ropas, un recordatorio bastante indeseable para llevar a cuestas en su vida. Ese buen corazón que posee a pesar de ser una criatura nacida de seres del abismo hizo que se detuviese a ayudar cuanto pueda a los allí presentes, llevando así a una señora herida hacia la iglesia prácticamente llevándola a rastras ya que la mujer apenas puede moverse.  La mujer se aferro a la demonio al ser ella al parecer su única esperanza de sobrevivir, al haber tanto caos y heridos la impía paso desapercibida por el lugar, de otra forma su olor fétido hubiera llamado la atención de los allí presentes y hubiera tenido más de un problema si se percatan de donde proviene ese olor a muerte.  Al  llegar la demonio a la iglesia donde están tratando a los heridos del reciente incidente se quedo ella tiesa en la entrada de la misma, no pudo traspasar el marco de aquella entrada que da al recinto sagrado dedicado al Master.  Hannabi comenzó a sudar de manera anormal empapando sus ropas de sudor al instante haciendo que estas se le peguen al cuerpo. La garganta de la impía se volvió seca y comenzó a tener problemas para respirar, comienza a ahogarse sintiendo una terrible presión en la garganta, una sensación de aridez como si tuviera la boca y la garganta llena de arena caliente del desierto.


No muy lejos de allí la dragón en forma de espada no pudo hacer mucho para acercarse a Lans Tartare, ese soldado y muchos otros llegaron a la conclusión de que ese objeto debe primero pasar por manos del sacerdote local, así esta previsto desde siempre y el protocolo ha de cumplirse al pie de la letra, para eso están los soldados, obedecen ordenes sin cuestionarlas a menos que estas sean demasiado controvertidas o sin sentido alguno.

-El príncipe no es alguien apurado espada, y las órdenes son órdenes ¿Sobre mi? Tampoco puedo decirte eso, no al menos que seas un ciudadano de Asbru o alguien con mas autoridad que yo, así son las reglas aquí-Y así fue que la dragón no consiguió de nadie, claramente han sido bien entrenados en varios ámbitos de su vida y posiblemente ni siquiera se hayan dado cuenta de cuál bien entrenados ellos están.  Mientras andan llegaron las noticias del ataque a la princesa, muchos fueron en busca de ayuda por lo que en nada estuvieron caballeros y madronas junto a médicos y otros civiles cabalgando hacia la villa cercana, ese soldado por su parte prefirió acelerar la marcha para llegar a ver a sus compañeros y al sacerdote local, ahora más que nunca desea ver a su Eminencia.

Para cuando llegaron a la plaza ya estaba atardeciendo, en unos 20 minutos o 30 mas ya caería la noche por completo y la dragón podrá volver a la normalidad. La noche traerá el frío y otros horrores a la región del Oeste, aunque la mayoría aun ignora la real peligrosidad de la misma.
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por NPC el Mar Dic 24, 2013 2:38 pm

El miembro 'NPC' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado Numérico Random' :

Resultados : 8, 8, 9, 7, 9
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Zafira el Jue Dic 26, 2013 11:08 pm

El camina hacia el sacerdote y pedirle ayuda fue grato, el sentir una mano en mi mejilla haciéndome llegar una especie de tranquilidad y paz tras el evento ocurrido, el escucha sus palabras me relajo un poco – Gracias su eminencia le agradezco mucho - fueron las palabras de la hibrida, el hecho de sentir la ayuda de otras personas era raro en mi ya que nunca había sentido el toque de otra persona que no haya sido de su padre o de los enanos e incluso de KA-chan, se sentía algo raro pero a la vez un poco tranquilizador.

El anda hacia la iglesia en si fue un tanto calmado a pesar de los sucesos ocurridos, al llegar a la la monja le explica a ella que los animales no pueden entrar en la iglesia a lo que me molesto un poco pero no quería ocasionar mas problemas de lo ya ocurridos – comprendo y gracias por decirlo – dije la joven hibrida ya un poco mas tranquila // Zeit quédate cerca y no te alejes quieres// le hace llega a su compañero mentalmente // muy bien, pero estaré cerca cualquier cosa me llamas // me dijo mientras él se apartaba y se colocaba cerca de la iglesia en modo alerta, tanto la hibrida y la monja en tramos a la iglesia donde se escuchaba una bulla de algunos heridos y de que alguien le está quitando la ropa a alguien, en si el lugar mostrar una paz grata lo cual izo que mi sentidos se calmaran – me gustaría sentarme para descansar de mi viaje y así usted podrá seguir con la ayuda de los heridos yo permanece en la iglesia – dijo Zafira mostrando una grata sonrisa.

avatar
Zafira

Mensajes : 152
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Localización : Hp:24

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Enea el Vie Dic 27, 2013 3:06 pm

Como en pocos lugares del mundo, la guardia estaba bien entrenada. Leal y servicial, obedeciendo todo lo dictado sin pereza ni locura. Es mas, cordura, lealtad, obediencia. Mejores guardias imposible. Pero ya estaba decidido. El día pasaba sin cambios, y para colmo tenia mas ganas de fiesta y menos de trabajo. ¿matar a un principe?...Era facil si tu existencia desaparece como la niebla, pero ahora que un puñado de guardias sabia de una espada parlante...Cualquier pequeño detalle podria volverse peligroso. y no me apetecia tener que matarles a ellos por saber simplemente de mi.

Entonces a nuestros oidos llego informacion de peleas y heridos. Parecia ser preocupante. Y mas aun la noticia de la muerte de la princesa. Bueno..muerte, herida, desaparecida...tantas versiones y todas apuntaban a que algo malo habia pasado. No..desde luego hoy no era el dia. Si por lo menos esa niña habia muerto, el padre no se merecia morir ese dia. De nuevo volvia a hacer lo que me daba la gana. Un día de estos seguro que algun otro asesino se hacia con mi cabeza.,
-bueno, no sabria decirte si tengo mas autoridad que nadie, ni si te se decir donde vivo. Pero como desees. Se hara el silencio pues.

Era tarde ya, el factor sorpresa no se llevaria a cabo. Seguramente con el lio el principe no estaría en donde estaba previsto. Poco a poco todo empezaba a oscurecer y en poco tiempo aquel soldado o se llevaria un susto o ensartaria mi cabeza con la otra espada. Asi que visto lo visto me prepare para defenderme en caso de problemas y en centrarme para ser humana. Si me convirtiese en dragon ya seria un grave problema.
avatar
Enea

Mensajes : 199
HP : 30
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Hannabi el Vie Dic 27, 2013 3:33 pm

La joven impía comienza su anda hacia la iglesia ayudando a la señora para que la ayuden en ella, en su anda ella evita pasar por los cuerpos tirados en el suelo para que la señora no se asuste al ver la escena de caos ocurrido ni los cuerpos en el suelo, el sentir como la señora se aferraba a mi me dio esperanza para arriesgarme a la iglesia, los guardias estaban en alerta pero no les di importancia – tranquila señora en la iglesia le ayudaran – fueron las palabas de la joven impía hacia la señora.

Al llegar a la puerta de la iglesia sintió algo en ella, algo que por primera vez siente un calor de grandes magnitud en ella todo su cuerpo comenzó a sudar como nunca su vestido ya manchado de sangre estaba empapado de sudor, mi boca la sentía seca demasiado para mi gusto de repente el aie me comenzó a falta me costaba espirar, una rápida mirada hacia la señora que ayudaba para luego mirar al interior de la iglesia, sentía que mi fuerzas comenzaban abandonar mi cuerpo de tal manera comencé a usar mi propia energía para tratar de mantenerme en pie y a duras pena, tratar de hablar – Ayuden… ha.. est…a señora… por favor… esta… her… a – la visión se me nublo por completo, el caer ella al suelo junto con la persona herida fue los que adentro terminaron de ver en la entrada.
avatar
Hannabi

Mensajes : 134
Fecha de inscripción : 24/11/2013
Localización : en un lugar oscuro

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por NPC el Vie Dic 27, 2013 3:33 pm

El miembro 'Hannabi' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado Numérico Random' :

Resultados : 5, 8, 3, 7, 7

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Aleishe el Vie Dic 27, 2013 4:47 pm

Al parecer algo en aquella gente nacio al ser ayudados por aquel sacerdote y por mi. De hecho el hombre que ayude se aferro a mi como si de alguien desesperado se tratase. Era como si hubiera llevado algo increible a aquel lugar. Quizas era esa la esperanza de la que la gente hablaba. ¿acaso aqui estaba llevando esperanza en vez de tristeza?Sonrei emocionada y deje al hombre dentro de la iglesia. Ya no podia hacer mas por el, pero quizas los que los demas estaban haciendo seria suficiente para curarlo. Aveces las heridas podian curarse con fe, mejor que con nada.

Despues de aquello me acerque hacia el sacerdote, pero al parecer había bastante barullo alrededor de la princesa. quizas no fuese el momento de decir nada. Seguramente necesitarian tranquilidad y espacio. Entonces, una mujer entro por la puerta con alguien herido. Pocos segundos despues de pedir ayuda ambas cayeron al suelo. Estaba claro que no era el momento para seguir mi conversación con el sacerdote. Por ello cogi a las dos mujeres en brazos y las deje en unas camas recostadas. No sabia muy bien si despertarían pronto o no, ni sabia que les dolia ni que las pasaba. Asi que decidida decidi llamar la atencion de los demas.
- AYUDAAA.NECESITAMOS AYUDA.RAPIDOOO
Dije con voz alta y decidida. No pensaba dejar solo a nadie.No despues de descubrir como algunas personas miraban con luz en su interior cuando alguien como yo les ayudba. Estaba claro que cualquier criatura existente agradece ser salvada alguna vez. Incluso yo lo habria agradecido...
avatar
Aleishe

Mensajes : 335
Experiencia: : 9
HP : 36
MP : 24
EP : 30
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
6/6  (6/6)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por NPC el Jue Ene 02, 2014 3:40 pm

Con el ocaso de lleno sobre la región la calma va llegando de a poco nuevamente a la región Oeste de Asbru, calma necesaria si no se quiere caer en una situación caótica y violenta que sin duda podría quebrar al pueblo en dos partes si se llegara a suceder dicho escenario. El sacerdote local es quien pone paños fríos al asunto, su gente ayuda mucho en ello. Esa joven llegada ayer al templo sumada a la doncella santa del Puño de Hierro es suficiente como mantener las cosas en calma, aunque incluso ellos no pueden evitar que muchos de los heridos mueran a raíz de las heridas recibidas si pueden ayudar a muchos otros a salvarse, y a muchos más pueden ayudar a darles contención. De ese modo fue que guiaron a la jovencita de cabellos celestes al interior de la iglesia donde estará segura y bien cuidada, aunque claro que tuvo que dejar a su compañero fuera del mismo cosa que ella acepto ordenando a su compañero animal que permanezca en las cercanías de la entrada de dicho recinto lo cual convierte a esa mascota en una especie de perro guardián del templo. Zafira fue bien recibida y ayudada en muchos aspectos por gente mayor a ella y de su misma edad también, incluso las criaturas más pequeñas parecen querer ayudar y acotan las órdenes de los mayores con mucha energía.

-No se preocupe, nosotras cuidaremos de usted- Si bien la híbrida no puede ver puede sentir el tacto ajeno, al parecer de mujer y son varias de ellas las que le limpian la cara y las ropas con mucho cuidado. Le traen agua y algo de comida, junto al trato amable y gentil tratan de hacerle pasar un buen momento a esa hermosa jovencita que capta la atención de los allí presentes. Pero sus esfuerzos fueron en vano, hubo una especia de explosión en la entrada de la iglesia y la gente se asusto perdiendo la calma. Al mirar hacia allí notan a una jovencita con una mujer mayor que ella desplomadas sobre el suelo, las dos heridas de gravedad. Para agravar la situación el ángel signo de paz y seguridad empezó a los gritos haciendo que la paz se perdiera completamente.  La guardia de la princesa Shurelya adopto una posición de cerrojo alrededor de la niña para evitar que lo que sea que ataco tan cercano a ellos no pudiese alcanzarla, mientras algunos pocos valientes se acercaron hacia Hannabi y esa mujer para intentar ayudarlas.  Pero al ver las terribles quemaduras en la impía más de uno se acobardo y retrocedió,  el olor a muerto fue impresionante tanto así que se taparon las bocas y la narices como pudieron y retrocedieron rápidamente de allí dejando a las mujeres allí tiradas cual dos cadáveres a la espera de los cuervos. Solo la ángel tuvo el valor necesario de ayudar a las mujeres, aunque en el estado en que esta Hannabi no hay mucho para hacer, tiene la carne quemada al punto que le sangra la piel, las quemaduras sobre su cuerpo son horribles y el olor a carne quemada junto al de la pestilencia a muerte que ella desprende de su cuerpo hace tener arcadas al ángel que la sujeta lo mejor que puede.
Momentos después se hizo allí presente el sacerdote del lugar ordenando orden y calma, pidiendo a dos soldados que lo ayudaran con la chica que ha sufrido terribles quemaduras sobre el cuerpo. Esas heridas requieren de una mente y un estomago preparado y acostumbrado a ver cosas así, de otra manera ni la mente ni el estomago lo podrá soportar. Con unas mantas cubrieron el cuerpo de la joven para poder sujetarlo y por órdenes del sacerdote llevarla a su habitación donde él mismo se hará cargo de ella.


Fuera de la iglesia en la plaza centrar de esa región el soldado que porta a la dragón en forma de espada en su cintura se unió en la ayuda de la plebe y conversa con sus compañeros para enterarse de todo lo que ha ocurrido allí antes de que este llegara, de esa forma Enea se entera de las noticias recientes que acontecen en ese sitio.  En todo eso se escucho una especie de explosión y el griterío junto al caos nuevamente se hicieron presentes en el lugar, razón por la cual los soldados nuevamente con armas en mano buscan el origen del “ataque” y otros buscan la forma de salvaguardar a la población guiándolos en dirección al castillo del Oeste donde se encuentra lo mejor de la armada de esa pequeña nación.


Se hace la noche en toda Asbru y esta encuentra a la región Oeste sumida en caos y miedo, nadie sabe que está pasando ni que puede ocurrir, todo sucede rápido y cuando menos se lo esperaban sin poder encontrar una explicación a nada de lo que ocurre tanto al territorio como a la propia gente de la región que ahora queda expuesta a las criaturas de la noche que al ocultarse el sol ya no tienen nada que los amenace de forma mortal.
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Invitado el Jue Ene 02, 2014 5:15 pm

Una autentica montaña rusa de emociones y sucesos es lo que acontecía en el templo, un lugar que debería ser el oasis de tranquilidad de la región, no el punto de caos donde el miedo se huele casi mas que la muerte que acontece ahí fuera. La situación había llegado a tal que la temperamental e impaciente exorcista, quien ha llegado solo para cumplir su misión, considera que ya no puede solo actuar como una espectadora, es su deber como cleriga llevar la ayuda del Master donde esta haga falta, y entre todo el lugar hay dos figuras que lucen especialmente necesitadas, las que hace unos momentos entraron por la puerta y se desplomaron a los dos pasos.

-Su eminencia, las heridas de esa chica de ahora.- La joven se acerca al sacerdote pero hace lo posible para no molestarlo mucho estando el tan ocupado, aun así considera que lo que tiene que decir es importante. -Quemaduras de ese tipo las he visto mucho en mi vida y creo tener una idea de donde provienen, permitame ayudarlo con ella, si es necesario yo la cuidare mientras usted se ocupa de los demás asuntos del templo.- Su mirada firme y su semblante terriblemente serio mostraban que ella hablaba en serio, mas la expresión impiadosa que hace poco se dibujaba en su frágil rostro se había borrado.

Si alguien esta acostumbrado a ver gente quemada es ella, como inquisidora es su trabajo el infligir dichas quemaduras, y el olor que normalmente acompaña a estas le es mas familiar que el aroma de una buena comida, por ello no puede dejar pasar a esa chica con heridas tan puntuales. Siguió a los soldados que llevaban a la chica a la habitación y espero a que la pusieran en posición para que descansara. -Yo me encargo, no se preocupen.- Luego de esperar a que los soldados se retiraran fue a buscar la mochila que cargaba de antes de llegar a la región de Asbru y comenzó a rebuscar en su interior, tardándose poco para sacar un par de vendas.

Suspiro un poco antes de comenzar a vendar, la verdad es que ella no conoce mucho sobre procedimientos médicos, de hecho no sabe casi nada, tan solo lo básico para mantenerse a ella misma de pie en medio de una misión, sin embargo lo que la tenia preocupada no era eso, sino que era la muchacha que atendía. -No te pienso quitar el ojo en ningún momento.- le susurro aun cuando esta no estaba despierta, luego se dispuso a tratar sus heridas, aun cuando ella tenia dudas si el tratamiento sea efectivo, pues el origen de las quemaduras parecía ser el lugar mismo, aun así continuo y espero a que la joven se despertara, según ella por tener serias sospechas de ella, aunque en el fondo, muy en el fondo tenia lo suyo de preocupada.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Hannabi el Jue Ene 02, 2014 11:25 pm

(Sueño)
Un camino de tierra, el sentir la mano de alguien además el escuchar un llanto mi llanto verme a mí misma sujetando la mano de una mujer la cual no puedo ver su rostro ya que este se encuentra oscuro ( mama tengo hambre falta mucho por llegar) decía mi parte infantil mientras la mujer seguía su curso si hablar, poco a poco una luces comenzaban a verse ya no escucho mi llanto solo veo a una niña secándose sus lagrimas. Una vez en el pueblo todo era muy llamativo personas moviéndose otras hablando, gritos y bulla mucha bulla es todo lo que se podía ver y escuchar, lo edificios son altos y coloridos dentro de todo eso la pequeña niña no se da cuenta de que la mujer le soltó su pequeña mano y se alejo entre la muchedumbre, la niña a darse cuenta de que estaba sola comenzó a correr por la dirección en la que ella venia ( MAMAAAAAA!!!!) gritaba la pequeña que sin resultados.
(Fin del seño)

La joven Hannabi simplemente permanecía inconsciente donde solo se veía una lágrima salir de sus ojos cerrados donde unas palabras sonaron en ella – mama donde estas – es lo que ella loga decir mientras es atendida.
avatar
Hannabi

Mensajes : 134
Fecha de inscripción : 24/11/2013
Localización : en un lugar oscuro

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Natzume el Vie Ene 03, 2014 12:33 am

La noche llega en esta tierra lejanas y fría un carruaje lo bastante alejado de aquella villa en caos y desolación el cual está cubierto por arboles el cual la cubre de la vista de los curiosos del lugar, dentro del carruaje se encuentra un sarcófago lo bastante elegante de madera de caoba con bodes de oro a su alrededor, el mismo sarcófago se mueve donde la tapa del mismo se abre lentamente dejando a la vista a una joven muchacha de cabellos dorados con un vestido de color negro con rojo, la joven muchacha en apariencia simplemente se estira un poco y sale con delicadeza del sarcófago, a su derecha se encuentra una botella sellada, la muchacha simplemente la destapa y vierte su contenido  rojizo en una copa de cristal y disgusta con tranquilidad de su bebida.

La puerta del carruaje se abre donde se ve a la muchacha bajar con tranquilidad – esta niña no tiene paciencia a lo mejor ya se adelanto – la muchacha simplemente sonríe un poco tras hablarse a ella misma y extiende sus alas para alzar el vuelo con normalidad y dirigirse poco a poco hacia la villa, en su andar un olor tan dulce llega a mi ser gracias al viento del lugar – para que este dulce aroma este en el aire debió de haber una pelea muy seria – dije la muchacha con una expresión seria en su rostro,  la pequeña muchacha apresuro un poco mas su vuelo hasta ver la muralla de la misma.
Spoiler:

Gracias a la noche ella pasa sin problemas por la parte superior de la muralla esquivando la vigilancia de la misma, la pequeña simplemente descendió en una parte desolada  para luego recoger sus alas la cual oculta entre sus ropas para luego tomar su sombrilla y abrirla y comenzar a caminar como si nada pasara entre las calles del lugar hasta llega a la plaza donde ella vio como eran levantados algunos cuerpo sin vida, lo único que le preocupo al ver la escena fue que su hermana no se encontrara entre ese grupo.

_________________



avatar
Natzume

Mensajes : 142
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Localización : En un lugar tranquilo

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Zafira el Vie Ene 03, 2014 5:16 pm

Un trata especial era el que yo estaba recibiendo, el cuidado de las personas del lugar, en cierta forma me sentía bien ya que no podía sentir malos pensamientos de lo que me rodeaban, poco a poco me limpiaron lo mis ropas y a mí lo que me dio un poco de vergüenza, luego escuche las palabas de una de las mujeres que me están limpiando – gracias por todo no sé como agradecerles – dije con vergüenza y la cara colorada, siente de cómo le tae un poco de agua y algo de comida lo que sonríe – gracias – tas agradecer el gesto un olor fétido llego a mi seguido de un gran estruendo, la bulla se apodero de la capilla peo el sacerdote los calmo a todos con su forma de hablar incluso una mujer se le acerco diciendo que también la ayudaría en atenderla.

Mi poco apetito se fue junto con el hedor pero el cual aun me llega, en este momento son cuando no me agrada tener mi olfato mas desarrollado que los demás, instintivamente busco su pañuelo y se cubrió la nariz y parte de la boca, en cierta forma sentía algo de pena al ser dueño de este aroma ya que es un hedor el cual no muchos le guste estar cerca // [b Zafira está bien que fue eso[/b] // los pensamiento de Zeit me izo volver en si // eso no lo sé pero estoy bien no paso nada malo // le hice saber // sigue cerca quieres y ten cuidado de los guardias // la verdad no se que llegue pasar en este lugar con los sucesos de esta tarde.

avatar
Zafira

Mensajes : 152
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Localización : Hp:24

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Kurayami el Sáb Ene 04, 2014 1:30 pm

Tras la llegada a estas tierras me hace sentir en casa aunque desconoce cómo son aquí, todo esto es una locura y un ensueño, aun me suenan las palabras que él me dijo – no confié en nadie eso si es algo nuevo en mi – me dije a mi misma, metí mi mano en mi bolso y saque una foto la cual refleja una niña en el – espero que este bien mi pequeña  – la muchacha con lagrimas en los ojos besa la fotografía y la vuelve a guarda en su bolso, la noche llego mas rápido de lo inesperado ella no pese dinero local y el frio está presente en estas tierras y más en la noche, lo único que recuerda de su mundo es la calefacción o la ropa térmica pero en fin eso no creo que lo tenga aquí.

En su andar por el camino a la distancia se logra ver unas luces lo cual emociona a la muchacha ya que por fin se topa con una comunidad la cual podrá guiarla y también podrá conocer un poco mas de este mundo, la mejor forma es buscando una biblioteca aunque no sé si ellos sean tan sociables en fin el torca no es entrar, una suave sonrisa se le dibujo en su rosto y de cierta forma ella estaba muy relajada, poco a poco podía ver la entrada de la muralla la cual re traía muchos recuerdos y en la entrada hay varios guardias el cual custodian la entrada, ella en su andar hacia la entrada el frio de la noche comenzaba a rendir frutos ya que ella no tiene ropa abrigada está sintiendo los efectos del frio.

Al llegar a la entrada se acerco a uno de los guardias el cual le dio una rápida mirada  para estudiarlo – tenga buenas noches – dije mostrando mi mejor sonrisa – no es mi intención pero puedo buscar refugio esta noche en su comunidad – esto último lo dijo mientras se sobaba los brazos para calentarse un poco, su espada estaba envuelta en mantas y el resto de su equipo estaba escondido dentro de su ropa como un ninja, esta vez solo quiere recopilar información y si por casualidad tienen información sobre esa persona la cual tengo que buscar.

_________________
 photo 5bad8f7d-bcfa-4dad-9c56-540af912e87e_zps7ac13acd.jpg

avatar
Kurayami

Mensajes : 135
HP : 30
MP : 48
EP : 24
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 04, 2014 2:09 pm

El ambiente poco a poco se volvia a calmar; pero los soldados de la princesa ya habian hecho de las suyas al lastimar al pueblo que deseaba ver a su benefactora; pero de seguro el pueblo continua furioso, sediento de venganza y es probable que cualquier cosa que pase ahora en adelante arremeterian en contra de los soldados y la princesa nuevamente; seria la venganza del pueblo en contra del castigo injusto que los guardias les dieron, se levantarian en armas nuevamente para tomar la justicia por sus manos, no solo en contra de la hija de su gobernante, sino que tambien la iglesia y porque no, el castillo tambien. Una revolucion es lo que se necesita, sangre en las calles; el pueblo esta en la orilla del barranco y lo unico que hace falta ahora es solo darles un pequeño empujon para que cayeran y solo hubiera caos.
En ese momento tras haber desaparecido entre las sombras despues de instigar a los agitadores a que continuaran con la trifulca del pueblo; esta vez haria algo aun mas macabro y de seguro culparian a los soldados de todo; el ambiente aun esta caldeado, solo falta encender la mecha para que todo explotase de nuevo. Al igual como desapareci, volvi nuevamente a aparecer; desde un callejon cerca de la fuente principal, cercano a la iglesia; alli, fuera de la vista de todos los que desean fisgonear; en ese entonces lo unico que hice fue liberar una gran nube morada de veneno a gran velocidad desde mi cuerpo; la cual podria matar a cualquiera en segundos, la cual comenzase a desplazarse por todos los rincones del pueblo, infectando y matando a todo lo que estuviera a su paso; con eso seguramente culparian a los soldados de todo eso. Cuando hice mi jugada dejando que la gran nube siguiera creciendo, nuevamente me aparte hacia la oscurdiad para desaparecer en ella.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Aleishe el Dom Ene 05, 2014 8:35 am

Afortunadamente para mi, el haber estado horas antes de charla con un muerto me habia ayudado a soportar aquella pestilencia que salia de la pobre chica. Asi que la deje en una cama esperando que alguien la ayudase. Yo sabia hacer pocas cosas en aquel mundo. Asi que cuando vi que varias personas se acercaban a ella me aleje dejando espacio y me concentre para no acabar montando un espectaculo. entonces me sente en el suelo y apoye la cabeza con la pared intentando aguantar las ganas de vomitar y suspire algo mareada.
-Ya esta...no...no estoy hecha para esto...
Dije mirando como curaban a aquellas personas. Por mi parte mire al sacerdote con curiosidad.¿que debia hacer ahora? ¿que podia hacer?...Quizas adivinar que hacer, pero en aquellos momentos solo tenia en mi cabeza el seguir ordenes, incluso en muchos casos sin pensar en lo pedido.Entonces vi como se llebaban a aquellos heridos a otra sala para curarlos mejor.
avatar
Aleishe

Mensajes : 335
Experiencia: : 9
HP : 36
MP : 24
EP : 30
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
6/6  (6/6)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
5/5  (5/5)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Enea el Dom Ene 05, 2014 11:20 am

El sol empezaba a esconderse y mi momento de trabajar llegaba, pero no. Esta noche no mataria a mi objetivo. Demasiados problemas que zanjar en un momento. La cuestion era como despistar al humano para no ser relacionada con la forma humana. Escuche entonces todo lo que debia saber sobre lo ocurrido allí, al parecer habia serios problemas en aquella zona. En un instante hubo otro gran problema, una explosion, dada en el momento justo para caer al suelo y desenredar mi pelo de donde se encontraba el mango de la espada momentos antes. Claro que entonces todo se torcio y la gente volvio a ponerse nerviosa. aprobechando el griterio y viendo como un grupo de personas era apartado de aquel caos corri detras de ellos, entrando en aquel grupo y siendo llevada por la guardia algo lejos de alli. Para cuando el guardia se diese cuenta de la falta de su espada, con suerte estaria algo lejos.
-Nos atacan, nos atacaaaaan
Grite con aquellos corderos sin rumbo, guiados como un simple rebaño a otra zona de aquella ciudad. "Rebaño...." Entonces como siempre, me empezo a entrar el hambre de todas las noches. Pero habia algo que me picaba a un mas que el hambre. El origen de aquella explosión. Poco a poco me perdi mas entre aquella gente, para finalmente salir por una calle paralela y subirme a un tejado. Una vez alli vi algo en la plaza central algo conocido. Había venido a un lugar para matar a un principe, y me habia encontrado con alguien que pretendia matar a todo el pueblo. Mire a varios lados y comence a estirar los musculos.
-Aver...una nube de gas venenoso...una posible rebelion, heridos y todo el mundo centrado en el mismo lugar...Esto no puede acabar bien...Veamos...¿que podemos hacer?...Huir de la ciudad ahora seria buscarme una mala reputación... prefiero seguir en el anonimato.
Me dije a mi misma mientras calentaba. Despues pense si ayudar a la gente o simplemente huir por algun lugar sin vigilancia, aunque a estas alturas seria dificil. Entonces encontre la respuesta¿que mejor que observar todo para saber con exactitud que hacer? Entonces busque una casa alta, un punto algo lejos de los guardias del castillo para visualizar todo de mejor manera. Sonrei de medio lado y salté hacia otro tejado, ya tenia un posible lugar. quizas cerca del gas, pero me daria tiempo.Luego mire un pequeño papel con la cara de Lans y sonrei.
-Tienes suerte, hoy creo que te vas a librar.
dije mientras guardaba el dibujo y corri veloz hasta estar encima de la plaza central, escondida tras una gargola en una punta alta de la iglesia.
-Veamos que pasa...
Dije poniendome un trozo de tela mojado en la cara, evitando respirar el veneno cuando llegase a tal nivel.
avatar
Enea

Mensajes : 199
HP : 30
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 16/11/2013

Hoja de personaje
CUERPO:
5/5  (5/5)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por NPC el Vie Ene 10, 2014 3:51 pm

Con la noche y entrada de lleno sobre la región de Asbru los miedos y dudas se hacen más fuertes en todos aquellos que se han visto privados de la calurosa y hermosa presencia del majestuoso sol. Una vez sacada de la entrada de la iglesia las dos mujeres que se hubieran desmayado allí fueron cada cual llevadas a diferentes habitaciones de la iglesia permitiendo a los feligreses limpiar el sitio y comenzar a ordenarlo un poco mejor. Lo que no pueden borrar de allí tan fácilmente es el fatídico olor que ha quedado allí a carne quemada y mezclado con el de la basura putrefacta que se puede estancar y quedar en un sitio por semanas lo cual altera un poco los ánimos del sagrado recinto.
La Hermana Florian se acerca al sacerdote y presta su ayuda de forma personal y directa al sacerdote quien ha pedido a los soldados que llevasen a la chica quemada a su propia habitación pidiendo a los hombres que se retiren una vez la acomodan sobre su propia cama quedando allí solo Florian y el sacerdote junto a la jovencita que parece que fuera a morir en cualquier momento debido a las graves heridas de la que es víctima su cuerpo.

-Las conozco jovencita tan bien como tú, créeme, de seguro una inquisidora del sagrado Imperio sabe reconocer las diferencias entre cosas quemadas y gente quemada. Tomate tu tiempo en lo que voy a decirte. Mueve la cama y debajo de la misma tras correr la alfombra encontraras unas baldosas flojas, unas cuentas, lo suficiente como para que puedas acceder a un sub suelo varios metros por debajo de este recinto. Usa las antorchas, prepara primero el camino antes de bajar llevándote a esta cosa contigo. Átala de pies y manos, amordázala, inmovilízala por completo, ya abajo sabrás que hacer...Iré a por ti en cuanto la situación se calme al menos un poco antes de que el pánico sea algo profundo y permanente- Una orden bastante clara, una de mantener a la mujer oculta y en pos de prisionera peligrosa digna de tener en un calabozo sin que se tenga noticias de ella, un buen trabajo para una inquisidora como Florian.
En lo que respeta a la joven hibrida ella se encuentra bien, aunque rodeada de todo el caos reinante que parece que esa noche no tendrá fin.


Pero allí en la zona central de Oeste de Asbru no hay paz para nadie, siempre habrá algo o alguien que se encargue de ello y ahora se los dejaran en claro. La ángel apenas puede evitar vomitar, el malestar en su cuerpo se cobra lo suya en su persona y hasta le hace dudar sobre la fortaleza de su voluntad.  Ve como llegan heridos los cuales por las heridas que portan posiblemente sobrevivan a ellas aunque deban pasar un buen tiempo en recuperación, incluso algunos de ellos portaran secuelas por culpa de las mismas pero será eso en la mayoría de los casos mejor que morir. Y morir es lo que hacen muchos otros en la cercanía de la iglesia, alrededor de la plaza un demonio disfrazado de cordero  la cual mezclándose entre la multitud comienza a liberar el mortal veneno que corre por su cuerpo haciendo que las personas a su alrededor comiencen a toser con fuerza en un principio empeorando a los pocos minutos de haber entrado en contacto con dicha sustancia perdiendo el sentido los más débiles de ellos y muriendo tiempo después desfallecidos sobre las calles y veredas del lugar. Algunos lograron visualizar lo que creen ellos que es la fuente del nefasto veneno y comienzan a correr al grito de “demonio” y de “bruja” mientras los soldados que estaban en la iglesia se centran en Shurelya y apenas unos pocos de ellos se acercan a la entrada del recinto para ver hacia fuera del mismo y tratar así de enterarse de que rayos está sucediendo ahora allí en la plaza principal. Claro que eso la expone más de lo que ella piensa, tras el ataque a la princesa y lo sucedido con la impía las nervios están crispados y los ojos están bien abiertos por más de un lugar y allí con toda esa gente no se sabe exactamente quien mira y desde donde. Entre gritos de ataque y demases los soldados comienzan a hacer su trabajo guiando a la población hacia un lugar seguro tratando de mantener el control de la situación, tarea muy difícil ya que son pocos y hasta ellos están algo asustados al no entender el que está pasando, el porqué, como se lleva a cabo todo allí con tanta facilidad como si la protección de la ciudad ni siquiera existiese lo cual les pone mucha presión y les baja la moral por el piso. Una mujer en particular es la que dio la voz de alerta antes de emprender la fuga de dicho lugar, la dragona escapa de allí mezclándose con la población de la villa mientras que la vampira recién llegada se encuentra ahora con todo ese caos de frente que la atrapa  y parece arrollarla desde todos lados y direcciones sin parar.
La dragona por su lado una vez habiéndose perdido entre la población y ocultado y movido entre callejones y tejados opto por dejar de lado su objetivo principal el cual es asesinar al príncipe del Oeste y se centro mas en averiguar qué clase de veneno es aquel que está matando a los civiles de Asbru. Gracias a sus conocimientos sobre venenos puede saber que es un veneno que no tiene efectos secundarios más que el de dañar y matar, uno bastante fuerte, aunque lo peor de ese veneno es que es un veneno no común, no es algo natural, es un veneno ejercido de forma sobrenatural o mágica, por lo que es más difícil de resistir y de remover para el cuerpo. Lo mejor para ella es salir de allí rápidamente, el veneno al parecer no necesita ser solamente inhalado para matar, posiblemente ingiriéndose o con el mero contacto físico con dicha sustancia es suficiente como para ser víctima del mismo.


El único lugar donde parece haber algo de paz son en los controles de entrada de la ciudad, allí se mantienen firmes y atentos a lo que pudiera acontecer, pero de ninguna manera dejaran su guardia, suceda lo que suceda permanecerán en sus puestos a menos que sus superiores indiquen lo contrario. La Ancient Blood recién llegada al mundo de Pain Killer al que fue enviada para salvaguardar su vida se encuentra en un lugar complicado para sobrevivir, y eso que ella aun desconoce que ese territorio está a punto de entrar en guerra, y esos lugares así nunca son buenos para vivir y menos siendo una recién llegada que no conoce de nada ni el mundo ni la cultura donde se encuentra ahora. Al llegar a la ciudad nota a los guardias fuertemente armados, pero esa no es una razón para temer por lo que la joven de la Vieja Sangre llega hasta ellos y tras saludar hace su petición de forma amable. Claro que la etiqueta no es lo suyo, su mera presencia pone inquieto a los demás, y no es ella la más social del mundo, por lo que sumadas ambas falencias hacen que los soldados la miren muy mal y la reciban prácticamente como a un enemigo más.

-No hay más lugar en el pueblo para nadie, así que deberá probar en otro lugar. Tal vez más al sur puedan darle refugio-Se lo dicen de mala gana, lisa y llanamente echándola de ese lugar sin mucho más para decir. Y eso que es de noche y no han visto a su sombra moverse, ni conocen su secreto siniestro ni su mala fama, porque sino la hubieran saludado de un ballestazo en el pecho.

Y asi comenzó la noche en el Oeste de Asbru, sin paz para nadie, posiblemente ni para los propios muertos.
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Natzume el Vie Ene 10, 2014 11:07 pm

La pequeña vampira simplemente se quedo pasmada por un momento viendo la escena donde eran levantados cuerpos sin vida de la plaza y sus alrededores, ella comenzó a caminar hasta que comenzó a escuchar gritos lo cual comenzó a avistar por los alrededores de donde se encontraba, al mismo tiempo noto que una muchedumbre se abalanzaba sobre ella el cual con gran dificultad logro seguir el ritmo de la ola de personas la cual corrían sin sentido alguno escapando con algunos golpes o pisotones al que no siente la pequeña vampira, tras correr junto con la muchedumbre logro llegar a un árbol el cual a duras pena logro escalar – pero qué demonios está pasando en este lugar – fueron las palabras de la vampira que veía más cuerpos y una extraña neblina moverse lentamente, instintivamente ella logra subir hasta la parte más alta del árbol para tener una mayor visibilidad del lugar y también una forma de escapar volando de lo que esta pasando.

_________________



avatar
Natzume

Mensajes : 142
HP : 24
MP : 24
EP : 24
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Localización : En un lugar tranquilo

Hoja de personaje
CUERPO:
4/4  (4/4)
MENTE:
4/4  (4/4)
ESPÍRITU:
4/4  (4/4)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por NPC el Vie Ene 10, 2014 11:07 pm

El miembro 'Natzume' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado Numérico Random' :

Resultados : 9, 9

_________________
avatar
NPC
Admin

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La paz antes de la tormenta

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.