Pain Killer Es una obra en la cual gente lleva muchísimos años jugando. Basado en un mundo fantástico medieval con un toque épico ha sido el entretenimiento de muchas personas durante mucho tiempo.

►Administradores◄
Setsuna Shinomori
AdministradorPerfilMP
Risty Keikodi
Diseñadora PerfilMP

►Moderadores◄
Natzume
ModeradoraPerfilMP

Últimos temas
» Angeles y demonios. (Priv: Anael)
Jue Sep 28, 2017 5:18 pm por Anael Mercy

» Historias pasadas, canciones futuras. +18
Miér Jul 26, 2017 1:26 am por Kakita Harusame

» Un día largo (+18)
Lun Jul 24, 2017 4:45 pm por Risty Keikodi

» La celebracion tras la reunion. El futuro de ambas tierras.
Mar Jul 18, 2017 4:49 pm por Henshury

» El Ocaso del Viajero
Mar Jul 18, 2017 10:41 am por Shurelya Tartare

» Sangre y sombras.
Lun Jul 17, 2017 12:50 am por Zaebos de cordoba

» Dudas varias
Miér Jul 12, 2017 10:18 pm por Vzlaer De Girtia

» Angel y demonio segunda parte. El reencuentro (priv Girtia)
Vie Jun 23, 2017 6:22 am por Aleishe

» Oscuridad y 7 estrellas
Vie Jun 16, 2017 6:16 pm por Enea



El ultimo cosmos Crear foro Bleach: Shadow Of Seireitei City of Horror Photobucket Fairy tales return Fairy Tail Chronicles Crear foro Crear foro Crear 1111112030W0H96511 Fairy Tail Chronicles INB

Licencia Creative Commons
Pain Killer por Decision de sus creadores está bajo una licencia de protección de Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. El diseño del foro es obra del Staff, y las imagenes proceden de Internet sin fines comerciales. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://pkenlared.foroargentina.net/.

La paz del ultimo descanso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 02, 2013 1:56 am

Spoiler:

Tiene su gracia, no todo en la vida de un clérigo es andar por ahí dando la bendición del todopoderoso creador a los feligreses, a veces hay que ensuciarse las manos con tareas menos "puras" pero de igual importancia para la iglesia y la sociedad en general. Tales tareas comúnmente tienen que ver con el trato de los difuntos, las personas que ha sido elegidas por el juicio divino para abandonar su vida física, y así  poder vivir al lado del Master en eterna gracia...claro, eso si no fueron a parar al infierno, o quizás a algunas de las tantas formas de no-vida.

Esa noche en especial brilla la luna llena, como una gigantesca luciérnaga adornando el cielo lleno de estrellas que de lejos parecen clavos de brillante plata, debajo de ese romántico cielo se encuentra una gran acumulación de lapidas, tumbas y mausoleos, formando un intrincado laberinto de caminos y cruces llenos completamente por una espesa niebla, la cual es difícilmente diferenciable de un venenoso misma por lo muerta que se ve. Se dice que el día anterior, el sacerdote de esa sección del pueblo había sucumbido, después de dos largos meses, a una virulenta y devastadora enfermedad, asunto bastante sucio la verdad.

Murió solo, sin amigos ni familiares que reclamaran el cuerpo, el era una persona longeva, que había sobrevivido a toda su familia cercana y conocidos, hijos nunca tuvo, y el resto de su sangre se encontraba muy lejos de ese lugar, una distancia demasiado grande para asistir a los últimos alientos de un pariente lejano. Sin embargo la comunidad no iba a dejar que su cuerpo se quedase así como si nada, al menos querían verlo dentro de un cajón, seis metros bajo tierra descansando tranquilamente como lo tenia merecido un buen pastor, y así fue como la llamaron a ella. La verdad si tenia gracia, puesto que de todos los miembros de la iglesia de los alrededores, la hermana Florian era la que estaba mas cerca de esa ubicación.

-Sin nadie que asista a tu entierro...apesta ser tu, ojala puedas reencontrarte con tus amigos en el cielo hermano.- Palabras con pesar y broma son las que pronuncia la única persona que se encarga del ultimo rito funerario del sacerdote. En aquella noche donde los cuervos se comunican ruidosamente entre ellos, la monja que también ostenta el titulo de Inquisidora comienza a palear para terminar de echar tierra sobre el cajón de madera que ahora yace al fondo del agujero cavado hace unas horas. La única luz sobre los dos es la que proporciona un viejo farol a gas, que ilumina intermitentemente la zona donde Florian trabaja y un poco mas, aunque de todas formas al ser el único signo de vida en la extensión del cementerio naturalmente se puede ver desde lejos aun en la espesa niebla.

La verdad es que ella no siente que sea su trabajo ocuparse de tales cosas, pero mientras la iglesia central del reino no designe un nuevo clérigo para esa capilla, ella tendría que quedarse a hacer las labores ahí, dos, tres días o algo así. Aunque sus misiones suelen ser mas especiales, la noche presente ella no se queja, por naturaleza propia ella se lleva bien con los cementerios, puesto que la muerte es el negocio que la santa iglesia le ha relevado y de cierta forma, es lo único que ella considera a donde pertenece. Así ella sigue y sigue paleando, bajo el siniestro amparo nocturno, sin esperanzas que nada fuera de lo común vaya a ocurrir esa noche.


Última edición por Florian Vakarian el Jue Nov 28, 2013 12:19 am, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 02, 2013 4:06 pm

Muchas cosas que hacer, tantas acciones que realizar y tan poco tiempo; aunque para mi el tiempo es algo que realmente no importa, solo los mortales pasan por esa dificl etapa y en el final de sus muchas, muchas veces vienen a parar aqui, a este cementerio. Es en este punto donde algunas luces iluminan la noche; solo algunos puedan verlas, para otros pasan sin pena ni gloria, ya que para ellos son invisibles; son las almas de aquellos que partieron, almas con las cuales se pueden utilizar para algo mas, cosa que yo se para que y conozco tambien a la persona que puede utilizarlas.
Entre la neblina pude observar a alguien en el lugar, un sepulturero que hacia su trabajo al estar enterrando los cadaveres de otros; pero a medida que me acerco silenciosamente hasta donde se encuentra, siempre siendo cubierta por la neblina ademas de la enorme piel de oso blanco que porto; que no deja ver nada de mi cuerpo, solamente pate de mi rostro; ocultando mi cabello y mis ojos. Escuche las palabras de la joven, las ultimas probablemente para esa alma que acababa de morir, pero parecia mas bien lamentaciones de alguien que probablemente deseaba aspirar a mas; como una cleriga como ella debia estar destinada a estos trabajos menores habiendo una vacante de mayor jerarquia. - ¿Como es que alguien como tu que tendria que aspirar a mas tiene que rebajarse a realizar esta clase de trabajos ?. Habiendo una vacante de clerigo deberias ser tu la que tome ese puesto en lugar de estar paleando la tierra de aquellos que ya han partido.- Fueron mis palabras en ese momento cuando finalmente decidi salir de entre la neblina; solamente viendome cubierta por la enorme piel de animal blanco que porto; no pudiendose identificar ni siquiera que soy, solo pudiendose escuchar mi voz.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Lun Nov 04, 2013 12:47 am



Le era algo extraño pensar que algún día ella misma estaría dentro de uno de esos cajones, descendiendo a las entrañas de la tierra siendo enterrada por un desconocido, mientras el resto de la sociedad se olvida de su existencia como si su legado en el mundo fuera borrado de las paginas de la historia, al fin y al cabo la única prueba de su existencia era ella misma. Los miembros de la Orden de la Cruz Carmesí debían aceptar convertirse en fantasmas antes de adoptar el titulo de inquisidor, después de todo locos como ellos son algo que la iglesia no quiere tener como imagen publica, pero por Florian ello estaba bien...la recompensa se gozaba de mano del Master, no de los humanos.

Las noches como estas son buenas para el pensamiento introspectivo, pues la muerte es una realidad para todos los seres, incluidos los llamados inmortales, y ella ha sido testigo, o mejor dicho participe, de la muerte de aquellos que se atreven a ignorar la orden divina de ya no respirar. Todo eso y un poco mas piensa ella mientras palea enérgicamente, pero en medio de la niebla una presencia aparece detrás suyo, y con una suave voz le habla tranquilamente. Como no era de esperarse visitas en un lugar como tal la voz extraña hace que la sangre de Florian se congele, a la vez que un pequeño escalofrío recorre su espina, pero eso solo desencadena que su fracturada mente pierda estabilidad, dado que un mal presentimiento llena su interior.

-Rebajarme? no, esto lo hago de forma voluntaria...hay algo en los muertos que me agrada, primero, no dicen idioteces, pues ellos no dicen nada...y segundo, están muertos y lo aceptan, no como otra clase de difuntos que conozco muy bien.- Mientras habla sigue paleando, y el esfuerzo se escucha en su voz...pero también lo hace la firmeza e ironía de sus palabras, su desprecio a los no-muertos es altísimo y nunca duda en dejarlo notar. Voltea ella a ver a su visitante, pero poco puede discernir de una figura pesadamente cubierta en pieles escondida con la fría niebla. Florian suspira un poco a la vez que deja de mover la pala y la clava en el suelo, mientras aun sostiene el mango de esta. -murió sin ninguna familia o conocidos que reclamaran su cuerpo, yo no dudo que se encuentre en mejor lugar ahora, y eso es lo que importa, pero...sigue siendo triste.

Hace una corta pausa con los ojos cerrados y vuelve a abrirlos al poco tiempo, sin embargo esta vez su semblante había cambiado completamente, dejando ver en su cara una expresión ligeramente maníaca, levantando una sonrisa que muestra sus dientes, a la vez que el habito de monja que lleva en la cabeza ensombrece su mirada. Ríe un poco después de alejado la vista de la mujer ahí presente. -No es irónico? sin importar donde, cuando o como nazcas...siempre acabaras igual, podrías intentar escapar de ello, pero solo lo retrasarías unos años, quizás décadas y si tienes suerte hasta siglos, pero algún día la muerte nos alcanza a todos, tal es el deseo del Creador.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 09, 2013 6:02 pm

Por la respuesta que la cleriga dice creo que no conoce bien a los muertos; seguramente ella solo los ha visto de esta forma, solo cadaveres pudriendose en la tierra; en cambio yo se que son mas que eso, son almas, barro y huesos mesclados para nuevamente volverlos a traer a la vida, teniendo en su cabeza todos los recuerdos que solian poseer, incluso el momento mismo de su muerte. - Veo que solo los conoces en este estado... te falta mucho por ver niña.- Segui observando como continuo paleando en aquel momento sin tomar un descanso mas que solo para conversarme. - Dudo mucho que exista un mejor lugar que el que esta dejando ahora; aunque quizas sea mas peligroso morir en estos dias.- Fue lo que respondi sabiendo perfectamente que podria pasar con el alma de este recien difunto si es que lograra encontrarse con alguien que conozco a la perfeccion y su alma logra ser atrapada. Sus palabras de como retrazar o burlar la muerte parecian que mostraban conocimiento de como conocia la manera de retrazar la muerte; aunque yo soy algo distinto, yo pase a ver vida de la muerte; como aquella sacerdotiza en su momento de agonia, en sus ultimos segundos quizo vender su alma para poder quizas conseguir una segunda oportunidad; aunque en lugar de eso al ser devorada por esa gran cantidad de monstruos, en lugar de ganar una nueva oportunidad dieron nacimiento al demonio mas poderoso de todos, a aquel que quizas aquella cleriga no sabe que tiene frente a sus ojos; alque demonio que oculta su verdadera identidad debajo de la piel de oso que la cubre y que pareciera quizas ser una miserable mendiga. - Si hablas de un metodo para burlar a la muerte es porque probablemente los conozcas o desees adquirir uno de ellos, mas que eso yo se de algo que sucedio con una persona que deseo burlar a la muerte; aunque probablemente tu estes deseando algo mas que solamente estar paleando cadaveres... probablemente desees estar en el puesto del clerigo mayor.-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Miér Nov 13, 2013 6:53 pm

Eran bastante intrigantes las respuestas de la misteriosa visitante, pues su tono de voz era sereno aun hablando de tales cosas como los difuntos. -solo conoceros en este estado? tal vez, aun soy algo joven pero no es como si me entusiasmase la idea de ver a los muertos en otro lugar que no fuera un cementerio- Respondió regresando a un estado mas calmado, luego de eso tomo la pala y la puso de lado, siendo que ya casi estaba llena la fosa del féretro, así que ya no quedaba mucho trabajo, se quito el sudor de la frente con una mano y continuo hablando. -Si...conozco de primera mano esos métodos, aunque no lo creas habemos muchos clérigos que metemos las narices en lugares raros, aunque burlarla nosotros mismo? eso seria como burlar al mismísimo creador, y tal cosa es inaudita. Yo aun tengo mucha vida por delante, tan solo tengo 21 años, así que de momento no me preocupo por morir, y aunque estuviera mas vieja no quisiera convertirme en un cadáver que reniega la autoridad del Master.- Dijo ella tomando siempre dando la espalda a la misteriosa mujer de facciones aun desconocidas.

La noche seguía avanzando, y entre las dos apareció una fuerte corriente de viento que murió tan rápido como nació, helando aun mas el lúgubre ambiente. Luego la mujer ataviada en pieles comenzó a mencionar cosas que llamaron la atención de la joven cleriga, cosas relacionadas al poder y cargos de la jerarquía eclesiástica. -no podría pedir mejor cargo que el que tengo en estos momentos...veras, yo nos soy de esas monjas que ayudan en la misa, yo soy mas para el...llamemoslo trabajo de campo. Hizo una pausa meditando lo que iba a decir a la vez que se miraba las manos, esas manos bajo las cuales han muerto decenas de vampiros y demonios. -yo soy una exorcista, yo misma entierro a los muertos, sean estos activos o no, así que el puesto de clérigo mayor es algo demasiado aburrido para mi-. Eso ultimo era bastante cierto, Florian era una mujer de acción, y el trabajo de mando era algo que no mezclaba bien con ella. -sin embargo...hablas como si tuvieras algo en mente, sera algo relacionado con esta persona que dices que deseo burlar a la muerte?- Mantuvo la mirada afilada y esta vez si la dirigió a la visitante, haciendo lo humanamente posible por intentar ver a través del velo de misterio que la rodeaba.

off rol:
perdón por la tardanza u.u

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Vie Nov 22, 2013 10:32 pm

Las ultimas palabras que escuche de la cleriga es que al parecer pensaba que algo tenia en mente con aquel cadaver que ella estaba enterrando; a pesar de que yo misma nunca alcance la muerte, ya que soy la concentracion de cientos de monstruos y demonios que se apoderaron del cuerpo de una humana para asi dame nacimiento a mi, una criatura que esta por encima de toda criatura mortal que existe; por encima de humanos, elfos, dragones e hibridos.
- Lo dices por el; pues no... no tengo ningun interes en aquel pedazo de cadaver que entierras; los vivos son mucho mas interesantes que los muertos en realidad.- Fue lo que le respondi, el cadaver que enterraba ela no me importaba para absolutamente nada, mas bien la unica que podria interesarme en algun aspecto es aquella clerigo, era lo que realmente aqui ahora valia la pena. Ella en este caso podria ser manipulada por mi, aunque si se da cuenta de mi naturaleza, dudo que realmente pueda exorcisarme, ya que al poseer cuna gran cantidad de demonios en mi cuerpo, seria practicamente imposible ese trabajo al poseer en mi cuerpo una gran cantidad de maldad, la cual excede por mucho a los demonios comun y corrientes. - Si haces trabajo de campo y ademas eres una exorsista, pues puedo contarte de un demonio que te sera casi imposible exorsizar, ya que es una gran concentracion de demonios y monstruos dentro de un mismo cuerpo.- Le comente en aquel momento esperando saber como es que ella reaccionaria y seguramente preguntaria de quien se trata.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 23, 2013 12:42 am

Mientras el par de mujeres continuaban su singular platica en medio del desolado panteón lleno de neblina la luna continua alumbrando siniestramente en la cima del cielo, haciendo compañía a sus hermanas estrellas que alumbran como joyas el firmamento. Sin embargo allá abajo en la tierra todo es oscuridad, y la poca luz que ilumina las facciones de las dos chicas es la que a duras penas se ha filtrado en medio del espesor de la niebla. En medio de la platica se revelan interesantes detalles sobre la personalidad de la misteriosa visitante, así mismo como sus intereses personales que, aunque puedan sonar algo obvios, pueden bien ocultar mucho de lo que las palabras transmiten a primera vista, y es algo que la joven monja encuentra curioso. -los vivos? algo muy interesante has dicho...yo por mi cuenta no encuentro mucho interés en ellos, muy terrenales para mi, sabes? yo por eso paso mas tiempo leyendo las santas escrituras o también de cacería. Los vivos siempre estamos muy ocupados pensando en que guerra empezar y a quien causarle desdicha para poder aumentar nuestro ego...me es difícil simpatizar con eso.

Su voz estaba algo apagada al decir eso, con una cara que podría decirse que era de decepción, pero lo que decía era cierto, muy en su interior estaba resentida con la mayoría de seres sobre la faz del mundo, y esto era a causa de la avaricia que tan arraigada esta en el corazón de hombres y mujeres, un espacio donde el Master no esta presente para la inquisidora no es mas que una aberración, blanco y negro es lo único que ella logra distinguir. Luego de eso la cleriga toma asiento en la lapida de la tumba que ella misma acaba de cavar, con los brazos cruzados de forma confiada y con la vista baja dando privacidad a la extraña mujer que se viste con pieles. -Un demonio imposible de exorcizar?- pregunta ella dedicando una mirada de reojo, manejando un tono monótono que finge indiferencia, cuando en realidad eso del demonio le resultaba sumamente interesante.

-Normalmente eso es un trabajo para gran grupo de exorcistas profesionales, seguro que uno solo no duraría ni 2 minutos, pero como podrás ver estamos algo cortos de personal en estos lados del reino, puesto que nunca fue una zona excepcionalmente peligrosa.- La caza demonios hace un corta pausa para tomar un poco de aire y de paso mirar al cielo que pende sereno y estático sobre las dos. -Sin embargo no es un trabajo imposible. No se si lo sepas, pero la iglesia tiene reglas muy puntuales para tal tipo de situación, "si no puedes exorcizarlo...eliminalo", y en ese caso el trabajo recae en un grupo de exorcistas muy singulares...los inquisidores", las espadas que portan el castigo del Master, aquellos que no predican su santa palabra, sino que actúan como agentes de su voluntad en la tierra. Pero es natural que el actuar de estos clérigos tan peligrosos sea desconocido ante el publico en general, obviamente la Iglesia no querría que la gente supiera de un grupo de sacerdotes, monjas y obispos capaces de reducir a un grupo de vampiros a solo cenizas con solo mirarlos.-

Ahora la joven vuelve a enfocar la vista de lleno sobre su visitante, con una expresión mas relajada que hace unos momentos. -Pero vale, no debería yo de hablar tanto de estas cosas, este es el tipo de asunto que unos pocos conocemos, así que ahora que te lo dije deberás prometerme que no le dirás a nadie mas, que sea nuestro pequeño secreto.- Puso un dedo sobre sus labios, haciendo una mueca de "sshh" para asegurarse que la mujer guardara el silencio ante tales asuntos. -pero...ahora que te conté algo tu deberás hacer lo mismo, cuéntame mas sobre este demonio...quien es? donde esta? de que es capaz? si has venido a pedir los servicios de la Iglesia pues has hecho bien, puede que un inquisidor se encargue del asunto a la brevedad.- Concluyo de forma relajada, como si no estuviese consciente del peligro que emana la mujer envuelta en pieles.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 23, 2013 10:30 pm

Cuanto informacion comenzo a proporcionarme la cleriga sin siquiera habersela pedido, quizas su ingenuidad le hizo que no supiera realmente quien tiene en frente y que comenzara a contar con tanta confianza lo que realmente ella hace y lo que tambien puede hacer el grupo al cual ella trabaja; pero eso sera realmente util y podre usarlo a mi favor cuando llegue el momento, pero ahora con lo ultimo que dice, sobre ese intercambio de informacion, yo podria utilizarla a ella para poder eliminar a una molestia que se intercepto en mi camino al interrumpir una "reunion" con unos ladrones para que ellos pudieran hacer algo a mi favor; pero ahora ella seria quien haria eso, colocando a la que seria su victima en mi lugar. La descripcion que puse en primera instancia fue la de como yo, la poderosa Saphira habia sido creada, pero ahora podria hacer que los inquisidores dieran muerte sin que ellos lo supieran a una de tantas molestias. 
- A la que buscas la podras reconocer por la capa roja que utiliza; dice ser siempre inocente de los cargos que se le acusan pero yo he visto las atrosidades de la que es capaz. Yo la vi cuando en la noche ayudo a algunos ladrones, pero unicamente para poder usarlos a favor en contra de un complot contra Lans Tartare.- En ese minuto guarde silencio, esperando que los inquisidores puedan hacer realmente su trabajo y se deshagan de alguien que realmente no ha hecho nada de lo que yo le he dicho a ella, sino que mas bien ambas serian manipuladas por mi sin que se dieran cuenta de ello, hasta que ya la tarea estuviera realizada. - Su nombre es Fenix o algo asi, y lo que puede hacer realmente lo desconozco; pero su maldad llega a niveles que nadie se puede imaginar. Tampoco se su edad pero de lo que si se es que ella nacio de una gran acumulacion de demonios y monstruos, por eso es imposible de exorsizar; imagino que sera un buen desafio para los inquisidores.- Sonrei en ese momento, sabiendo que si uso a los inquisidores a mi favor, me desharia de la chica de la capa roja, terminaria manipulando a ambas facciones a mi favor, a la primera lo haria destrozando su confianza con Lans Tartare y a la otra la utilizaria para poder eliminarla.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Jue Nov 28, 2013 2:23 am

Mientras la luna continuaba su constante avance a través del cielo nocturno, la enterradora y la misteriosa visitante comenzaban a entrar en detalle sobre algunas cosas que claramente no se podrían mencionar en publico. La cleriga había mencionado a los inquisidores en medio de la platica, aunque claro que no hizo mención a la orden a la cual ella pertenecía, la orden secreta que absolutamente nadie podía llegar a conocer, el brazo izquierdo de la iglesia conformado por los inquisidores, ejecutores y exorcistas mas peligrosos que el Master podría poner a su servicio. Bajo esta afirmación se puede confirmar que alguien como Florian estaría mas que dispuesta a dar caza a este sucio demonio que mancha con su maldad la tierra del creador, ese es su deber y razón de ser, y mas aun si alguien llega a pedírselo expresamente.

-Lans Tartare? te refieres al líder del oeste de Asbru, no? Como era de esperarse de esos sucios demonios...nunca capaces de dar la frente en un combate, solo se la pasan armando veneno desde las sombras...me enferma.- Su voz se mostraba un poco alterada, y su expresión se dejaba poseer por la ira a momentos, pero aun no perdía el control. -Aunque debo decir que los del tipo astuto son los mas peligrosos, el hecho que haya pasado todo este tiempo evadiendo sospechas es notable. La inquisidora es cauta, y no se permitirá el lujo de ser engañada como el resto de personas que menciona la misteriosa mujer.

Poco después, siguiendo un corto silencio, la extraña visitante revela el resto de la información vital que ayudara a la monja con su trabajo de cacería. -Fenix? pues, si suena a demonio.- Dijo ella poniéndose un dedo en el labio, mostrándose serena y pensativa aunque incrédula ante la ironía de su apelativo. Luego ella añadió mas palabras, acompañándolas con una sonrisa de confianza, dándole a entender a la mujer que no debe preocuparse mas.-ja! no subestimes a los inquisidores, un solo demonio es trabajo para uno solo de ellos y nada mas, no importa que tan fuerte sea este, el brazo armado del Altisimo es suficiente para estrangularlo hasta arrancarle la cabeza si este no regresa al lugar de donde vino...no te preocupes, les informare sobre este demonio para que manden a alguien a "purificarlo", si sabes a lo que me refiero.

Ya era un secreto a voces que la joven pertenecía a dicho grupo de cazadores de la Iglesia, pero eso no es algo que se le diga directamente a personas que te salgan a medianoche en medio de un cementerio, aun así era inevitable sentirse en cierto confort con sus palabras, pues con su oratoria cada una sonaba totalmente legitima, por ende la joven cazadora se trago de buenas a primeras todo lo que le decían. -Pero ya que estamos...cuales son estas atrocidades de las que hablas? y como llegaste a presenciarlas? ser testigo de las maldades de un demonio y vivir para contarlo es toda una proeza, todos los que he conocido son muy metódicos con eso de "eliminar evidencias", ninguno querría tener a los exorcistas y ejecutores detrás de ellos.- La pregunta era simple, y de hecho inocente pues no era mas que simple curiosidad, pero de paso daba a mostrar que estaba atenta a todo lo que escuchaba, pues una cacería de demonios no es nada para tomarse a la ligera, mas aun cuando este es tan fuerte como se dice.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Jue Dic 05, 2013 9:45 pm

Por lo visto todo va marchando sobre ruedas; la chica no aguanto saber que clase de atrocidades son las que ha hecho la persona que inteligentemente hice pasar por mi; en realidad lo que le contaria a la religiosa seria una de las tantas cosas que he hecho colocando a la encapuchada tomando mi lugar. - Si lo deseas saber, pues estas viendo a la unica sobreviviente que logro escapar de ella; aunque cargo con las consecuencias de ello. Destruyo por completo pueblos y villas a donde llegaba su mano; ningun humano sobrevive a su paso. Yo me visto de esta manera porque termine con heridas en todo mi cuerpo que terminaron por deformar mi cuerpo y mi rostro, por lo que por eso mismo me muestro asi ante muchos.- Quizas con eso le darian a ella mas ganas de poder atraparla y eliminarla, sirviendo de paso para eliminar a un obstaculo que estorba. Dejar que otros se ensucien las manos y hagan el trabajo por mi es lo que yo se hacer; pero era lo mejor, asi no deberia mostrar mis verdaderos poderes aun; mantener unicamente mi perfil bajo y solo mostrarme como una victima mas, sin ninguna clase de habilidad o fuerza; solo una humana comun.
- ¿Como seria posible a un demonio el cual es la concentracion de cientos de ellos en un solo cuerpo ?; se podria purificar tanta maldad concentrada en un solo cuerpo, eso parece imposible. Aun asi por ahi dicen que el lugar donde nacio aquel demonio, en el suelo no crece absolutamente nada, la tierra se mantiene desnuda y ademas se puede sentir una gran presencia maligna a pesar del tiempo que ya ha pasado.- Le narre un poco mas de informacion teniendo la esperanza de que con eso ella podria darme mas de que poder hablar y a la vez recopilar, viendo que confia demasiado en mi persona por la clase de cosas que ella dice, asi sera mejor; aunque en realidad lo que estoy hablando es acerca de mi, solo que estoy colocando a la molestia que quiero deshacerme en mi lugar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 07, 2013 12:33 pm

La cleriga solo queda viendo, examinando y recopilando cada trozo de información que le es entregado, todo ello mientras no mueve ni una ceja, su rostro se muestra mas inmóvil que la luna encima de las dos...lo que esta haciendo es pensando como tal cosa pudo pasar bajo sus narices, como un demonio de tal categoría podría esconderse de las miradas vigilantes de la santa iglesia. En eso la mirada perdida de la exorcista es jalada de vuelta a la realidad por cierta cuestión que acaba de decir la misteriosa mujer, y con ello tampoco puede evitar lanzarse una carcajada, una un poco fuera de control, no es la que sueltas cuando te cuentan un chiste de taberna.

-jajaja! perdón chiquilla si los términos que usamos te resultan confusos.- La tranquilidad que fácil vino fácil volvió a escapar del esmeralda de sus orbes que comenzaban a abrirse mas y mas a medida que hablaba. -Pero cuando decimos "purificar" nos referimos a eliminar, nos referimos a llenar su hereje cuerpo de pólvora, detonarlo y bailar bajo la lluvia de sus restos, nos referimos a cortarlo en mil pedazos y luego quemar esos pedazos para con las cenizas abonar el jardín de donde nacerá la nueva vida!-

Ahora su expresión se hallaba nuevamente sumida en un tono maníaco, dejándose llevar por repentinos e inesperados cambios de humor, producto de aquellas locuras por las que ha pasado y las que van a pasar, toda un alma quemada en el odio que le tiene a los herejes. -Y una vez el brazo del Master nos sostenga como sus cuchillos, vamos a dejar que haga su voluntad con nosotros, vamos a dejar que nos use para erradicar aquello que no puede ser salvado ni "purificado" pues si he nacido de una tempestad sin nombre, que así sea! que si he nacido para asir el arma del odio ciego pero amoroso, que así sea! si he nacido para ser la bayoneta que decapitara al demonio legión, que así sea!!!

Ahora, esa voz quebrada por la locura se había escuchado a lo largo y ancho del cementerio, lo suficientemente aterradora como para espantar a los cuervos que descansaban en las ramas de los arboles muertos. La joven estaba de pie, tensa, con los brazos levantados al cielo en señal de su fanatismo, pero al ver la expresión de la visitante decidió bajarlos, retrocediendo y poco y ocupando la lapida del hombre que acaba de enterrar a modo de asiento, luego entrelaza los dedos de las manos, descansando los antebrazos en las rodillas, su mirada estaba baja, melancólica, sin siquiera volver a ver a la mujer, nada que ver con la de hace unos momentos. -Dices que eres la única sobreviviente de un incidente con este demonio, no es así? dime...te gustaría escuchar una historia?-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La paz del ultimo descanso

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.